No more items. Only one item for this archive.

Tema 13: RAICES PROFUNDAS
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; No desampares la obra de tus manos (Salmos 138.8).
Y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre (Apocalipsis 1.6).

“Tenemos que echar raíces profundas por medio del carácter para construir nuestro sueños”

PRINCIPIOS
1- Los sueños nos impulsan a poner cimientos fuertes de carácter, nuestras capacidades son afinadas, los dones son perfeccionados por el anhelo de ver nuestros sueños construidos. Efesios 2.10 dice que somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Nuestro diseño esta definido desde antes que pudiéramos siquiera abrir nuestros ojos, tenemos una historia que escribir. El sabio dijo que él cumplirá su propósito en nosotros (Salmos 138.8).

2- Los sueños son el lenguaje de Dios para impulsar nuestros anhelos a construir un futuro glorioso. Nada puede detenernos cuando estamos determinados a construir lo que el Señor nos ha mandado. Esta Tierra sigue bajo el mando de nuestro Dios bajo la mayordomía de sus reyes escogidos, es aquí donde tenemos autoridad, esta Tierra sigue en conflicto de reinos, los sistemas del mundo están en conflicto con el reino de Dios en nosotros. Pero la Biblia dice que somos reyes y debemos ejercer esta autoridad para construir un futuro glorioso.

3- El Señor nos autorizó para tener dominio sobre todas las cosas en esta Tierra. Dominio significa prevalecer contra algo, sojuzgar, establecer, echar raíces, gobernar. Dominio es tener la autoridad para construir los sueños de Dios. Establecemos lo que construimos con madures de carácter, determinación y fuerza. Esto no se da de la noche a la mañana, seguramente nos llevará tiempo, pero cuando somos fieles en lo poco, Dios nos ayudará a desarrollar lo mucho.

4- La Escritura dice que Jesús nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre (Apocalipsis 1.6). Tenemos que poner columnas firmes, raíces profundas en lo que vamos a construir. Debemos tomar el material correcto. Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará (1Corintios 3.12-13). Edificar con carácter maduro y firme nos permite poner raíces profundas para edificar esos sueños maravillosos que el Padre ha engendrado en nuestro interior.

APLICACIÓN
Hemos sigo comisionados por nuestro Padre para construir sus sueños, somos reyes y sacerdotes y construimos conforme al desarrollo de nuestros talentos y capacidades. Una de las razones por las cuales la tierra no ha sido llena de la gloria de Jehová, y la soberanía de Dios no ha sido establecida, es porque los reyes no han estado haciendo bien su trabajo. La mayoría de los cristianos están confinados a cuatro paredes y a lo más que pueden acceder es desarrollar algún trabajo dentro de su congregación. ¡Qué decepción! ¡Reyes actuando como esclavos! Despertemos nuestro espíritu, permitamos que nuestro potencial emerja para que el reino se exprese en plenitud.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un rey y sacerdote, construiré los sueños de Dios para que el reino sea expresado a plenitud. No daré espacio a la ignorancia ni a la pereza, ejerceré mi llamado para dar grandes frutos de calidad para el reino. Amén!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, precioso Jesús, estoy listo para ser enviado a construir tus sueños, caminaré tomado de tu mano para ver cumplida la tarea que me has encomendado. Disfrutaré de obedecer tus instrucciones y cumplir tus mandatos. Gracias Jesús por darme esta gloriosa oportunidad. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply