UNA VASIJA INDISPENSABLE

Tema 23: UNA VASIJA INDISPENSABLE
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros (2 Corintios 4.7).

“Una vasija de barro para expresar el poder del Creador y cumplir sus planes en la Tierra”

PRINCIPIOS
1- Al momento que Dios le da el dominio al ser humano sobre la Tierra, el hombre se convierte en indispensable para que se cumplan los planes del Creador en esta esfera dando legalidad a todo lo que se haga. Por esa razón, el Espíritu de Dios no pudo detener la caída del hombre, no porque fuera débil o porque no tuviera poder para hacerlo, sino más bien porque era fiel a su palabra.

La caída del hombre, es básicamente el resultado de la fidelidad de Dios a su propia Palabra. Sin embargo, en su bondad, previó los recursos para la restauración y que su plan fuese retomado, siendo el cuerpo humano un recipiente donde el Espíritu Santo haga su habitación y ser uno con el hombre en el cumplimiento del plan original y la maravillosa idea: ¡El hombre gobierne sobre la Tierra!

2- En su bondad, el Padre ya tenía un plan en acción. Él introduciría a su propio Hijo dentro de la ecuación humana. Por el poder de la encarnación, Dios aplicaría su propia ley, y a través de Jesús, podría cumplir su voluntad. Durante toda la vida de Cristo, vemos su compromiso con la voluntad del Padre. Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente (Juan 5.19).

3- Dios necesita un cuerpo para que su voluntad sea hecha en la Tierra, un ser humano dispuesto a ser habitación de él mismo, en la persona del Espíritu Santo. En la persona de Jesús, él tuvo ese cuerpo, y ahora, morando en nosotros, puede continuar esa obra. Durante el ministerio terrenal de Jesús, nos ofreció varias llaves secretas del Reino. Una de esas llaves es el poder de la oración. Por el cual podemos obtener el poder de Dios en nuestro reino terrenal. Jesús les dijo a sus discípulos: Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mateo 18.20).

4- Jesús establece con claridad que la dimensión invisible se hace visible al momento en que esta vasija frágil de barro se alinea a la voluntad del Padre para cumplir sus planes en esta Tierra. El cielo ata lo que nosotros atamos y desata lo que nosotros desatamos (Mateo 18.18-19). En otras palabras, Dios no hará nada en la Tierra sin el permiso o acceso concedido por parte de quienes estamos aquí y a quienes Él nos ha otorgado el dominio. Así que, si algo que queremos ver en la Tierra no está sucediendo, es porque no estamos permitiendo que suceda.

APLICACIÓN
Suena, tal vez irónico, que por medio de la oración le damos permiso a Dios para “interferir” en nuestros asuntos. Dios puede hacer algo, pero como nos ha dado la licencia, puede soltar sobre la Tierra solo lo que le permitamos. San Agustín, un padre de la Iglesia latina, una vez escribió: “Sin Dios no podemos, sin nosotros Dios no lo hará”.
¡Impresionante! Dios no hará nada sin nosotros, esta vasija es indispensable para Dios, pero no hacemos nada de manera independiente, debemos reconocer que sin el poder de Dios por su Espíritu, no tenemos oportunidad de afectar la Tierra para el Reino de los cielos.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un instrumento para la manifestación de Dios en la Tierra, estoy emocionado por ver a Dios operar su poder a través de mi vida, cumpliré mi función y perseguiré mi destino profético en la agenda de mi Señor. Amén!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, Padre de gloria, mi anhelo es poner mi vida en tus manos para que obres a través de mi y manifiestes tu gloria y poder en mi entorno, pero nada sucederá sino pongo mi vida por completo en tus benditas tus manos. Por favor ayúdame a cumplir mi destino con eficiencia, quiero ser productivo y honrarte en todo lo que haga. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply