Tema 03: CINCO COLUMNAS
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios (Romanos 11.29).

“Necesitamos determinación para cumplir con nuestro destino”

PRINCIPIOS
1- CINCO LLAMADOS. Otra forma de ver los cinco dones de Cristo es a través de la representación de las alas de algunos animales.
Más a vosotros, los que teméis mi Nombre nacerá el Sol de justicia y en SUS ALAS traerá salvación; y saldréis y saltaréis como becerros de la manada (Malaquías 4.2)..
¿Cómo es la representación de las alas de salvación?

  • Alas del Apóstol (Águila) – Deuteronomio 32.11
  • Alas del Profeta (Gallina) – Mateo 23.37
  • Alas del Evangelista (Paloma) – Génesis 8.8
  • Alas del Pastor (Pavo real) – Job 39.13
  • Alas del Maestro (Gavilán) – Job 39.26

2- MINISTROS DE FUEGO. Jesús llama a sus ministros de fuego a servir bajo alguno de estos cinco ministerios, son las alas de salvación, identificadas por un animal en particular conforme a sus características que son asociadas con el servicio que cada don presta al cuerpo de Cristo. Es posible que un ministro sea llamado a un ministerio como su llamado más fuerte, pero también se desarrolle y fluya en otros de los cinco ministerios. De hecho no es necesario operar en todos los dones, o tener uno para acceder a otro. En su inmensa sabiduría, Jesús activa sus dones en cada uno de sus llamados de acuerdo a su absoluta voluntad y dependiendo de la necesidad de la Iglesia a dónde Dios lo lleve.

3- ¿SUPER APÓSTOL? Alguna vez escuché que alguien dijo que el apóstol debe tener todos los dones o ministerios del Hijo para poder ser un buen apóstol. ¡En realidad no es así! Operar en otros dones enriquece el llamado, pero NO es necesario haber caminado por todos los dones para ser apóstol. Podemos operar en un don o más al mismo tiempo. He conocido pastores-profetas que operan en dos dones aunque uno de ellos es más fuerte que el otro. Recordemos que las promociones vienen de parte de Dios.

4- ¡COMISIONADOS! De acuerdo a las comisiones que nos han sido encomendadas son los dones en los cuales vamos a operar. En la medida que la comisión cambia, Dios activará el don necesario en nosotros. Actualmente vemos buenos evangelistas-proféticos, que son motivadores y activadores para la Iglesia. He visto frecuentemente apóstoles-pastores que dirigen iglesias de multitudes y su trabajo se refleja en una gran cosecha de almas y una gran reproducción de congregaciones por su llamado apostólico al estar enviando a sus hijos a edificar el reino de Dios en distintos lugares.

APLICACIÓN
Por muchos años el cuerpo de Cristo ha estado trabajando con tres oficios principales. Los oficios del apóstol y del profeta no han sido restaurados sino hasta los últimos años. Los teólogos y líderes denominacionales no han ayudado mucho a la restauración de todos los oficios o dones del Hijo porque acomodaron las estructuras administrativas para trabajar con los tres oficios (pastor, evangelista y maestro).

Ahora estamos listos para trabajar con los cinco llamados y que el cuerpo de Cristo funcione a plenitud, una gran cosecha esta en camino, seremos empujados por el Espíritu a cumplir nuestra tarea en la medida que aceptamos nuestro llamado. Caminemos firmes, con la esperanza que Dios nos equipará para hacer las cosas de la manera correcta.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy determinado a obedecer mi llamado cualquiera que fuera, estoy dispuesto a obedecer a mi Señor y hacer la tarea que me asigne. Me esforzaré a realizar con calidad el llamado al que he sido comisionado. Amén!

ORACIÓN
Precioso Jesús, gracias por tomarme en cuenta en el llamado que me has dado, estoy listo para ser posicionado en el llamado y cumplir con mi comisión en esta tierra. Buscaré hacer todo con la plenitud de tu presencia para dar resultados de gran calidad para tu gloria. Muchas gracias por tu amor y por darme la oportunidad de servirte. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

CINCO DONES-MINISTERIOS

Tema 02: CINCO DONES-MINISTERIOS
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11).

“Cinco oficios para perfeccionar a los hijos de Dios para la obra del ministerio”

PRINCIPIOS
1- MINISTERIO QUÍNTUPLE. La restauración de los cinco ministerios es esencial para los planes de Dios en este tiempo. Debemos de entender que Dios sigue trabajando en la restauración de todos los ministerios, debemos crecer y madurar en el conocimiento de estos cinco oficios.

Existen un orden y un propósito bien definidos en la distribución de responsabilidades y talentos a cada persona. Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1Pedro 4.10). Cada don contribuye con su característica particular a la unidad de la Iglesia (Efesios 4.12). No hay lugar para el orgullo en los que poseen muchos dones, porque su responsabilidad es mayor.

2- RESPONSABILIDAD. Tampoco hay lugar para los celos de quienes han recibido menos pues sólo son responsables del desarrollo de lo que han recibido. El Señor vio nuestra condición caída; vio nuestra necesidad de gracia, y porque amaba nuestras almas nos ha dado gracia y paz. Gracia significa consentimiento para alguien que es indigno, para alguien que está perdido. El hecho de que seamos pecadores hace que en vez de excluirnos de la misericordia y del amor de Dios, la acción de su amor para nosotros sea una necesidad definitiva, a fin de que podamos ser salvos.

3- Estos DONES que nuestro Señor Jesucristo entregó a su Iglesia tienen el propósito de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio y apoyar su crecimiento y desarrollo espiritual.

  • Los dones de Cristo son también conocidos como los cinco ministerios o llamados que el Señor hace a algunos creyentes para trabajar en Su obra, dándoles la capacidad, la habilidad y comisionandolos a servir en su tiempo para que desarrollen su llamado.
  • Nadie puede auto-llamarse a un ministerio o renunciar a ejercer estos dones de Cristo, ya que irrevocables son los dones y el llamamiento de parte del Señor. El Señor respaldará solo a los que Él llamó a trabajar en su viña. Sólo Él nos puede llamar, ungir y enviar.

4- Estos cinco MINISTERIOS o llamados, son muy específicos; cada uno, tienen un propósito a cumplir en la vida del creyente y su pueblo, son diferentes cada uno como lo son los dedos de nuestra mano; podemos ejemplificarlos de esta manera. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo (1 Pedro 5.6). En este pasaje podemos ver al apóstol Pedro simbolizando los cinco ministerios o dones del Hijo con la mano poderosa de Dios. En esta imagen profética, el apóstol visualiza los cinco dones con una mano bajo la cual los hijos de Dios debemos ser humildes.

5- LA MANO PODEROSA DE Dios. Esta representación concuerda perfectamente asociando la función de cada dedo con la función de cada don.

Podemos conocer la virtud de cada uno de los dones al momento que conocemos la función de los dedos de la mano. Podríamos verlo de esta manera:

  • Meñique – Maestro – Hacer oír la palabra
  • Anular – Pastor – Se casa con la Iglesia
  • Medio – Evangelista – Alcanza las almas para el reino
  • Índice – Profeta – Da dirección
  • Pulgar – Apóstol – Trae fuerza al cuerpo de Cristo

DECLARACIÓN DE FE
Soy un hijo de Dios obediente, estoy creciendo a la estatura del varón perfecto, estoy avanzando hacia mi destino profético, soy perfeccionable, estoy dispuesto a ser corregido y disciplinado para seguir mejor cada día. Amén.

ORACIÓN
Dios mío y Padre bueno, estoy emocionado por crecer cada día a la estatura de mi Señor Jesús, estoy enamorado de tu Palabra que me impulsa a servir con honra y disciplina, ayúdame en mis debilidades y cuando cometo errores corrígeme para seguir avanzando en mi formación. Estoy dispuesto a obedecer cada día tus instrucciones y ser más grande para servirte mejor. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 01: DONES-HOMBRE
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia (1 Corintios 14.12).

“Anhelar implica buscar con determinación aquello que deseas tener en tus manos”

PRINCIPIOS
1- ANHELO, DESEO. Pueden ser las palabras que describen el corazón de un padre al ver a sus hijos crecer, el padre trabaja para ellos, todo lo que hace lo realiza con el fin de que lleguen a ser hombres de bien y puedan cumplir el propósito por el cual Dios les hizo venir al mundo. En Abraham vemos un claro ejemplo de lo que es el Padre Celestial, trabajo durante muchos años produciendo todo tipo de riquezas para cuando fuera el tiempo y el momento eso llegara a formar parte de la herencia de su hijo quien era el cumplimiento de la promesa.

La revelación más importante y extensa con respecto a la paternidad de Dios se relaciona con la vinculación de la Primera Persona a la Segunda Persona. La Primera Persona se describe como «el Dios y Padre de Nuestro Señor Jesucristo». La revelación teológica más comprensiva del Nuevo Testamento es que Dios el Padre, la primera persona, es el Padre del Señor Jesucristo, la segunda persona.

2- CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO. Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley (Gálatas 4.4). El apóstol define aquí como «cumplimiento del tiempo» a lo que antes había llamado el «tiempo señalado por el Padre». Dios había señalado de antemano el tiempo en que la bendición prometida a Abraham se cumpliría en Cristo, su descendiente. No que en la continuidad los patriarcas no hayan obtenido la bendición aquella, sino que en Cristo, la bendición debía ser revelada a través del mundo, y él debía ser manifestado como Aquel en quien tanto los padres como nosotros somos benditos. Y a esto lo llama Pablo el «cumplimiento del tiempo»: es que se había cumplido el tiempo señalado.

3- Los DONES del Padre, sus operaciones, es todo aquello por medio de lo cual él se manifestó, que las diferentes versiones de la Biblia lo traducen como: Operaciones (LBLA), manifestaciones de poder (DHH), funciones (NVI), actividades (RV77/95), potestades (Aramea) estas versiones por sí mismas amplían el concepto de lo que son. Las operaciones del Padre corresponden a las manifestaciones gloriosas de su presencia y de su poder, fundamentadas en la facultad que tiene el Padre en sí mismo, en razón de su soberanía, de obrar o hacer lo que desea y de manifestarse sobrenaturalmente, en virtud de su amor y santidad.

4- El Padre entrego al Hijo todas las riquezas de su gloria como herencia para preparar a su Iglesia con el poder y la unción de su Espíritu Santo dando hombres idóneos para llevarlos a la plenitud y la manifestación de los santos en esta dispensación. En la calidad de Hijo recibió toda autoridad en el cielo y en la tierra, llegando a ser el fundamento verdadero de nuestra fe, Jesús es la piedra del ángulo sobre el cual se levantan columnas que mantienen firme a la iglesia, esas columnas son los dones que el hijo entrego para embellecer y preparar a su novia.

5- Los dones del Hijo son los ministerios primarios que él mismo ha constituido para que su Cuerpo sea enriquecido hasta alcanzar la estatura del varón perfecto. ¿Cuántos y cuáles son estos ministerios primarios? Son cinco, Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros. (Efesios 4.11) Algunos creen que es uno, porque hacen énfasis en y sólo conocen el ministerio pastoral.

APLICACIÓN
El ministerio del apóstol es como el perito maestro constructor que sabe leer los planos para dirigir la construcción de una casa. El apóstol llena de ímpetu, de audacia y de compromiso a la Iglesia. El apóstol ve mapas, planos, proyectos de expansión misionera e iglesias establecidas confirmadas. El apóstol es responsable por el diseño y la visión. El apóstol pastorea ministerios. Es padre de ministros.

El ministerio del profeta señala el camino recto del Señor en el presente, pero al mismo tiempo proyecta una palabra de fe de lo que no se ve en la edificación, pero que definitivamente vendrá. El profeta afirma y declara los propósitos de Dios del futuro al presente con respecto a la visión (diseño) apostólica. Llena de convicción, fe, de santidad y esperanza a la Iglesia.

El ministerio del evangelista tiene la pasión por los perdidos. Su corazón es amplio para ir donde están los no alcanzados. El evangelista mira a los extraviados, trae gente al reino de Dios. Inicia nuevas Iglesia o añade gente a ella. Es responsable de entregar las buenas noticias de salvación. Pastorea y promueve gente con vocación evangelística.

El ministerio del maestro traza la Palabra de Dios, administra la sana doctrina (Fundamentos teológicos y éticos). Este analiza, fundamenta todo el quehacer ministerial con la Escritura. El maestro vigila que todo esté en concordancia con el mensaje de la revelación escrita.

El ministerio del Pastor básicamente es para cuidar, alimentar y resguardar el rebaño. Siempre trabajará con grupos medianos. El pastor visualiza ovejas, rebaño y cuidadores del rebaño. Es responsable por el redil y por pastorear a los cuidadores del rebaño.

Los cinco ministerios no son jerarquía sino funciones ministeriales específicas dadas al cuerpo de Cristo. Cada función tiene su propio rango, dimensión, medida, peso y alcance.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para ser parte del sueño de Dios, quiero recibir mi llamado, si esta en sus planes que sea un ministro para operar estos dones-hombre, estoy dispuesto avanzar desde mi silla de autoridad donde el Señor tenga diseñado para mi vida. Amén!

ORACIÓN
Padre amado, muchas gracias por darme esta gloriosa oportunidad de involucrarme en los cinco ministerios. Estoy dispuesto a ser instruido para servirte y ser útil en tu reino. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply