AFINANDO LAS CAPACIDADES

Tema 19: AFINANDO LAS CAPACIDADES
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho (1Corintios 12.7).

“Debemos perfeccionar el don de Dios en nosotros para dar frutos en excelencia”

PRINCIPIOS
1- Construir requiere capacidades especiales sobrenaturales que nos aseguren una muy buena construcción. Es muy bueno hacer un buen inventario de lo que tenemos y podemos usar de manera eficaz. Pensemos en lo siguiente:

  • ¿Qué hago bien?
  • ¿Qué disfruto hacer?
  • ¿Qué dicen otras personas que hago bien?
  • ¿Qué oportunidades tengo?
  • ¿En qué áreas de mi vida he tenido éxito?
  • ¿En qué trabajos he sido excelente?

2- Esto nos ayuda a definir si lo que estamos haciendo va por buen camino. Nos ayuda a probar que el sueño es genuino y que su construcción será excelente. Es muy posible que Dios no me pida que le saque una muela a alguien sino he estudiado odontología. Dios no me pedirá que repare un motor de un auto si lo que hago bien es pintar una pared. El sabio dijo: El corazón del entendido adquiere sabiduría; Y el oído de los sabios busca la ciencia. La dádiva del hombre le ensancha el camino y le lleva delante de los grandes (Proverbios 18.25-16).

3- Lo mejor que haremos en la vida esta asociada a nuestro diseño. Dios nos ha dado un propósito, las habilidades que necesitamos para cumplirlo, pero en nosotros esta la responsabilidad y el anhelo de hacerlo para que el Señor sea glorificado en cada momento de nuestras vidas. Cuando sabemos cuales son los dones que Dios nos ha dado, debemos de perfeccionarlos, refinarlos, afinar cada habilidad para dar los mejores resultados.

4- Podemos ser personas de excelencia cuando dependemos de la gracia del Señor para nosotros y la capacidad que tengamos de perfeccionar el don que el Espíritu nos imparte. Esto es maravilloso cuando nos damos cuenta que Dios nos entrega todo lo necesario para construir con excelencia.

APLICACIÓN
El apóstol Pablo nos alienta con esta palabra: Porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 1.5-7). ¡No nos falta ningún don! Esto quiere decir que todo lo que necesitamos el Espíritu lo imparte en nosotros para que tengamos la competencia de cumplir con el plan de Dios en nuestras vidas. ¡Esto es poderoso!

Si tan solo podemos creer que el potencial que esta en nosotros es suficiente para cumplir con las expectativas de Dios en nuestras vidas, podríamos caminar mucho más seguros a la construcción de nuestro sueño y traer grandeza al reino de nuestro Padre.

DECLARACIÓN DE FE
Soy competente en Dios y no en mi mismo, los dones espirituales que necesito ya están dentro de mi, los usaré para hacer todo con excelencia que glorifique y engrandezca el reino de mi Padre. Amén!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, por favor guíame en este proceso de construcción del sueño de Dios en mi vida, estoy seguro que los dones que necesito serán impartidos para hacer todo de manera sobrenatural y gloriosa. Ayúdame a vencer toda debilidad y sacar lo mejor de mi para engrandecer el reino de mi Padre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 12: UN REINO DE REYES
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra (Mateo 6.10).

“El reino del cielo extendido en la tierra”

PRINCIPIOS
1- La intención del establecimiento del reino original de Dios, un reino de reyes, fue extender su gobierno, voluntad y naturaleza del cielo a la Tierra. Su deseo fue manifestar su glorioso carácter, sabiduría, juicio justo y propósitos a la dimensión terrenal mediante el liderazgo administrativo de la humanidad sobre el planeta. Todo lo que el Creador quisiera hacer en este planeta sería por medio del ser humano, por eso le dio las virtudes necesarias y la designación de la tarea.

2- El hombre fue creado con los dones y la naturaleza divina para ejecutar la voluntad de Dios en la Tierra. El objetivo final de Dios, el Creador, fue llenar la Tierra con el cielo y establecerlo como un territorio visible de un mundo invisible. Su propósito fue lograr que su voluntad fuera hecha y el reino celestial viniera a la Tierra así como es en el cielo. El poder, la gloria, invisible para el ser humano, sería visible en este planeta por medio de las acciones del ser humano.

3- Cuando Dios creó al hombre, la primera cosa que le dio fue su imagen y semejanza, y el primer mandato y tarea que le asignó fue el de ejercer “dominio”. Consideremos cuidadosamente la naturaleza del mandato de dominio, tal como está registrado en Génesis 1:26-28, y sus implicancias en cuanto a lo que ese gobierno original abarcaba y excluía.

  • Dios le dio al hombre dominio sobre la Tierra.
  • Dios le dio al hombre dominio sobre la creación y la Tierra, no sobre otros hombres.
  • Dios nunca le dio dominio sobre los cielos.
  • Dios nunca le dio al hombre una religión, sino una relación.
  • Dios nunca le prometió al hombre el cielo, sino la Tierra.

4- El ser humano tendría la función y la responsabilidad bien enmarcadas, delineadas perfectamente para que no se equivocara en desarrollar su tarea bajo las instrucción del Creador y Rey soberano de toda la creación. Esto es muy importante entenderlo, porque en todo tiempo y momento veremos en las Escrituras que la restauración del ser humano trata con regresarle esas capacidades para que continue con su función.

5- Creo que la pregunta de Dios al ser humano sigue siendo: ¿Estás listo? ¿Deseas ser restaurado a esa plenitud? Dios esta consciente de nuestras debilidades, pero cuando lo reconocemos, nos hacemos fuertes en él. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12.10).

APLICACIÓN
Dios no ha abandonado su MARAVILLOSA IDEA, ha hecho un espacio en la eternidad llamada tiempo para la restauración del ser humano. Si contesto a Dios que anhelo esa restauración total, seguramente me regresará la función, las capacidades y la responsabilidad de tener dominio en este mundo. El plan maestro se cumplirá totalmente, no habrá nada que pueda detener la intención de Dios para que nosotros funcionemos como reyes y cumplamos con nuestro destino en el lugar donde hemos sido colocados.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy emocionado por restaurar todas mis capacidades y tomar dominio en este mundo, voy actuar como rey y daré cuentas a mi Señor de todo lo que haga, seré fructífero, cumpliré con mi llamado, seré responsable, haré la tarea como el Señor mi Dios me ha ordenado. Amén!

ORACIÓN
Dios eterno, precioso Señor y Padre eterno, estoy dispuesto a ser santificado para tu gloria, quiero ser una vasija de honra en tus manos donde manifiestes tu poder. Quiero cumplir mi propósito en este mundo para que tu reino sea extendido hasta el último rincón de esta Tierra. Gracias por esta gloriosa oportunidad que aprovecharé cada segundo de mi vida. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

PROFETAS EN TIEMPOS EMERGENTES

No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales; Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo (1 Corintios 12.1; 4-6).
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11).

INTRODUCCIÓN
Existen dos posturas teológicas con respecto a los dones espirituales. Los que dicen que los dones ya cesaron (postura cesionista) y los que opinan que TODOS los dones siguen vigentes. El apóstol anima a los corintos que no ignoren acerca de los dones espirituales. Ignorar del griego agnoéo, que se traduce como no saber (por falta de información o inteligencia), desconocer (por desagrado). 
La idea del apóstol es que sus discípulos deberían estar dispuestos en indagar, estudiar, ocuparse en el equipamiento de los dones espirituales. Enseñar acerca de los dones era una función apostólica. Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1.11).

LOS DONES DE CRISTO
Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres (Efesios 4.7-8). 
El Señor Jesús después de tomar autoridad sobre todas las cosas en el cielo y la tierra, entrega dones a los hombres: Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11). Estos son llamados los “cinco ministerios” o los “cinco oficios” de Cristo. 
¿Cuál es el propósito de estos “dones de Cristo”? La respuesta esta en los siguientes versículos: (Efesios 4.12–16).
–    Para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio.
–    Para la edificación del cuerpo de Cristo.
Cada uno de estos cinco dones trabaja para perfeccionar a los santos para que cumpla con el propósito eterno por el cuál fue creado. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad (Efesios 1.11). Predestinados, nuestro destino ya esta definido, Dios define el propósito para el cual estamos en este mundo. 
También trabajan en la edificación de la iglesia, el cuerpo de Cristo, para asegurar que seamos perfectos en unidad (Juan 17.23), y cada creyente tenga un crecimiento espiritual continuo para llegar a la estatura de Cristo, esto nos asegura a estar bien cimentados en la verdad. En esta unidad, todos como un cuerpo, según la actividad de cada uno, crecemos edificándonos en amor.

Leave a reply

DON DE MAESTRO-RELACIONES

Tema 35: DON DE MAESTRO-RELACIONES
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles (2 Timoteo 1.11).

“Las relaciones entre los cinco ministerios llevan a la práctica de una verdadera unidad”

PRINCIPIOS
1- Maestro con otros maestros. Así como los ministerios proféticos se unen en compañías proféticas, los pastores deben de mantener la unidad con otros ministerios con la misma unción. Los apóstoles tienes sus coaliciones apostólicas, los maestros deben unir esfuerzo con otros ministerios de la misma línea. Esta unidad es necesaria para mantener un balance tanto en la doctrina como en la forma de la aplicación. Una actitud de cooperación, de respeto, honor, con otros ministerios es vital para mantener la unidad y un buen ambiente en el cuerpo de Cristo.

2- Maestro con el apóstol. Al igual que los otros ministerios, el maestro necesita estar bajo autoridad dando cuenta de su llamado a una autoridad. Esta labor la desarrolla el apóstol quien funge también como un padre guardando la vida de los maestros.
El maestro actúa con humildad poniendo su vida y ministerio en el manto del apóstol siguiendo las instrucciones del Espíritu a través del apóstol Pablo: Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo (1 Pedro 5.6).

3- Maestro con el profeta. Los diseños de Dios son perfectos y exige la unidad en sus miembros para que los frutos sean mejores. Recordemos que el profeta brinda dirección y revelación de los misterios de Dios, que muchas veces las pone en las manos de los maestros para que sean desarrolladas y presentadas al cuerpo de Cristo como una enseñanza.
En el momento que el maestro forma parte de una casa apostólica o de una Iglesia local, seguramente tendrá la oportunidad y el acceso a ministerios proféticos que le ayuden a desarrollar su trabajo de enseñanza.

4- Maestro con el evangelista. La labor del evangelista quedará inconclusa sin la labor de los maestros, quienes continúan la labor edificando a los nuevos creyentes en las verdades del reino. Mientras que el evangelista tira la red para levantar la cosecha, el maestro trae la enseñanza para confirmar al nuevo creyente y formarlo para el ministerio al que es llamado.

5- Maestro con el pastor. El pastor debe tener una relación sumamente cercana con el maestro. De hecho, frecuentemente veremos una buena cantidad de maestros trabajando en la Iglesia local apoyando en la edificación del cuerpo de Cristo. De la misma manera, el pastor puede apoyarse en diversos maestros que ofrezcan seminarios, diplomados, congresos, en diferentes áreas que apoyan el crecimiento de los hijos de Dios.

Somos responsables de influenciar a los que están a nuestro alrededor en esta cultura de reino. Podríamos decir que cada uno de nosotros como hijos de Dios somos responsables de educar y formar, moldear nuestra sociedad a la mente y corazón de Dios.

Nuestro Señor Jesucristo nos ha dado el grande privilegio de ser considerados colaboradores suyos aquí en la tierra, no debemos jamás defraudarle en la confianza que Él esta depositando en nosotros en la labor de la enseñanza.

6- Aunque todos somos llamados a enseñar y dar a conocer los valores y principios del reino, hay personas que han sido llamados, activados y enviados a edificar al cuerpo de Cristo por medio de la enseñanza ungida. Ser un ministro maestro es toda una gran responsabilidad. Debemos esforzarnos más cada día para hacer esta obra con diligencia valorando el llamado y tomar el desafío con determinación para dar buenas cuentas al que nos ha privilegiado con el llamado.

APLICACIÓN
Lasa buenas relaciones son responsabilidad de todos los llamados a desarrollar el oficio del maestro. Es una buena idea es honrar, respetar, tolerar, soportar a los demás en un espíritu de amor, estando pendientes de ayudar a otros en cualquier necesidad.

Ya que los maestros enseñas de diferentes formas, como es a través de la publicación escrita, audio y videos, es importante unir esfuerzo siendo parte de las diferentes asociaciones de escritores cristianos.
La tarea del maestro es muy delicada y el Padre los responsabiliza de equipar adecuadamente a sus hijos.

Jesús dijo: Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió (Juan 7.16).
Pablo fue enviado como apóstol y maestro a los gentiles (2 Timoteo 1.11).
En Antioquía operaba el oficio de maestro junto con profetas (Hechos 13.1).
La enseñanza correcta acomoda lo espiritual a lo espiritual (1 Corintios 2.13).
Dios encarga el oficio a personas idóneas para enseñar (2 Timoteo 2.2).

DECLARACIÓN DE FE
En este día estoy dispuesto a mantener buenas relaciones con los cincos ministerios, trabajaré, me esforzaré a ser humilde para respetar, honrar, ser deferentes, con todos los ministerios y mantendré buenas relaciones con el Cuerpo de Cristo. Amén!

ORACIÓN
Poderoso y glorioso Dios, muchas gracias por darme la oportunidad de caminar tomado de tu mano, estoy dispuesto avanzar en la comisión que me has entregado sirviendo a los demás de la mejor manera. Ayúdame a ser productivo en todo lo que hago, quiero ser eficiente y lograr grandes casas para tu gloria. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 34: DON DE MAESTRO-VIRTUDES
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas (1 Corintios 12.28).

“Las virtudes del Maestro son esenciales para edificar el Cuerpo de Cristo”

PRINCIPIOS
1- Enseña a CUMPLIR los principios y valores del reino de Dios. Un joven fue a Jesús y le preguntó: ¿Qué bien haré para tener la vida eterna? (Mateo 19.16). El Señor Jesús enseña sabiamente aquel joven como entrar en el reino de Dios y lograr la vida eterna: ¡Guarda los mandamientos! (Ver 17). Jesús le dio el principio correcto para entrar al reino de Dios. Más adelante el Señor le muestra que debe despojarse de las cosas materiales, pero no precisamente de una manera física sino primeramente en el corazón. De esta manera el maestro proyectará los valores del reino en la vida de las personas para ayudarles a poseer el reino y cumplir con el propósito divino en la tierra.

2- Le da el SENTIDO CORRECTO a la revelación la palabra. Vemos en la historia como han salido falsos maestros haciendo caer en el error a muchas personas. El maestro que tiene el oficio, debe tener la sabiduría y la revelación de Dios para trazar la palabra y darle el sentido correcto de acuerdo a la revelación de Dios. El maestro se dedica a explicar la Palabra, a darle sentido para que el pueblo pueda aplicarla a su vida, un maestro expone los lineamientos de la palabra de acuerdo al evangelio del reino revelando lo que el Padre desea que enseñe e ilustre.

3- Enseña y DEFIENDE la verdad de Dios. Esta es una de las principales verdades de Dios. De hecho, Dios entrega la verdad a hombres fieles: Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros (2 Timoteo 2.2), así que el Padre entregará la habilidad de la enseñanza aquellos que son llamados para defender la verdad divina. El maestro se ocupa de la corrección y enseña la verdad con pericia, cuidando del crecimiento de aquellos que están en el proceso de madurez.

4- Traslada SABIDURÍA al pueblo. El maestro se forma, se capacita, estudia, se prepara constantemente para trasladar la sabiduría de Dios a su pueblo. El maestro presenta verdades sorprendentes del reino que sobreabundan en sabiduría para el bien de los hijos de Dios. Estas verdades no están accesibles a cualquier persona sino aquellos que han sido llamados para recibirla.

5- Son aprobados para ENSEÑAR las verdades del reino. Disfrutan aprender de la palabra de Dios, escudriñarla y enseñarla a otros, siendo diligentes en la pasión que Dios pone en sus corazones para enseñar las verdades, principios y valores del reino. El apóstol Pablo insta a su hijo Timoteo a ser un obrero del evangelio que conquiste la estatura necesaria para ser digno de su llamado.

6- Motivan a los hijos de Dios a mantenerse firmes en la sana doctrina. Guían a sus oyentes a una mayor comprensión de todo lo que es el Reino y animan a los hijos de Dios a persistir en la verdad presente según los propósitos de Dios para la época que se está viviendo.

El maestro lleva a los hijos de Dios a desarrollarse espiritualmente, crecer y madurar de acuerdo a la revelación de la verdad del evangelio del reino. Exhortan al pueblo de Dios a reflejar a Cristo en toda su manera de vivir. Aperciben a la Iglesia de las falsas doctrinas que vendrán, no prestar oídos. Defienden y enseñan las normas de justicia bíblicas para que se obedezcan.

7- El llamado al oficio le da las habilidades para la enseñanza. El maestro instruye a sus oyentes a ser fieles y transmitir toda la enseñanza con habilidad para asegurar el aprendizaje. Transmiten el conocimiento bíblico de una manera hábil expresando con sabiduría los valores del reino. Además de enseñar, el maestro anima al pueblo de Dios a retener la enseñanza recibida y permanecer en ella, valorarla y obedecerla. Además de alertar y apercibir de los falsos maestros, combaten la mentira con la verdad de Dios. Con fuerza, dedicación y disciplina luchan incansables para que el camino de la verdad no sea estorbado.

APLICACIÓN
Los llamados a este ministerio de la enseñanza, defienden y animan a la Iglesia a permanecer y no ceder a la tentación de apartarse de la verdad y alejarse de lo eterno. El Espíritu Santo inspiró las escrituras que son útiles para: enseñar, corregir, redargüir e instruir en justicia. El verdadero maestro de Jesús guía a su pueblo a amar su palabra, obedecerla y grabarla en el corazón para usarla como una espada poderosa en contra del enemigo, cuando viene para querer confundir con sus falsas enseñanzas.

Es de gran ayuda para el maestro fluir en los dones proféticos. La revelación de la palabra será más profunda y veraz. El maestro se sentirá más confiado al escudriñar y presentar la palabra cuando los dones proféticos están activos en su vida ministerial.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy entrando en mi mejor ciclo de servicio a mi Dios. Estoy dedicando mi vida por completo a cumplir mi propósito eterno en este mundo. Me esforzaré a cumplir con cada instrucción de mi Señor para hacer avanzar el reino de mi Padre. Amén!!

ORACIÓN
Precioso Dios y maravilloso Padre de gloria, muchísimas gracias por tu amor y misericordia, estoy dispuesto a ser instruido en el uso y operación de los dones para desarrollar mis capacidades y dar los frutos que mi Padre espera de mí. Gracias Espíritu Santo por instruirme y ayudarme a cumplir con mi propósito eterno en esta tierra. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 33: EXPRESIÓN DEL DON DE MAESTRO
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? (1 Corintios 12.29).

“Enseñar es un arte que el Maestro maneja a la perfección”

PRINCIPIOS
1- Tres FORMAS de enseñanza. Vemos tres diferentes formas para operar el don de enseñar. La unción para enseñar. En este punto podemos ver que Dios le ha otorgado al maestro la capacidad de enseñar con la unción del Espíritu Santo. Como ejemplo tenemos a Felipe, un evangelista que pregonaba las buenas nuevas, sin embargo el Espíritu Santo lo movió a enseñarle al etíope las Escrituras, abriéndole los ojos y dándole a conocer la verdad, pero su oficio principal el evangelismo.

Dios otorga una unción especial al maestro para que su enseñanza sea bajo la unción del Espíritu Santo. Cuando vemos a un maestro ungido enseñar, nos damos cuenta que nada tiene que ver con un maestro normal, sino de alguien llamado a enseñar lo que el Padre le da que enseñe.

2- El don de ENSEÑANZA. Enseñar es un don que frecuentemente vemos en las personas incluso desde que vienen al mundo. Apolos era un maestro poderoso aunque no había sido lleno del Espíritu Santo, incluso, no tenía la doctrina correcta. El don de la enseñanza es el camino que Dios le deja a sus hijos para conocerle y lograr los propósitos y diseños celestiales para su vida.
Estas instrucciones algunas veces no tienen que venir necesariamente de personas que operan en el oficio de maestro. Muchas personas que enseñan en las iglesias frecuentemente no tienen el oficio del maestro, pero tienen el don de la enseñanza.

3- El OFICIO o ministerio de maestro. En este punto vemos el oficio del maestro que el Hijo otorga a la Iglesia. En este caso vemos el desarrollo de una persona que ha sido llamada, ungida y posicionada en el cuerpo de Cristo para ejercer el llamado. En el siguiente punto veremos las virtudes mismas del oficio.

En este punto vemos como el apóstol Pablo menciona sus oficios, tanto el apostólico como el de maestro, enseñando constantemente lo concerniente a la palabra, luego de haber pasado un proceso en el que fue reconocido como tal.

4- Es importante notar que el oficio del maestro requiere de un grado mayor de responsabilidad. Regularmente se usa el termino griego Diakonos para describir una persona que ejecuta las instrucciones de otro, especialmente de un maestro; el sirviente de un rey. Probablemente del absoluto Diako, el cual significa: correr en una misión. También se usa el término Didaskalos, uno que enseña las cosas concernientes a Dios; proviene de Didasko, a su vez proviene de una forma prolongada del verbo dao que significa aprender.

Se debe tener claro que nadie nace siendo maestro, pues debe seguir un proceso de formación para alcanzar dicho llamado, ya que ha sido designado por Dios para entrenar al cuerpo de Cristo para cumplir su destino eterno. Antes de ser maestro se debe ser discípulo, el mismo apóstol Pablo hace mención al decir que fue educado a los pies de Gamaliel.

5- Ejercer el ministerio de maestro conlleva primeramente la tarea de aprender para luego poder enseñar, aplicándolo en principio a su vida para luego instruir a los demás en el cómo se deben hacer las cosas, así vemos el ejemplo máximo que es nuestro Señor Jesucristo pues él hacía y luego enseñaba.

APLICACIÓN
En resumen, ¿Cómo conocemos a los maestros, que función desempeñan? Como hemos visto, hay una amplia información acerca de la labor de los maestros para la edificación del cuerpo de Cristo. Pero es importante mantener en mente lo siguiente para identificar a los verdaderos maestros que los diferencian de los maestros falsos: Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina (2 Pedro 2.1).
Un resumen del oficio del maestro:
* Los que esclarecen, exponen y proclaman la palabra de Dios a su pueblo.
* Los que defienden con ayuda del Espíritu Santo la sana doctrina de Cristo.
* Los que guían a la Iglesia a permanecer en la revelación original de Cristo.
* Los que preservan la verdad y la defienden, luchan contra todo lo falso.
* Los que inducen a la Iglesia a una mayor pureza, santidad y consagración.
* Los que traen la revelación de las verdades del reino para el tiempo presente.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy decido por mi propia voluntad enlistarme en el ejército de Dios para trabajar en el reino con dedicación y esfuerzo. Decido también luchar por el lugar que el Padre me ha dado para manifestar el poder del reino en el lugar donde me encuentre. Amén!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, estoy dispuesto avanzar en crecer espiritualmente, buscar tu presencia con anhelo, ser llevado a nuevos niveles de gloria, cada día daré lo mejor que tengo para ser usado como un instrumento de tu gloria. Gracias por darme la oportunidad de servirte. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

EL DON DEL MAESTRO-PRINCIPIOS

Tema 32: EL DON DEL MAESTRO-PRINCIPIOS
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad (1Timoteo 2.7).

“El maestro es una labor que imparte conocimiento para establecer la cultura del reino de Dios”

PRINCIPIOS
1- Jesús es nuestro mejor EJEMPLO de MAESTRO. Podemos aprender de Jesús para producir los frutos que el Padre espera cuando somos llamados a este tan noble oficio. Tanto los fariseos como la gente no religiosa reconocieron que Jesús era un maestro. De hecho, en muchas ocasiones pusieron trampas “doctrinales” para provocar una equivocación en la enseñanza. Los religiosos mismos le dieron el título reconociendo su autoridad para enseñar y la revelación del mensaje que enseñaba. Y se admiraban de su doctrina, porque su palabra era con autoridad (Lucas 4.32).

2- El joven rico RECONOCIÓ que Jesús era un maestro. Al salir él para seguir su camino, vino uno corriendo, e hincando la rodilla delante de él, le preguntó: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? (Marcos 10.17). En varias escrituras vemos a personas en eminencia reconociendo el título de maestro para nuestro amado Salvador. Este título no era común, de hecho, era un reconocimiento para aquellas personas que impartían conocimiento bajo la inspiración del Espíritu y era visible su capacidad de enseñanza.

3- Nicodemo le llamó MAESTRO. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él (Juan 3.2). Este hombre religioso tenía las herramientas necesarias para reconocer aquellos que venían de parte de Dios para enseñar las verdades celestiales. Cuando le llamó a Jesús maestro, estaba reconociendo la autoridad del Padre sobre su Hijo para transmitir su voz en la tierra enseñando las verdades celestiales para el mundo.

4- Jesús ENSEÑABA por donde quiera que fuera. Vemos en los evangelios el caminar de Jesús enseñando, impartiendo el conocimiento del reino sobre sus oyentes. El reconocimiento que le daban de maestro era por la capacidad que se veía en cada momento que transmitía las verdades que escuchaba del Padre. Así pues, lo que yo hablo, lo hablo como el Padre me lo ha dicho (Juan 12.50).
* Recorría las ciudades y las aldeas enseñando el evangelio del reino (Lucas 13.22).
* Dio instrucciones a sus discípulos (Mateo 11.1)
* Vino a su tierra y les enseñaba en la sinagoga (Lucas 13.10).
* Los sacerdotes reconocieron la autoridad con que enseñaba (Mateo 21.23).
* Jesús enseñaba a las multitudes (Lucas 53).

5- Había muchos MAESTROS en el tiempo de Jesús, pero había algo en su manera de enseñar que hacía que la gente le pusiera atención. Las multitudes eran atraídas porque había un poder y una unción sobre su enseñanza que nadie lo hacía como él.
* Todos estaban atónitos porque enseñaba con esa autoridad. El éxito de la enseñanza Jesús no estaba en sus métodos o presentación, no estaba en su apariencia o manera de vestirse. ¡Estaba en su autoridad!
* Lo que llevó a Jesús a tener éxito como maestro fue que sólo enseñaba lo que recibía de su Padre y que enseñaba en la unción y en el poder del Espíritu Santo.

6- En la Biblia encontramos a varias personas ejerciendo el oficio del maestro.
* Pablo era un apóstol, un evangelista y también era un maestro (1Timoteo 2.7).
* Bernabé acompaño al apóstol Pablo y ejerció el ministerio de maestro (Hechos 15.35)..
* Apolos era un maestro (Hechos 18.24–25).

APLICACIÓN
Al igual que los otros cuatro oficios, el maestro edifica la Iglesia de Jesucristo y la prepara para desarrollar el ministerio individual y corporativo como un cuerpo que trabaja unido con un fin común: ¡Manifestar el poder y la gloria de Dios en la tierra!

El ministerio del maestro es tan necesario e importante como los otros cuatro, porque juntos van a colaborar en la edificación, entrenamiento de los creyentes para el propósito al que hemos sido llamados. Es importante que los maestros de este tiempo tengan la oportunidad de impartir el conocimiento que el Padre inspira por su Espíritu para prepararnos y hagamos la tarea con responsabilidad y mucha eficiencia.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a caminar tomado de la mano de mi Señor, ser instruido para funcionar en la enseñanza y ser útil para impartir conocimiento a los que me rodean. Amén!!

ORACIÓN
Amado Señor y Dios, voy a esforzarme para avanzar en los dones espirituales que me has impartido. Quiero ser útil y dar frutos en abundancia, que tu gracia me abrace y me llene para ser de bendición a muchas personas. Gracias mi Señor por darme la oportunidad de aprender y ser impartido de poder para dar frutos en este tiempo. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 31: EL DON DEL MAESTRO
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Había entonces en la iglesia que estaba en Antioquía, profetas y maestros: Bernabé, Simón el que se llamaba Niger, Lucio de Cirene, Manaén el que se había criado junto con Herodes el tetrarca, y Saulo (Hechos 13.1).

“El maestro es uno de los cinco ministerios para perfeccionar a los santos para la obra del ministerio”

PRINCIPIOS
1- Cuando Jesús dio la gran comisión, no sólo encargó a sus creyentes que predicasen el evangelio, también les dijo que HICIERAN DISCÍPULOS en todas las naciones. Esto se haría a través de la enseñanza. El maestro, según el oficio de Efesios 4, dentro de sus atribuciones tiene roles determinantes en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Es un consejero, un guía, un instructor, un ejemplo, y un constructor del edificio de la fe cristiana.

No todo el mundo reúne estas habilidades, sin embargo, el auténtico, el verdadero, el que ha recibido el llamado de Jesús, el que está consciente de su rol, tiene que gemir, ayunar, vigilar y hacer todo lo indecible para que el Señor le provea de esas cualidades y atributos.

2- Operar en el DON del Maestro es un gran privilegio al que podemos ser llamados pero requiere de una gran disposición para lograr dar buenos resultados. Entendemos cómo enseñanza el proceso de cambio del conocimiento, creencias, valores, actitudes, sentimientos, habilidades o conductas como resultado de las vivencias en el ambiente natural o sobrenatural.

El maestro debe de ser un embajador del cielo en la tierra trayendo la cultura celestial por medio de la enseñanza. Para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo verdad en Cristo, no miento), y maestro de los gentiles en fe y verdad (1 Timoteo 2.7). Del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles (2 Timoteo 1.11). ¿Por qué el apóstol Pablo era maestro a los gentiles? ¡Para cambiar cultura!

3- A lo largo de la Biblia encontramos a DIFERENTES maestros, los cuales guiaron al pueblo en el conocimiento de la ley, en este tiempo el Señor Jesús dio “dones a los hombres” con el propósito de capacitar a los santos para la obra. Esto nos deja ver que uno de los pilares del oficio del maestro es la capacitación por medio de la enseñanza. Así mismo se debe diferenciar entre la unción, el don y el oficio de maestro, porque son tres cosas distintas pero que están íntimamente relacionadas.

4- Se usan dos palabras para MAESTRO en el hebreo del Antiguo Testamento que revela la naturaleza del ministerio del maestro. Yarah significa fluir como agua (como lluvia), señalar (como con el dedo). Ha sido traducida como: dirigir, informar, instruir, poner, disparar, mostrar, enseñar a través de, y llover. Lamad significa por el incentivo de la vara. Se ha traducido como: instruir diligentemente, aprender, hábil, enseñar, maestro o enseñanza.

De estas palabras hebreas, encontramos que un maestro es alguien que señala el camino con su dedo, dirige, informa, instruye y muestra los caminos del Señor. La enseñanza fluirá como la lluvia cayendo cuando el maestro es hábil en la instrucción.

5- Solo María Magdalena y el ciego Bartimeo utilizaron el término en el Nuevo Testamento RABONI. Este era un título de mucho honor aquel que se destacaban de su enseñanza. Jesús no era un egresado de las escuelas de los rabinos pero era considerado un Raboni por el nivel de su doctrina y enseñanza. En este sentido, el maestro es una persona que tiene una profundidad y madurez en lo que enseña.

6- En Lucas 5.5; 8.24, se usa el término epistátes como un supervisor o comandante que tiene da una orden que se tiene que cumplir. Este nombre se obtiene como un reconocimiento de lo que instruye. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo (Mateo 23.10). En este pasaje se usa el término griego kadseguetés como un término que índica un maestro que guía, que va adelante, conduce, dirige, como alguien que da instrucción para llegar a una meta.

7- El término RABÍ viene del hebreo y es un término muy usado de una manera común. Pero vosotros no queráis que os llamen, Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos (Mateo 23:8). Este término viene del hebreo rab que indica abundancia y profundo, fuerza, grande. En este sentido, el maestro debe ser una persona que tiene abundancia para dar, fuerza en su enseñanza, poder en la instrucción.

El término didáskalos se usa de una manera común. Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? El término se traduce como instructor, alguien que da instrucciones para enseñar un camino nuevo.

APLICACIÓN
Vemos al maestro enseñando, dirigiendo hacia nuevas formas de vida. La cultura del reino es enseñada de una manera diestra. Este es el término que el apóstol Pablo usa en Efesios 4.11 para describir el término maestro. El conocimiento es impartido con sabiduría, de tal manera que el alumno pueda ser impartido de la verdad que el maestro esta revelando bajo la inspiración del Espíritu Santo.

DECLARACIÓN DE FE
Este es el tiempo de poner mi vida en las manos de mi Padre, quiero ser usado de manera poderosa para dejar una huella profunda en las personas que me rodean, lucharé para ser un buen maestro y ser un buen instrumento en sus benditas manos. Amén!!

ORACIÓN
Precioso Dios, maravilloso Padre de gloria, estoy determinado a ser un instrumento en tus benditas manos para transmitir la verdad del reino de una manera sabia y bajo la inspiración del Espíritu Santo. Estoy dispuesto a invertir todo lo que sea necesario para crecer a la estatura del varón perfecto y ser útil en las manos de mi Dios. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

RELACIONES DEL PASTOR

Tema 30: RELACIONES DEL PASTOR
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe (Hebreos 13.7).

“El pastor mantiene relaciones eficaces con los otros ministerios”

PRINCIPIOS
1- Pastor con otros PASTORES. Así como los ministerios proféticos se unen en compañías proféticas, los pastores deben de mantener la unidad con otros ministerios con la misma unción. Hoy día vemos un importante esfuerzo en muchas ciudades de grupos de pastores para mantener la unidad en el ministerio por medio de consejos pastorales o alianzas, donde realizan actividades diversas para mantener la unidad de acuerdo a la instrucción del apóstol Pablo.

Una actitud de cooperación, de respeto, honor, con otros ministerios es vital para mantener la unidad y un buen ambiente en el cuerpo de Cristo. Esta labor es responsabilidad de todos los llamados a desarrollar el oficio del pastor. Una buena idea es honrar, respetar, tolerar, soportar a los demás en un espíritu de amor, estando pendientes de ayudar a otros en cualquier necesidad.

2- Pastor con el APÓSTOL. El pastor está al frente de una congregación cuidando de las ovejas, pero también debe estar bajo autoridad y la paternidad de un apóstol. Aunque esto no es común en muchas organizaciones, hoy día los apóstoles están activos desarrollando una labor de paternidad y apoyo a los pastores.

El pastor actúa con humildad poniendo su vida y ministerio en el manto del apóstol siguiendo las instrucciones del Espíritu a través del apóstol Pablo: Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo (1Pedro 5.6).

3- Pastor con el PROFETA. Los diseños de Dios son perfectos y exige la unidad en sus miembros para que los frutos sean mejores. La unidad entre estas dos unciones permitirá hacer mayores proyectos de pastoreo y edificación al cuerpo de Cristo de una manera conjunta.

El pastor depende en gran medida de la unción profética cuidando de la grey, activando, dando dirección a las ovejas. Muchos pastores no fluyen en los dones proféticos pero si pueden estar asociados a ministerios proféticos para bendecir la Iglesia de Cristo.

Cuando el pastor esta bajo un manto apostólico, seguramente habrá profetas dentro de la casa apostólica que estén trabajando en la edificación del cuerpo de Cristo. Cuando el pastor decide dar oportunidad al mover profético, seguramente se desarrollarán ministerios proféticos locales que ayuden en esta área a la congregación.

4- Pastor con el EVANGELISTA. Esta será una mancuerna perfecta para cuidar de la cosecha que el evangelista levanta. Los eventos evangelísticos sin el esfuerzo pastoral pueden quedar reducidos a nada sin la ayuda del pastor. Lo más frecuente es ver al evangelista dejando el fruto de su trabajo en manos de un buen pastor.

5- Pastor con el MAESTRO. El pastor debe tener una relación sumamente cercana con el maestro. De hecho, frecuentemente veremos una buena cantidad de maestros trabajando en la Iglesia local apoyando en la edificación del cuerpo de Cristo.
De la misma manera, el pastor puede apoyarse en diversos maestros que ofrecen seminarios, diplomados, congresos, en diferentes áreas que apoyan el crecimiento de los hijos de Dios.

APLICACIÓN
El pastor no solo da un buen mensaje el domingo, sino que tiene los métodos y modelos de trabajo por medio de los cuales se establecen los valores que enriquecen la familia para darles formación y crecimiento espiritual. Esta labor pastoral combate la destrucción de la familia cuidando a las ovejas de una manera minuciosa. La comunión con los otros cuatro oficios debes ser de mucho respeto porque juntos colaboran en perfeccionar a los santos para la obra del ministerio.

Como un brazo fuerte de Dios, el pastor muestra el corazón del Padre con el trato directo a cada uno de los hijos de Dios. Así como Dios es uno en esencia, el Padre unido al Verbo y al Espíritu Santo haciendo una función general y particular, la familia debe de estar estrechamente relacionada buscando el bien común.

Es por esto que el pastor actuará bajo la unción y el carácter de Elías como lo indica el profeta Malaquías: El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición (Malaquías 4.6). Esta labor de restauración en el seno del hogar desatará una unidad plena por medio de la cual podremos atrapar las bendiciones para la familia.

DECLARACIÓN DE FE
Soy parte del ajedrez de Dios para este tiempo, estoy listo para ser posicionado en el área de servicio donde el Padre decía ponerme, me comprometo a esforzarme para ser útil en las manos de mi Señor para dar frutos en abundancia. Amén!!

ORACIÓN
Mi Señor y Dios, estoy muy emocionado por esta oportunidad de crecer y avanzar en el reino, estoy determinado a esforzarme lo que sea necesario para aprender tomado de la mano del glorioso Espíritu Santo, caminaré siguiendo los pasos de mi Maestro y me aseguraré de dar toda la gloria a mi Dios por las maravillas que haré en su bendito Nombre. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

CONOCER EL DON DEL PASTOR

Tema 26: CONOCER EL DON DEL PASTOR
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Saludad a todos vuestros pastores, y a todos los santos. Los de Italia os saludan (Hebreos 13.24).

“Cuidar las ovejas es un llamado al pastor de mucha responsabilidad”

PRINCIPIOS
1- Jesús CONSTITUYÓ el oficio del pastor (Efesios 4.11). No es un llamado del hombre, no se da por los estudios, capacidades humanas, sino por la gracia del Padre al dar este noble llamado para cuidar las ovejas que pone en sus manos. Hablamos de aquellos que son llamados:

  • Vela por las almas y dará cuenta de ellas (Hebreos 13.17).
  • Tienen el corazón de Dios y apacientan con ciencia y inteligencia (Jeremías 3.15).
  • Dios los ha puesto para apacentar su Iglesia (Hechos 20.28).
  • Los malos pastores hacen errar las ovejas del Señor (Jeremías 50.6).

2- Dentro de los cinco oficios, la LABOR del pastor es la más DELICADA con respecto a las relaciones humanas por el trato cercano y continuo que tiene con las almas. Es importante reconocer y entender que el liderazgo del pastor es mucho más riesgoso que el liderazgo de los otros oficios ministeriales.
Según Ralph Mahoney en el Cayado del Pastor observamos tres tipos de autoridad reservadas solo para Dios.
a) La autoridad soberana o autoridad imperial.
b) La autoridad veraz.
c) Autoridad de la conciencia.

3- Cuando hablamos de la AUTORIDAD SOBERANA, estamos tratando con la autoridad más alta. Este nivel nunca es cuestionado ni desafiado. Es la autoridad absoluta, infalible y la de mayor magnitud. ¡Esta pertenece exclusivamente a Dios!

Algunas sectas atribuyen a algunos de sus oficios eclesiásticos este alto honor el cual está reservado en la Biblia exclusivamente para Dios. No hay bases bíblicas para que algún ser humano ejerza una soberanía sobre nadie.

4- La AUTORIDAD VERAZ se refiere al ejercicio de la verdad como la palabra que establece un fundamento inamovible, aquello que es siempre verdadero por encima de cualquier sombra de duda. Cuando aprendimos en la escuela que dos más dos son cuatro, nos quedó claro que esa operación matemática no tiene otra respuesta. Todo lo que es verdad tiene autoridad por el hecho de que es verdad.

5- El tercer nivel es la autoridad de la CONCIEENCIA. Algunos han argumentado que no es posible saber lo que es bueno y separarlo de lo que está mal. Sin embargo, cualquiera que tenga una capacidad mental normal, distingue lo que está bien de lo que está mal, cualquiera. ¿Cómo es eso posible? Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos, mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos (Romanos 2.14-15).

Todos sabemos lo que NO queremos que otra persona nos haga. No queremos que se aprovechen suciamente de nosotros. No queremos que nadie nos perjudique. No queremos que nadie irrumpa en nuestros hogares y se lleve nuestros bienes. No queremos ser asesinados, ni que nuestra esposa o hija sean violadas o que nuestros hijos cometan fornicación o adulterio.

De esta manera es preservado el derecho de cada uno a la vida, la paz y la búsqueda de la felicidad. Ahora bien, el saber lo que no deseamos que nos haga otra gente y el saber lo que no deberíamos hacerles, es lo que la Biblia llama conciencia. Nadie tiene la autoridad sino Dios de todo aquello que hacemos basados en una conciencia limpia.

APLICACIÓN
El don del pastor es un llamado tan noble para convivir con la comunidad, para cuidarla y dirigirla con la sabiduría de lo alto, en los principios y valores que el Padre nos ha dado. Es sumamente diferente a los otros dones porque el pastor mantiene un contacto con las personas mucho más cercano, de tal manera que se ocupa de ofrecerles lo mejor que puede poner en sus manos para darles calidad de vida.

DECLARACIÓN DE FE
Entiendo que no todos somos llamados a ser pastores, pero si soy llamado a servir con todo mi corazón para colaborar con mis dones para que otros conozcan y reciban de nuestro Padre su amor y misericordia. Me esforzaré para dar lo mejor de mí. Amén!!

ORACIÓN
Precioso Señor, estoy tan animado de servirte con los dones y capacidades que me has impartido, estoy listo para ser enviado a operar el poder de tu reino y dar frutos en abundancia. Por favor ayúdame a ser productivo en todo lo que hago para glorificar tu nombre. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply