No more items. Only one item for this archive.

Tema 10: DON DE CIENCIA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén (1Timoteo 6.20–21).

“La CIENCIA es la información que recibimos del cielo para tomar las decisiones correctas”

PRINCIPIOS
1- ¿QUÉ ES CIENCIA? El diccionario de la lengua española define ciencia como: Rama del saber humano constituida por el conjunto de conocimientos objetivos y verificables sobre una materia determinada que son obtenidos mediante la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y causas y la formulación y verificación de hipótesis y se caracteriza, además, por la utilización de una metodología adecuada para el objeto de estudio y la sistematización de los conocimientos. La palabra de ciencia o conocimiento es una revelación sobrenatural por el Espíritu Santo de ciertos hechos, presentes o pasados, sobre una persona o situación. Vendrá como un pensamiento, una palabra, un nombre, un sentimiento, una impresión, una visión o como una información interna.

2- INFORMACIÓN DEL CIELO. Dios permite que conozcamos alguna información de algún asunto en particular. Por lo general, con esta porción de información podemos armar un cuadro más grande y tomar las decisiones más adecuadas. La palabra de ciencia o conocimiento no es la que se acumula por los años que hemos estudiado un tema determinado. Inclusive, Dios puede darle una palabra de ciencia a alguien que ni siquiera sabe leer ni escribir, o no tiene conocimiento alguno de alguna situación específica. Esta palabra secreta viene no por el estudio sistemático de la Biblia, sino por la gracia y el favor de Dios en momentos especiales. Por otro lado, es importante entender que tampoco necesitamos entrar en un trance espiritual para tener acceso a la información del cielo.

3- TIPO DE CONOCIMIENTO. En el camino nos encontraremos con cuatro tipos de conocimiento. 1) Del espíritu humano; 2) De espíritus inmundos; 3) Del mundo (mercadotecnia); 4) Del Espíritu Santo. La información del espíritu humano se adquiere a través de la enseñanza de la vida. Aquí entra la capacitación del espíritu humano por medio de la enseñanza en las escuelas. El entrenamiento práctico del día con día que es enseñado por los padres y personas con quienes tenemos contacto.

De hecho, de todo lo que aprendemos en el camino hay muchas cosas que nos permiten madurar, crecer como personas. Sin embargo por más conocimiento que se tenga para ser más preparados e inteligentes no nos asegura que vamos a tener una vida espiritual poderosa. Por el contrario, mucha de esa información es contraría a la fe verdadera.

4- ¡CUIDADO CON LA INFORMACIÓN! El apóstol Pablo apercibe a su hijo espiritual Timoteo para que cuide de la información que recibe, que inclusive, le llama cosas vanas, además de los cuidados de la falsa ciencia. Por supuesto que esta información humana puede desviarnos de la fe verdadera. ¡La razón es enemiga de la fe! Cuando ponemos como prioridad la mente y no la fe. Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén (1 Timoteo 6.20–21).

5- UNA GRAN VERDAD. ¿Que quiso decir Job cuando declaró?: En los ancianos está la ciencia, y en la larga edad la inteligencia (Job 12.12). Job vive de acuerdo con las verdades que conoce sobre Dios, el mundo y sí mismo. Se acerca a Dios humilde y sinceramente, negándose a culparlo de cualquier error o adversidad de que sea víctima por el conocimiento que tiene de Él. Por tanto, está en condiciones de enfrentar y soportar el sufrimiento, en el conocimiento (ciencia) de que la mano amorosa de Dios prevalecerá al final. También conoce que aun cuando busquemos vivir rectamente, nuestra rectitud no puede ganarnos el favor de Dios: ¡La gracia es un regalo, no una concesión! ¡Job reconoció la ciencia (conocimiento) y la diferenció de la inteligencia!

APLICACIÓN
Alimentar nuestro espíritu es una responsabilidad, tener conocimiento de lo que nos rodea es sano y nos enriquece, sin embargo, debemos tener cuidado de que esta información no nos convierta en personas manejadas por la razón o el análisis humanista de las cosas. Esta falsa ciencia que declara el apóstol puede, en algún momento, retirarnos de la fe verdadera.

DECLARACIÓN DE FE
Seré humilde para aprender y sabio para manejar la información que recibo del cielo por medio del don de ciencia. Estoy comprometido con el reino y daré lo mejor de mí para ver la gloria manifiesta del Señor en todo lo que emprenda. Amén!!

ORACIÓN
Padre amado, hermoso y maravilloso Dios, estoy en tus benditas manos, sé que no soy el mejor en muchas cosas pero anhelo servir en el reino y ser útil en tus planes, por favor imparte sobre mi vida el don de ciencia, que pueda operar la habilidad de este don para servir con diligencia a los demás. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply