EL PODER DE SER LIDER

Tema 01: EL PODER DE SER LIDER
Capítulo 05: LIDERAZGO DE REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga (Mateo 11.29-30).

“Cómo el artesano aprecia su producto terminado porque refleja su trabajo, así el líder podrá apreciar su función en el legado que pone en las manos de los que le siguen”

PRINCIPIOS
1- ¿Cómo evalúas tener éxito en la vida? Este ha sido un tema muy controversial en los últimos tiempos. Hay quieres pretenden tener éxito acumulando riqueza, bienes, obteniendo títulos, creando una imagen de lo que han logrado en la vida. Otros, ven el éxito como la expresión de la dignidad y grandeza del “ser”, mostrando lo mejor de sus virtudes en el servicio de los demás. Algunos mas ven el éxito como el legado que dejan en su filosofía de vida, pensamientos, creación de cultura, establecimiento de principios.

2- Definimos nuestro éxito de acuerdo al entorno donde vivimos, a quién estamos imitando o siguiendo, de quién recibimos el ADN que nos identifica en la vida, nuestra seguridad depende del cimiento en que estamos edificando nuestro futuro. El “camino del ganador en la vida” depende en grande manera de la persona que sigues y los principios que le has aprendido. En la vida del cristiano esto nos deja claro que la influencia de Jesús en nuestra vida y la aplicación de sus principios es lo que determinará lo que definimos como éxito.

3- Busca en Google la definición de éxito y encontrarás decenas de definiciones. Pero nos corresponde a cada uno tener la definición correcta de acuerdo a lo que quieres definir de ti mismo como “un ganador en la vida”. Como hijos de Dios nuestra meta es ser como Jesús, esta es la meta principal, la persona de Jesús es nuestro desafío, sus principios, su ética, sus frutos, debemos hacer un compromiso serio para que mis acciones estén de acuerdo a mis convicciones.

4- Jesús dijo: ¡aprended de mí! El apóstol Pablo lo dijo de esta manera: Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo (1Corintios 11.1). Al momento que ponemos nuestra confianza en la persona de Jesús, podremos medir nuestro éxito primario en cuanto me parezco a él. La dimensión de vida depende en la forma en que me comprometo a vivir en sus principios, de tal manera que mis acciones son el fruto exacto de vivir bajo la “vida de Jesús”. ¡Para nosotros esto es éxito!

APLICACIÓN
¿Cómo quiero vivir mi vida? ¿Cómo quiero medir mi éxito en la vida? Primero debo definir éxito de acuerdo a la persona de Jesús y caminar en la experiencia de sus principios y valores. El reformar Martín Lutero fue tocado por Dios cuando leyó en la Biblia que el justo por la fe vivirá. Ahí su visión de éxito cambió el rumbo de sus pasos para empezar una dimensión de vida contraría a la religión en que vivía. ¡Qué suceda con nosotros! Al encontrarnos con la verdad de Jesús cambiará nuestra visión de éxito en nuestro futuro.

DECLARACIÓN DE FE
Soy una persona exitosa en la vida porque estoy siguiendo los pasos del Maestro, estoy atado a sus principios y valores, mi justicia da testimonio de vivir en el éxito de Jesús. ¡Amén!

ORACIÓN
Gracias mi amado Salvador por permanecer a mi lado, estoy convencido de ver el éxito de Jesús para imitarlo y ser exitoso de acuerdo a sus principios. Dios, dame fuerzas para negarme a este mundo y caminar en las pisadas de Jesús. Sé que seré exitoso de acuerdo a su éxito para mi vida. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

EL LENGUAJE DEL REINO

Tema 20: EL LENGUAJE DEL REINO
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual (Colosenses 1.9).

“Hablar el lenguaje de Dios es un hábito inteligente por que poder sale de nuestra boca”

PRINCIPIOS
1- El apóstol Pablo en Efesios 3.20 habla del poder que actúa en nosotros. Como un pueblo santo, escogido por Dios para mostrar las virtudes de su gloria, debemos asegurar que hablamos el lenguaje del reino. La Escritura dice que tenemos la MENTE DE CRISTO, esto quiere decir que los pensamientos que hay en nuestra mente esta llena del conocimiento de Dios, de esa manera, lo que hablamos esta asociado siempre con el propósito divino para nosotros.

2- Hablar es un arte, es la articulación de palabras de fe que hablamos, este es un hábito muy importante porque cada palabra que sale de nuestra boca es para “bien-decir” o “mal-decir”, porque la vida y la muerte esta en el poder de la lengua. El apóstol escribe magistralmente esta frase: Pero teniendo el mismo espíritu de fe, conforme a lo que está escrito: Creí, por lo cual hablé, nosotros también creemos, por lo cual también hablamos (2Corintios 4.13). ¡Porque creemos hablamos y hablamos lo que creemos!

3- Hablamos de acuerdo a la fe que profesamos, la Escritura dice que de la abundancia del corazón habla la boca, de tal manera que lo que formamos en nuestros pensamientos declaramos con nuestra boca. Lo que creemos es lo que hablamos, por eso el salmista dijo: Creí; por tanto hablé (Salmos 116.10). Educar nuestro lenguaje es muy importante, el hablar habla de nuestra dignidad y grandeza, por eso es tan importante que nuestro hablar sea sazonada con la fe que profesamos.

4- Construir este buen hábito no es nada sencillo, puede llevarnos años aprender hablar de la manera correcta, el mejor momento para empezar es ahora. El apóstol escribe a los discípulos de Colosas: Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno (Colosenses 4.6). Sazonada es que la palabra que hablamos vaya con sabor, elegancia, con la intención de “bien-decir” a los que nos escuchan.

CONCLUSIÓN
Pablo le escribe a su hijo espiritual: Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad (2Timoteo 2.16). ¿Cuáles son las palabras profanas y vanas? Las que no tienen sentido, no traen algún propósito positivo para bendecir. Cuando educamos la mente para hablar correctamente, nuestras palabras llevarán la intención de siempre bendecir a quien nos pone atención, empezando por las personas que nos rodean hasta las personas con las que interactuamos todos los días.

DECLARACIÓN DE FE
Me comprometo a cambiar mi lenguaje, a partir de hoy educaré mi mente para hablar palabras de bendición y no de maldición. ¡Amén!

ORACIÓN
Amado Señor y Dios, muchas gracias por tanto amor, por darme la oportunidad de caminar tomado de tu mano, estoy seguro que me llevarás a niveles gloriosos por los hábitos que estoy aprendiendo. Me comprometo a cumplir con disciplina para aprender el lenguaje del reino. ¡Amén!

Con amor…. Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 12: VIDA HONORABLE
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir (Hechos 20.35).

“Las personas honorables han conquistado altos niveles de confianza entre los que le rodean”

PRINCIPIOS
1- Una vida honorable tiene que ver la forma en que vivimos todos los días, los patrones de conducta, los hábitos que practicamos y la forma en que nos comportamos y por medio de los cuales ganamos la confianza, respeto y amistad de las personas que nos rodean. Una persona honorable es aquella que practica rasgos de carácter que lo hacen digno de confianza por los códigos básicos que practica. Por ejemplo:

  • Humilda
  • Respeto
  • Tolerancia
  • Amistad
  • Deferencia
  • Compasión

2- Una persona honorable esta dispuesta a tener control de sus emociones tóxicas y evita hacer daño a los que le rodean a pesar de recibir ataques, menosprecios, heridas, cumple con lo que promete y hace lo que dice. Su nivel de carácter maduro es alto y camina en integridad, delante de las personas que están cerca tiene una imagen de grandeza y lo identifica un fuerte deseo de servicio incondicional a otros.

3- Las personas honorables no juzgan a otros, tampoco señalan con el dedo cuando otro tiene una falla, siempre esta dispuesto a ayudar, restaurar, y su dignidad proviene de un corazón que sabe dar más que recibir. Nuestro mayor ejemplo es por mucho el mismo Señor Jesús: Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos (Marcos 10.45).

4- La justicia es una de las banderas más importantes en la vida de una persona honorable. Ser justo tiene que ver con rectitud, tener el valor de enfrentar lo que no esta alineado a los valores básicos, además de defender lo que es justo, dando el valor a las personas como es correcto. La honorabilidad no solo es la manera en que nos comportamos, sino en la manera que vivimos de una manera general. ¡Es lo que somos más que lo que tenemos!

CONCLUSIÓN
Vivir con honorabilidad es un gran desafío, la vida siempre estará delante de nosotros para conquistar los niveles más altos de dignidad. Cuando fallamos, de inmediato lo enfrentamos con un alto nivel de carácter y enfrentamos los temores y miedos para permitir que Dios nos impulse a lograr nuestro destino en este mundo. Hemos nacido para dejar una huella profunda, como arquitectos de nuestro destino, nosotros definimos hasta donde deseamos llegar con nuestros patrones de conducta que desarrollamos. Pues mucho me regocijé cuando vinieron los hermanos y dieron testimonio de tu verdad, de cómo andas en la verdad. No tengo yo mayor gozo que este, el oír que mis hijos andan en la verdad (3Juan 3-4).

DECLARACIÓN DE FE
Decido ser una persona confiable, quiero caminar con honorabilidad en este mundo, enfrentaré mis temores y miedos para ver mi propósito cumplido. ¡Amén!

ORACIÓN
Eterno y maravilloso Dios, estoy listo para ser una persona honorable en este mundo, necesito de un poder, la unción de tu Espíritu Santo sobre mi, sabiduría para caminar tomado de tu mano y ver tu gloria manifestada en cada momento. Gracias por tu amor y bondad para mi vida. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 29: MAYORDOMÍA
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas (Mateo 6.24).

“Las riquezas son un medio no un fin”

PRINCIPIOS
1- Es muy importante reconocer que las riquezas son un medio, no son, en absoluto un fin. El espíritu que controla las mentes para anclarlas y poner su fe en el materialismo la Biblia le dice Mamón. ¡No podéis servir a Dios y a las riquezas! Es imposible servir a Dios y, al mismo tiempo, exaltar el materialismo. Tampoco podemos adorar a Dios y dedicar el tiempo para exaltar cualquier otro medio o deseo carnal le quite el lugar de preeminencia a nuestro Señor.

2- Jesús nos enseña que somos mayordomos de la riqueza, en realidad no nos pertenece porque Dios es el dueño de todo. Sin embargo, es un medio para que cumplamos nuestro destino profético en la tierra. Cuando somos fieles y dignos del reino, el Espíritu Santo nos abre el camino para convertirnos en administradores del reino en la Tierra, eso incluye tener dominio sobre las riquezas, no que las riquezas tengan dominio sobre nosotros.

3- Dios nos da la habilidad para producir riqueza en todos sentidos, nos estira en la fe, nos motiva a crecer en carácter, el Espíritu nos guía en toda verdad y toda justicia para no equivocarnos en el camino de la construcción. El patrón siempre será el mismo, en lo poco somos fieles, seremos puestos en lo mucho, somos dignos, confiables, entonces el Señor nos dará oportunidad para administrar mayor riqueza. El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? (Lucas 16.10-12).

4- La fidelidad en las cosas pequeñas nos preparan para ser fieles en las cosas que son grandes. ¡Tenemos que ser responsables en la mayordomía! Dios nos ha dado dones, talentos, capacidades, para ser buenos administradores en el reino que YA esta dentro de nosotros. Ese potencial que tiene que emerger para producir abundancia tiene que ser bien administrado para honrar a nuestro creador.

APLICACIÓN
Debemos cuidar cuatro aspectos en la mayordomía:

  • Debemos cuidar y usar nuestros dones como buenos mayordomos, sabiendo que lo que tenemos no es nuestro sino de nuestro Señor. ¡Tenemos que rendirle buenas cuentas!
  • Tenemos que permitir que Dios nos enseñe como obtener las ganancias y nos guíe en cómo invertir como buenos inversionistas en el reino.
  • Es urgente que tengamos la habilidad para convertirnos en proveedores de riqueza para el reino. Cuando Dios nos haya fieles en lo poco nos da la habilidad para producir mucho más.
  • Debemos hacer las cosas a la manera de Dios. Seguir los principios, valores, caminar en justicia, asegurar que honramos al Padre en todas las cosas.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un inversionista en el reino, estoy trabajando para ser un proveedor de riqueza en el reino de mi Padre. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso necesito tu ayuda para lograr cumplir mi propósito eterno, sé que es más poderoso el que esta en mí que el que esta en el mundo, así que no temeré, estoy listo para pelear la buena batalla de fe y servirte con todo mi corazón. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

CONOCER PARA CONSTRUIR

Tema 26: CONOCER PARA CONSTRUIR
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo… a fin de conocerle… (Filipenses 3.8-10).

“Conocer al Diseñador eterno es la meta, el diseño viene después”

PRINCIPIOS
1- El construir nuestro proyecto no es de un momento a otro, no se hace en un abrir y cerrar de ojos, aunque frecuentemente Dios nos sorprende por su gracia abundante y nos ayuda para lograrlo, nos llevará tiempo lograrlo. Tal vez el paso más importante es el conocimiento, no del proyecto, sino de quién nos esta dando el diseño, o sea, nuestro Padre celestial. Pablo decía: Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo… a fin de conocerle… (Filipenses 3.8-10).

2- ¡Qué palabras tan profundas! Saulo se esforzó en conocer al Creador hasta el punto de ser cambiada su identidad y pasar de ser un Saulo perseguidor de la iglesia para lograr ser un Pablo seguidor de Cristo. El apóstol invirtió todo, desaprendió para aprender de nuevo, dejó todo atrás para lograr ¡conocerle! Este debería ser nuestro mayor desafío, conocer el diseño es bueno, pero es mejor conocer al Diseñador.

3- Cuando conocemos al Diseñador, él mismo nos enfocará a que vayamos a conocer el diseño que vamos a edificar. La iglesia de Colosas era una congregación que se edificó en una ciudad muy desordenada. Para lograr sacarla de ese ambiente raquítico, les escribe: Por lo cual también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual (Colosenses 1.9). La clave de convertirse en una iglesia poderosa era conocer la voluntad de Dios, para ello necesitaban tener sabiduría e inteligencia espiritual.

4- Conocer al Diseñador nos abre puertas a tener el conocimiento de su voluntad. Es decir, que es lo que el Padre ha diseñado para nosotros, cuál es el proyecto que el Señor nos ha mandado a construir, esto no se logrará definir de un día para otro. Así como la revelación del Creador es progresiva, conocer el diseño también en un proceso. Lo importante es caminar sin parar siguiendo las instrucciones del Espíritu para ir trazando las líneas del diseño.

APLICACIÓN
Este es un buen momento para buscar la presencia de Dios y pedirle que traiga revelación a nuestras vidas de una manera mucho más poderosa e íntima. Debemos ver hacia atrás y dejar todo para buscarle con intensidad “a fin de conocerle”, que podamos alcanza una intimidad tan profunda que nos lleve a depositar nuestra confianza total en él. Enseguida conoceremos el diseño que el gran Diseñador desea poner en nuestras manos.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy totalmente comprometido con el reino de mi Padre, estoy desafiado a correr una gran aventura con él y construir los sueños que tiene para mi vida. ¡Amén!

ORACIÓN
Al Dios todopoderoso, al único y verdadero Creador del universo, doy gloria y alabanza porque me permite ver con claridad mi futuro, estoy dispuesto a invertir todo lo necesario para ver de forma tangible lo que el Padre me ha entregado en mis manos. Gracias Jesús por permitirme ser grande y digno en esta Tierra. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 06: SOÑAR VS DISEÑO
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad (Mateo 25.15).
Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12.10).

“Los dones y talentos que el Señor nos imparte están asociados a nuestro destino”

PRINCIPIOS
1- Los diseños que Dios injerta en nuestros corazones están asociados con nuestro diseño. Hemos sido creados con un temperamento, una esencia diferente a otras personas, somos únicos, podemos decir que somos dotados con dones, capacidades diferentes a las personas que nos rodean porque nuestro destino es diferente. Pablo nos ayuda a comprender esto cuando habla del Cuerpo de Cristo analizado desde la perspectiva del cuerpo humano. Cada órgano ha sido diseñado para una función especial y diferente a todas las demás.

2- De la misma manera, cuando el Señor Jesús habla de los talentos, nos da a conocer que fueron entregados de acuerdo a la capacidad. ¡Soñamos de acuerdo a nuestro diseño! Esta es una buena manera de probar nuestros sueños, cuando sabemos que el sueño no concuerda con nuestros talentos, sabremos que solo puede ser una fantasía. No hay dos personas iguales en el mundo, aunque parezcan “casí” iguales, siempre habrá algo que las identifique. Las huellas dactilares no son iguales, somos un diseño original único. Estamos dotados de una identidad con un propósito divino y con dones por medio de los cuales alcanzamos nuestro destino.

3- Dios nos capacita por medio de nuestras debilidades, a través de las circunstancias difíciles dela vida los dones y capacidades son expuestas para lograr avanzar en medio de la adversidad, es ahí donde lo mejor de nosotros esta emergiendo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12.10). No debemos enfocarnos en las debilidades sino en nuestras fortalezas, tampoco nos asustamos por vernos imperfectos, sabemos que somos perfeccionables.

4- Frecuentemente nos enfocamos más en las debilidades que en nuestras fortalezas. Poner demasiada atención en la debilidad no encierra en la frustración, enfocarnos en nuestras fortalezas nos permite buscar la excelencia cada día. Tenemos las habilidades para hacer cosas grandes y superiores cuando descubrimos el talento para lograr construir el sueño de Dios en nosotros. ¡Ahí esta la clave!

5- El carácter debe estar asociado a los talentos y al sueño que deseamos construir. Pablo le escribe a su hijo Timoteo: Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor (2 Timoteo 3.10-11). El padre espiritual le dice a su hijo: ¡Imítame en esta conducta! Cuando crecemos en dones y capacidades pero no en carácter, siempre estaremos expuestos a ser personas egoístas y ver por nosotros mismos, seguramente el sueño de Dios en nosotros no será completo.

APLICACIÓN
Una de las columnas más importantes en el carácter es la fidelidad, cuando desarrollamos esta virtud, la conquista del sueño es seguro, porque seremos fieles a lo que deseamos construir. La fidelidad esta asociada a como manejamos los pequeños detalles y como administramos nuestros talentos. Canalizamos nuestra energía al reino de una manera directa y permanente, nos conectamos a la mente de Dios y tratamos con la construcción de nuestro futuro con determinación. El carácter nos puede llevar a donde el talento o capacidad nunca podrá. Edificamos con la virtud de Dios y lo aseguramos con el crecimiento en carácter.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a crecer en carácter al mismo tiempo que estoy creciendo en mis capacidades y talentos. ¡No me detendré en la construcción de mis sueños! Amén!!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, por favor no me sueltes de tu mano, quiero aprender cada día para ser como mi Señor Jesús, anhelo crecer a su estatura y producir frutos en abundancia. No cederé mis derechos al mundo ni daré mi energía a mi naturaleza humana. Seré fuerte y determinante para construir mi futuro glorioso que el reino me tiene reservado. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 28: EL REINO NUESTRA PRIORIDAD
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén (Mateo 28.18-20).
Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas (Mateo 6.33).

“Descubrir nuestro destino nos empuja a dar prioridad al reino“

PRINCIPIOS
1- ¿Qué tan importante es el reino? Es tan importante que nuestras vidas dependen de él, todo lo que somos, lo que vemos y oímos, el aire que respiramos, la comida que comemos, el agua que bebemos: este mundo físico es nuestro como resultado del reino de Dios, efectuado por su mano en la creación. ¡El reino de Dios debería ser para nosotros el centro de todo!

2- ¿Qué tan importante para el Cuerpo de Cristo es el mensaje del reino de Dios? Sinceramente, no tenemos otra cosa que enseñar o predicar. El mensaje del reino son buenas nuevas, y la Iglesia existe para proclamarlas. Si estamos haciendo nuestra tarea, todo lo demás estará centrado en el reino. Así Pablo terminó sus días en esta Tierra: Y Pablo permaneció dos años enteros en una casa alquilada, y recibía a todos los que a él venían, predicando el reino de Dios y enseñando acerca del Señor Jesucristo, abiertamente y sin impedimento (Hechos 28.30–31). ¡Predicando el reino de Dios!

3- El Reino de Dios debe ser nuestra mayor prioridad. ¡El Rey Jesús no nos dio otra comisión! Cuando dijo: Vayan y hagan discípulos de todas las naciones (Mateo 28:19), nos estaba ordenando proclamar el reino de Dios a un mundo que no lo conocía. A pesar de que el hombre está muy familiarizado con el mundo, es esencialmente ignorante acerca del reino de Dios. La gente de cada nación necesita saber que el reino ha venido a la Tierra, y que la fe en Jesucristo como Salvador y Señor es la manera de entrar en él.

4- ¡El mundo espiritual es más real que el natural! Primero que nada, el reino espiritual es mayor que el físico, es el plano desde el cual este se originó todo lo que podemos ver. Todas las cosas fueron creadas a partir de la mente de un poderoso Hacedor. Lo que Él imaginó y planeó en su mente, lo dio a luz por el poder de La Palabra. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

5- Por lo tanto, el mundo físico es un reflejo del mundo espiritual del cual provino. Lo que vemos en el mundo físico tiene una realidad correspondiente mayor en el mundo espiritual. En su segunda carta a la iglesia en Corinto, el apóstol Pablo se refirió a esta dualidad de mundos en su esfuerzo por alentar a sus lectores a ver más allá de sus problemas temporarios actuales, para lograr ver el cuadro completo que hay por delante: Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día (2 Corintios 4.16).

APLICACIÓN
Como es eterno, el mundo espiritual es más real que el visible, el cual es solo temporal. El propósito original de Dios al crear el mundo visible fue el de establecer su Reino invisible en ese mundo visible, para manifestar lo espiritual en lo físico. Su plan para lograrlo requería de hijos que pudieran habitar en cuerpos físicos visibles. Por esta razón, creó al hombre a su imagen y semejanza. Lo creó espíritu, alma y cuerpo, con la capacidad de comunicarse con ambos mundos, el del espíritu y el físico por medio de las capacidades entregadas en nuestra esencia. Dios nos creó como “hombres” espirituales, nos depositó en cuerpos físicos, algunos femeninos y otros masculinos, nos ubicó en el mundo físico y visible que había creado y dijo: “Gobiernen esto por mí”.

De este modo, planeó para nosotros que gobernemos y ejerzamos control sobre la Tierra en su nombre. A través de nosotros, su gobierno del reino celestial sería extendido a la Tierra. El reino debería ser nuestra prioridad en cada segundo de nuestra vida, por eso Jesús dijo: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas (Mateo 6.33). ¡Lo que estaba diciendo es que pongamos el reino en primer lugar SIEMPRE!

DECLARACIÓN DE FE
Hoy pongo el reino en primer lugar en mi vida, cada segundo en que vivo pondré atención en todos los asuntos del reino para cumplir mi destino en esta Tierra. Amén!

ORACIÓN
Padre de gloria, maravilloso Señor mío, infinitas gracias por mantenerme en pie delante de todas las circunstancias adversas de la vida, estoy animado a poner el reino como prioridad en cada una de mis acciones, sé que todo lo que aprenda del reino será expresado de manera firme en todo lo que haga. Ayúdame a renovar mi mente, a pensar con la mente de Cristo y actuar con poder y gloria en todo lo que haga. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 22: UN REINO DE REYES-SIERVOS
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES (Apocalipsis 19.16).
Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1Pedro 4.10).

“Jesús es llamado Rey de reyes y Señor de señores, porque nosotros somos reyes y señores en esta Tierra.“

PRINCIPIOS
1- El reino de Dios es el único reino en el que cada ciudadano es nombrado rey. Su reinado no es sobre la gente, sino sobre un área específica relacionada con sus dones. Por esta razón, a Jesús se le llama el Rey de reyes y Señor de los señores. Nosotros somos reyes que servimos al mundo con nuestro don dado por Dios. Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1 Pedro 4.10). Nuestro servicio nos convierte en líderes. Eso es lo que Jesús quiso expresar al decir: “El mayor de ustedes será el que sirve”. El Reino funciona sobre la base de un liderazgo de servicio.

2- Una vez que hemos pasado por la puerta, no hay nada más vital para nuestro crecimiento espiritual que comprender la naturaleza del reino del cual ahora somos ciudadanos. Nuestros corazones deberían reflejar el corazón de Cristo, y nuestras mentes, su mente. Todo lo que Dios dice y hace se relaciona con su reino. Por eso, es tan importante que entendamos su naturaleza. Si queremos ser fieles hijos del Rey y estar preparados para reinar sobre el dominio que nos ha entregado, debemos conocer su corazón y cómo gobernar en su nombre.

3- Estamos viviendo en un mundo desesperado, guerras, hambre, frustración, divorcio, plagas, enfermedades, temor, inestabilidad económica, este mundo es aterrador y poco confiable. Sabemos que este mundo pasará, por más intentos que el ser humano ha hecho para hacer de esta Tierra un buen lugar para vivir, ha fracasado una y otra vez. ¿Cuáles han sido los intentos del ser humano? Cambios sociales, la religión, aparición de sectas, sin embargo nada podrá dar respuestas sino el verdadero reino al cual hemos sido llamados para establecer en cada rincón del mundo.

4- El reino de Dios vino a la Tierra a través de la persona de su Hijo Jesucristo, que era su heraldo, así como también su puerta de entrada. Cristo no vino a iniciar una religión o una organización religiosa. Jesús predicó sobre el reino, pero la Iglesia predica de muchas otras cosas en vez de predicar sobre el reino. El plan de Dios había sido gobernar la Tierra a través de una familia llamada humanidad. Este plan continua vigente, nosotros somos reyes-siervos que Dios usa para continuar con su plan. Debemos levantar la mano y decirle: ¡Señor, heme aquí, envíame a mí!

APLICACIÓN
La misión de Jesús consistía en cinco objetivos principales:

  • Jesús vino a re-introducir el Reino de Dios en la Tierra a través del hombre.
  • Además vino a restaurar la justicia y santidad de la humanidad.
  • También vino a restaurar al Espíritu Santo en el hombre.
  • Vino a entrenar a la humanidad para el liderazgo del Reino.
  • Vino a restaurar el gobierno del reino de Dios sobre la Tierra a través de la humanidad, a devolver la administración del reino de Dios a los reyes terrenales de Dios.

Dios continua con su plan, nosotros estamos aquí para cumplir con los planes del Padre para este mundo, en ningún momento el Señor ha abortado sus planes para con su creación. Así que si estamos dispuestos a convertirnos en los señores de este mundo, Dios nos equipará para que podamos hacerlo con excelencia.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para convertirme el rey-siervo que Dios desea para gobernar en este mundo. Voy a pagar el precio necesario para tener dominio en esta Tierra en su nombre. Me voy a convertir en el gobernador que Dios desea para dar las buenas noticias del reino a cada momento. Amén!

ORACIÓN
Dios hermoso y maravilloso, muchas gracias por darme la oportunidad de ser un rey-siervo, quiero servirte con todo mi corazón para dar frutos en abundancia. Hermoso Espíritu Santo anhelo tu presencia con pasión, quiero ser útil en tus manos y operar en los dones espirituales para bendecir a muchos en tu bendito nombre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 21: ADMINISTRADORES DEL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel (1Corintios 4.1–2).
Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios (Romanos 8.19).

“Administramos el reino que el Padre ha puesto en nuestras manos”

PRINCIPIOS
1- Jesús describió la esencia del reino en las muchas historias que le contó a la gente. Esas historias son ricas en simbolismos y verdades porque magistralmente describía la naturaleza y las características del reino de Dios. En estas historias creativas exhibió el carácter de aquellos que pertenecían a este reino. La naturaleza de la proclamación de Jesús no estaba solamente en las palabras que hablaba. Era demostrada en el poder que emanaba de su vida. El poder del reino era demostrado a través de Jesús en los milagros, señales y prodigios que realizaba. Las multitudes se acercaban al reino por las palabras y acciones de Jesús. Los que “captaban” el mensaje se convertían en sus seguidores y eran introducidos en el conocimiento pleno de quién era Jesús y cómo entrar al reino a través de la fe en él.

2- Cuando predicamos de Cristo sin predicar sobre el reino de Dios, no estamos predicando una verdad completa. Cristo y el reino son uno, así como nosotros y el reino debemos ser uno. Es realmente muy injusto decirle al mundo que Jesucristo es la puerta que ha sido abierta a ellos, sin decirles lo que hay del otro lado de la puerta. ¡No tiene sentido! Si proseguimos y les contamos sobre el reino, esa es otra cosa. Cuando les decimos sobre un ámbito en donde hay vida, esperanza, paz, gozo y el poder de sobreponerse a los problemas y dificultades diarias, ellos dirán: ¡Quiero ser parte de todo eso!

3- Vivimos en un mundo de gran ansiedad, terrorismo, colapsos económicos, confusión política, desempleo, divorcio, desesperación; la realidad es que la gente necesita las buenas nuevas. El reino de Dios es esas buenas noticias que todos necesitamos desde que iniciamos nuestro día en la mañana hasta que lo terminamos. Es el mensaje perdido de Jesús que necesita resucitar en nuestros tiempos. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios (Romanos 8.19).

4- Somos administradores del reino en este mundo, debemos saber que Dios ha puesto en nuestras manos un gran tesoro que es necesario que compartamos con las personas que nos rodean. Es el caminar tomado de la de Jesús llevando su poder para ser manifestado de una manera tangible y visible en nuestro entorno. La gente esta esperando que esta raza nueva creado por Jesús se manifieste, por eso el apóstol dice: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2.9).

APLICACIÓN
La forma más efectiva de alcanzar a la gente es primero abrirles el apetito con las buenas nuevas del reino de Dios. Luego de que conocen sobre el reino y lo desean por sí mismos, debemos explicarles cómo entrar en él mediante la confianza en Jesús para limpiarlos y salvarlos de sus pecados, rindiendo sus vidas bajo el control del Señor.

Jesús le enseñó a la gente usando parábolas. Aquellos que no tenían interés en las cosas de Dios, simplemente consideraban las parábolas como lindas historias con moralejas prácticas. Para aquellos que estaban buscando genuinamente la verdad, sus historias tocaban una cuerda en sus corazones que los conducían hacia él y los provocaba a buscar las respuestas a lo que estaban necesitando. ¡Nosotros somos llamados a continuar esta labor! Hemos sido nombrados administradores del reino, todos sus recursos están disponibles para nosotros si deseamos usarlos para glorificar a nuestro Padre.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un administrador del reino de mi Padre, he recibido la tarea de anunciar, proclamar, las virtudes de Jesús al mundo, voy a enseñar sobre el reino y a demostrar su poder en cada una de mis acciones en dondequiera que camine. Si Dios esta conmigo, quién puede estar contra mí!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, muchas gracias por permitirme aprender tomado de tu mano, voy a avanzar en la demostración del reino a través de señales, prodigios y milagros, no me voy a detener, seré fiel a Jesús y leal al reino de mi Padre. Me esforzaré a aprender cada día más para hacer todo con excelencia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 14: EL REINO ESTA AQUÍ
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos (Gálatas 4.4-5).

“El reino esta en nuestro interior y lo expresamos en nuestras acciones”

PRINCIPIOS
1- El propósito de Dios para nosotros es el mismo de siempre: ejercer dominio y autoridad sobre el plano terrenal con nuestras acciones. Eso nunca ha cambiado. Lo que sí ha cambiado es nuestra posición. Al momento que Adán y de Eva entregan la autoridad del reino a Satanás, un querubín desempleado, quedamos como esclavos indefensos del poder de las tinieblas, de tal manera que no podemos regresar a nuestro lugar original sin la ayuda de Dios.

2- Afortunadamente para nosotros, nuestro Creador no nos saco de sus planes, más bien desarrollo una estrategia para regresarnos al lugar de gobierno. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos (Gálatas 4.4-5).

El propósito de Dios era restaurarnos a nuestro estado pleno como sus hijos e hijas, y traernos de regreso a su reino. Él envió a Jesús como el Camino. La fe en Jesucristo como el Hijo de Dios y en su muerte por nuestros pecados y resurrección de nuestra vida, es la puerta a través de la cual entramos al reino de Dios para ser posicionados en nuestro lugar de autoridad.

3- El reino de Dios es el propósito central de todo. El doctor Lucas dijo que Jesús regresará de nuevo a la Tierra “hasta la restauración de todas las cosas” (Hechos 3.21). Todo lo que Dios hace se relaciona con su reino. El Señor dijo: Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14). El mensaje de Jesús y los apóstoles fue y deberá seguir siendo el reino de Dios.

4- Cuando Jesús inició su ministerio, su primera declaración pública fue un mensaje que reflejaba la declaración de misión para su vida: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca (Mateo 4:17). Arrepentimiento significa un cambio completo de mente y pensamiento -una mentalidad completamente nueva- y un cambio completo de dirección. El Reino de los cielos se refiere a la presencia y autoridad soberana de Dios “invadiendo” e impactando la dimensión terrenal.

5- En el tiempo de Jesús la gente estaba llena de religión pero vacia de Dios, su mentalidad religiosa no podía entender las buenas nuevas que el Señor presentaba. Era necesario nacer de agua y de espíritu. Es decir, restaurar nuestra naturaleza original, el diseño con el cuál fuimos creados. Si podemos entender esto, estamos listos para que de nuestro interior emerja el mayor potencial que jamás nos hallamos imaginado por qué “el reino esta aquí en nuestro interior”.

APLICACIÓN
La misión de Jesús era proclamar el reino de los cielos a una generación que se había llenado de religión. Esto fue lo que anunció en su presentación oficial en la sinagoga: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los presos y dar vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año del favor del Señor (Lucas 4.18-19).

Jesús fue “ungido”, apartado para esta misión por el Padre para restaurar el reino a su plenitud. Jesús nos delega esa función a nosotros diciendo: Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí (Lucas 22.29). Ese reino que Jesús nos asigna ya esta dentro de nosotros y lo tenemos que expresar al mundo por medio de nuestras acciones.

DECLARACIÓN DE FE
Acepto el desafío que el Padre pone delante de mi, su reino ya esta en mi interior, su naturaleza esta siendo restaurada en todo mi ser, ahora me toca esforzarme por poner en practica todo lo que he aprendido para caminar en poder y gran victoria. Amén!

ORACIÓN
Hermoso Jesús, gracias por introducirme al reino a través de pagar el precio por mi, estoy desafiado a tomar posesión de la silla de autoridad que me has preparado, voy a expresar el reino en todo tiempo y momento por medio de mis acciones. Precioso Espíritu Santo, ayúdame a ser obediente a tus indicaciones y aprender cada día acerca del reino de mi Padre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply