Tema 06: SOÑAR VS DISEÑO
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad (Mateo 25.15).
Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12.10).

“Los dones y talentos que el Señor nos imparte están asociados a nuestro destino”

PRINCIPIOS
1- Los diseños que Dios injerta en nuestros corazones están asociados con nuestro diseño. Hemos sido creados con un temperamento, una esencia diferente a otras personas, somos únicos, podemos decir que somos dotados con dones, capacidades diferentes a las personas que nos rodean porque nuestro destino es diferente. Pablo nos ayuda a comprender esto cuando habla del Cuerpo de Cristo analizado desde la perspectiva del cuerpo humano. Cada órgano ha sido diseñado para una función especial y diferente a todas las demás.

2- De la misma manera, cuando el Señor Jesús habla de los talentos, nos da a conocer que fueron entregados de acuerdo a la capacidad. ¡Soñamos de acuerdo a nuestro diseño! Esta es una buena manera de probar nuestros sueños, cuando sabemos que el sueño no concuerda con nuestros talentos, sabremos que solo puede ser una fantasía. No hay dos personas iguales en el mundo, aunque parezcan “casí” iguales, siempre habrá algo que las identifique. Las huellas dactilares no son iguales, somos un diseño original único. Estamos dotados de una identidad con un propósito divino y con dones por medio de los cuales alcanzamos nuestro destino.

3- Dios nos capacita por medio de nuestras debilidades, a través de las circunstancias difíciles dela vida los dones y capacidades son expuestas para lograr avanzar en medio de la adversidad, es ahí donde lo mejor de nosotros esta emergiendo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2 Corintios 12.10). No debemos enfocarnos en las debilidades sino en nuestras fortalezas, tampoco nos asustamos por vernos imperfectos, sabemos que somos perfeccionables.

4- Frecuentemente nos enfocamos más en las debilidades que en nuestras fortalezas. Poner demasiada atención en la debilidad no encierra en la frustración, enfocarnos en nuestras fortalezas nos permite buscar la excelencia cada día. Tenemos las habilidades para hacer cosas grandes y superiores cuando descubrimos el talento para lograr construir el sueño de Dios en nosotros. ¡Ahí esta la clave!

5- El carácter debe estar asociado a los talentos y al sueño que deseamos construir. Pablo le escribe a su hijo Timoteo: Pero tú has seguido mi doctrina, conducta, propósito, fe, longanimidad, amor, paciencia, persecuciones, padecimientos, como los que me sobrevinieron en Antioquía, en Iconio, en Listra; persecuciones que he sufrido, y de todas me ha librado el Señor (2 Timoteo 3.10-11). El padre espiritual le dice a su hijo: ¡Imítame en esta conducta! Cuando crecemos en dones y capacidades pero no en carácter, siempre estaremos expuestos a ser personas egoístas y ver por nosotros mismos, seguramente el sueño de Dios en nosotros no será completo.

APLICACIÓN
Una de las columnas más importantes en el carácter es la fidelidad, cuando desarrollamos esta virtud, la conquista del sueño es seguro, porque seremos fieles a lo que deseamos construir. La fidelidad esta asociada a como manejamos los pequeños detalles y como administramos nuestros talentos. Canalizamos nuestra energía al reino de una manera directa y permanente, nos conectamos a la mente de Dios y tratamos con la construcción de nuestro futuro con determinación. El carácter nos puede llevar a donde el talento o capacidad nunca podrá. Edificamos con la virtud de Dios y lo aseguramos con el crecimiento en carácter.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a crecer en carácter al mismo tiempo que estoy creciendo en mis capacidades y talentos. ¡No me detendré en la construcción de mis sueños! Amén!!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, por favor no me sueltes de tu mano, quiero aprender cada día para ser como mi Señor Jesús, anhelo crecer a su estatura y producir frutos en abundancia. No cederé mis derechos al mundo ni daré mi energía a mi naturaleza humana. Seré fuerte y determinante para construir mi futuro glorioso que el reino me tiene reservado. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 26: MENTE RESTAURADA
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente (Efesios 4.22-23).

“La mente normal nunca podrá entender la esencia del reino, necesitamos renovarla y conectarla al conocimiento del reino“

PRINCIPIOS
1- El plan de Dios ha sido, desde la caída de nuestro padres Adán y Eva hasta hoy, revertir y destruir las obras de maldad y restaurar completamente su gobierno sobre el dominio terrenal a través de sus representantes humanos. Anteriormente hemos dicho que La Biblia no trata de religión, sino de un Reino. Todo se centra alrededor del Reino de Dios. Todos los santos del Antiguo Testamento reconocieron este hecho. Abraham lo sabía, Moisés lo sabía, Samuel lo sabía. David, el rey de Israel, lo sabía, los profetas lo sabían, Jesús lo sabía. Todos los apóstoles y los otros creyentes del Nuevo Testamento también lo sabían. Todos, parece ser, entendían la prioridad del Reino; todos, excepto nosotros.

2- En los últimos años, el enfoque que prima en el Cuerpo de Cristo se ha desviado desde el reino de Dios hacia otros asuntos. El trágico resultado es que multitudes de creyentes hoy saben muy poco sobre el reino, y aún menos entienden su lugar y sus derechos como sus ciudadanos. A menudo, aun a pesar de toda nuestra sofisticación, educación y tecnología, cuando se trata de asuntos que requieren comprensión del reino de Dios y cómo este se relaciona con nuestro mundo nos quedamos sumamente cortos por la mentalidad modernista en la que la iglesia se ha desarrollado, muchas filosofía y poca acción de reino.

3- El capítulo 7 del libro de Daniel relata un sueño y una visión que vino a Daniel y que revela el carácter y la asombrosa majestad del reino de Dios. Daniel vio una procesión de cuatro bestias aterradoras que se levantaban desde el mar. Estas cuatro bestias representan las fuerzas demoníacas y satánicas que yacen detrás del poder, la maldad y la corrupción de muchos de los reinos del mundo. Daniel ve un “Anciano de días”, en los versículos 9 al 13, se refiere a Dios el Padre, eterno, sin comienzo ni final. Sus vestiduras blancas hablan de su pureza y santidad, mientras que el blanco de su cabello sugiere la sabiduría de los siglos. Las llamas abrasadoras y el río de fuego también simbolizan la pureza y santidad de Dios, así como también su majestad y poder.
¡Necesitamos una mentalidad de reino para entender estas escenas!

4- El Anciano de días tomó asiento en medio de los tronos; había miles de ellos. Los tronos son para los gobernantes, y esos tronos eran los asientos de autoridad de los ciudadanos reales del reino, es decir, la corte real. Daniel vio muchos reyes, hasta que entró el Rey de reyes, y toda la atención estuvo centrada en él. Miles lo servían, algo apropiado para un gran Rey. Esta era una escena diferente a todo lo visto sobre la Tierra: los reyes sirviendo al Rey; gobernantes cuidando del Gobernante. Los reyes terrenales tienen sirvientes y consejeros que los asisten. El Rey de reyes, el Anciano de días, tiene reyes como sus asistentes.

5- Esta es una escena de juicio, no de juicio de los hombres, sino de Satanás. Daniel vio esto en una visión quinientos años antes del nacimiento de Jesús. Satanás era juzgado y su poder destruido, además, su cuerpo “echado al lago de fuego”. El fuego consume y aquí simboliza la pérdida de poder.

APLICACIÓN
¿Cómo entender esta potencia del reino sin una mentalidad de reino? ¿Cómo podríamos entender estas escenas gloriosas de Daniel sino entendemos con claridad este liderazgo de siervos sirviendo al Rey? Necesitamos una mente restaurada y conectada con el reino para poder ligar nuestros pensamientos con los de nuestro Padre y poder liderear en esta sociedad convulsionada. Un tiempo nuevo esta delante de nosotros, no todos podremos hacer frente a estos desafíos, solo aquello que tienen una mente renovada podrán acceder al conocimiento del reino y la aplicación del poder en las esferas donde nos movemos.

DECLARACIÓN DE FE
Este es el tiempo donde tengo que renovar mi mente y conectarme con el reino en plenitud, estoy listo para alinearme al conocimiento pleno del reino y empezar a vivir en plenitud. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, hermoso Jesús, que bendición conocer los principios del reino y trabajar fuertemente en la conquista de mi mente para ser renovada para alinearnos al corazón de nuestro Padre. Por favor ayúdame a posicionarme en mi silla de autoridad para lograr servirte con pasión y dar frutos en abundancia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 12: BUSCA EL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios (Juan 3.3-5).

“Buscamos el reino porque nuestra naturaleza fue diseñada para ser rey”

PRINCIPIOS
1- Algunas personas están buscando el reino sin darse cuenta, otras entienden que hay algo más y se apasionan por buscarlo. Aquí están algunas historias:

  • Nicodemo, un líder religioso judío muy respetado, vino a Jesús buscando el reino. Jesús le dijo que él necesitaba “nacer de nuevo” (Juan 3:3).
  • Un joven rico vino a Jesús buscando el reino: ¿Qué debo hacer para heredar la vida eterna? (Marcos 10:17). Tenía dinero, pero algo estaba faltando en su vida. Jesús le respondió que debía dar todas sus riquezas a los pobres y luego seguirlo (Marcos 10:21).
  • Una mujer samaritana que había tenido cinco maridos ni siquiera sabía que estaba buscando el reino hasta que se encontró con Jesús, mientras sacaba agua de un pozo en las afueras de su aldea. Allí le habló del “agua viva” que podía darle para satisfacer su sed para siempre y se transformaría en una “fuente de aguas vivas” (Juan 4:10, 14). Ella le respondió: Señor, dame de esa agua… (Juan 4:15). En otras palabras, ella estaba preguntando “¿Cómo entro en este Reino?”.

2- La gente por todas partes está buscando el reino, aunque ellos mismos no lo reconozcan con ese nombre. ¡Por eso, la cosecha está lista! Todo lo que ellos necesitan es alguien que les muestre el camino. Nuestra naturaleza original fue diseñada para ser reyes, así que nuestro interior esta buscando satisfacer esa necesidad de dominio que perdimos cuando Adán y Eva cayeron, y nuestra naturaleza nos dirige en un intento constante de recuperarlo. ¡Si predicamos el evangelio del Reino de Dios, la gente responderá!

3- Jesús comenzó su ministerio público con las palabras: Arrepiéntanse, porque el Reino de los cielos está cerca (Mateo 4:17). Como creyentes enfrentamos el desafío diario de vivir en dos mentalidades de reino a la misma vez: el Reino de los cielos, donde está nuestra ciudadanía, y la mentalidad de los reinos de este mundo (Apocalipsis 11.15). El hecho de que estas mentalidades estén constantemente en conflicto le agrega un ingrediente muy importante a ese desafío.

4- En Mateo 22.15–22 vemos una historia que nos deja más claro este asunto. Algunos líderes religiosos judíos que se oponían a Jesús quisieron atraparlo con una pregunta. Era una pregunta aparentemente sencilla, pero que podría haber puesto a Jesús entre la espada y la pared si no hubiera entendido claramente la realidad de la mentalidad de los reinos y la relación entre ambos. Jesús les respondió: Le dijeron: De César. Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios (Mateo 22.21). Tenemos que saber que diferenciar lo que pertenece a los reinos de este mundo y lo que trata con el reino de Dios.

APLICACIÓN
Como un hombre de reino, Jesús reconocía que todos los sistemas de gobierno tienen reclamos y demandas legítimas de su ciudadanía. ¡Él simplemente dijo que debíamos darle a cada gobierno lo que le corresponda! Cada reino terrenal tiene su propio sistema de impuestos. Porque la moneda utilizada para pagar las tasas de Roma llevaba la imagen del César, eso significaba que el César las reclamaba como propias. Él era el rey y simplemente estaba pidiendo lo que era suyo. Todo lo que llevara la imagen del César le pertenecía a él. ¡Del mismo modo, todo lo que lleva la imagen de Dios le pertenece a Dios!

Como seres creados a imagen de Dios, nosotros le pertenecemos a él, y puede reclamarnos de una manera que ningún reino terrenal puede. Los líderes humanos de la nación en donde vivimos y trabajamos y quienes nos otorgan la ciudadanía pueden hacernos reclamos legítimos sobre nuestro tiempo, dinero, labor, pero no pueden reclamar nuestra naturaleza. Nosotros portamos una imagen más profunda y respondemos a una demanda superior porque le pertenecemos a Dios. Eso fue lo que Jesús quiso decir a Pilato.

DECLARACIÓN DE FE
He sido diseñado para ser rey, tengo que aprender a comportarme como tal, dar frutos y expresar la naturaleza sobrenatural que esta en mi interior. Dios esta esperando que manifieste este diseño de manera tangible, cuando lo haga, no pasará inadvertido de las personas que me rodean. Amén!

ORACIÓN
Amantísimo Padre celestial, Rey soberano del universo y dueño de mi vida, estoy ansioso de que esta naturaleza sobrenatural que esa dentro de mi se manifieste poderosamente. Quiero ser útil a tu reino en este tiempo, anhelo ser un instrumento en tus manos para hacer señales y prodigios donde tu gloria sea vista en este mundo. Permíteme hacerlo y a ti daré toda la gloria. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 18: GOBERNAR ES EL PLAN
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

“Gobernamos sobre lo invisible para hacer visible los planes de Dios en este mundo”

PRINCIPIOS
1- La estrategia es simple, se trata de gobernar el mundo visible desde el mundo invisible del espíritu. El plan determinaba que el hombre sería su representante visible, creado específicamente para vivir en la dimensión visible para representarlo. Gobernar lo que se ve (el mundo visible) a través de los que no se ve (el mundo invisible). Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa (Romanos 1.20).

2- ¿Cómo llevaría a cabo este maravilloso plan? Dios, que es invisible, pondría su Espíritu dentro del espíritu invisible del hombre. Un espíritu habitando en un cuerpo visible que vive en una Tierra visible. A través del espíritu del hombre, se abre una ventana del alma para que el hombre pueda comunicarse con el mundo invisible de Dios, y también a través de otra ventana el hombre es capaz de comunicarse mediante su cuerpo con el mundo visible de la humanidad. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

3- El hombre es creado en una manera tan poderosa y exclusiva, que es exaltado sobre toda la creación de Dios. Por este medio, Dios podría comunicarse desde la dimensión invisible a través del espíritu invisible del hombre al plano de lo visible, de modo que el mundo visible del hombre pudiera entender su voluntad. Cualquier cosa que Dios deseara que fuera transmitida a lo invisible, entonces se manifestaría en lo visible, de modo que la Tierra pudiera mostrar lo que el cielo estaba pensando. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Hebreos 11.3).

4- Dios es el Rey tanto de la dimensión invisible como de la visible, del mundo espiritual y del universo físico. Él es El Shaddai, Dios todopoderoso, el Soberano que establece las normas en el cielo y en la Tierra. Vive y gobierna sobre el plano de lo invisible y es el Creador y dueño de lo visible, en donde también creó a los seres humanos para gobernar bajo su autoridad como co-rregentes de la Tierra.

APLICACIÓN
Como Rey de todo, Dios es quién fija las normas, el que establece las reglas, y el juez de todas las cosas. Eso es lo que significa ser Rey. Un rey no puede ser rey a menos que tenga algo sobre lo que reinar. Es imposible ser rey sobre la nada. Antes que todo fuera, él era. En el sentido estricto de la palabra, Dios no fue un rey hasta que creó un mundo sobre el cual reinar. Luego de completar su creación, el Creador se convirtió en el Rey de esa obra, porque ahora tenía una dimensión sobre la cual gobernar, y sobre esa nueva “esfera” puso al hombre por medio de cual extendería su gobierno universal en la Tierra. Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas (Apocalipsis 4.11).

DECLARACIÓN DE FE
Fui diseñado para gobernar, mi naturaleza es tener dominio sobre este mundo visible por medio de la autoridad que el Padre me ha delegado sobre lo invisible. Tomaré esta autoridad para ejercerla en todo el ámbito donde me desarrollo, estoy seguro que el Padre me respaldará con su sabiduría para hacerlo correctamente. Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Padre celestial, gracias por recuperar el reino para que pueda ejercer la autoridad que me has dado, gracias por permitirme ser tu embajador en esta Tierra, sé que me tengo que aplicar cada día más y mejor para dar los resultado que tu esperas de mí. Por favor ayúdame con la impartición de poder y la activación de los dones espirituales para hacer un trabajo de excelencia que glorifique tu maravilloso nombre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 17: UN PLAN PERFECTO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Éstos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios (Juan 1.12-13).

“Somos una familia de reyes y no de esclavos”

PRINCIPIOS
1- Dios es perfecto en todo lo que hace, su plan para el hombre es maravilloso, debemos entenderlo para identificar en donde estamos en el proceso de restauración. ¿Cuál era el propósito de Dios en el principio?

  • Establecer una familia de hijos, nunca es la idea de Dios tener esclavos.
  • Establecer un reino, no una religión.
  • Establecer un reino de reyes, no de súbditos.
  • Establecer nación de personas influyentes no de personas atadas a la religión.
  • Establecer una relación cercana, íntima y continua.
  • Extender su gobierno celestial, gobernar a través de Adán y Eva.
  • Influenciar en la Tierra desde el cielo a través de todos los seres humanos.

2- En este plan, el propósito de Dios era establecer una familia de hijos, no una casa de sirvientes. Desde el comienzo, Dios quería todos los descendientes se relacionaran con él mediante el amor de hijos, no esclavos que le obedecieran por obligación. Los sirvientes se relacionan con sus amos en un nivel superficial, pero no existe sentido de intimidad o de familia. Los hijos, por otra parte, son parte de la familia; son herederos que heredarán todo lo que le pertenece a su padre.

3- El concepto de reino es completamente contrario al concepto de religión. Un reino consiste en un rey con ciudadanos. La ciudadanía es esencialmente una entidad legal con derechos y privilegios, protegida por un compromiso constitucional de parte del rey y su gobierno. Demasiados cristianos son simplemente personas religiosas, pero los ciudadanos del reino son gente legítima; legítima en el sentido legal, que por virtud de un nacimiento espiritual, cada individuo del Reino tiene los derechos y las bendiciones de los ciudadanos del Reino celestial.

4- Debemos ser liberados de nuestra mentalidad religiosa y readaptar nuestro pensamiento para poder adoptar un pensamiento de reino. Dios siempre ha deseado hijos que sean ciudadanos de su reino, que posean el derecho legal de ser parte de su familia. La ciudadanía siempre es considerada un privilegio en todos los reinos y naciones. En Jesús, estos preciosos derechos legales se le confieren a todos los que confían en él: Mas a cuántos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios. Éstos no nacen de la sangre, ni por deseos naturales, ni por voluntad humana, sino que nacen de Dios (Juan 1.12-13).

APLICACIÓN
El nombre cristiano era originalmente un título de burla dado por los paganos a los seguidores de Cristo, aunque los creyentes a través de los siglos han aceptado el término (que literalmente significa “pequeño Cristo”) y lo han portado con honor. Pero la palabra cristiano aparece solo dos veces en La Biblia (Hechos 26:28-29; 1Pedro 4:16-17). El término cristiano tiende a encerrar mentalmente a una persona en un molde religioso y limita su realidad de la verdad acerca del reino. La Biblia se refiere a la relación del hombre con Dios usando estas frases: siervos, santos, embajadores, hijos de Dios, ciudadanos del cielo, reyes, creación de Dios y otros términos cariñosos, pero no se refiere oficialmente a ellos como cristianos.

Cristianismo nunca fue un nombre dado por Jesús ni por los apóstoles. El término cristiano nunca tuvo la intención de ser un título ni un rótulo para usar, sino un estilo de vida para seguir, demostrando la naturaleza de la “semejanza con Cristo”. En esencia, cristiano suponía ser una descripción de la cultura del Reino, exhibida a través de nuestras vidas. Por ese motivo, los primeros creyentes fueron llamados cristianos por parte de quienes observaban su estilo de vida, su poder, su valentía y su autoridad como la de Cristo.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un digno representante de Dios en la Tierra, tengo poder y autoridad para gobernar en este mundo, estoy determinado a tomar el lugar que el Padre me ha asignado y hacer la tarea de acuerdo al diseño para el cual fui creado. Amén!

ORACIÓN
Eterno y maravilloso Creador, sé que en mis fuerzas no soy digno, pero a través de la sangre de Jesucristo soy una persona apta para gobernar en este mundo en la esfera donde Dios me ha colocado. Por favor, Señor, ayúdame a ser diligente en operar el poder y la autoridad que me has delegado para convertirme en una vasija confiable para tu gloria. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply