Tema 14: EL REINO ESTA AQUÍ
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos (Gálatas 4.4-5).

“El reino esta en nuestro interior y lo expresamos en nuestras acciones”

PRINCIPIOS
1- El propósito de Dios para nosotros es el mismo de siempre: ejercer dominio y autoridad sobre el plano terrenal con nuestras acciones. Eso nunca ha cambiado. Lo que sí ha cambiado es nuestra posición. Al momento que Adán y de Eva entregan la autoridad del reino a Satanás, un querubín desempleado, quedamos como esclavos indefensos del poder de las tinieblas, de tal manera que no podemos regresar a nuestro lugar original sin la ayuda de Dios.

2- Afortunadamente para nosotros, nuestro Creador no nos saco de sus planes, más bien desarrollo una estrategia para regresarnos al lugar de gobierno. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley, para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos (Gálatas 4.4-5).

El propósito de Dios era restaurarnos a nuestro estado pleno como sus hijos e hijas, y traernos de regreso a su reino. Él envió a Jesús como el Camino. La fe en Jesucristo como el Hijo de Dios y en su muerte por nuestros pecados y resurrección de nuestra vida, es la puerta a través de la cual entramos al reino de Dios para ser posicionados en nuestro lugar de autoridad.

3- El reino de Dios es el propósito central de todo. El doctor Lucas dijo que Jesús regresará de nuevo a la Tierra “hasta la restauración de todas las cosas” (Hechos 3.21). Todo lo que Dios hace se relaciona con su reino. El Señor dijo: Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin (Mateo 24:14). El mensaje de Jesús y los apóstoles fue y deberá seguir siendo el reino de Dios.

4- Cuando Jesús inició su ministerio, su primera declaración pública fue un mensaje que reflejaba la declaración de misión para su vida: Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos está cerca (Mateo 4:17). Arrepentimiento significa un cambio completo de mente y pensamiento -una mentalidad completamente nueva- y un cambio completo de dirección. El Reino de los cielos se refiere a la presencia y autoridad soberana de Dios “invadiendo” e impactando la dimensión terrenal.

5- En el tiempo de Jesús la gente estaba llena de religión pero vacia de Dios, su mentalidad religiosa no podía entender las buenas nuevas que el Señor presentaba. Era necesario nacer de agua y de espíritu. Es decir, restaurar nuestra naturaleza original, el diseño con el cuál fuimos creados. Si podemos entender esto, estamos listos para que de nuestro interior emerja el mayor potencial que jamás nos hallamos imaginado por qué “el reino esta aquí en nuestro interior”.

APLICACIÓN
La misión de Jesús era proclamar el reino de los cielos a una generación que se había llenado de religión. Esto fue lo que anunció en su presentación oficial en la sinagoga: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los presos y dar vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año del favor del Señor (Lucas 4.18-19).

Jesús fue “ungido”, apartado para esta misión por el Padre para restaurar el reino a su plenitud. Jesús nos delega esa función a nosotros diciendo: Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí (Lucas 22.29). Ese reino que Jesús nos asigna ya esta dentro de nosotros y lo tenemos que expresar al mundo por medio de nuestras acciones.

DECLARACIÓN DE FE
Acepto el desafío que el Padre pone delante de mi, su reino ya esta en mi interior, su naturaleza esta siendo restaurada en todo mi ser, ahora me toca esforzarme por poner en practica todo lo que he aprendido para caminar en poder y gran victoria. Amén!

ORACIÓN
Hermoso Jesús, gracias por introducirme al reino a través de pagar el precio por mi, estoy desafiado a tomar posesión de la silla de autoridad que me has preparado, voy a expresar el reino en todo tiempo y momento por medio de mis acciones. Precioso Espíritu Santo, ayúdame a ser obediente a tus indicaciones y aprender cada día acerca del reino de mi Padre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 09: ESTABLECIENDO EL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4.17).
No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 22.29).

“El propósito del Rey es ver por su reino”

PRINCIPIOS
1- Para que descubramos el propósito original y la misión de Jesús, sería obvio considerar sus propias declaraciones al venir a este mundo. Su primera declaración pública fue hecha al comienzo de su ministerio cuando tenía treinta años. Después de ser bautizado por su primo Juan y luego de cuarenta días de ayuno, durante los cuales venció las tentaciones de Satanás para que pusiera en peligro su misión, dice: Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4.17).

2- La palabra cerca, en algunas ocasiones traducida como “a mano”, significa simplemente “ha llegado”. En otros términos, su primera declaración fue la introducción y llegada de su reino, no de una religión. En esencia, Él trajo un gobierno a la Tierra. Veamos algunas de las otras declaraciones de Jesús concernientes a su propósito y misión.

Observemos estos mensajes de Jesús:
Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado – Mateo 10.7
Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios – Mateo 12.28
Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos – mateo 18.23
Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él (Lucas 8.1).

3- Nos queda claro que Jesús no vino a reclamar un reino, vino a tomara SU reino, lo que él mismo creó, edificó, y puso en las manos de Adán y Eva. Un usurpador vino a convertirse en un gobernador “espurio”, ilegal, porque solo lo que es aprobado en el cielo es establecido en la Tierra. Dios nunca aprobó que Lucifer gobernara, así que su gobierno fue ilegal desde el momento de la tentación, y definitivamente, hasta hoy, toda intervención suya en esta Tierra sigue siendo ilegal. Jesús no solo recupera lo que le pertenece, sino que retoma el diseño original, donde el ser humano sea su colaborador en este gobierno. No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 12.32).

CONCLUSIÓN
Es evidente que la intención de Jesús al enseñar acerca de su reino era invitar a los hombres a entrar al reino de Dios. Esto se halla en contraste directo con el enfoque en la actividad religiosa y la preocupación de la religión sobre ir al cielo. Parece como si el mensaje y la prioridad de Jesús fueran la ocupación y el reclamo de la Tierra, en vez de diseñar para la humanidad una escotilla de escape hacia el cielo. Jesús nos sigue desafiado a través de este versículo: Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad (Mateo 5.5). Observemos que la promesa es para heredar la Tierra en vez del cielo. Además, su dominio sobre ella y su medioambiente fue declarado por Jesús como el regreso del Reino de Dios. Ahora nos corresponde a nosotros tomar estas Escrituras en serio para ponerlas por obra en nuestros corazones y actuar con determinación para tomar lo que el Señor nos ha asignado.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy estoy entendiendo que el Señor me ha dado un asignamiento claro y preciso, ha puesto en mis manos un propósito grande, gobernar con él y para él esta Tierra. Tengo un destino, una posición desde donde puedo seguir estableciendo el reino en mi entorno. Amén!

ORACIÓN
Dios hermoso, Padre glorioso, ahora mismo estoy entendiendo, me queda claro que he sido enviado a este mundo para cumplir un propósito en tu reino. Por favor ayúdame a realizar la tarea que me has encomendado, me esforzaré a realizar todo con excelencia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

EL EVANGELISTA ESTABLECE EL REINO

Tema 24: EL EVANGELISTA ESTABLECE EL REINO
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11).

“Una de las virtudes del evangelista es establecer el reino en lugares nuevos”

PRINCIPIOS
1- El evangelista ESTABLECER la cultura del reino de Dios en la tierra. El evangelismo que mejor funciona es a través de la comunicación personal, aunque la comunicación escrita es sencilla, práctica y efectiva. Los medios electrónicos son poderosos para transmitir el evangelio. El evangelio por medio del arte da buenos resultados pero no es muy usado, y el evangelismo es un medio efectivo a cuando se hace persona a persona.

2- El evangelista de este tiempo tiene un reto sumamente importante. Los principados están ocupando el monte de la comunicación y lo usa para mantener a los seres humanos bajo temor. Es aquí donde los evangelistas hacen su función trayendo las buenas nuevas de la cultura del cielo a la tierra. Mientras que el diablo envía sus malas noticias por medio de la televisión, revistas, inclusive de boca en boca, la unción del evangelista crea métodos, diseña estrategias de permear la cultura del cielo a la tierra.

3- Aunque todos los hijos de Dios somos llamados a proclamar el evangelio de Jesucristo, el Verbo de Dios ha dejado el don del evangelista como un llamado especial para hacer la tarea de la transmisión de las buenas nuevas a cada rincón de este mundo. Aunado a esta tarea de exponer la cultura divina, el evangelista participa con los otros cuatro oficios en edificar y activar a los hijos de Dios para que cumplan con su llamado.

4- La vida interior del evangelista, debe ser de comunión con Dios que se refleje en sus acciones. Desde un punto de vista bíblico debe cumplir con las siguientes funciones:

  • Anunciar el evangelio, Hechos 13.32.
  • Enseñar, 1Timoteo 4.13.
  • Hablar con denuedo, Hechos 9.29; 13.46.
  • Exhortar, Hechos 2.40; 11.23; 1Timoteo 4.13.
  • Amonestar, Colosenses 1.28; 1 Tesalonicenses 5.14.
  • Rogar, 2 Corintios 5.20; Efesios 4.1.
  • Disputar, Hechos 9.29.
  • Contender, Judas 3 (pero recuérdese Romanos 14.1).
  • Discutir, Hechos 17.2, 17; 18.19
  • Responder, 1 Corintios 9.3; Filipenses 1.16
  • Redargüir, 2 Timoteo 4.2; Mateo 18.15
  • Convencer, Tito 1.9.
  • Tapar bocas, Tito 1.13.
  • Mandar, 1Timoteo 1.3.
  • Desechar, 2Timoteo 2.23; Tito 3.10.
  • Anunciar todo el consejo de Dios, Hechos 20.20, 27.

APLICACIÓN
Aunque no todos estamos llamados a ejercer alguno de los cinco oficios, la gran comisión de hacer discípulos, sí es para todos los nacidos de nuevo. Inmediatamente, cuando recibimos a Cristo en nuestro corazón, somos llamados a ganar almas para el reino de nuestro Padre. No necesitamos operar en el don del Evangelista para ser “pescadores de hombres”, todos debemos ser parte de esta gran responsabilidad de predicar el evangelio y hacer obras de fe en el nombre de Jesús.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy mismo decido obedecer el llamado de la gran comisión, trabajaré duro para ganar almas y ser fiel en ejercer lo dones espirituales que el Padre me ha dado para que mi propósito en este mundo sea cumplido fielmente. Amén!!

ORACIÓN
Gracias Señor amado por permitirme ser parte de esta generación que ganará el mundo para tu reino. Ayúdame a vencer los obstáculos y serte fiel en todo lo que me ordenes. Me voy a esforzar para hacer todo de manera excelente para glorificar tu nombre. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply