Tema 07: DON DE SABIDURÍA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu (1 Corintios 12.8).

“Sabiduría para el mundo desde el trono de Dios”

PRINCIPIOS
1- DONES PARA EDIFICAR. Nuestro Señor Jesucristo ha entregado dones a los hombres para edificar y servir a la Iglesia y ha enviado a su Espíritu a continuar su obra de salvación, sanidad, liberación y restauración de toda la humanidad. Conocer los dones no asegura una mejor operación y mayores frutos. Muchos mantienen su don escondido porque no lo han activado, y otros han ido al extremo de ser sensacionalistas en el uso del don y han causado problemas en el cuerpo de Cristo a tal forma que algunos prefieren estar lejos de los dones espirituales y permanecer solamente en la salvación.

Cuando el pueblo de Dios salió de Egipto, podemos ver dos etapas claras:
1). La Iglesia del desierto; la Iglesia del desierto es una Iglesia conformista, solo vive del milagro del maná y de quejarse con Dios para recibir pequeños milagros.
2). La Iglesia de Canaán: la Iglesia de Cannán representa la que conquista, que avanza con poder arrebatando la tierra prometida a sus enemigos. La Iglesia de Cannán opera en los dones, escucha la voz de Dios, baja los diseños celestiales, la mano del Señor les dirige y sus logros son poderosos y sorprendentes.

2- SABIDURÍA PARA ENTREGAR AL MUNDO. El don de sabiduría es uno de los nueve dones de gracia que el Espíritu Santo imparte sobre los hijos de Dios. En realidad no estamos tratando con la sabiduría humana, sino con información celestial la que desciende del cielo para tomar las decisiones más adecuadas. Respecto a los dones espirituales, afirmamos que el Espíritu Santo los empleó para llevar a cabo sus trabajos en la tierra.
Los deberes del Espíritu son:
– Guiar a toda verdad;
– Confirmar la verdad divina
– Organizar, preparar, edificar la Iglesia para toda buena obra.

3- TRES CATEGORÍAS. Los dones sobrenaturales se pueden dividir en tres categorías que corresponden a los tres trabajos principales del Espíritu. Clasificando los dones según el propósito de cada uno simplifica la presentación del tema y a la vez nos ayuda a comprender con facilidad cómo y por qué el Espíritu los usó.
Algunos hermanos recibieron este don de poder hablar palabras de sabiduría. No estamos seguros pero es posible que el Espíritu mismo tuviese un propósito especial cuando empezó la lista de los dones con éste. Una cosa sabemos bien y es que la sabiduría es muy importante para la vida cristiana y para las labores en el reino de Dios.

4- DEFINICIÓN. ¿Qué es sabiduría? No es ciencia, o sea, conocimiento, sino la capacidad para juzgar bien, para hacer buenas decisiones. Sí somos sabios sabremos distinguir entre lo malo y lo bueno. Podremos desarrollarnos en el reino de Dios sin cometer graves errores. Mucho hemos oído hablar de la sabiduría de Salomón como una percepción de la bondad de Dios para el ser humano. Sabemos que lo recibido por Salomón no vino a causa de los excelentes estudios o la capacitación humana que este gran hombre pudo lograr, sino la impartición gloriosa de Dios para su vida.

El diccionario de la lengua española define el término de esta manera:

  1. Conjunto de conocimientos amplios y profundos que se adquieren mediante el estudio o la experiencia.
  2. Facultad de las personas para actuar con sensatez, prudencia o acierto.
  3. Cualidad de sabio.

La sabiduría viene de dos modos: 1) Es un regalo de Dios, por la impartición del Espíritu Santo; 2) Una búsqueda activa por medio del conocimiento de la Palabra de Dios.

APLICACIÓN
¡Un regalo de Dios al mundo! El punto de partida de la sabiduría es Dios y su Palabra revelada, la fuente del conocimiento y la inteligencia. En ese sentido, la sabiduría es SU regalo para nosotros. Pero únicamente se la otorga a quien con sinceridad la busca.
La sabiduría de Dios está escondida de los rebeldes y necios, exige un esfuerzo para encontrarla y usarla. La senda hacia la sabiduría es difícil. Cuando estamos en ella, descubrimos que la verdadera sabiduría es la de Dios y que Él nos guiará y recompensará nuestra búsqueda sincera y persistente.

Dios nos da sabiduría para que caminemos en victoria y demos testimonio de la gracia divina impartida sobre sus hijos. Esto traerá la evidencia de la existencia no de un ser supremo inalcanzable, sino de un Dios cercano para los que le buscan.

La sabiduría surge de un proceso de crecimiento constante.
Primero, debemos confiar y honrar a Dios. Segundo, debemos darnos cuenta de que la Biblia nos revela la sabiduría de Dios. Tercero, debemos tomar una serie de buenas decisiones para toda la vida y evitar peligros morales. Cuarto, al tomar decisiones erróneas o pecaminosas, debemos aprender de nuestros errores y recuperarnos.

DECLARACIÓN DE FE
Trabajaré fuertemente para ser impartido de la sabiduría en todos sentidos, me esforzaré a escuchar el corazón del Padre para ser testimonio fiel de su verdad inconmovible. Amén!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, ayúdame a bajar del cielo la información necesaria para convertirme en una persona sabia que ayude a los demás a ser grandes en esta tierra. Quiero ser un digno representante del cielo en la tierra con la sabiduría de Dios de una manera tangible en todos mis actos. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él (Juan 1.32 ).

“El Padre es Rey, el Hijo es Rey, el Espíritu Santo es Rey”

PRINCIPIOS
1- Así como el Padre da dones y el Hijo da dones, el Espíritu Santo proporciona una serie de regalos que trae la manifestación visible de su poder. Cuando el apóstol Pablo escribió a los Efesios les dijo: No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu (Efesios 5.18), estaba dejando en claro que no debemos poner como objetivo llenarnos de las cosas terrenales en lo cual hay desenfreno, más bien sean llenos del poder de Dios, sean llenos de sabiduría, sean llenos de las herramientas que vienen del cielo.

Hace la comparación del vino, debido a la cultura de la satisfacción a través de perder la conciencia y actuar completamente en la carne. Los dones son dados por Dios para edificación, consolación, dirección y manifestación del poder del Reino de los Cielos. Nunca para presumir, o aparentar algo que no es.

2- La palabra “don” significa, regalo, dádiva, presente. Son regalos de Dios a cada uno de los creyentes. Pero muchos se preguntaran ¿Para que quiero o para que me sirven los dones? En 1 Corintios 12.7 dice: Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho, lo que nos deja claro que la manifestación del Espíritu no es para un provecho personal, sino más bien para el provecho de los demás, o sea de la Iglesia.

En 1 Corintios 10.24 dice que ninguno busque su propio bien sino el del otro. Hay que tener claro que una cosa son los dones para ministrar el poder de Dios y otro los ministerios para edificar la iglesia, como el de apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro. Estos fueron constituidos por Jesucristo. Y estos llamados ministeriales son para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, y edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12-13).

3- Los dones que el Espíritu Santo imparte, ministran o imparten su poder para los santos, desde el momento que somos salvos recibimos dones y son manifestados en la medida que vamos creciendo espiritualmente. Estamos viviendo estos días, que el profeta Joel profetizó: Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones (Joel 2.28). por eso es necesario que cada creyente, entienda, comprenda, viva y camine sobre esa promesa dada por Dios. Ya que los dones que el Espíritu imparte deben ser operados por los hijos de Dios, por eso es necesario aprender de ellos de una manera sistemática.

4- No solo debemos conocer los dones sino que los debemos procurarlos, es decir, preocuparnos en tenerlos. No debemos ignorarlos, sino procurarlos y también anhelarlos (1 Corintios 12.1). Al momento de que recibimos estos dones del Espíritu nos convertimos en responsables de operarlos de una manera correcta. Una de nuestras responsabilidades básicas es mantenerlos avivados en nosotros mismos y ministrarlos a los demás para dar buenas cuentas a Dios (1 Pedro 4.10). Tan importante son los dones que el apóstol Pablo se preocupaba por darlos a conocer a sus discípulos de Roma (Romanos 1.11).

5- Regularmente conocemos los dones del Espíritu Santo en tres categorías. 1) De inspiración vocal, 2) Revelación, 3) Poder.
* Los dones de INSPIRACIÓN VOCAL se manifiestan cuando Dios habla sobrenaturalmente a los creyentes. Diversos géneros de lenguas, interpretación de lenguas y profecía, por medio de ellos escuchamos y transferimos lo que Dios está hablando.
* Los dones de REVELACIÓN, Dios está revelando por medio de ciencia o sabiduría para situaciones particulares. Discernimiento de espíritus, palabra de ciencia y palabra de sabiduría, por medio de los cuales recibimos información directamente del cielo.
* A través de los dones de PODER, Dios esta liberando su gloria para producir señales sobrenaturales. Los dones de poder son la expresión misma de la gloria de Dios: Don de fe, don de sanidades y don de milagros.

APLICACIÓN
Los dones del Espíritu Santo son el complemento de los dones del Padre y del Hijo, en total, nuestro Creador nos entrega 21 dones, que mezclados nos da la operación de una gran variedad de manifestaciones espirituales donde el Señor se “expresa” o “manifiesta” a sí mismo por medio de nosotros, que somos vasijas de barro dispuestas a ser usadas en sus manos.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy en las manos de mi Señor, he sido diseñado para hacer cosas grandes y poderosas en este mundo, me tomo hoy mismo de la mano del Espíritu para ser impartido de dones y usado por y para la gloria de mi Dios. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso y buen Padre celestial, estoy muy contento de conocer los dones que el Espíritu Santo me imparte, ahora mismo me dispongo para ser lleno de tu gracia, me esforzaré en ser sabio y entendido de como usarlos para bendecir a otras personas, daré la gloria solamente a ti de todo lo que haga. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 19: DON DE REPARTIR
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundancia en buenas obras y en limosnas que hizo (Hechos 9.36).

“Este don debe ser ejercido con liberalidad, sin ostentación ni vanagloria”

PRINCIPIOS
1- Repartir (gr. Metadidomi). Es la capacidad que da Dios de despojarse de lo propio para sembrar en la vida de otros, específicamente con generosidad para suplir la necesidad de algún creyente, familia o Iglesia, así como para que se pueda llevar a cabo la obra del Señor. Su significado esencial es dar con un espíritu de generosidad. Entonces José, a quien los apóstoles pusieron por sobrenombre Bernabé (le traducido, Hijo de consolación), levita, natural de Chipre, como tenía una heredad, la venta y el viaje y el precio y lo pusieron a los pies de los apóstoles (Hechos 4.36 –37). Desde un punto de vista técnico se refieren a aquellos que demuestran recursos a quienes no tienen los. Los puntos de medios financieros para apoyar la obra del evangelio. Este don debe ser ejercido con liberalidad, sin ostentación ni vanagloria.

2- igualmente, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; que en gran prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concedió el privilegio de participar en este servicio para los santos (1 Corintios 8.2-5). Vemos en este pasaje como las iglesias de Macedonia abundaron en riquezas de generosidad ya que especificó más allá de lo que humanamente afectado, de hecho, ellos rogaron al apóstol para que les concedió el privilegio de participar en el servicio de dar.

3- Dar es un privilegio. Vemos en el pasaje que el dar se traduce como privilegio. Dios prepara el corazón de las personas que son activadas en el don de dar, para poder considerar el servicio de dar como un privilegio. Aquí entra la gracia de Dios impartida en personas con el amor suficiente para despojarse a sí mismo e impartir lo que tiene a lo demás. Jesús le da un gran valor a despojarse para otros, de hecho es imprescindible para operar en el reino. En Lucas 18 Jesús habla de un joven rico que deseaba heredar la vida eterna, que se traduce en entrar en el reino de Dios. Jesús exhorta a este joven rico a vender sus pertenencias y dar el dinero a los pobres.

4- Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundancia en buenas obras y en limosnas que hizo (Hechos 9.36). Esta hermana Tabita abundaba en buenas obras, incluso en las finanzas bendecía de tal manera que el pueblo se dio cuenta de lo que hizo. No solo podemos ejercitar el don de repartir con finanzas, sino con un esfuerzo físico en beneficio de otras personas. La palabra repartir significa dar, o ser dadivoso. De hecho el dar no necesita definición. Todos comprendemos su significado. Sin embargo, es necesario definir el don de repartir.

5- El dar se asocia con los negocios de Dios. Cuando practicamos el dar, tendremos una gran cantidad de recursos para hacer negocios en el reino, la palabra de Dios dice: Dad, y se os da; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir (Lucas 6.38). Cuando somos generosos en el dar estaremos preparando nuestras vidas para recibir. De esta manera podremos estar negociando en el reino del Padre para dar buenos frutos en las comisiones que recibimos. 

APLICACIÓN
Pensemos en este don y pidámosle a Dios que sea activado en nosotros.
* El don de repartir puede desarrollar al seguir el ejemplo de otros. Sino que a sí mismos se recibieron [los macedonios] primero al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios (2 Corintios 8.5).
* El don de dar es importante para la vida del creyente. Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en nuestro amor para nosotros, abundad también en esta gracia (2Corintios 8.7).
* El don desde el punto de vista de dadivosidad fue ilustrado perfectamente por el Señor Jesucristo mismo. Por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que ustedes con su pobreza fueron enriquecidos (2 Corintios 8.9).
* *La práctica del don con alegría trae como recompensa el amor de Dios. Porque Dios ama al dador alegre (2Corintios 9: 7).
* Se nos asegura que nuestras necesidades serán suplidas. Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente (2 Corintios 9.8).

DECLARACIÓN DE FE
Recibí el poder de Dios para hacer riqueza con liberalidad, me comprometo a ser un buen administrador de la riqueza que Dios pone en mis manos, seré dadivoso, comprometido con el reino de acuerdo a lo que el Padre me enseña en su palabra . ¡¡Amén!!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Padre de gloria, estoy maravillado de tu gracia sobre mi vida, estoy cada día sorprendido de tu inmenso amor y tu cobertura cada día. Voy a esforzarme para ser sabio y entendido en la operación del don de repartir. Ayúdame para hacer de la manera que sea correcta y que te glorifiquen solo a ti. ¡¡Amén!!

Con amor … Dr. José Félix !!

Leave a reply

Tema 03: DIOS EN NOSOTROS
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria (Colosenses 1.27).

“Dios se manifiesta al mundo a través de nosotros”

PRINCIPIOS

1- Manifestar a Dios por medio de los dones espirituales es toda una responsabilidad. Por ejemplo, el Señor pone a nuestro lado a las personas con el don de misericordia para ayudarnos, son los que nos sostienen en los momentos más difíciles, siempre tienen una palabra de ánimo y consuelo o nos apoyan con alguna necesidad, cuando pareciera que nadie está ahí para auxiliarnos a salir adelante.

Son los que atienden al Cuerpo de Cristo en situaciones difíciles como cuando estamos enfermos y nos visitan en un hospital o en su defecto a otros en la cárcel. Son los que lo dan todo para que otros sean bendecidos. Disponen su corazón y todos sus recursos a favor del prójimo y no escatiman ningún esfuerzo para servir, en cualquier momento que se les requiera, ahí están. Gracias a Dios por sus vidas, sin sus dones de servicio el pueblo de Dios enfrentaría mayores problemas y aflicciones.

2- Todos necesitamos a un Pablo (padre espiritual) y a un Bernabé (amigo) en nuestras vidas, el padre edifica, nos dirige al cumplimiento del propósito, nos cuida espiritualmente, y el Bernabé, nos sostiene, anima y consuela. Los dones del Padre son necesarios en la Iglesia de hoy porque:

* Mientras existan creyentes deben existir los dones para atenderles. Las credenciales de los hijos de Dios es la operación de los dones en nuestras vidas. Recordemos que los dones son otorgados por el Padre a fin de servir a los demás.

* Mientras que existan personas a ser salvas, los dones tienen que operar. Los dones que el Padre otorga es con el fin de servir a las personas que han de ser salvas. Cuando atendemos a los enfermos, a los presos, es como si Dios mismo lo estuviera haciendo, de esta manera muchas personas pueden conocer a Cristo por el servicio de los creyentes a los no-creyentes.

* Mientras que la Iglesia esté en la tierra, necesita ser administrada. Los dones del Padre son para administrar la Iglesia, por esto los dones de presidir, enseñar, hacer misericordia, de tal manera que el Cuerpo de Cristo camina en poder en el momento que estos dones son operados por los hijos de Dios.

3- ¡Servir a otros genera recompensa! Todo lo que sembramos, cosecharemos, el que siembra escasamente también segará escasamente. Dios tiene la recompensa del que sirve con todo lo que Él nos ha dado a los santos. Dios dará la gratificación en la medida de nuestra honestidad en el trabajo. En el servicio para el Señor este tipo de creyentes son indispensables para el éxito en el trabajo de los ministerios. Estos colaboradores de Pablo le allanaban el camino (quitaban muchos obstáculos) para que el evangelio avanzara a toda Asia.

No escatimaban esfuerzos a favor del reino colaborando en el ministerio apostólico de Pablo. Sin la disposición para servir con todos los dones de gracia del Señor, el trabajo ministerial se complicaría enormemente. Por ejemplo en la Iglesia de Jerusalén se hizo necesario nombrar diáconos para apoyar el trabajo espiritual, organizacional y administrativo de ese tiempo que requería que los apóstoles no se distrajeran de su labor principal, la oración y la palabra.

APLICACIÓN
En la Iglesia de hoy no hay diferencia, el trabajo se ha multiplicado y los ministros necesitan las manos de apoyo a sus ministerios a través de los dones de gracia de todo el cuerpo de Cristo a fin de que la Iglesia sea edificada y la gran comisión cumplida hasta alcanzar a todas las naciones. Es interesante darnos cuenta que en el servicio no hay jerarquías sino responsabilidades. Sin embargo, la misma responsabilidad del oficio genera honor y respeto para los hombres y mujeres que han sido hallados dignos del reino por el trabajo que realizan.

DECLARACIÓN DE FE
Soy lleno del Espíritu Santo, recibo la activación de los dones del Padre, decido operar en ellos para servir a los que me rodean, soy libre para servir con todo mi corazón para los planes de mi Señor y Dios. Amen!!

ORACIÓN
Dios eterno, buen Padre celestial, que privilegio es ser tu hijo y serte útil en tu reino. Estoy emocionado de saber que puedo dejar una huella en este mundo para que la gente sepa que tú nos amas y deseas salvarnos. Gracias por permitirme operar en tus dones. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 02: SIETE DONES
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría ( Romanos 12.6-8).

“Siete dones para servir a los santos”

PRINCIPIOS
1- Los siete dones del Padre están reflejados en Romanos 12.6-8, cada uno de ellos nos imparte la capacidad de servir a los santos de una manera poderosa y sobrenatural.
* Profecía
* Servicio
* Enseñanza
* Exhortación
* Dar
* Presidir
* Misericordia

Estos dones dotan al creyente para el servicio práctico, Dios les da la capacidad y el poder para brindar ayuda a otros y resolver asuntos que pudiesen parecer sencillos, pero requieren de ofrendar amor, tiempo, esfuerzo, habilidades y en ocasiones también economía.

2- Jack W. Hayford en su libro la serie de publicaciones “Vida en el Reino” en el “Estudio de Romanos” escribe: Básicamente, en este pasaje se sostienen dos interpretaciones concernientes a los dones. Una de ellas sostiene que esta serie de dones indica dones creacionales, es decir, «inclinaciones inherentes a cada persona, según las cualidades que les concedió el Creador desde su nacimiento».

Si la consideramos de esta forma, esta lista de dones es diferente a las listas que aparecen en otras partes del Nuevo Testamento. Los dones mencionados en Romanos provienen del Padre y constituyen «nuestras cualidades innatas en la vida y en el servicio a Dios», mientras que la lista de dones de Efesios 4 emana del Hijo y describe cargos eclesiásticos, y la lista de dones de 1Corintios 12 procede del Espíritu y describe las capacidades que nos han sido dadas con poder para «edificar la Iglesia y evangelizar el mundo».

3- La segunda interpretación considera los dones mencionados en Romanos «como una repetición o complemento de muchos otros mencionados en 1 Corintios 12.12–29 o Efesios 4.11».  Representaré ambas posiciones en las definiciones que siguen, colocando la interpretación de los dones de creación en primer lugar.

Profecía (v. 6): Ya sea (1) la habilidad de aquellos que se les «permite ver la vida desde una perspectiva profética especial, independientemente de la función pública que desempeñen o del uso especial que haga de ellos el Espíritu para proclamar abiertamente una profecía»; o (2) «a la manifestación de una profecía hecha pública diciendo algo que Dios haya puesto en su mente (1Corintios 12.10)».

Servicio (v. 7): Ya sea (1) la habilidad de aquellos «cuyos dones especiales los capacita mejor para atender al cuerpo [de Cristo] en sus necesidades materiales», o (2) «a aquellos que prestan cualquier tipo de servicio a los demás en la Iglesia».

Enseña (v. 7): Ya sea (1) el don de «aquellos especialmente dotados para escudriñar e instruir en la verdad revelada de la Palabra de Dios, independientemente de la función pública que ejerzan», o (2) «como a los maestros profesionales (Efesios 4.11 )».

Exhorta (v. 8): Ya sea (1) la habilidad de «aquellas personas cuyos dones innatos los califican para aplicar las verdades de Dios a situaciones particulares alentando a otros» o (2) «a aquellos (como los ministros) que han sido llamados para dedicarse por completo a la atención de la Iglesia».

Reparte (v. 8): Ya sea (1) «quienes están dotados para contribuir al sostén emocional o material de otros», o (2) «a los dotados de abundantes medios financieros para apoyar la obra del evangelio».

Preside (v. 8): Ya sea (1) «quien está dotado para orientar en todas las esferas de la vida», o (2) «a aquellos que tienen a su cargo funciones administrativas (1Corintios 12.28)».

El que hace misericordia (v. 8): Define tanto a (1) «quienes poseen el don de una fuerte sensibilidad», o (2) «a aquellos llamados a desempeñar funciones especiales en organismos cristianos de asistencia y ayuda».

APLICACIÓN
Cada creyente tiene al menos uno de estos dones de gracia y no excluye el ejercicio de cualquier otro don conforme se presente la necesidad. A través de estos dones los creyentes edifican al cuerpo de Cristo y les expresan el amor de Dios. Estos dones nos capacitan para ser mejores creyentes y expresar el amor de Dios por medio de servir a los demás y representar adecuadamente al Creador en este mundo.

DECLARACIÓN DE FE
Dispongo mi corazón para recibir la impartición del Espíritu Santo, recibo ahora mismo su poder y activación de los dones que necesito para desarrollar mi función en este mundo. Amen!!

ORACIÓN
Maravilloso Señor, amoroso Padre de gloria, estoy feliz de pensar que puedo ser usado como una vasija de honra para bendecir a otras personas en tu bendito nombre. Necesito tu ayuda, que no me sueltes de mi mano, anhelo caminar en una unción poderosa para servir a los demás de manera eficiente y glorificarte como te mereces. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply