Tema 13: BAJO AUTORIDAD
Capítulo 05: LIDERAZGO DE REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Siervos, obedeced a vuestros amos terrenales con temor y temblor, con sencillez de vuestro corazón, como a Cristo; 6. no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino como siervos de Cristo, de corazón haciendo la voluntad de Dios (Efesios 6.5-6).

“La autoridad es parte del orden que ponemos en nuestra vida”

PRINCIPIOS
1- No podemos imaginar ni siquiera un lugar de trabajo, una nación, una familia, sin una autoridad a quien debemos someternos. Jesús estuvo sometido al Padre, fue enviado a cumplir una tarea en este mundo y se dedicó a obedecer las instrucciones. Mas para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago (Juan 14.31). ¡Cómo el Padre me mandó, así hago! Un líder sabio sabe que debería estar bajo autoridad, no solo para seguir instrucciones sino para rendir cuentas de su trabajo.

2- La última frase de Jesús en la cruz fue: ¡Consumado es! Esta frase fue primero para el Padre, era el momento de rendir cuentas, dar a saber a su autoridad que el trabajo encomendado estaba terminado. Enseguida, la frase fue para el mundo, para que todo ser humano este enterado de su gran victoria sobre el usurpador y la manera en que el reino perdido en el Huerto del Edén, ahora es recuperado para ponerlo en las manos de los hijos de Dios.

3- Caminar bajo una autoridad siempre trae descanso, como seres humanos debemos ser dependientes los unos con los otros. Dios nunca ha pensado que caminemos en la vida como “llaneros solitarios”, sino como complementos los unos con los otros. Entendemos la autoridad delegada como la persona que recibe y representa la autoridad de Dios. Toda la autoridad pertenece a Dios, pero Dios tiene dos maneras de ejercer su autoridad.

  • Autoridad directa. Esto significa que Dios nos dice directamente a través de su Palabra o a través del Espíritu Santo lo que desea que hagamos.
  • La autoridad delegada. Esto significa que Dios elige a determinadas personas para que lo representen y ejerzan Su autoridad.

4- Dios no sólo nos guía personalmente, sino que también nos dirige a través de su autoridad delegada. Padres, profesores, policías, jefes, gobernantes, son autoridades delegadas. El gran apóstol dice: Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas (Romanos 13.1). Cuando nos sabemos cumplir con el sometimiento a la autoridad es porque hay un corazón rebelde que se resiste a la obediencia.

APLICACIÓN
Puesto que una autoridad delegada es alguien que representa la autoridad de Dios, esa persona debe ser obedecida. Ser irrespetuoso o desobediente a la autoridad delegada por Dios es semejante a ser irrespetuoso o desobediente con Dios mismo. Hay cuatro clases de autoridad en las cuales tenemos que poner atención:

  • La familia. Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor (Efesios 5:22). Hijos, obedeced a vuestros padres en todo… (Colosenses 3:20). Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella (Efesios 5:25). Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor (Efesios 6:4).
  • El gobierno. Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas (Romanos 13:1). Por Causa Del Señor someteos a toda institución humana… (1Pedro 2:13). Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios (Mateo 22:21).
  • El ministerio.Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose… (Hebreos 13:17). Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta [dinero], sino con ánimo pronto; no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey (1Pedro 5:2–3).
  • El trabajo. Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios (Colosenses 3:22). Criados, estad sujetos con todo respeto a vuestros amos; no solamente a los buenos y afables, sino también a los difíciles de soportar (1Pedro 2:18).

DECLARACIÓN DE FE
Soy un líder que esta bajo autoridad, estoy dispuesto a rendir cuentas a mis autoridades superiores, no seré desobediente en ninguna manera, estoy sujeto a la justicia divina y en obediencia a mis autoridades humanas. ¡Amén!

ORACIÓN
Amantísimo Dios y Padre, estoy dispuesto a caminar en obediencia plena a la tarea que tu me has dado, esto listo para obedecer a mis autoridades delegadas aquí en la Tierra, caminaré seguro en todo lo que haga, sin temor, con ánimo pronto a obedecer y ser de bendición a muchas personas. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 17: AUTORIDAD Y RESPONSABILIDAD
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos (Apocalipsis 11.15).
Y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo (Efesios 1.22-23).

“La autoridad que el Padre nos imparte conlleva la responsabilidad de un rey”

PRINCIPIOS
1- El reino del cual formamos parte es tan poderoso que no debemos temer a ninguna potencial oposición. Los hombres y mujeres del reino dicen: Que vengan esos problemas, y avanzaremos por encima de ellos. Nuestro reino no huye y no se retira; nuestro reino permanece firme, avanza y arrolla. Jesús conquistó en la cruz del Calvario esa autoridad que nos delega como reyes del reino. Jesús dice: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id… (Mateo 28.18-29). Jesús reconoce que toda la autoridad que ha logrado por la victoria sobre las tinieblas las puede impartir sobre los ciudadanos del reino para ejercerla en el llamado que hemos recibido.

2- La muerte de Jesús en la cruz fue realmente un medio para un fin. El Calvario se convirtió en una fuente de limpieza y restauración. Todo aquel que tomara de esta fuente, sería limpiado de la inmundicia de vivir bajo los sistemas o reinos de este mundo. Esta purificación los prepararía para recibir el poder del Espíritu Santo para tener dominio como Jesús lo hizo en su caminar en este mundo. Luego de que su obra estuvo consumada, Jesús se les apareció a sus discípulos y les dejó su comisión: ¡La paz sea con ustedes! Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes (Juan 20:21). Luego de anunciarles su tarea, sopló sobre ellos y les dijo: Reciban el Espíritu Santo (Ver. 22).

3- Con el proceso de limpieza completado y ahora llenos del poder del Espíritu Santo, los discípulos estaban listos para avanzar como sus embajadores, llevando su reino a todo el mundo. Ser reyes en el reino conlleva una gran responsabilidad. El Padre ha dispuesto un ejército sin igual, no somos esclavos, no tenemos mente de esclavos, tenemos los recursos de un rey para actuar como rey. Ese privilegio es impresionante, Jesús dijo que haríamos las cosas que él hizo en la Tierra, y aún mayores. Estamos para cumplir con las encomiendas de Dios para nuestras vidas y para este planeta. ¡Somos comisionados a establecer!

4- Ser un embajador de Cristo es un privilegio maravilloso, pero también implica tremendas responsabilidades, por ejemplo:

  • Hablar las palabras del Rey
  • Ocuparse solo de los intereses del Rey
  • Hablar solo en nombre de su gobierno
  • Mantener la conexión y comunicación con el Rey
  • Llevar a cabo las políticas establecidas por el Rey

Aunque nuestro llamado a ser embajadores del rey del universo parece ser abrumador, la presión de esa responsabilidad es aliviada de algún modo una vez que nos damos cuenta de que solamente tenemos que preocupamos por hablar las palabras de nuestro Rey. Jesús siguió esa dirección sin excepciones, lo cual es la razón por la que fue tan exitoso en su ministerio terrenal. Él afirmó: Cuando hayan levantado al Hijo del hombre, sabrán ustedes que yo soy, y que no hago nada por mi propia cuenta, sino que hablo conforme a lo que el Padre me ha enseñado (Juan 8:28); “Mi Padre aun hoy está trabajando, y yo también trabajo. Ciertamente les aseguro que el hijo no puede hacer nada por su propia cuenta, sino solamente lo que ve que su padre hace, porque cualquier cosa que hace el padre, la hace también el hijo (Juan 5:17,19).

APLICACIÓN
Como embajadores de Cristo, deberíamos preocupamos tan solo por los intereses de nuestro Rey. Todo lo que decimos o hacemos debe reflejar su deseo y propósito. Nuestra opinión personal no cuenta. En el mundo de la diplomacia, un embajador nunca expresa su opinión. Es absolutamente impropio que exprese su opinión personal, mientras actúa en su investidura oficial como representante y vocero de su gobierno. Un embajador que traspasa la línea y entra al territorio de lo personal, pone en peligro la reputación de su nación y posiblemente su seguridad, y se expone a una posible censura y retirada.

Un embajador que entiende su rol tan solo comunicará la posición de su gobierno, independientemente de su punto de vista. No es distinto en el reino de Dios. Como embajadores de nuestro Rey, nuestra opinión no es importante. La única opinión que importa es la del Rey. A menudo los creyentes nos metemos en problemas porque estamos demasiado acostumbrados a dar nuestra opinión personal en lugar de ver lo que el Rey dice y acabamos presentando nuestros pensamientos e ideas como si fueran sus opiniones, y por lo tanto, creamos confusión en la Iglesia y en el mundo.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy decido convertirme en el rey que mi Padre esta pensando que debo de ser. A partir de hoy estaré atento en escuchar su voz y hacer lo que él me esta demandando. Voy a convertirme en un rey con la autoridad y la responsabilidad que conlleva. Sé que Dios esta conmigo para lograrlo. Amén!

ORACIÓN
Dios eterno, Padre maravilloso, estoy listo para obedecer tus instrucciones, quiero cumplir el llamado que me has hecho para gobernar en este mundo. Nada me puede detener en mi destino porque sé que estás conmigo para lograrlo, ayúdame con sabiduría para lograr todo lo que me has dicho que haga. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 04: ¡ERES UN REY!
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra (Apocalipsis 5.10).

“Como Jesús es Rey, nosotros hemos sido constituidos reyes”

PRINCIPIOS
1- Cuando Jesús estuvo ante Poncio Pilato horas antes de su crucifixión, el gobernador romano estaba sorprendido de su silencio en vista de las acusaciones que habían levantado en su contra. En un momento, preguntó: Entonces le dijo Pilato: ¿A mí no me hablas? ¿No sabes que tengo autoridad para crucificarte, y que tengo autoridad para soltarte? Respondió Jesús: Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba; por tanto, el que a ti me ha entregado, mayor pecado tiene (Juan 19.10-11).

2- Como gobernador romano en Judea, Pilato representaba todo el poder y la autoridad del emperador mismo. Toda la fuerza del imperio más poderoso de la historia respaldaba las palabras de Poncio Pilato, pero aun así Jesús dijo que todo el poder había venido desde arriba, queriendo significar que provenía de su Padre. iEsta sí que era una conversación de reino a Reinol. Jesús estaba diciendo que su Reino era mayor que el Imperio Romano, porque era de su Reino de donde Roma recibía su poder.

3- Pilato pregunta a Jesús:¿Eres tú el Rey de los judíos? Jesús le respondió: ¿Dices tú esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí? Jesús sin rodeos le abre el panorama: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí. Pilato estaba totalmente confundido con las palabras de Jesús, por eso le vuelve a preguntar: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido… (Juan 18.33-37). ¿Quedaría duda al respecto? Jesús establece con determinación: ¡Yo soy Rey!

4- Como creyentes, vivimos en la Tierra, pero nuestra ciudadanía está en el Reino de los cielos, y todos los recursos, la autoridad y el poder de ese Reino están disponibles para nosotros si buscamos vivir como embajadores fieles y responsables de nuestro Rey. Cuando alguien nos pregunta: “¿De dónde eres?”, deberíamos considerar cuidadosamente nuestra respuesta.
¡Cuánto más aprendamos a pensar como ciudadanos del reino, más actuaremos como tales! Es importante que aprendamos a vivir alineados al reino, para que otros puedan ver la diferencia entre los reinos de este mundo y el reino de Dios.

APLICACIÓN
Creo que todo aquel que ha probado el reino de alguna manera debería estar emocionado de vivir apasionadamente al punto de no “encajar” en los sistemas de este mundo. Estamos frustrados porque no estamos cumpliendo nuestro propósito a plenitud. No funcionamos adecuadamente porque no estamos viviendo en el medio en el que fuimos creados para vivir. La clave para una vida plena y de realización está en descubrir cómo recuperar nuestro lugar de dominio o retornar nuestra posición de liderazgo en el dominio terrenal que Dios planeó originalmente. Para lograrlo, debemos entender los contrastes entre los sistemas que envuelven nuestras vidas, así como también saber cómo debemos integrarnos correctamente en estos mundos tan diferentes.

Cuando elegimos el reino de Dios como la atmósfera donde nos desarrollamos, seguramente el choque con los sistemas de este mundo será de todos los días. Para esto Jesús nos dijo: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo (Juan 16.33). Como Jesús es Rey, nosotros cómo hijos de Dios hemos sido constituidos una raza de reyes (Apocalipsis 5.10).

DECLARACIÓN DE FE
Recibo en este día la unción y la esencia de rey. A partir de hoy cambiaré mi mentalidad “normal” para convertirla en una mente de rey, serviré a mi Señor con una nueva entrega y dedicación para dar frutos en sobreabundancia. Amén!

ORACIÓN
Hermoso Jesús, muchísimas gracias por darme la oportunidad de entender estos principios tan poderosos con respecto al reino de Dios. Tu me has hecho rey y debo comportarme como tal. Por favor, Espíritu Santo, ayúdame a renovar mi mente para pensar y actuar como rey. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

RESPLANDECER EN EL REINO

Tema 28: RESPLANDECER EN EL REINO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre. El que tiene oídos para oír, oiga (Mateo 6.41-43).

“Los justos resplandecerán en el reino de nuestro Padre”

PRINCIPIOS
1- Estamos hablando de uno de los temas centrales del mensaje de Cristo, él habló más del reino que cualquier otro tema. Sino entendemos lo que es un reino, es imposible entender el propósito de Dios para nuestras vidas. En los últimos dos mil años, el verdadero concepto de reino se ha perdido, especialmente desde el advenimiento de los sistemas de gobierno modernos construidos sobre nuevos conceptos como democracia, socialismo, comunismo y dictaduras.

2- El ser humano ha estado tratando de imitar el reino de Dios de muchas maneras, al punto de distorsionar la verdad establecido por el Creador. Incluso, la misma religión ha intentado establecer “ideas” del reino verdadero, distorsionado aún más nuestro entendimiento al convertir el mensaje del reino de Dios en un sistema de creencias morales. El resultado es que la religión se ha convertido en un fin en sí misma, ostentando el concepto de Reino con orgullo.

3- Jesús vino a la Tierra a restaurar lo que Adán perdió, y trajo un mensaje de reino. Jesús vino a restablecer el gobierno de Dios en la Tierra y a re-instaurar sus reyes terrenales a su lugar legal de dominio. Adán perdió un reino, no una religión, y por lo tanto, la obra redentora del Creador sería el restablecimiento de su reino sobre la Tierra. Al momento que decidimos renovar nuestra mente y permitir al Espíritu Santo sumergirnos en el conocimiento del reino, podremos tener acceso al poder que actúa en nosotros (Efesios 3.20), para ser manifestado en nuestro entorno.

4- El concepto de reino nació en el corazón del hombre. Fue depositado allí por su Creador así como el propósito para el cual fue creado. Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas (Salmos 139.16). Esto es maravilloso, antes que pase cualquier cosa, debo comprender que he sido diseñado con un propósito específico para cumplir en este mundo. El reino de Dios no es algo intangible, es lo invisible trasladado al plano de lo visible. Cuando entiendo que yo soy parte del plan divino y hay una agenda que cumplir, mi vida deberá tener un nuevo sentido.

5- El reino ha sido ocupado por emisarios del enemigo, las tinieblas han llenado la tierra con sus principios y valores oscuros, nada tienen que ver con la luz de la verdad del reino. La cizaña fue sembrada en todas las esferas sociales, esa mala semilla son personas contaminadas y gobernadas por los planes del infierno para establecer la agenda del diablo y detener la agenda de Dios. La promesa es gloriosa: Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mateo 13.41-42).

APLICACIÓN
Después que aquellos que hacen iniquidad sean echados fuera, entonces los ángeles se moverán para instalar a los hijos del reino en el lugar desde donde estarán resplandeciendo como el sol. Entonces los justos resplandecerán como el sol en el reino de su Padre (Mateo 13.43). Nosotros somos responsables de tomar esta verdad del reino para este tiempo. Seremos posicionados en lugares de autoridad desde donde estaremos manifestando el poder del reino para tener dominio como el Padre lo diseñó desde el principio.

DECLARACIÓN DE FE
Resplandeceré como el sol en el reino de mi Padre. Estoy dispuesto a invertir todo lo necesario para ver la gloria de mi Padre manifestada sobre mi vida. Amén!!

ORACIÓN
Al Dios de toda gracia, al que me ha salvado y trasladado a su reino, toda la gloria, la alabanza por siempre y para siempre. Señor y Dios, estoy listo para ser un instrumento en tus benditas manos, por favor ayúdame a ser equipado para ser un buen instrumento de tu gloria. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

LA MENTALIDAD DEL REINO

Tema 24: LA MENTALIDAD DEL REINO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino (Lucas 12:32).

“No tengo una mente de esclavo, tengo una mente de rey”

PRINCIPIOS
1- Dios creó a la humanidad para que tuviera dominio sobre la Tierra, pero la caída del hombre interrumpió y saboteó ese programa. Cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios, no cayeron del cielo sino del dominio. Satanás engañó a Eva prometiéndole que si ella comía del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal (el árbol que Dios había puesto fuera de los límites), sus ojos serían abiertos, y sería como Dios. El problema radica en que ella YA era como Dios. Ella y Adán fueron creados a la imagen de Dios, y su poder y autoridad en el campo terrenal reflejaba los de Dios en el plano celestial.

2- La mayor arma que alguien puede usar en contra de nosotros es la duda personal. Satanás usó esta arma en contra de Eva, haciéndola dudar de sí misma, la puerta se abrió para que dudara de Dios. La duda personal involucra sentimientos como baja autoestima, un concepto negativo de uno mismo y un escaso sentido de dignidad, valor y grandeza. ¡El Creador nos hizo con un diseño perfecto, somos como Dios! Esto incluye la forma en que pensamos, de donde provienen todas nuestras acciones, podemos convertirnos en triunfadores o perdedores en la vida, líderes o esclavos, todo depende de como cultivamos nuestra manera de pensar.

3- Hemos sido tan condicionados por nuestro pasado, cultura y entorno, que hemos perdido de vista quiénes somos realmente. En vez de tomar nuestro asiento en la mesa del Rey, nos contentamos con comer como esclavos. Nuestra actitud debería ser que, sin importar dónde nos encontremos ahora mismo o cuáles sean nuestras circunstancias actuales, Dios nos dará la capacidad de estar totalmente en control. ¡Necesitamos es una mentalidad completamente nueva!

4- Todo se limita a una mentalidad de Reino. Si queremos ser seguidores en lugar de líderes, siempre habrá una persona dispuesta a liderarnos para que nosotros sigamos con la mentalidad de seguidores. Pero si podemos descubrir esa semilla de liderazgo (gobierno, dominio) en nosotros, nada podrá detenernos de lograr una posición de dominio en nuestro entorno. ¡Este deseo de mandato está dentro de cada uno de nosotros, porque Dios lo puso allí!

APLICACIÓN
Como hijos de Dios no tenemos razón para sentirnos avergonzados de ser quienes somos o para subestimarnos. Deberíamos abrazar nuestra identidad como seres creados a la imagen de Dios. Somos corno nuestro Padre y deberíamos vivir de acuerdo a ello, reclamando nuestros derechos con valentía como ciudadanos del Reino celestial. No hay motivo para que andemos con nuestra cabeza inclinada al piso y nuestros hombros caídos. ¡Su Reino nos pertenece a nosotros!

Jesús dijo: No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino (Lucas 12:32). Dios nos otorgó el dominio sobre la Tierra, una responsabilidad asombrosa así́ como también un maravilloso privilegio. No nos conduzcamos como vagabundos, sirvientes o empleados que no tienen un interés personal o alguna participación en la Tierra, sino más bien como hijos sabios que brindan una administración cuidadosa y confiable a un Reino que heredaremos como hijos de Dios.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un hijo de Dios con la mentalidad del reino de mi Padre, estoy dispuesto a convertirme en un líder mas que un seguidor, no seré esclavo porque mi Señor me ha dado la capacidad de ser un Rey. Voy a crecer para ser un buen administrador del reino que el Padre me ha dado. Amén!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, tengo la convicción de ser útil en tus manos, voy a caminar tomado de tu mano para ver cosas maravillosas. Voy a tener dominio en mi entorno, dominio propio para hace solo que es justo delante de mi Padre y cumplir con los principios y valores que el reino me impulsa. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

LIBERADOS PARA EJERCER DOMINIO

Tema 20: LIBERADOS PARA EJERCER DOMINIO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común (Hechos 4.32).

“Un dominio otorgado por Dios para tener influencia en las esferas sociales”

PRINCIPIOS
1- El propósito de Dios nunca cambia, sigue comprometido con su plan de que el hombre domine este planeta de parte él. Dentro de cada uno de nosotros, yace un espíritu de dominio clamando por ser liberado y un mandato de dominio esperando ser ejercido. Es este espíritu de dominio innato lo que nos lleva a rebelarnos contra todo intento por parte de los demás de dominar o controlar nuestras vidas o destino. ¡Somos una raza de reyes no de esclavos!

2- ¡Es realmente asombroso ver cómo permitimos que muchas cosas nos dominen! Se supone que nosotros debemos tener dominio sobre las plantas, ¡Y mire cómo dejamos que algunas plantas arruinen nuestras vidas! Las hojas de coca, las de tabaco, el jugo de la uva y las cepas usadas para hacer vino y licor. Café, cigarrillos, licores; estamos sujetos a toda clase de vicios que gobiernan nuestros apetitos. ¡Es necesario liberarnos de ése espíritu de esclavitud que trata de mantener dominio en nosotros y tenernos atados a las tinieblas!

3- Se supone que somos nosotros los que debernos gobernar nuestras pasiones y deseos -sexo, codicia, drogas, poder, dinero y posesiones-, pero en cambio son ellas las que nos gobiernan. Mucha gente vive y trabaja para el dinero, pensando que les brindará libertad, cuando en realidad, lenta y seductoramente, se convierten en esclavos de las mismas cosas por las que han trabajado.

La gente que entiende correctamente las finanzas, entiende que ellos no trabajan por el dinero. El dinero trabaja para ellos. Los que son esclavos del dinero nunca avanzarán verdaderamente. Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores (1Timoteo 6.10).

4- La iglesia primitiva estaba directamente relacionada con todo el tema del dominio. Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común (Hechos 4.32). Ellos traían sus ganancias y las ponían a los pies de los apóstoles. Esto estableció el principio de que el amo del dinero, que una vez los dominó a ellos, ahora tenía que inclinarse y volverse esclavo del Reino de Dios.

5- Por el mismo acto de compartir sus posesiones unos con otros y vender sus casas y tierras, y entregar el dinero de las ventas para que sea distribuido entre los necesitados, esos primeros creyentes estaban ejerciendo dominio sobre lo que previamente los había dominado a ellos. En Cristo, ellos encontraron la libertad para gobernar como habían sido creados para hacerlo, en vez de ser gobernados por sus deseos incontrolados. Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna (1 Corintios 6.12).

APLICACIÓN
Necesitamos ser liberados de ese espíritu de esclavitud que nos empuja a ser dominados en lugar de tener dominio. Personas son atadas para ser esclavas en esta vida en lugar de tomar el lugar de dominio que el Padre nos ha dado como reyes en esta Tierra. En el momento de la creación, Dios le dio dominio al hombre sobre todo el reino físico, convirtiéndolo en rey de facto sobre la Tierra. Dominar significa “gobernar, regir, controlar, administrar, liderar o tener autoridad sobre algo”. Mientras que no somos liberados de ese espíritu de esclavitud, el corazón siempre se inclinará a ser dependientes de otras personas o de “cosas” que nos “roban” la libertad.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a dominar en este mundo, voy a tomar la autoridad en mi mismo, tendré dominio propio, templanza, para que nada me esclavice, soy libre para tomar las decisiones correctas bajo los principios del reino de mi Padre. Amén!

ORACIÓN
Hermoso Espíritu Santo, necesito ser coronado como rey, necesito me ayudes, entréname para ejercer el dominio que el Padre me ha dado, equípame con poder y gloria para hacer las cosas agradables a Dios y presentarme como un obrero digno de su reino. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 19: EL DOMINIO DEL REY
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho (Juan 1:3).

“Dios comparte su dominio con el hombre para que lo ejerza en la Tierra”

PRINCIPIOS
1- Se llama esfera de dominio a todo sobre lo que un rey gobierna. Sin un dominio, el título de “rey” tendría poco significado o poco peso, cada gobernante debe tener un ámbito sobre el cual ejercer su gobierno. A diferencia de los gobernantes humanos que obtienen su dominio por elección o conquista, Dios creó su propia esfera de dominio y nunca será destronado. ¡Cuán grandes son sus señales, y cuán potentes sus maravillas! Su reino, reino sempiterno, y su señorío de generación en generación (Daniel 4.3).

2- Un reino es el “dominio del rey”, la dimensión sobre la cual el rey gobierna con completa soberanía. La Biblia dice que todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho (Juan 1:3). Todo lo que Dios creó es su propiedad por derecho de creación. Como creó todo, todo le pertenece. Por lo tanto, su esfera de dominio se extiende infinitamente en toda dirección: Los cielos son los cielos de Jehová; Y ha dado la tierra a los hijos de los hombres (Salmos 115.16). Este dominio que Dios tiene sobre toda la creación lo comparte con la raza humana para que lo ejerza en esta esfera llamada Tierra.

3- Cómo podemos ver, Dios es Rey sobre todo lo que existe, ya sea visible o invisible. Desde su trono en el cielo, reina en gloria y majestad sobre el plano espiritual invisible. Sin embargo, su reinado sobre el dominio físico adopta una forma diferente. En vez de reinar directamente, Dios escogió desde el comienzo ejercer su autoridad real en la Tierra a través de los enviados humanos creados a su imagen para gobernar en su nombre, como sus representantes.

4- Si podemos entender este concepto, seguramente nuestra vida podrá tener mucho más sentido en todo lo que hacemos. Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra (Génesis 1.26). Dios nos coloca, nos posiciona en alguna esfera social en este mundo para ejercer este dominio por medio de la influencia de los principios y valores del reino que forjamos al practicar su justicia.

5- Dios creó al hombre porque deseó que alguien reine sobre el plano físico que había creado. En esta versión de La Biblia, se utiliza la palabra dominio, la cual está relacionada con el verbo dominar (gobernar, reinar, tener control, regir). Los seres humanos fueron creados para ejercer dominio sobre la Tierra y todas sus criaturas. La Tierra es la esfera de dominio para el gobierno de la humanidad. Ya que Jehová tu Dios te habrá bendecido, como te ha dicho, prestarás entonces a muchas naciones, mas tú no tomarás prestado; tendrás dominio sobre muchas naciones, pero sobre ti no tendrán dominio (Deuteronomio 15.6).

APLICACIÓN
Dios nos entrega el dominio sobre todas las cosas en este mundo, pero nunca el gobierno de los humanos sobre otros seres humanos. No fue el diseño original de Dios que ningún hombre reinara sobre otros hombres. Él nos creó a todos para gobernar, no para ser gobernados. De acuerdo con su plan, Dios precisaba a alguien para dominar una propiedad llamada Tierra, por eso creó al hombre. Dios nos hizo para que estemos a cargo de este territorio especial, para reinar sobre la esfera de dominio del planeta. Muchos de nosotros hemos perdido de vista esta verdad o, en primer lugar nunca, la hemos aprendido. Entender que fuimos creados para dominar lleva implicancias capaces de cambiar nuestras vidas.

La Biblia dice que David reinó sobre todo Israel; y David administraba justicia y equidad a todo su pueblo (2 Samuel 8.15). Notemos que la palabra administrar es cuidar algo que esta en sus manos bajo protocolos, reglas, principios, David se apegó a la justicia de Dios para “administrar el reino” que el Creador le había puesto en sus manos.

DECLARACIÓN DE FE
Ahora entiendo, y estoy listo para administrar el reino de mi Padre en la posición que me ha dado en este mundo. Estoy seguro que nada me podrá detener en dar frutos de justicia en todo lo que emprenda. Amén!

ORACIÓN
Bendito eres Señor creador de todas las cosas, bienaventurado aquel que puede descansar en tu presencia por tu buena bondad. Estoy listo para ser posicionado en el área donde tu deseas que tenga dominio, usaré todos los recursos que pones en mis manos para actuar con equidad y justicia. Por favor, ayúdame a ser la persona recta, honesta y justa que estas esperando de mi. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 18: GOBERNAR ES EL PLAN
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

“Gobernamos sobre lo invisible para hacer visible los planes de Dios en este mundo”

PRINCIPIOS
1- La estrategia es simple, se trata de gobernar el mundo visible desde el mundo invisible del espíritu. El plan determinaba que el hombre sería su representante visible, creado específicamente para vivir en la dimensión visible para representarlo. Gobernar lo que se ve (el mundo visible) a través de los que no se ve (el mundo invisible). Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa (Romanos 1.20).

2- ¿Cómo llevaría a cabo este maravilloso plan? Dios, que es invisible, pondría su Espíritu dentro del espíritu invisible del hombre. Un espíritu habitando en un cuerpo visible que vive en una Tierra visible. A través del espíritu del hombre, se abre una ventana del alma para que el hombre pueda comunicarse con el mundo invisible de Dios, y también a través de otra ventana el hombre es capaz de comunicarse mediante su cuerpo con el mundo visible de la humanidad. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

3- El hombre es creado en una manera tan poderosa y exclusiva, que es exaltado sobre toda la creación de Dios. Por este medio, Dios podría comunicarse desde la dimensión invisible a través del espíritu invisible del hombre al plano de lo visible, de modo que el mundo visible del hombre pudiera entender su voluntad. Cualquier cosa que Dios deseara que fuera transmitida a lo invisible, entonces se manifestaría en lo visible, de modo que la Tierra pudiera mostrar lo que el cielo estaba pensando. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Hebreos 11.3).

4- Dios es el Rey tanto de la dimensión invisible como de la visible, del mundo espiritual y del universo físico. Él es El Shaddai, Dios todopoderoso, el Soberano que establece las normas en el cielo y en la Tierra. Vive y gobierna sobre el plano de lo invisible y es el Creador y dueño de lo visible, en donde también creó a los seres humanos para gobernar bajo su autoridad como co-rregentes de la Tierra.

APLICACIÓN
Como Rey de todo, Dios es quién fija las normas, el que establece las reglas, y el juez de todas las cosas. Eso es lo que significa ser Rey. Un rey no puede ser rey a menos que tenga algo sobre lo que reinar. Es imposible ser rey sobre la nada. Antes que todo fuera, él era. En el sentido estricto de la palabra, Dios no fue un rey hasta que creó un mundo sobre el cual reinar. Luego de completar su creación, el Creador se convirtió en el Rey de esa obra, porque ahora tenía una dimensión sobre la cual gobernar, y sobre esa nueva “esfera” puso al hombre por medio de cual extendería su gobierno universal en la Tierra. Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas (Apocalipsis 4.11).

DECLARACIÓN DE FE
Fui diseñado para gobernar, mi naturaleza es tener dominio sobre este mundo visible por medio de la autoridad que el Padre me ha delegado sobre lo invisible. Tomaré esta autoridad para ejercerla en todo el ámbito donde me desarrollo, estoy seguro que el Padre me respaldará con su sabiduría para hacerlo correctamente. Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Padre celestial, gracias por recuperar el reino para que pueda ejercer la autoridad que me has dado, gracias por permitirme ser tu embajador en esta Tierra, sé que me tengo que aplicar cada día más y mejor para dar los resultado que tu esperas de mí. Por favor ayúdame con la impartición de poder y la activación de los dones espirituales para hacer un trabajo de excelencia que glorifique tu maravilloso nombre. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply

Tema 15: POSESIÓN LEGÍTIMA
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás (Génesis 2.17).

“La muerte es la ausencia de la vida, Dios promete vida en abundancia ”

PRINCIPIOS
1- Dios entrega la legalidad a Adán y Eva para gobernar su reino establecido en la Tierra. Hasta este momento, nuestros primeros padres tienen toda la dinámica de gobernar el Huerto del Edén. Dios delega la responsabilidad de servir como el primer embajador y representante legal del reino. El Espíritu Santo de Dios tuvo una relación de intimidad con la humanidad desde el principio hasta el fin de asegurar que todo se hiciera de acuerdo a las instrucciones del Rey soberano y dueño del universo.

2- Esta relación hizo del Espíritu de Dios la persona más importante en todo el planeta y lo estableció como el componente clave del Reino de los cielos sobre la Tierra. La pérdida o separación del hombre del Espíritu Santo de Dios haría de la humanidad un componente descalificado del cielo sobre la Tierra, porque él no conocería la voluntad ni la mente del gobernante del cielo. Al leer Génesis 3, sobre el encuentro de la humanidad con el adversario, el diablo, vemos que el objetivo del ataque fue apartar al hombre del jardín y de la relación con Dios, lo cual dio como resultado la pérdida del reino de los cielos sobre la Tierra.

3- Tal vez, el mayor crimen que pueda cometerse en algún reino o nación es el delito de traición. Cuanto mayor sea el nivel de representación, tanto más grande será la responsabilidad y confianza, por lo tanto, mayor será la influencia que pueda tener. El Rey no solo se representa a sí mismo, sino que también personifica y simboliza todo su reino entero. Adán representaba el gobierno celestial sobre la Tierra, su influencia era tan poderosa porque era el único delegado con autoridad legal para gobernar.

4- La caída del hombre no fue simplemente un acto de desobediencia personal, sino que básicamente fue un acto de traición. Adán y sus descendientes cometieron el mayor acto de traición y merecieron la pena de muerte. Porque la paga del pecado es muerte (Romanos 6.23). La desobediencia en el reino es terrible, la consecuencia es que todos los privilegios recibidos en la legalidad le son retirados. Mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás (Génesis 2.17).

5- Al violar La Palabra de Dios, Adán y toda su descendencia se convirtió en un representante descalificado del cielo en la Tierra. Cuando Adán cayó por su acto de traición, no solo perdió su relación personal con su Padre celestial, sino que perdió un reino que había recibido para gobernarlo de manera legal. Adán se transformó en un embajador sin fueros, un enviado sin estatus oficial, un ciudadano sin nación, un rey sin reino, un gobernante sin dominio.

APLICACIÓN
Adán no perdió el cielo cuando cayó, pero si perdió la Tierra y el dominio sobre ella. Perdió la representación legítima del cielo sobre la Tierra. ¡Adán desertó! Un acto de desobediencia le quita el derecho legal de gobernar el reino del Creador en este planeta. No solo correspondía la muerte física, estamos hablando de todo lo que significa “muerte”, desde el plano espiritual, separación de Dios, hasta todo aquello que refiera vida y prosperidad. Adán vivió novecientos treinta años después de aquel acto de desobediencia. Por lo tanto, la muerte según el Creador era la desconexión e independencia de Dios y del Reino de los cielos.

DECLARACIÓN DE FE
El Creador no abandonó su creación, determinó un plan de acción para restaurarlo, en se plano, yo soy parte de ese plan restaurador del género humano. Estoy listo para ir a la planitud de vida que esa restauración tiene para mí. Lucharé incansablemente para lograr perfeccionar este diseño perfecto del Padre para mí. Amén!

ORACIÓN
Dios poderoso y Rey del universo, muchas gracias por no abandonarme, estoy pasando por un proceso de restauración y perfección de la imagen al que me creaste, lucharé para conquistar la grandeza que tienes para mi vida, te serviré y daré testimonio que tu eres mi Señor y Dios, lleno de bondad y misericordia, que no abandonas a tus hijos. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 10: PARA TENER DOMINIO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra (Génesis 1.26).

“El plan perfecto de Dios es que el ser humano domine en la Tierra”

PRINCIPIOS
1- El Creador dijo que “ellos” tengan DOMINIO sobre la Tierra. Esta declaración contiene el secreto de la transferencia de poder y autoridad de Dios al hombre, del cielo a la Tierra, y del mundo invisible al visible. Este es el fundamento de la delegación divina al hombre de la responsabilidad de administrar y gobernar la Tierra. Dios pone el poder creativo en el ser humano para ejercer dominio sobre todos los seres vivientes y la naturaleza creada.

2- La NATURALEZA de santidad e integridad de Dios no le permite violar sus propias palabras. Por lo tanto, cuando Dios le dio instrucciones a Adán y Eva, estableció las condiciones de su relación con la Tierra a través de la humanidad. Dios gobierna la Tierra a través del ser humano creado y hecho, de tal manera que todo lo que quiera hacer en este mundo lo hará por medio de nosotros. ¡Qué responsabilidad! Dios nos entrega las virtudes para tener dominio esperando que seamos responsables de cumplir con esta misión.

3- Él no dijo que “nosotros” tengamos DOMINIO sobre la Tierra por nuestra propia cuenta. Esto le hubiera otorgado al ser humano el acceso legítimo a ella sin referencia alguna de parte del Creador, sino que estableció a la humanidad como la única autoridad legal sobre la Tierra, delegada condicionalmente, con el poder “de abogados” ó legisladores para actuar en representación de Él.
El ser humano todo lo hace guiado por el Creador, quien espera que nosotros rindamos cuentas de lo que hacemos, bajo su supervisión y aprobación.

4-Tal vez esta sea la razón por la que Dios nunca ha hecho nada sobre la Tierra sin la cooperación de una entidad humana y sea también la razón de su necesidad de entrar en la raza humana como hombre. Como consecuencia, hizo a Jesús -el hombre-, Cristo -el Dios-, el legítimo gobernante sobre la Tierra. ¡Este es el poder que la humanidad tiene sobre el planeta! Usar este poder es nuestra responsabilidad.

5-Que ellos TENGAN dominio. Este es el principio más fundamental para entender la naturaleza y los deseos de Dios para el hombre. Aquí el Creador expresa clara y enfáticamente por qué creó al ser humano. No deja sombra de dudas respecto de lo que lo motivó a crearlo y de sus expectativas sobre el comportamiento de la raza. También establece la misión del hombre y la norma del éxito para su existencia. La palabra dominio echa los cimientos del concepto del REINO, al relacionarse con el propósito y plan de Dios para la especie humana.

APLICACIÓN
¡Qué responsabilidad! Dios nos entrega el dominio y las virtudes para llevar a cabo la tarea, pero también nos hace responsables de operar correctamente este poder y dar los frutos para el cual fuimos creados y puestos en un lugar estratégico en este mundo. De esta manera, todo lo que hacemos estará dirigido hacia este esfuerzo. Los frutos que demos siempre estarán conectados con la responsabilidad y la disciplina de operar en las virtudes del poder que actúa poderosamente en cada uno de los hijos de Dios. Para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí (Colosenses 1.29).

DECLARACIÓN DE FE
Desde la eternidad fui escogido para operar este gran poder que el Padre me ha delegado, necesito ser disciplinado para dar los frutos que el Padre espera de mí, por lo que, a partir de este momento, seré más responsable de cumplir con las funciones que me ha otorgado y rendir buenas cuentas de todo lo que haga. Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Dios, hoy mismo estoy delante de tu presencia para agradecerte de esta gloriosa oportunidad de tener dominio en esta tierra. Sé que me has dado todo lo necesario para ejecutar este poder y ser productivo en todo lo que haga, quiero rendir buenas cuentas de la función que me has delegado en este mundo. Ayúdame a operar correctamente estas virtudes y ser fiel en cada momento. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply