Tema 17: AUTORIDAD Y RESPONSABILIDAD
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos (Apocalipsis 11.15).
Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo (Efesios 1.22-23).

“La autoridad que el Padre nos imparte conlleva la responsabilidad de un rey”

PRINCIPIOS
1- El reino del cual formamos parte es tan poderoso que no debemos temer a ninguna potencial oposición. Los hombres y mujeres del reino dicen: Que vengan esos problemas, y avanzaremos por encima de ellos. Nuestro reino no huye y no se retira; nuestro reino permanece firme, avanza y arrolla. Jesús conquistó en la cruz del Calvario esa autoridad que nos delega como reyes del reino. Jesús dice: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id… (Mateo 28.18-29). Jesús reconoce que toda la autoridad que ha logrado por la victoria sobre las tinieblas las puede impartir sobre los ciudadanos del reino para ejercerla en el llamado que hemos recibido.

2- La muerte de Jesús en la cruz fue realmente un medio para un fin. El Calvario se convirtió en una fuente de limpieza y restauración. Todo aquel que tomara de esta fuente, sería limpiado de la inmundicia de vivir bajo los sistemas o reinos de este mundo. Esta purificación los prepararía para recibir el poder del Espíritu Santo para tener dominio como Jesús lo hizo en su caminar en este mundo. Luego de que su obra estuvo consumada, Jesús se les apareció a sus discípulos y les dejó su comisión: ¡La paz sea con ustedes! Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes (Juan 20:21). Luego de anunciarles su tarea, sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo (Ver. 22).

3- Con el proceso de limpieza completado y ahora llenos del poder del Espíritu Santo, los discípulos estaban listos para avanzar como sus embajadores, llevando su reino a todo el mundo. Ser reyes en el reino conlleva una gran responsabilidad. El Padre ha dispuesto un ejército sin igual, no somos esclavos, no tenemos mente de esclavos, tenemos los recursos de un rey para actuar como rey. Ese privilegio es impresionante, Jesús dijo que haríamos las cosas que él hizo en la Tierra, y aún mayores. Estamos para cumplir con las encomiendas de Dios para nuestras vidas y para este planeta. ¡Somos comisionados a establecer!

4- Ser un embajador de Cristo es un privilegio maravilloso, pero también implica tremendas responsabilidades, por ejemplo:

  • Hablar las palabras del Rey
  • Ocuparse solo de los intereses del Rey
  • Hablar solo en nombre de su gobierno
  • Mantener la conexión y comunicación con el Rey
  • Llevar a cabo las políticas establecidas por el Rey

Aunque nuestro llamado a ser embajadores del rey del universo parece ser abrumador, la presión de esa responsabilidad es aliviada de algún modo una vez que nos damos cuenta de que solamente tenemos que preocupamos por hablar las palabras de nuestro Rey. Jesús siguió esa dirección sin excepciones, lo cual es la razón por la que fue tan exitoso en su ministerio terrenal. Él afirmó: Cuando hayan levantado al Hijo del hombre, sabrán ustedes que yo soy, y que no hago nada por mi propia cuenta, sino que hablo conforme a lo que el Padre me ha enseñado (Juan 8:28); “Mi Padre aun hoy está trabajando, y yo también trabajo. Ciertamente les aseguro que el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace, porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo (Juan 5:17,19).

APLICACIÓN
Como embajadores de Cristo, deberíamos preocupamos tan solo por los intereses de nuestro Rey. Todo lo que decimos o hacemos debe reflejar su deseo y propósito. Nuestra opinión personal no cuenta. En el mundo de la diplomacia, un embajador nunca expresa su opinión. Es absolutamente impropio que exprese su opinión personal, mientras actúa en su investidura oficial como representante y vocero de su gobierno. Un embajador que traspasa la línea y entra al territorio de lo personal, pone en peligro la reputación de su nación y posiblemente su seguridad, y se expone a una posible censura y retirada.

Un embajador que entiende su rol tan solo comunicará la posición de su gobierno, independientemente de su punto de vista. No es distinto en el reino de Dios. Como embajadores de nuestro Rey, nuestra opinión no es importante. La única opinión que importa es la del Rey. A menudo los creyentes nos metemos en problemas porque estamos demasiado acostumbrados a dar nuestra opinión personal en lugar de ver lo que el Rey dice y acabamos presentando nuestros pensamientos e ideas como si fueran sus opiniones, y por lo tanto, creamos confusión en la Iglesia y en el mundo.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy decido convertirme en el rey que mi Padre esta pensando que debo de ser. A partir de hoy estaré atento en escuchar su voz y hacer lo que él me esta demandando. Voy a convertirme en un rey con la autoridad y la responsabilidad que conlleva. Sé que Dios esta conmigo para lograrlo. Amén!

ORACIÓN
Dios eterno, Padre maravilloso, estoy listo para obedecer tus instrucciones, quiero cumplir el llamado que me has hecho para gobernar en este mundo. Nada me puede detener en mi destino porque sé que estás conmigo para lograrlo, ayúdame con sabiduría para lograr todo lo que me has dicho que haga. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 29: PRIVILEGIO Y RESPONSABILIDAD
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron (Hechos 13.2-3).

“Charisma es el amor del Padre para sus hijos”

PRINCIPIOS
1- EQUIPAMIENTO NECESARIO. El término griego Charisma denota todo don que emana del amor (charis) de Dios para el hombre, la gracia Divina manifestada con el equipamiento necesario para convertirnos en la misma imagen de Dios en la tierra. Estamos hablando de la gracia divina conferida a cada miembro del cuerpo de Cristo para desarrollar el propósito que se le ha encomendado durante su vida en la tierra, para lo cual cada uno tiene su propio Charisma.

Estos dones extraordinarios impartidos por el Espíritu Santo fueron predichos por el Profeta Joel y prometido por Cristo en los escritos del doctor Lucas en el libro de los Hechos. Según la Iglesia se expandía el Espíritu, continuó el equipamiento para cada creyente en Samaria (Hechos 8.18), Cesarea (Hechos 10.46), Éfeso (Hechos 19.6), Roma (Romanos 12.6), Galacia (Gálatas 3.5), Corinto (1 Corintios 12.4).

2- Los abusos de los Charismata que se habían manifestado en Corinto motivó al apóstol enseñar acerca del uso de los dones. Cada creyente es responsable del uso y operación de los dones que le son conferidos. En este tiempo de tanta actividad espiritual, los dones son la herramienta que se aplican en dos sentidos. Primero en el crecimiento personal, y en segundo lugar en la expresión del poder del reino.

En ambos somos responsables y daremos cuenta a Dios de ello.

  • En un primer plano, los dones son la herramienta de transformación. El Espíritu Santo trabaja arduamente en convertirnos a la misma imagen de Cristo (Romanos 8.29). La meta es que como es Él, seamos nosotros en este mundo (1Juan 4.17), de tal manera que la plenitud de Cristo habite en nosotros para convertirnos en la imagen visible del Dios invisible. ¡Esto es considerado como un verdadero privilegio!
  • En un segundo plano, los dones son la herramienta para expresar el poder del reino de Dios. Al operar los dones espirituales estamos trayendo el cielo a la tierra. El poder de Dios es manifestado de una manera visible en el momento que fluimos en los dones en la vida diaria. ¡Esto es considerado como una responsabilidad!

3- Seis de los dones del Espíritu Santo nos permiten tener información que viene directamente del trono de Dios. Al operar los otros tres dones, expresamos el poder del reino. De esta manera los dos planos de acción cumplen con la misión de transformación hacia dentro y hacia fuera. Hacia dentro en formar la imagen de Dios en nosotros, hacia fuera mostrando el poder de Dios en beneficio de la humanidad.

4- En el Nuevo Testamento vemos una variedad de actividades que nos muestran los dones en acción en los dos planos. El don de profecía es manifestado en Antioquia marcando el destino de dos hombres que son enviados a extender el reino a las naciones (Hechos 13). En este sentido vemos el don espiritual actuando en la transformación interna, equipando a Bernabé y Saulo por medio de la imposición de manos para cumplir la comisión que el Padre les estaba entregando. Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el Espíritu Santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado. Entonces, habiendo ayunado y orado, les impusieron las manos y los despidieron (Hechos 13.2-3).

APLICACIÓN
En Hechos 11.28 vemos el don de profecía operando en el segundo plano previniendo a la comunidad de una gran hambre que vendría sobre toda la tierra. Ahora vemos el don funcionando en beneficio de la humanidad que se prepara para este inminente hecho. En el primer plano, el Espíritu trabaja santificando nuestras vidas para el servicio a Dios, nos forma a la imagen del hijo y que la gente vea en nosotros a Cristo.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un hijo de Dios con un destino profético claro y poderoso, estoy dispuesto a servir a mi Señor con todo mi corazón y con toda mi mente. Mi deseo es ver el poder de Dios manifestado en mi vida de una manera gloriosa para dar fruto en abundancia. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, Padre hermoso, estoy entendido en los asuntos del reino, quiero ser útil en los asuntos que mi Señor me asigne, mi anhelo es ver la manifestación del Espíritu a través de este cuerpo mortal y cada día servir a mi Dios con todo mi corazón. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

NO DESCUBRIR LOS DONES

Tema 12: NO DESCUBRIR LOS DONES
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1.11).

“Somos responsables de conocer los dones que el Padre nos ha impartido”

PRINCIPIOS
1- ¿Cómo podemos operar en un don que no sabemos que está en nosotros? Hemos escuchado personas que testifican de habilidades que desconocían estaban en ellos mismos. ¡No sabía que podría lograr esto! ¡Jamás pensé que podría haberlo logrado! Regularmente tenemos habilidades que desconocemos que están en nosotros. Estas habilidades físicas se asemejan a los dones espirituales que están en nosotros. Somos responsables de descubrir nuestras habilidades y dones que Dios ha puesto en nosotros para servirle con calidad.

2- Una hermana me llamó a altas horas de la noche para que fuera a orar por su hija que estaba gravemente enferma. Le motivé a que ejercitara su fe y creyera que Dios la sanaría al imponer ella misma sus manos. El domingo me esperó a la entrada del santuario de reunión. Estaba con una sonrisa que iluminaba su rostro. Cuando me vio me saludó con esta expresión: ¡Funcionó! Ella dice que cuando terminamos la llamada telefónica sentía que Dios no la escucharía, que ella no tenía el don de sanidad.

Esa voz activó la duda y la incredulidad llenó su corazón. Mientras que determinaba orar, pidió a Dios que le ayudara a creer que sería sana. Al imponer sus manos sobre el cuerpo débil de su hija, sintió que poder salía de sus manos y de inmediato la enfermedad se fue y en un instante estaba sana. Desde entonces ella ora por los enfermos porque sabe que Dios le ha activado el don de sanidad. Cuando los dones son descubiertos podemos servir a Dios de una manera más efectiva.

3- ¿Cómo descubrimos nuestros dones?
* Presentando nuestros cuerpos como sacrificio vivo a Dios para su servicio. Presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia (Romanos 6.13). Al momento que nos presentamos a Dios como instrumentos de justicia, los dones serán claros en nosotros, manifestando el amor de Dios por medio de las obras con SU poder. Sabemos que los dones NO funcionan conforme a la voluntad humana, sino por la inspiración divina que es impartida por el Espíritu Santo en el momento y lugar que Él mismo decide. Esto no se trata de cuestiones emocionales sino de obediencia al Señor que servimos.
* Usemos el amor como motivación principal. Uno de los problemas serios en la operación de los dones es la motivación equivocada. ¿Por qué deseo operar en los dones? El amor nos motiva amar lo que Dios ama y aborrecer lo que Dios aborrece.
* Ver los frutos en nosotros mismos. Cuando operamos en los dones de una manera continua podremos ver los frutos de nuestra fe.

4- Al funcionar en lo dones debemos recordar hacerlo de la siguiente manera: , 1) Obedezca al mover del Espíritu; 2) Actúe conforme a la Palabra de Dios; 3) Haga todo basado en el amor.
Estos tres principios nos alinearán siempre a la verdad divina. Los dones operarán versátilmente y por supuesto dando los frutos correctos.

APLICACIÓN
El apóstol Pablo le escribe a sus discípulos de Roma: Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1.11). El apóstol, como un buen Padre estaba dispuesto a enseñar a sus hijos los dones que el Padre les estaba impartiendo para que operaran en ellos, esto con el fin de hacerles crecer de la manera correcta en su operación. Regularmente necesitamos a otras personas para que nos enseñen acerca de los dones y nos ayuden a identificarlos en nosotros. ¡La humildad es requerida para aceptar la ayuda!

DECLARACIÓN DE FE
Hoy echo fuera el temor, se que mi espíritu es valiente para operar en los dones espirituales. Trabajaré fuertemente en descubrir mis dones y operar en ellos. Amen!

ORACIÓN
Dios maravilloso y buen Padre eterno, muchas gracias por tu amor infinito, estoy tan agradecido de ser tu hijo y estar bajo tu gracia. Estoy dispuesto a ser guiado en esta temporada de fe, estoy desafiado a operar en los dones que el Espíritu me muestre, aceptaré la ayuda de personas mas experimentadas para conocer y operar en los dones que el Padre me ha impartido. Amen!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 07: RESPONSABILIDAD
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel (1 Corintios 4.1-2).

“Con la fe subimos la montaña, con el carácter nos sostenemos en la cima”

PRINCIPIOS
1- Debemos tomar en cuenta la actitud que tenemos cuando el Padre nos activa en sus dones. ¿Cómo respondemos a la comisión que nos es entregada? Nos apresuramos a obedecer o somos lentos para llevar a cabo los planes del Padre que pone en nuestras manos. La actitud es la forma como respondemos al llamado. La actitud nos lleva a la sumisión y a la entrega total al servicio del Padre. Nos sometemos a la voluntad absoluta de Dios para obedecer lo que Él quiere que hagamos. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará (Juan 12.26).

2- El sometimiento total a su voluntad depende de nuestro crecimiento y madurez espiritual. En el momento que caminamos de la mano del Padre, podremos obedecer ciegamente sus órdenes para cumplir los diseños celestiales para esta tierra.
¿Hasta dónde deseamos ser parte de una generación que escribirá los mejores capítulos de la historia moderna de la Iglesia?
¿Estamos dispuestos a pagar el precio necesario para operar en los dones del Padre?
¿Hay un anhelo real en nuestro corazón por ser parte de los planes del Padre en la tierra?

Al tomar la actitud correcta, el Padre activará los dones en nosotros e iniciaremos una nueva etapa donde la gloria de Dios será visible en nosotros.

3- ¿Qué enseñanza está dejando en tu corazón este capítulo de los dones del Padre? ¿Podemos como hijos de Dios ser de bendición a otros a través de estos dones? En la medida que crecemos espiritualmente, Dios nos estará entrenando y capacitando para ser de bendición a su pueblo. Debemos conocer y anhelar todos los dones del Padre, a fin de servir con mayor eficiencia a sus propósitos. ¡Qué desafío tan grande es servir a Dios con integridad!

4- Tenemos ejemplos terribles de personas que teniendo grandes dones para servir a los demás los desperdiciaron atrayendo hacia sí destrucción.
Un Balam vendiendo la gracia recibida al mejor postor convirtiéndose en un mercenario de los dones que había recibido del Padre. Un Sansón cediendo a la seducción sin importarle el cuidar y aplicar los dones de una manera correcta. La lista se hace grande y ahora sigue creciendo personas que no han sabido apreciar la oportunidad de servir a Dios con integridad.

Que nuestra vida sea consagrada a los propósitos de Dios en esta tierra. Que Dios nos tenga por dignos del reino para operar los dones y el reino de nuestro Padre se siga extendiendo en la tierra. Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis (2Tesalonisenses 1.5). ¡Aprendamos de la Biblia!

Dios es soberano e imparte los dones que quiere – 1Corintios 12.11
Los dones son impartidos en el kairos y la sazón – Hechos 1.7
Se requiere carácter para recibir los dones – Hechos 16.10
Los dones requieren de disciplina y responsabilidad – 1Corintios 9.17
La actitud es vital para recibir los dones del Padre – Hechos 21.13-14

APLICACIÓN
En cada etapa de nuestra vida estamos expuestos a hacer las cosas con dedicación, responsabilidad, disciplina, eso nos convierte en personas dignas del reino. El Padre nos asigna tareas conforme a nuestras posibilidades y habilidades que desarrollamos cada día. Es muy importante que tengamos confianza en que Dios estará con nosotros en cada momento y nos llevará a grandes niveles de gloria en el momento que ganamos credibilidad con él.

DECLARACIÓN DE FE
Su gracia es manifiesta en mi vida, tengo confianza plena que él me lleva de gloria en gloria y de victoria en victoria, no cederé terreno al enemigo, voy a caminar tomado de la mano de mi Dios para dejar fruto en abundancia en su reino. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Señor y Dios, estoy listo para ir a mi siguiente nivel en el servicio de tu reino, estoy seguro que ganaré tu confianza para que me asignes grandes tareas en esta tierra. Por favor ayúdame con la impartición de tu sabiduría, quiero avanzar con inteligencia y bajo el poder de tu Espíritu Santo. Muchas gracias por tu amor incondicional. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 01: RECIBIENDO EL DON
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo (1 Corintios 12.6).

“Servir es un privilegio, operar en los dones es una gran responsabilidad”

PRINCIPIOS
1- La Biblia identifica a los dones del Padre como operaciones, que se traduce del griego energema que significa: Trabajando, verbo especificado en un presente continuo, indicando que Dios Padre actualmente da sus dones, como los dio al principio. La palabra energema se deriva de energeo que significa: Un trabajo eficaz realizado fervientemente por una persona con poder sobrehumano. Cada creyente debe descubrir que dones ha recibido de parte de Dios y cómo puede servir mejor a través de ellos al Cuerpo de Cristo. Es importante poner en acción lo que ya el Señor entregó y no enterrar el talento, porque el hacerlo hará perder de muchas bendiciones a aquellos que Dios quería entregarlas y no le serán añadidos más dones porque en lo poco no fue encontrado fiel.

2- La Iglesia de Jesucristo ha sido dotada de diversos dones. Somos los administradores de esa gracia de Dios y todo lo que somos y tenemos debe cumplir su propósito de bendecir al cuerpo de Cristo, fortalecerlo, animarlo, enseñarle, exhortarle, cuidarle, ministrarle. Los portadores de los dones espirituales son responsables de auxiliar, apoyar y servir al pueblo de Dios y su liderazgo. Que sean suplidas sus necesidades, físicas, emocionales, espirituales, económicas, ir más allá de acuerdo a la medida de fe, posibilidades, capacidades, habilidades y talentos que de parte de Dios hemos recibido, sin permitir egoísmo alguno en nuestro corazón.

3- No debemos pensar que los dones espirituales pueden obtenerse por el esfuerzo humano o por algún intercambio. Tampoco por esfuerzos religiosos, sino que cada don es impartido sin mérito. La base de la impartición de los dones es el trabajo del Espíritu Santo en la vida de cada creyente. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere (1 Corintios 12.11). Ya que el Espíritu es uno con el Hijo y con el Padre, es soberano para impartir como quiere a cada uno de nosotros. Estoy seguro que el Espíritu no impartirá ningún don a los rebeldes, apáticos, fríos, ya que en un futuro serán obstáculos en la obra de Dios. Los dones son la muestra de amor de Dios por esta humanidad y nos coloca en el lugar estratégico que Él determina de acuerdo a los planes que tiene en la tierra. Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso (1 Corintios 12.18).

4- Ya que el Espíritu es el que nos coloca según su voluntad, no debemos oponer resistencia ni jactarnos del lugar o posición que ocupamos. Esto me lleva a entender que los dones no dan una muestra de la posición espiritual en que nos encontramos, ni tampoco es un medio de gloriarnos a nosotros mismos. ¿Cómo se operan los dones del Padre?
Los dones se ministran a otras personas – 1 Pedro 4.10
Los dones se ministran conforme al poder que Dios nos da – 1 Pedro 4.11
Cada uno tiene su propio don de Dios – 1 Corintios 7.7
Los dones del Padre son dones de operaciones – Corintios 12.6
No debemos tener más alto concepto de lo que somos – Romanos 12.3
Tenemos una medida del don de Cristo según la gracia de Dios – Efesios 4.7
Los dones son para que en todo sea Dios glorificado – 1 Pedro 4.11

APLICACIÓN
Operar en los dones del Padre es un gran privilegio, porque, además de estar orientados al servicio de los demás, nos da la oportunidad de desarrollar nuestras habilidades y seguir creciendo como en nuestras capacidades. Cuanto más damos, más el Espíritu nos incrementa las habilidades para que podamos dar más. El esforzarnos nos permite ganarnos la confianza de Dios para lograr acceder a tareas mayores.

DECLARACIÓN DE FE
En este momento determino dejar a un lado los malos hábitos y todo obstáculo que mi naturaleza humana se interponga para acceder a la gracia de Dios que me permita operar en los dones del Padre. Me esforzaré para ser eficiente en todo lo que haga. Amén!!

ORACIÓN
Gracias mi Señor y Dios por la oportunidad de caminar tomado de tu mano, anhelo con todo mi corazón servirte y serte útil en la extensión de tu reino. Quiero depositar en tus manos, mi vida por completo, úsame para tu gloria, mientas que me esfuerzo en vivir en pureza, ayúdame a permanecer fiel a tu reino. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply