TENGO LO QUE OTRO NECESITA

Tema 08: TENGO LO QUE OTRO NECESITA
Capítulo 05: LIDERAZGO DE REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Y toda la gente procuraba tocarle, porque poder salía de él y sanaba a todos (Lucas 6.19).

“Todo líder potencial tiene algo que otros necesitan, necesitamos sabiduría para depositarlo en aquellos que lo están esperando”

PRINCIPIOS
1- Hemos sido creados como complemento de otras personas, alguien tiene algo que yo necesito, pero yo tengo algo que otras personas necesitan. Todas las personas que nos rodean tienen el impulso de sacar el potencial que hay en su interior, este es don de Dios para todo ser humano. Algunos desean salir de una situación precaria, otros quieren ser mejores en la vida, otros están buscando prosperidad, grandeza, dignidad. ¡Todo ser humano esta buscando como usar su potencial aunque no se dé cuenta!

2- La pregunta clave para un buen líder es: ¿Qué tengo que dar a otra persona para ayudarle a que su potencial sea manifestado? ¿Qué tengo en mis manos que otro necesita? Algunas veces son cosas tan sencillas como dar amor, calidez humana, una palabra de aliente, sin embargo ha líderes que Dios a preparado para empujar a otros hacia su destino profético. Esta habilidad puede estar en nuestro interior y no la hemos experimentado, Dios desea que sepamos que somos instrumentos en sus manos para ayudar a otros a tener una mejor calidad de vida.

3- Frecuentemente tenemos que hacer la labor de restauradores, reparando la vida de las personas, trayendo una nueva visión de vida y empujándoles hacia una mayor prosperidad. Jesús dijo: El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia (Juan 10.10). Debemos revertir el poder del enemigo por la abundancia que Jesús nos ofrece. ¡Somos instrumentos de su gloria para ayudar a otros!

4- El apóstol Pedro dice: Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1Pedro 4.10). Dios nos ha dado dones para impartirlos sobre otras personas, la habilidad que el Espíritu deposita se une a las capacidades que traemos desde nuestro nacimiento y las que hemos desarrollado en la vida para depositarlas en las personas que nos rodean.

APLICACIÓN
Un líder potencial esta dispuesto a ver por las necesidades de otras personas antes de las propias. Hay cuatro tipo de personas que están a nuestro alrededor:

  • Los que suman, son personas pro-activas que van a depositar en nosotros algún bien que nos hacen crecer.
  • Los que restan, personas tóxicas que siempre estarán tratando de detener nuestro avance.
  • Los que dividen, son aquellos que están buscando su beneficio propio y buscan avanzar sin importar a quienes están destruyendo.
  • Los que multiplican, personas que impulsan, lo que tocan hacen prosperar.

El sabio Salomón dijo: El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado (Proverbios 13.20). Debemos ser personas inteligentes para saber cómo interactuar con las personas que nos rodean. Sabios para entregar adecuadamente el don que Dios nos ha dado como líderes potenciales.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un líder potencial que esta listo para impartir sobre otras personas el don que el Padre me ha otorgado. ¡Amén!

ORACIÓN
Amado Padre de gloria, muchas gracias por darme la oportunidad de conocer más acerca de liderazgo de reino, quiero avanzar y ser un líder potencial que sirva a tus propósitos cada día. Gracias por la confianza que depositas en mi vida para ayudar a los demás. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 23: ENTRENADOS PARA GOBERNAR
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios. Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados (Romanos 8.15-17).

“El Espíritu Santo nos separa para ser ciudadanos naturales del reino y dar testimonio de él en nuestro entorno“

PRINCIPIOS
1- Es así como el Reino se suponía que debía funcionar. Dios, el Padre y Creador, estaba en el cielo, donde siempre ha estado. Recuerde que Jesús nos enseñó a orar: Padre nuestro que estás en los cielos. El cielo es el ámbito espiritual, el dominio invisible donde el Padre habita, gobierna todo su reino universal. La Tierra es el lugar que dio al hombre para que viva y gobierne, el Padre gobierna desde el cielo todo el universo, incluyendo la Tierra, a través de nosotros lo seres humanos.

2- Como hijos de Dios, somos parte de la familia real del reino de los cielos. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios (Romanos 8.16). Al igual que cualquier otro miembro de la realeza, no entramos a ejercer el rol sin preparación alguna: ¡Debemos ser entrenados! Un entrenamiento adecuado y cuidadoso es esencial para los gobernantes en proceso de formación.

3- El Espíritu Santo nos separa para el reino, trabaja arduamente en nosotros para entrenarnos y tener dominio. Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo (Gálatas 4.1). Mientras que no hay un crecimiento espiritual, la manifestación del reino no se da de modo completo. Sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre (Ver. 2). El reino espera por nosotros, para lo cual debemos ser entrenados y preparados para operar como reyes.

4- El Señor ha dejado cinco dones-hombre a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.11). Estos cinco ministerios trabajando en cada rey para perfeccionarlo y edificarlo para el ministerio que tiene que desarrollar en esta tierra. Es el Espíritu Santo que coordina toda esta formación para los reyes y señores que representan al único Dios todo poderoso. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré (Juan 16.7).

APLICACIÓN
Nosotros necesitamos un tutor como el Espíritu Santo porque nuestra mente y pensamiento están corrompidos, y nos lleva tiempo captar y creer genuinamente la verdad de quiénes somos en Cristo. Somos hijos reales del reino de Dios, pero hemos pasado nuestras vidas enteras viviendo en los cuarteles de los esclavos. Nuestros pensamientos y la conducta no cambiarán del día a la noche. El Espíritu Santo que vive en nosotros como una presencia continua, con paciencia y amor nos enseñará quiénes somos y cómo debemos pensar, hablar y comportamos. El plan de Dios se cumplirá en nosotros en plenitud mientras que permitimos que el Espíritu traiga esa formación a nuestras vidas dando la identidad correcta, revelando el propósito para el cuál fuimos diseñados y la posición que debemos ocupar en esta Tierra.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a ser entrenado hasta convertirme en el rey que el Padre esta esperando de mi, voy a esforzarme para obedecer las instrucciones del Espíritu Santo que me separa para el reino, también seré humilde para obedecer a mis autoridades, tutores y maestros que el Espíritu me asigne para crecer. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, estoy listo para entrar en una nueva etapa de crecimiento, me voy a esforzar para ir creciendo a la estatura del varón perfecto, quiero ser como Cristo cada día de mi vida, voy a transformar mi mente y mis pensamientos, trabajaré en mi formación para lograr ser el rey y señor que el Padre desea que sea. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

DON DE CIENCIA EN LA PRÁCTICA

Tema 11: DON DE CIENCIA EN LA PRÁCTICA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén (1 Timoteo 6.20–21).

“La CIENCIA es la información que recibimos del cielo para tomar las decisiones correctas”

PRINCIPIOS
1- CONOCIMIENTO CELESTIAL. Esta información viene directo del cielo, tenemos que entender las fuentes de información a las que tenemos acceso:
* ¿El conocimiento de espíritus inmundos es aprendido por algunas personas a través del contacto con lo oculto como lo es la brujería, ocultismo, deidades, metafísica y otras áreas satánicas.
* El conocimiento que viene del mundo (mercadotecnia) es impartido por las fuentes de información que seducen a las personas para atraparlos en los deleites de este mundo.
* El conocimiento o información que viene del Espíritu Santo. El conocimiento de las áreas espirituales comienza en el momento que aceptamos a Jesucristo como Señor y Salvador de nuestra vida.

2- ES REVELACIÓN. La palabra de conocimiento (don de ciencia) es la revelación sobrenatural proveniente de Dios de ciertos hechos, presentes o pasados, que no fueron aprendidos a través de la mente natural. Regularmente esta información celestial no viene por medios humanos sino por la inspiración del Espíritu Santo. Para tener acceso a ella debemos mantener un contacto constante con la presencia de Dios mediante el Espíritu Santo.

Tenemos el ejemplo de un discípulo llamado Ananías. Aunque la Biblia no nos da información que operara en alguno de los dones del Hijo, si operaba en el don de ciencia (Hechos 9.10–19). Dios no solo le dio una visión, sino que le dijo varias cosas que vinieron por la palabra de ciencia.
* El nombre de la calle: Derecha.
* El nombre de la persona: Saulo
* Que estaba haciendo: Orando
* Esa persona había recibido una visión: Vio a Ananías.
* Estaba capacitado para sanar: Recobro la vista.

3- Siempre que Dios tiene un plan con nosotros lo dará a conocer por diferentes medios, uno de ellos es por medio de visiones sobrenaturales (2 Corintios 12.1). El apóstol recibe el diseño para ese tiempo en la ciudad de Corinto y por medio de una visión celestial recibe la información necesaria de parte de Dios. Muchas veces Dios entrega una revelación sobrenatural de información sobre una persona o un acontecimiento, dada con un propósito concreto, que tiene que ver con una necesidad inmediata.

Esta revelación puede venir como imágenes claras a nuestra mente, a veces no sabemos si son sueños o visiones, pero esas imágenes se hacen patentes y claras como si las estuviéramos viendo en lo natural. Como hemos estado hablando, este don no esta disponible para unas cuantas personas, sino para todos los hijos de Dios.

4- UN EJEMPLO. Uno de los ejemplos más reales hablando de la revelación sobrenatural es la entrevista de Jesús con la mujer samaritana. Después inicia la conversación con la mujer con una frase atrevida: ¡Dame de beber! Socializar con una mujer samaritana no era la cultura de un judío. De hecho el hacerlo se consideraría como una contaminación. Sabemos que Jesús nunca hizo nada de causalidad, sino siempre tuvo un propósito.

Para traer convicción a la mujer, Jesús necesitó información privilegiada que sería entregada desde el trono de Dios. ¿Cuál fue el resultado de esta conversación? (Juan 4). Observemos como la mujer quedó atrapada en la palabra de Dios bajo la convicción que Jesús era el Mesías. Enseguida se convirtió en una ganadora de almas trayendo a todo el pueblo al conocimiento del Hijo de Dios.

APLICACIÓN
¡Todos tenemos acceso a la información privilegiada que viene del cielo! Podría escribir decenas de historias reales relacionadas con el don de ciencia. De hecho la misma Biblia declara muchas de ellas que dejan la experiencia de su operación. ¿De dónde sacamos la información para cumplir nuestra comisión? ¡Del cielo! Por supuesto, por medio del don de ciencia.

DECLARACIÓN DE FE
Soy activado en el don de ciencia, recibo la impartición del Espíritu sobre mi vida. A partir de hoy comienzo a operar en el don de manera responsable para servir a los demás y ser útil para el propósito de Dios en esta tierra. Amén!!

ORACIÓN
Señor amado, estoy asombrado de lo que puedo lograr al operar en el don de ciencia. Por favor ayúdame a lograrlo de manera ordenada, quiero ser fiel a mi Señor Jesús y leal al reino de mi Padre. Seré obediente en las instrucciones del Espíritu para lograr muchos más frutos para el reino. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 10: DON DE CIENCIA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén (1Timoteo 6.20–21).

“La CIENCIA es la información que recibimos del cielo para tomar las decisiones correctas”

PRINCIPIOS
1- ¿QUÉ ES CIENCIA? El diccionario de la lengua española define ciencia como: Rama del saber humano constituida por el conjunto de conocimientos objetivos y verificables sobre una materia determinada que son obtenidos mediante la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y causas y la formulación y verificación de hipótesis y se caracteriza, además, por la utilización de una metodología adecuada para el objeto de estudio y la sistematización de los conocimientos. La palabra de ciencia o conocimiento es una revelación sobrenatural por el Espíritu Santo de ciertos hechos, presentes o pasados, sobre una persona o situación. Vendrá como un pensamiento, una palabra, un nombre, un sentimiento, una impresión, una visión o como una información interna.

2- INFORMACIÓN DEL CIELO. Dios permite que conozcamos alguna información de algún asunto en particular. Por lo general, con esta porción de información podemos armar un cuadro más grande y tomar las decisiones más adecuadas. La palabra de ciencia o conocimiento no es la que se acumula por los años que hemos estudiado un tema determinado. Inclusive, Dios puede darle una palabra de ciencia a alguien que ni siquiera sabe leer ni escribir, o no tiene conocimiento alguno de alguna situación específica. Esta palabra secreta viene no por el estudio sistemático de la Biblia, sino por la gracia y el favor de Dios en momentos especiales. Por otro lado, es importante entender que tampoco necesitamos entrar en un trance espiritual para tener acceso a la información del cielo.

3- TIPO DE CONOCIMIENTO. En el camino nos encontraremos con cuatro tipos de conocimiento. 1) Del espíritu humano; 2) De espíritus inmundos; 3) Del mundo (mercadotecnia); 4) Del Espíritu Santo. La información del espíritu humano se adquiere a través de la enseñanza de la vida. Aquí entra la capacitación del espíritu humano por medio de la enseñanza en las escuelas. El entrenamiento práctico del día con día que es enseñado por los padres y personas con quienes tenemos contacto.

De hecho, de todo lo que aprendemos en el camino hay muchas cosas que nos permiten madurar, crecer como personas. Sin embargo por más conocimiento que se tenga para ser más preparados e inteligentes no nos asegura que vamos a tener una vida espiritual poderosa. Por el contrario, mucha de esa información es contraría a la fe verdadera.

4- ¡CUIDADO CON LA INFORMACIÓN! El apóstol Pablo apercibe a su hijo espiritual Timoteo para que cuide de la información que recibe, que inclusive, le llama cosas vanas, además de los cuidados de la falsa ciencia. Por supuesto que esta información humana puede desviarnos de la fe verdadera. ¡La razón es enemiga de la fe! Cuando ponemos como prioridad la mente y no la fe. Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén (1 Timoteo 6.20–21).

5- UNA GRAN VERDAD. ¿Que quiso decir Job cuando declaró?: En los ancianos está la ciencia, y en la larga edad la inteligencia (Job 12.12). Job vive de acuerdo con las verdades que conoce sobre Dios, el mundo y sí mismo. Se acerca a Dios humilde y sinceramente, negándose a culparlo de cualquier error o adversidad de que sea víctima por el conocimiento que tiene de Él. Por tanto, está en condiciones de enfrentar y soportar el sufrimiento, en el conocimiento (ciencia) de que la mano amorosa de Dios prevalecerá al final. También conoce que aun cuando busquemos vivir rectamente, nuestra rectitud no puede ganarnos el favor de Dios: ¡La gracia es un regalo, no una concesión! ¡Job reconoció la ciencia (conocimiento) y la diferenció de la inteligencia!

APLICACIÓN
Alimentar nuestro espíritu es una responsabilidad, tener conocimiento de lo que nos rodea es sano y nos enriquece, sin embargo, debemos tener cuidado de que esta información no nos convierta en personas manejadas por la razón o el análisis humanista de las cosas. Esta falsa ciencia que declara el apóstol puede, en algún momento, retirarnos de la fe verdadera.

DECLARACIÓN DE FE
Seré humilde para aprender y sabio para manejar la información que recibo del cielo por medio del don de ciencia. Estoy comprometido con el reino y daré lo mejor de mí para ver la gloria manifiesta del Señor en todo lo que emprenda. Amén!!

ORACIÓN
Padre amado, hermoso y maravilloso Dios, estoy en tus benditas manos, sé que no soy el mejor en muchas cosas pero anhelo servir en el reino y ser útil en tus planes, por favor imparte sobre mi vida el don de ciencia, que pueda operar la habilidad de este don para servir con diligencia a los demás. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 08: CONOCIENDO LA SABIDURÍA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Mas ¿dónde se hallará la sabiduría? ¿Dónde está el lugar de la inteligencia? (Job 28.12).

“La sabiduría no tiene precio, tiene valor y nos da grandeza”

PRINCIPIOS
1- LA SABIDURÍA VIENE DEL CIELO. El gran siervo Job, diserta sobre la sabiduría en el capítulo 28, de tal manera que el mismo se pregunta: Más ¿dónde se hallará la sabiduría? ¿Dónde está el lugar de la inteligencia? (Ver 12). La sabiduría que presenta la Biblia va más allá de los conocimientos humanos y se relaciona con los principios eternos que controlan la vida desde un principio divino. Corresponde a la totalidad de la vida, incluyendo lo intelectual, lo estético y lo religioso. El hombre puede explorar el universo con su capacidad tecnológica; sin embargo, la sabiduría divina se le escapa. ¡Sólo Dios tiene la llave que abre la puerta de la sabiduría! Humanamente no se puede hallar la sabiduría.

2- ACCESO A LA SABIDURÍA. Muchos intentan lograr la sabiduría a través del conocimiento que imparte la cultura y el hombre con sus dichos, pero al final la sabiduría de Dios es inalcanzable para la mente humanista, filosófica y materialista. En esa lucha incesante, Job anhela encontrar la fuente de la sabiduría y declara: La sabiduría es mejor que las piedras preciosas (Job 28.18 ). La sabiduría humana es una cualidad de la mente que capacita a una persona para que viva bien, de acuerdo con sus dones. No se mide el bien, o el éxito, en términos materiales; más bien, lo espiritual gobierna lo material. Desgraciadamente, la mente materialista invierte el orden divino y lo material viene a ser un dios donde muchos se envuelven y apartan de la verdadera sabiduría.

3- ALTO VALOR. La sabiduría tiene un valor o un precio, a pesar de que no es un artículo que se compra en el supermercado en kilos o metros. No se puede cambiar por ninguna de las riquezas terrenales halladas por la tecnología. Es un tesoro de valor incomparable, como el mismo sabio lo declara: Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella (Proverbios 8.11). ¿Dónde se hallará la sabiduría? Es cierto que Dios nos ha dotado de una porción de sabiduría humana, la cual usamos sin conocerle y por supuesto que deja grandes logros, sin embargo estamos tratando con la excelencia de la mente de Dios otorgada a los que conocen a Jesucristo como Señor y Salvador. Job escucha hablar a la sabiduría y lo deja plasmado en la Palabra.

4- PIDE SABIDURÍA. Conociendo nuestras imperfecciones humanas, Dios conoce nuestra necesidad de dirección, conocimiento y ser guiados, así que nos motiva a que pidamos sabiduría, y nos asegura que tendremos respuesta (Santiago 1.5). La sabiduría es un asunto complejo en las Escrituras.

Se distinguen algunos niveles.

  • Sabiduría general. Disponible para todos los creyentes a fin de llevar una vida normal, santa y equilibrada.
  • Sabiduría para el liderazgo. Disponible para los que enseñan, gobiernan y ministran. Así como el mundo ofrece tres tipos de sabidurías, también el cielo nos entrega la sabiduría celestial (Santiago 3.15).
    Terrenal. Esta es la sabiduría de la mercadotecnia.
    Animal. Esta es la sabiduría del ser humano.
    Diabólica. Es la sabiduría que Satanás entrega.
  • El don de palabra de sabiduría. Este es el don del Espíritu Santo y se muestra como una manifestación espiritual a disposición de cualquier creyente cuando tiene una necesidad especial y concreta.

APLICACIÓN
Cuando hablamos de la sabiduría que proviene de Dios, se trata de la orientación sobrenatural que el Espíritu Santo expresa a una persona para una determinada situación donde sabemos que se necesita la gracia divina. Esto no se encuentra en la educación humana, aunque nos puede ayudar, lo que viene del cielo es impartido por el Espíritu para que propósitos de Dios sean cumplidos.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy bajo el poder del Espíritu Santo, soy lleno de sabiduría del cielo, el Señor me ha llenado de su gracia para testificar que me ha llamado de las tinieblas para ser luz en esta tierra, seré sabio en cada acción que desarrolle y daré fruto en abundancia. Amén!

ORACIÓN
Amado Dios, maravilloso Jesús, muchas gracias por tu amor infinito para salvarme y darme la oportunidad de vivir en plenitud en este mundo. Ahora estoy seguro que mis acciones serán cada día de un mayor impacto porque tú eres mi Señor que me llevas de gloria en gloria y de victoria en victoria. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 07: DON DE SABIDURÍA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu (1 Corintios 12.8).

“Sabiduría para el mundo desde el trono de Dios”

PRINCIPIOS
1- DONES PARA EDIFICAR. Nuestro Señor Jesucristo ha entregado dones a los hombres para edificar y servir a la Iglesia y ha enviado a su Espíritu a continuar su obra de salvación, sanidad, liberación y restauración de toda la humanidad. Conocer los dones no asegura una mejor operación y mayores frutos. Muchos mantienen su don escondido porque no lo han activado, y otros han ido al extremo de ser sensacionalistas en el uso del don y han causado problemas en el cuerpo de Cristo a tal forma que algunos prefieren estar lejos de los dones espirituales y permanecer solamente en la salvación.

Cuando el pueblo de Dios salió de Egipto, podemos ver dos etapas claras:
1). La Iglesia del desierto; la Iglesia del desierto es una Iglesia conformista, solo vive del milagro del maná y de quejarse con Dios para recibir pequeños milagros.
2). La Iglesia de Canaán: la Iglesia de Cannán representa la que conquista, que avanza con poder arrebatando la tierra prometida a sus enemigos. La Iglesia de Cannán opera en los dones, escucha la voz de Dios, baja los diseños celestiales, la mano del Señor les dirige y sus logros son poderosos y sorprendentes.

2- SABIDURÍA PARA ENTREGAR AL MUNDO. El don de sabiduría es uno de los nueve dones de gracia que el Espíritu Santo imparte sobre los hijos de Dios. En realidad no estamos tratando con la sabiduría humana, sino con información celestial la que desciende del cielo para tomar las decisiones más adecuadas. Respecto a los dones espirituales, afirmamos que el Espíritu Santo los empleó para llevar a cabo sus trabajos en la tierra.
Los deberes del Espíritu son:
– Guiar a toda verdad;
– Confirmar la verdad divina
– Organizar, preparar, edificar la Iglesia para toda buena obra.

3- TRES CATEGORÍAS. Los dones sobrenaturales se pueden dividir en tres categorías que corresponden a los tres trabajos principales del Espíritu. Clasificando los dones según el propósito de cada uno simplifica la presentación del tema y a la vez nos ayuda a comprender con facilidad cómo y por qué el Espíritu los usó.
Algunos hermanos recibieron este don de poder hablar palabras de sabiduría. No estamos seguros pero es posible que el Espíritu mismo tuviese un propósito especial cuando empezó la lista de los dones con éste. Una cosa sabemos bien y es que la sabiduría es muy importante para la vida cristiana y para las labores en el reino de Dios.

4- DEFINICIÓN. ¿Qué es sabiduría? No es ciencia, o sea, conocimiento, sino la capacidad para juzgar bien, para hacer buenas decisiones. Sí somos sabios sabremos distinguir entre lo malo y lo bueno. Podremos desarrollarnos en el reino de Dios sin cometer graves errores. Mucho hemos oído hablar de la sabiduría de Salomón como una percepción de la bondad de Dios para el ser humano. Sabemos que lo recibido por Salomón no vino a causa de los excelentes estudios o la capacitación humana que este gran hombre pudo lograr, sino la impartición gloriosa de Dios para su vida.

El diccionario de la lengua española define el término de esta manera:

  1. Conjunto de conocimientos amplios y profundos que se adquieren mediante el estudio o la experiencia.
  2. Facultad de las personas para actuar con sensatez, prudencia o acierto.
  3. Cualidad de sabio.

La sabiduría viene de dos modos: 1) Es un regalo de Dios, por la impartición del Espíritu Santo; 2) Una búsqueda activa por medio del conocimiento de la Palabra de Dios.

APLICACIÓN
¡Un regalo de Dios al mundo! El punto de partida de la sabiduría es Dios y su Palabra revelada, la fuente del conocimiento y la inteligencia. En ese sentido, la sabiduría es SU regalo para nosotros. Pero únicamente se la otorga a quien con sinceridad la busca.
La sabiduría de Dios está escondida de los rebeldes y necios, exige un esfuerzo para encontrarla y usarla. La senda hacia la sabiduría es difícil. Cuando estamos en ella, descubrimos que la verdadera sabiduría es la de Dios y que Él nos guiará y recompensará nuestra búsqueda sincera y persistente.

Dios nos da sabiduría para que caminemos en victoria y demos testimonio de la gracia divina impartida sobre sus hijos. Esto traerá la evidencia de la existencia no de un ser supremo inalcanzable, sino de un Dios cercano para los que le buscan.

La sabiduría surge de un proceso de crecimiento constante.
Primero, debemos confiar y honrar a Dios. Segundo, debemos darnos cuenta de que la Biblia nos revela la sabiduría de Dios. Tercero, debemos tomar una serie de buenas decisiones para toda la vida y evitar peligros morales. Cuarto, al tomar decisiones erróneas o pecaminosas, debemos aprender de nuestros errores y recuperarnos.

DECLARACIÓN DE FE
Trabajaré fuertemente para ser impartido de la sabiduría en todos sentidos, me esforzaré a escuchar el corazón del Padre para ser testimonio fiel de su verdad inconmovible. Amén!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, ayúdame a bajar del cielo la información necesaria para convertirme en una persona sabia que ayude a los demás a ser grandes en esta tierra. Quiero ser un digno representante del cielo en la tierra con la sabiduría de Dios de una manera tangible en todos mis actos. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply