Vi al Espíritu que descendía del cielo como paloma, y permaneció sobre él (Juan 1.32 ).

“El Padre es Rey, el Hijo es Rey, el Espíritu Santo es Rey”

PRINCIPIOS
1- Así como el Padre da dones y el Hijo da dones, el Espíritu Santo proporciona una serie de regalos que trae la manifestación visible de su poder. Cuando el apóstol Pablo escribió a los Efesios les dijo: No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu (Efesios 5.18), estaba dejando en claro que no debemos poner como objetivo llenarnos de las cosas terrenales en lo cual hay desenfreno, más bien sean llenos del poder de Dios, sean llenos de sabiduría, sean llenos de las herramientas que vienen del cielo.

Hace la comparación del vino, debido a la cultura de la satisfacción a través de perder la conciencia y actuar completamente en la carne. Los dones son dados por Dios para edificación, consolación, dirección y manifestación del poder del Reino de los Cielos. Nunca para presumir, o aparentar algo que no es.

2- La palabra “don” significa, regalo, dádiva, presente. Son regalos de Dios a cada uno de los creyentes. Pero muchos se preguntaran ¿Para que quiero o para que me sirven los dones? En 1 Corintios 12.7 dice: Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho, lo que nos deja claro que la manifestación del Espíritu no es para un provecho personal, sino más bien para el provecho de los demás, o sea de la Iglesia.

En 1 Corintios 10.24 dice que ninguno busque su propio bien sino el del otro. Hay que tener claro que una cosa son los dones para ministrar el poder de Dios y otro los ministerios para edificar la iglesia, como el de apóstol, profeta, evangelista, pastor y maestro. Estos fueron constituidos por Jesucristo. Y estos llamados ministeriales son para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, y edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12-13).

3- Los dones que el Espíritu Santo imparte, ministran o imparten su poder para los santos, desde el momento que somos salvos recibimos dones y son manifestados en la medida que vamos creciendo espiritualmente. Estamos viviendo estos días, que el profeta Joel profetizó: Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones (Joel 2.28). por eso es necesario que cada creyente, entienda, comprenda, viva y camine sobre esa promesa dada por Dios. Ya que los dones que el Espíritu imparte deben ser operados por los hijos de Dios, por eso es necesario aprender de ellos de una manera sistemática.

4- No solo debemos conocer los dones sino que los debemos procurarlos, es decir, preocuparnos en tenerlos. No debemos ignorarlos, sino procurarlos y también anhelarlos (1 Corintios 12.1). Al momento de que recibimos estos dones del Espíritu nos convertimos en responsables de operarlos de una manera correcta. Una de nuestras responsabilidades básicas es mantenerlos avivados en nosotros mismos y ministrarlos a los demás para dar buenas cuentas a Dios (1 Pedro 4.10). Tan importante son los dones que el apóstol Pablo se preocupaba por darlos a conocer a sus discípulos de Roma (Romanos 1.11).

5- Regularmente conocemos los dones del Espíritu Santo en tres categorías. 1) De inspiración vocal, 2) Revelación, 3) Poder.
* Los dones de INSPIRACIÓN VOCAL se manifiestan cuando Dios habla sobrenaturalmente a los creyentes. Diversos géneros de lenguas, interpretación de lenguas y profecía, por medio de ellos escuchamos y transferimos lo que Dios está hablando.
* Los dones de REVELACIÓN, Dios está revelando por medio de ciencia o sabiduría para situaciones particulares. Discernimiento de espíritus, palabra de ciencia y palabra de sabiduría, por medio de los cuales recibimos información directamente del cielo.
* A través de los dones de PODER, Dios esta liberando su gloria para producir señales sobrenaturales. Los dones de poder son la expresión misma de la gloria de Dios: Don de fe, don de sanidades y don de milagros.

APLICACIÓN
Los dones del Espíritu Santo son el complemento de los dones del Padre y del Hijo, en total, nuestro Creador nos entrega 21 dones, que mezclados nos da la operación de una gran variedad de manifestaciones espirituales donde el Señor se “expresa” o “manifiesta” a sí mismo por medio de nosotros, que somos vasijas de barro dispuestas a ser usadas en sus manos.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy en las manos de mi Señor, he sido diseñado para hacer cosas grandes y poderosas en este mundo, me tomo hoy mismo de la mano del Espíritu para ser impartido de dones y usado por y para la gloria de mi Dios. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso y buen Padre celestial, estoy muy contento de conocer los dones que el Espíritu Santo me imparte, ahora mismo me dispongo para ser lleno de tu gracia, me esforzaré en ser sabio y entendido de como usarlos para bendecir a otras personas, daré la gloria solamente a ti de todo lo que haga. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 18: EL DON DE EXHORTAR
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales (Colosenses 3.16).

“La consolación es acerca de hechos pasados. La exhortación de prever el futuro”

PRINCIPIOS
1- Exhortación (gr. paraklesis). El que exhorta proclama la palabra de Dios de tal manera que toca el corazón del oyente, la conciencia y la voluntad, lo estimula a la fe, la cual produce una profunda dedicación a Cristo, el deseo de separarse radicalmente del mundo y manifestar con mayor evidencia los frutos del Espíritu Santo. La operación de este don exige mucha humildad y tacto exquisito. No se trata de llamar la atención para lastimar, sino para enderezar el camino. La exhortación es llamar la atención, rogar, amonestar, exhortar, apremiar a alguien para que siga un curso de conducta, siempre en anticipación, mirando al futuro.

2- ¡En contraste con el significado de consolar, que es retrospectivo, y que tiene que ver con pruebas ya experimentadas! La consolación es acerca de hechos pasados. La exhortación de prever el futuro. Regularmente estamos rogando, animando a ciertos creyentes a que vean por un futuro mejor. En caso de que alguno se desvíe debemos de animarle para que enderece su camino. También se usa la palabra advertir como un medio para exhortar de una situación futura.

3- ¿Cómo opera este don? Observemos algunos pasajes:

  • Animar, empujar, ayudar hacer algo correcto. Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos (Judas 3). El apóstol Judas está animando para que los discípulos defendieran ardientemente acerca de su fe. Esta exhortación esta previendo un futuro mejor en la operación de la fe, tal vez, enderezando los pasos de algunos que estaban débiles en la fe y era necesario animarlos a pelear la buena batalla.
  • Motivar a crecer por medio de la verdad. La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales (Colosenses 3.16). Aquí vemos dos dones del Padre operando unidos, enseñanza y exhortación. Por supuesto que los dones pueden ser operados en conjunto, mientras que enseñamos, podemos animar a los discípulos a crecer en la gracia divina.
  • Motivar para hacer lo correcto según la verdad de Dios. Exhortar en el diccionario de la lengua española se define como incitar (una persona con autoridad o derecho) a otra a hacer una cosa o a actuar de cierta forma, mediante razones o ruegos. Entendemos que cuando una persona ha perdido el rumbo puede ser exhortada a volver a la dirección correcta.
  • Re-direccionar la vida. Actualmente el mundo es un enemigo muy fuerte de la fe y frecuentemente tenemos que animar a creyentes a que re-direccionen sus vidas. Por lo que la exhortación en este tiempo es sumamente importante.

4- ¿Quién puede exhortar? ¡Se necesita una gracia especial para hacerlo! No cualquiera puede operar este don por lo delicado que son las relaciones humanas. De hecho regularmente vemos personas que tratan de hacer exhortaciones y terminan dañando el corazón de otros por la dureza de sus palabras. Cuando Dios activa el don, no solo activa el ADN necesario, sino motiva a tener la actitud correcta para hacerlo. La exhortación sin amor de nada sirve. La actitud correcta para exhortar viene de la disposición del corazón y del ADN impartido por el Padre.

APLICACIÓN
Podemos ver ejemplos claros de exhortación en las Escrituras. Debemos aprender que todo hijo de Dios puede ser un portador de una palabra que dará dirección a su hermano.

  • A que fueran sinceros y fieles al Señor (Hechos 11.23).
  • A permanecer en la fe (Hechos 14.22).
  • A llevar a cabo cierta tarea (2Corintios 9.5).
  • En abundar más y más en agradarles (1Tesalonicenses 4.1).
  • Amonestar a los ociosos, alentar a los de poco ánimo, sostener a los débiles, ser pacientes con todos, no pagar mal por mal, y seguir lo bueno (1 Tesalonicenses 5.14-15).
  • A trabajar y comer su propio pan (2Tesalonicenses 3.12).
  • Hacer rogativas, oraciones y peticiones por todos hombres (1Timoteo 2.1).
  • A que fueran prudentes (Tito 2.6).
  • A contender por la fe (Judas 3).

Todos los creyentes deben fijar su atención en este pasaje. Antes exhortaos los unos a los otros cada día (Hebreos 3.13). Los creyentes que ayudan a sus hermanos cada día y están llenos del Espíritu Santo de seguro experimentarán gozo en el Señor. Podemos decir, entonces, que el propósito del don de exhortación consiste en llamar a los creyentes a acercarse más a Dios, o a que cumplan algún propósito divino.

DECLARACIÓN DE FE
El poder del Espíritu esta sobre mi vida, estoy lleno del espíritu de sabiduría para ayudar a otros con ánimo, enseñanza y empujarles a volver su camino a Dios. Amén!!

ORACIÓN
Amado Dios, por el poder de tu Espíritu Santo estoy avanzando en la conquista de mi mismo, quiero crecer espiritualmente para servirte de una mejor manera, avanzar con poder y gloria hasta alcanzar los estándares que me permitan serte útil en todo lo que me necesites en tu reino. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 03: DIOS EN NOSOTROS
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

A quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria (Colosenses 1.27).

“Dios se manifiesta al mundo a través de nosotros”

PRINCIPIOS

1- Manifestar a Dios por medio de los dones espirituales es toda una responsabilidad. Por ejemplo, el Señor pone a nuestro lado a las personas con el don de misericordia para ayudarnos, son los que nos sostienen en los momentos más difíciles, siempre tienen una palabra de ánimo y consuelo o nos apoyan con alguna necesidad, cuando pareciera que nadie está ahí para auxiliarnos a salir adelante.

Son los que atienden al Cuerpo de Cristo en situaciones difíciles como cuando estamos enfermos y nos visitan en un hospital o en su defecto a otros en la cárcel. Son los que lo dan todo para que otros sean bendecidos. Disponen su corazón y todos sus recursos a favor del prójimo y no escatiman ningún esfuerzo para servir, en cualquier momento que se les requiera, ahí están. Gracias a Dios por sus vidas, sin sus dones de servicio el pueblo de Dios enfrentaría mayores problemas y aflicciones.

2- Todos necesitamos a un Pablo (padre espiritual) y a un Bernabé (amigo) en nuestras vidas, el padre edifica, nos dirige al cumplimiento del propósito, nos cuida espiritualmente, y el Bernabé, nos sostiene, anima y consuela. Los dones del Padre son necesarios en la Iglesia de hoy porque:

* Mientras existan creyentes deben existir los dones para atenderles. Las credenciales de los hijos de Dios es la operación de los dones en nuestras vidas. Recordemos que los dones son otorgados por el Padre a fin de servir a los demás.

* Mientras que existan personas a ser salvas, los dones tienen que operar. Los dones que el Padre otorga es con el fin de servir a las personas que han de ser salvas. Cuando atendemos a los enfermos, a los presos, es como si Dios mismo lo estuviera haciendo, de esta manera muchas personas pueden conocer a Cristo por el servicio de los creyentes a los no-creyentes.

* Mientras que la Iglesia esté en la tierra, necesita ser administrada. Los dones del Padre son para administrar la Iglesia, por esto los dones de presidir, enseñar, hacer misericordia, de tal manera que el Cuerpo de Cristo camina en poder en el momento que estos dones son operados por los hijos de Dios.

3- ¡Servir a otros genera recompensa! Todo lo que sembramos, cosecharemos, el que siembra escasamente también segará escasamente. Dios tiene la recompensa del que sirve con todo lo que Él nos ha dado a los santos. Dios dará la gratificación en la medida de nuestra honestidad en el trabajo. En el servicio para el Señor este tipo de creyentes son indispensables para el éxito en el trabajo de los ministerios. Estos colaboradores de Pablo le allanaban el camino (quitaban muchos obstáculos) para que el evangelio avanzara a toda Asia.

No escatimaban esfuerzos a favor del reino colaborando en el ministerio apostólico de Pablo. Sin la disposición para servir con todos los dones de gracia del Señor, el trabajo ministerial se complicaría enormemente. Por ejemplo en la Iglesia de Jerusalén se hizo necesario nombrar diáconos para apoyar el trabajo espiritual, organizacional y administrativo de ese tiempo que requería que los apóstoles no se distrajeran de su labor principal, la oración y la palabra.

APLICACIÓN
En la Iglesia de hoy no hay diferencia, el trabajo se ha multiplicado y los ministros necesitan las manos de apoyo a sus ministerios a través de los dones de gracia de todo el cuerpo de Cristo a fin de que la Iglesia sea edificada y la gran comisión cumplida hasta alcanzar a todas las naciones. Es interesante darnos cuenta que en el servicio no hay jerarquías sino responsabilidades. Sin embargo, la misma responsabilidad del oficio genera honor y respeto para los hombres y mujeres que han sido hallados dignos del reino por el trabajo que realizan.

DECLARACIÓN DE FE
Soy lleno del Espíritu Santo, recibo la activación de los dones del Padre, decido operar en ellos para servir a los que me rodean, soy libre para servir con todo mi corazón para los planes de mi Señor y Dios. Amen!!

ORACIÓN
Dios eterno, buen Padre celestial, que privilegio es ser tu hijo y serte útil en tu reino. Estoy emocionado de saber que puedo dejar una huella en este mundo para que la gente sepa que tú nos amas y deseas salvarnos. Gracias por permitirme operar en tus dones. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 02: SIETE DONES
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría ( Romanos 12.6-8).

“Siete dones para servir a los santos”

PRINCIPIOS
1- Los siete dones del Padre están reflejados en Romanos 12.6-8, cada uno de ellos nos imparte la capacidad de servir a los santos de una manera poderosa y sobrenatural.
* Profecía
* Servicio
* Enseñanza
* Exhortación
* Dar
* Presidir
* Misericordia

Estos dones dotan al creyente para el servicio práctico, Dios les da la capacidad y el poder para brindar ayuda a otros y resolver asuntos que pudiesen parecer sencillos, pero requieren de ofrendar amor, tiempo, esfuerzo, habilidades y en ocasiones también economía.

2- Jack W. Hayford en su libro la serie de publicaciones “Vida en el Reino” en el “Estudio de Romanos” escribe: Básicamente, en este pasaje se sostienen dos interpretaciones concernientes a los dones. Una de ellas sostiene que esta serie de dones indica dones creacionales, es decir, «inclinaciones inherentes a cada persona, según las cualidades que les concedió el Creador desde su nacimiento».

Si la consideramos de esta forma, esta lista de dones es diferente a las listas que aparecen en otras partes del Nuevo Testamento. Los dones mencionados en Romanos provienen del Padre y constituyen «nuestras cualidades innatas en la vida y en el servicio a Dios», mientras que la lista de dones de Efesios 4 emana del Hijo y describe cargos eclesiásticos, y la lista de dones de 1Corintios 12 procede del Espíritu y describe las capacidades que nos han sido dadas con poder para «edificar la Iglesia y evangelizar el mundo».

3- La segunda interpretación considera los dones mencionados en Romanos «como una repetición o complemento de muchos otros mencionados en 1 Corintios 12.12–29 o Efesios 4.11».  Representaré ambas posiciones en las definiciones que siguen, colocando la interpretación de los dones de creación en primer lugar.

Profecía (v. 6): Ya sea (1) la habilidad de aquellos que se les «permite ver la vida desde una perspectiva profética especial, independientemente de la función pública que desempeñen o del uso especial que haga de ellos el Espíritu para proclamar abiertamente una profecía»; o (2) «a la manifestación de una profecía hecha pública diciendo algo que Dios haya puesto en su mente (1Corintios 12.10)».

Servicio (v. 7): Ya sea (1) la habilidad de aquellos «cuyos dones especiales los capacita mejor para atender al cuerpo [de Cristo] en sus necesidades materiales», o (2) «a aquellos que prestan cualquier tipo de servicio a los demás en la Iglesia».

Enseña (v. 7): Ya sea (1) el don de «aquellos especialmente dotados para escudriñar e instruir en la verdad revelada de la Palabra de Dios, independientemente de la función pública que ejerzan», o (2) «como a los maestros profesionales (Efesios 4.11 )».

Exhorta (v. 8): Ya sea (1) la habilidad de «aquellas personas cuyos dones innatos los califican para aplicar las verdades de Dios a situaciones particulares alentando a otros» o (2) «a aquellos (como los ministros) que han sido llamados para dedicarse por completo a la atención de la Iglesia».

Reparte (v. 8): Ya sea (1) «quienes están dotados para contribuir al sostén emocional o material de otros», o (2) «a los dotados de abundantes medios financieros para apoyar la obra del evangelio».

Preside (v. 8): Ya sea (1) «quien está dotado para orientar en todas las esferas de la vida», o (2) «a aquellos que tienen a su cargo funciones administrativas (1Corintios 12.28)».

El que hace misericordia (v. 8): Define tanto a (1) «quienes poseen el don de una fuerte sensibilidad», o (2) «a aquellos llamados a desempeñar funciones especiales en organismos cristianos de asistencia y ayuda».

APLICACIÓN
Cada creyente tiene al menos uno de estos dones de gracia y no excluye el ejercicio de cualquier otro don conforme se presente la necesidad. A través de estos dones los creyentes edifican al cuerpo de Cristo y les expresan el amor de Dios. Estos dones nos capacitan para ser mejores creyentes y expresar el amor de Dios por medio de servir a los demás y representar adecuadamente al Creador en este mundo.

DECLARACIÓN DE FE
Dispongo mi corazón para recibir la impartición del Espíritu Santo, recibo ahora mismo su poder y activación de los dones que necesito para desarrollar mi función en este mundo. Amen!!

ORACIÓN
Maravilloso Señor, amoroso Padre de gloria, estoy feliz de pensar que puedo ser usado como una vasija de honra para bendecir a otras personas en tu bendito nombre. Necesito tu ayuda, que no me sueltes de mi mano, anhelo caminar en una unción poderosa para servir a los demás de manera eficiente y glorificarte como te mereces. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 02: DIVERSIDAD
Capítulo 01: CONOCER PARA OPERAR
Serie: DONES ESPIRITUALES

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo (1 Corintios 12.4-6).

“Todos los hijos de Dios tenemos la oportunidad de operar en al menos un don espiritual”

PRINCIPIOS
1- Debemos entender la diversidad de dones que Dios pone en las manos de los creyentes para beneficio del Cuerpo de Cristo. Es nuestra responsabilidad identificar con claridad los dones que el Dios Tri-uno ha entregado a su pueblo para provecho de otros. Estamos siendo desafiados a operar en los dones espirituales que Dios nos entrega como herramientas de trabajo para desarrollar su propósito en la tierra, porque cada miembro del Cuerpo de Cristo debe fluir con conocimiento, responsabilidad y libertad en los dones que ha recibido del Padre, del Hijo y del Espíritu.

2- Conocer el significado, descripción de cada don bíblicamente y su forma de operación, nos puede proyectar a ser altamente productivos en el reino de Dios, al entender que los dones son esas herramientas espirituales que necesitamos, y para dar buenos resultados, nos hace responsables de anhelarlos, buscarlos y operar en ellos. El propósito principal de todos los dones espirituales es edificar y fortalecer a la Iglesia y al creyente en general. Deben edificar (gr. Oikodomeo) que significa: Estimular la vida espiritual, la madurez y el carácter piadoso de los creyentes.
En el uso de los dones debe haber orden y equilibrio. Al operar y hacer uso de los dones espirituales necesitamos ser buenos administradores y en la medida que somos productivos, ganaremos la confianza de Dios para convertirnos en dignos del reino. El Espíritu Santo está buscando buenos administradores del reino para derramar de su santa unción.

3- La expresión “dones espirituales” (gr. pneumatika, de pneuma, Espíritu), se refiere a la manifestación del Espíritu Santo cuando un don está operando a través de la vida de un creyente. Son dones de gracia (gr. charismata, de caris, gracia), que incluyen una motivación interna y manifiestan el poder de Dios en acción a favor de otros. La construcción literaria de esta sección es interesante. Forman una unidad tanto en estilo como en contenido. Existen tres oraciones que llegan a una conclusión conjunta. Se ocupa una triada formada por Dios, Señor y Espíritu. Tales triadas se hallan a menudo dentro del Nuevo testamento. Estos dones (charismata) son dados a los hijos de Dios y el apóstol Pablo los considera como dones irrevocables: Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios (Romanos 11.29).

4- Estos charismatas son gratuitos para todos los hijos de Dios y se deben usar a favor del mismo cuerpo de Cristo. Operar estos dones no solo es un privilegio, sino una responsabilidad muy grande. Recordemos que somos embajadores de Dios en esta tierra y administradores de su reino. El apóstol Pablo se preocupaba y se ocupaba de enseñar los dones a la Iglesia. Como padre y líder de la Iglesia en Roma, entendió que el establecimiento del reino depende de la operación de los charismas. Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1.11). Así́ que estaba decidido a ir a compartir con las congregaciones para enseñar acerca de los dones espirituales.

APLICACIÓN
Somos conscientes que los dones son para operarlos para el avance del reino de Dios en este mundo. Cada uno de nosotros recibe esos dones para beneficio principalmente de otras personas, más que de nosotros mismos, sin embargo, al operarlos nos ayudan para ser personas más eficientes en todo lo que emprendemos. Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1 Pedro 4.10).

DECLARACIÓN DE FE
Soy libre para operar en los dones espirituales con responsabilidad, cedo todos mis derechos al Espíritu Santo para que trabaje en mi santidad y me entrego por completo al servicio de mi Señor y Dios. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Dios, muchas gracias por permitirme ser útil en tu reino, sé que tengo que vencer muchas deficiencias humanas para convertirme en una vasija útil en tus benditas manos, pero también sé que cuando reconozco mi debilidad, cuando soy débil, entonces, soy fuerte. Gracias por ayudarme en cada uno de mis procesos para crecer a la estatura del varón perfecto que es Cristo. Amen!!

¡¡Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 01: Dones Espirituales
Capítulo 01: Conocer Para Operar
Serie: Dones Espirituales

No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Corintios 12.1).
Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia (1 Corintios 14.12).

“Mejor anhelar que ignorar los dones espirituales”

PRINCIPIOS
1- Los dones espirituales regularmente son llamados charismata divina, en alusión al griego que se entiende como don. Charismata, la forma plural de charisma significa “dones de gracia.” Los charismas se definen como “donaciones conferidas divinamente a cada uno de los que creen en el Hijo de Dios, ya que es por medio de Él que el Padre envía su Espíritu que a la misma vez Él activa su Charisma; ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará́ el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11.13). Estos dones de gracia son impartidos por el Espíritu Santo a fin de equipar a los hijos de Dios de acuerdo al propósito del Padre para cada uno de nosotros.

2- El apóstol Pablo anima a los discípulos de Corinto a no ignorar acerca de los dones espirituales ya que de esto depende nuestra capacidad de triunfo en las tareas y comisiones que nos son encomendadas en la tierra. Como nunca en la historia moderna de la Iglesia de Cristo estamos viendo un fluir fresco y poderoso en la operación de los dones espirituales, de esta manera podemos ver el cumplimiento de aquella hermosa profecía de Isaías hablando del Espíritu Santo: Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos (Isaías 43.3).

3- Estamos convencidos de que vivimos los últimos tiempos en la tierra, somos la generación que está experimentando la última reforma de la Iglesia: La Manifestación de los Santos. Por mucho tiempo los lideres han hecho mucho, pero los miembros poco. En esta reforma, los dones son activados a toda su capacidad a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12). Durante estos devocionales diarios vamos a conocer los dones de acuerdo a: La fuente, naturaleza y propósito.

4- Es una responsabilidad personal activarnos en los dones espirituales y operar en ellos para hacer avanzar el reino en esta tierra. Cada hijo de Dios tiene un llamado, hemos sido diseñados para cumplir un propósito específico en esta tierra. Por esto el Apóstol les escribe a sus discípulos de Corinto: No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Corintios 12.1). Ignorar es desconocer, no entender, ser ignorante. Al contrario, el mismo apóstol sugiere que anhelemos y procuremos abundar en los dones espirituales para que la iglesia se edificada (1 Corintios 14.12). Esto nos hace responsables de ser disciplinados en esta orden apostólica.

APLICACIÓN
Conocer no es suficiente, es necesario poner los dones en funcionamiento, operar en el ellos para ser productivos y eficientes en nuestro llamado. Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo (2 Tesalonicenses 1.11-12). ¡Después de leer cada devocional, estoy seguro de que estarás experimentando un nuevo nivel espiritual en tu vida!

DECLARACIÓN DE FE
Hoy confieso que he sido descuidado en anhelar operar en los dones espirituales, pero a partir de este tiempo me esforzaré a buscar la presencia de mi Señor para que su Espíritu active los dones espirituales que necesito para cumplir mi destino en esta tierra. ¡¡Amen!!

ORACIÓN
Dios eterno, te suplico que me ayudes a tener la disciplina necesaria para buscar los dones espirituales con disciplina. Renuncio ahora mismo a la pereza espiritual y destruyo toda resistencia del enemigo que impida que acceda al conocimiento de los dones que el Padre tiene para mi vida. Amado Dios muchas gracias por tu amor y misericordia, anhelo serte útil en tu reino, me esforzaré a operar los dones espirituales para glorificar tu Nombre. ¡¡Amen!!

¡¡Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply