Tema 16: SOY Y HAGO
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos (Santiago 1.22).

“Ser, es el primer paso, demostrar es el siguiente”

PRINCIPIOS
1- ¡Somos hacedores! Tomamos la Palabra para formar nuestro nuevos patrones de conducta, los hábitos que practicamos definen nuestro crecimiento, nos comportamos de acuerdo a nuestro carácter maduro y el deseo de expresar el reino que esta en nosotros. La honestidad y el honor van de la mano. Esfuérzate por decir siempre la verdad, se parte de tus propias intenciones o de una situación externa.

2- Algunas veces nos sentiremos incómodos con nuestras acciones, podremos lastimar a otros por falta de honestidad por los malos patrones de conducta que practicamos. Es aquí donde nuestra honorabilidad queda en tela de juicio. Analicemos bien nuestras acciones, escudriñemos nuestro corazón, que nuestra naturaleza humana no nos traicione, sabemos que el Espíritu y la carne siempre están luchando (Gálatas 5.17).

  • Verifica que lo que piensas esta alineado al corazón de Dios.
  • Que tus acciones sean justas, no “vendas” tus valores por nada.
  • Recuerda que lo que cuesta más es porque vale más. Tus principios no son negociables.
  • Ser amable no quiere decir que amas, el corazón es engañoso y debemos tener cuidado con sus verdaderas intenciones.

3- ¡Defiende tu fe! Puedes negociar el “cómo” pero no puedes negociar tu justicia, las formas cambian, llegamos al mismo punto por diferentes caminos, pero cuando ponemos en una balanza nuestros valores, debemos decidir por hacer lo justo. Hay muchas maneras del “cómo” hacemos las cosas cosas, pero Dios nos bendice el camino de la justicia. La Biblia dice de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé (Génesis 6.9).

4- ¿Por qué Dios caminó con Noé? ¡Porqué Noé era un varón justo! Aseguramos que Dios camine con nosotros cuando alineamos nuestras acciones a la justicia divina. Es todo un desafío ser personas honorables que conquistamos hábitos que glorifiquen a Dios y seamos la imagen visible del Dios invisible. Esforzarnos es lo menos que podemos hacer. Dios nos recompensará por todo lo que podamos hacer para convertirnos en personas que hacemos lo correcto.

CONCLUSIÓN
Cuando Satanás se presentó delante de Dios después de recorrer la tierra, el Señor se expresa de Job de esta manera: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal? (Job 1.8). Que cualidades:

  • Varón perfecto y recto
  • Temeroso de Dios
  • Apartado del mal

¿Cuál es la impresión que Dios tiene de nosotros? Cualquiera que fuere, siempre podremos mejorar lo que somos y convertirnos en personas más honorables cada día.

DECLARACIÓN DE FE
Cada día lucharé por ser más honorable, cuidaré mi corazón para no pecar contra Dios, cada día seré mejor y daré frutos que glorifiquen a mi Padre. ¡Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Jesús, gracias por salvarme, por venir a darme vida cuando estaba muerto en delitos y pecados, gracias por darme la oportunidad de vivir una vida poderosa cada día. Estoy dispuesto a ser enseñado y entrenado para ser más que un vencedor. Trabajaré arduamente para agradarte en todo lo que haga. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply