Tema 03: PROPÓSITO
Capítulo 01: CONOCER PARA OPERAR
Serie: DONES ESPIRITUALES

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. (Hechos 1:8).

“Hemos sido diseñados para cumplir un propósito único y especial”

PRINCIPIOS
1- El propósito principal de todos los dones espirituales es edificar y fortalecer a la Iglesia y al creyente en general. Deben edificar (gr. Oikodomeo) que significa: Estimular la vida espiritual, la madurez y el carácter piadoso de los creyentes. En el uso de los dones debe haber orden y equilibrio. Al operar y hacer uso de los dones espirituales necesitamos ser buenos administradores y en la medida que somos productivos, ganaremos la confianza de Dios para convertirnos en dignos del reino. El Espíritu Santo está buscando buenos administradores del reino para derramar de su santa unción. La expresión dones espirituales (gr. pneumatika, de pneuma, Espíritu), se refiere a la manifestación del Espíritu Santo cuando un don está operando a través de la vida de un creyente. Son dones de gracia (gr. carismata, de caris, gracia), que incluyen una motivación interna y manifiestan el poder de Dios en acción a favor de otros.

2- El Apóstol conecta a las tres personas de la Trinidad con los dones de la gracia (carismata), ministerios (diakonia), actividades (energuemata). Este arreglo literario de Pablo no es únicamente cuestión retórica sino de sustancia. En la fórmula trinitaria de este pasaje se nota la unicidad de cada miembro juntamente con la diversidad de dones, ministerios y actividades. El nombrar a las tres personas de la Trinidad involucra la idea de la omnipotencia. Ésta, en cierto modo, se relaciona a la comunidad de creyentes por medio de lo otorgado a ella (1 Corintios 12.4-6).

3- Resumimos la definición de don desde tres perspectivas:
* Es una habilidad concedida por el Espíritu para los hijos de Dios a fin de capacitarles para servir en el cuerpo de Cristo de acuerdo al propósito del Padre.
* Es una habilidad espiritual divinamente ordenada, por medio de la cual Cristo capacita a su Iglesia para ejecutar sus planes en la tierra. Cristo reina en la tierra a través de sus hijos.
* Es una dotación otorgada extraordinaria y soberanamente por el Espíritu Santo a los creyentes, quienes no lo reciben por méritos propios sino por la gracia de Dios con el fin de perfeccionar a los santos.

4- Entenderemos mucho mejor el funcionamiento de los dones de acuerdo a:
* Su fuente: la gracia especial del Espíritu Santo.
* Naturaleza: Habilidad espiritual, dotación sobrenatural, poder celestial.
* Propósito: Servicio, ministerio, edificación y perfección de los santos.
Debemos enfocar adecuadamente nuestro servicio a Dios y el uso de los dones espirituales siendo responsables y dejando buen testimonio como embajadores del reino. Somos colaboradores de Dios en la edificación del reino, así́ que debemos sumergirnos en el conocimiento de cada carisma para operarlo correctamente.

APLICACIÓN
No hay creyente que no reciba algún don espiritual. Esto implica que cada creyente tiene una manifestación del Espíritu en su vida. El Apóstol no dice que algunos dones manifiestan la presencia del Espíritu más que otros. Lo que está diciendo es que todos los hijos de Dios pueden operar uno o más dones, nadie está excluido de ser una vasija a través de la cual el Espíritu se derrame con poder en la humanidad. No importa que algunos dones sean tal vez más espectaculares que otros. El brillo de un don no hace que los poseedores sean más espirituales que otros.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy pongo mi vida delante del Padre como sacrificio vivo para ser útil en la extensión de su reino en esta tierra. Decido por mi propia voluntad morir a mis deseos y propósitos para seguir el diseño que él ha establecido para mi vida. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Dios, muchas gracias por darme la oportunidad de serte útil para el propósito que me diseñaste. Deseo con todo mi corazón cumplir con mi destino en esta tierra de manera completa y no avergonzarme cuando este delante de tu presencia. Ayúdame para cumplir fielmente con el llamado que me has hecho. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply