Tema 05: VISIÓN QUE CONSTRUYE

Capítulo 01: VISIÓN COMPLETA

Serie: 2020 AÑO DE LA PLENITUD

Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder (1Corintios 2.4).

PRINCIPIOS

1- La falta de visión provoca una sensación de “no hacer nada”, “no llegar nunca”, “no sé a dónde voy”. Esto desata una carga emocional que provoca frustración, impotencia, desesperación, que al final termina con depresión y angustia.  La visión no son solo sueños, sino la herramienta que nos permite construir nuestro futuro. Hablamos en tiempo presente los acontecimientos que esperamos sucedan en un futuro, pero hablando de ellos como si fueran ya un hecho consumado. 

Cuando tenemos visión no estamos “buscando algo” en el futuro, porque la visión nos empuja a construir no a buscar. Diseñar nuestro futuro mediante esta herramienta nos permitirá planificar nuestras acciones utilizando la visión como orientación hacia dónde dirigirnos y “ver” lo que estamos construyendo.

2- La visión como herramienta de construcción no es una idea, es el dunamis que el Espíritu imparte a nuestro espíritu para soñar y construir. Puede estar inspirada por una idea, pero si es tan convincente, se convierte en algo hecho, aunque no lo vemos, sabemos que todo está en camino. ¡Comenzamos a verla como si existiera! Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. (Hebreos 11.1)

La clave para lograr que una visión se convierta en una fuente de inspiración y productividad para uno mismo y las personas que nos rodean, es que aprendamos a descubrir el potencial que Dios nos ha dado para lograr que lo que vemos se materialice. ¡Soñar y construir! Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía (Hebreos 11.3).

3- La visión que construye es la herramienta de los constructores de destino, aquellos que ven cada problema como una oportunidad de transformación. La gente “busca” oportunidades hasta por debajo de las piedras, los constructores de destino no buscan, porque las oportunidades llegan solas. Si puedo ver el problema, estoy listo para construir algo nuevo que transforme el problema en una solución gloriosa donde el poder del reino sea manifiesto. Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder (1Corintios 2.4).

¿Te das cuenta de que la gente está buscando constructores del mañana? Este mundo está anhelando ver transformadores, los que toman los problemas para construir bajo una visión clara, objetiva, que deje una huella del amor maravilloso de Cristo en esta tierra.

4- Cuando tenemos clara la visión que construye nuestro futuro, también adquirimos el coraje para lograrlo. Estamos seguros de que el que nos llamó a su luz admirable, también construirá con nosotros lo que él mismo ha depositado en nuestro espíritu. Visión trae diseño, es la inspiración para producir y terminar la construcción, lo invisible hecho visible. Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; Si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia (Salmos 127.1).

¡La visión desata el coraje necesario para construir! Cuando podemos ver el diseño en nuestra mente, el corazón acelera la sangre necesaria para motivarnos a avanzar en las acciones que nos permitirán ver el producto terminado. ¡Se llama pasión que produce coraje!

5- Visión 2020 es construir la historia de una inquietud, un deseo, un sueño, la perspectiva de Dios para nosotros. Cuando descubrimos que en nuestro interior existe el potencial necesario para construir, nuestras ideas, pensamientos, trascienden nuestro ámbito natural para tocar lo sobrenatural y hacer que la gloria de Dios se haga tangible, porque tenemos un Dios que llama las cosas que no son, como si fuesen (Romanos 4.17).

APLICACIÓN

Regularmente, cuando vemos el presente tan difícil, y los indicadores de prosperidad como la economía, salud, armonía en el hogar, en decadencia, en lugar de levantar la fe, viene el desánimo, pero es aquí donde la visión que construye se hace presente para traer la inspiración y el coraje de construir a pesar de toda resistencia.

DECLARACIÓN DE FE

Dios maravilloso, en este momento tomo la palabra de fe declarada por el apóstol Juan: Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma. Confieso ahora mismo que esta prosperidad ha llegado a mi vida, hoy mismo tomo esa herencia que el Padre ha diseñado para mi vida. A partir de hoy, caminaré firme con una visión que construye mi futuro glorioso que ya me pertenece. ¡En el poderoso nombre de Jesús!

ORACIÓN

Precioso Espíritu Santo, hoy me someto a tu señorío, quiero ser un buen alumno, por favor quiero ser instruido para ser un buen administrador del reino en esta tierra. Quiero seguir las pisadas de mi Señor Jesús y ser útil en el avance del reino en esta tierra. Por favor, úsame poderosamente, llévame a un nivel de gloria que de fruto en abundancia, y solo a ti daré la gloria siempre. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply