Tema 08: LLAMA A TU FUTURO

Capítulo 01: VISIÓN COMPLETA

Serie: 2020 AÑO DE LA PLENITUD

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9.6). Estaba también allí Ana, profetisa, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad muy avanzada… y no se apartaba del templo, sirviendo de noche y de día con ayunos y oraciones. Esta, presentándose en la misma hora, daba gracias a Dios, y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención en Jerusalén (Lucas 2.36-38).

PRINCIPIOS

1- En estas escrituras iniciales vemos una promesa de Dios para el mundo, el Redentor vendría en algún tiempo de la historia para traer salvación. Esta profecía es tomada por una mujer profetisa vigilante que esta cuidando el cumplimiento de esa palabra dado cientos de años antes, ahora el futuro es el hoy, es el momento de traer el futuro al presente y ver el cumplimiento de esa gloriosa promesa del Padre para el mundo. ¡LA VISIÓN COMPLETA trae el futuro al presente!

Vemos a otro hombre de Dios que estaba vigilante para el cumplimiento de esa palabra. Y he aquí había en Jerusalén un hombre llamado Simeón, y este hombre, justo y piadoso, esperaba la consolación de Israel; y el Espíritu Santo estaba sobre él (Lucas 2.25). El Espíritu Santo le había revelado que no vería la muerte hasta que viera el cumplimiento de la profecía mesiánica de Isaías. Cuando vio a Jesús lo tomó en sus manos y lo bendijo dando gracias por ver el futuro hecho realidad.

Tanto Ana la profetiza como Simeón, eran gente visionaria que sabía pelear para traer el futuro al presente. Es posible que haya muchas oportunidades en la vida, pero hay un punto estratégico que te va a empujar, mediante una visión atrevida, a traer el futuro al presente.

2- Hay promesas que están en el futuro y que podemos traer al presente, necesitamos convertirnos en personas de fe que llaman a las cosas que no son como si fuesen (Romanos 4.17). La VISIÓN COMPLETA nos permite ver lo que esta en el futuro y que tenemos que traer al presente.

Recordemos que estamos en un ambiente espiritual y físico, donde el tiempo y el espacio son nuestra limitante para vivir una eternidad total, sin embargo, también tenemos que reconocer que vivimos YA en la eternidad donde el futuro puede ser traído al presente, sin embargo, tenemos que ver para tener, la visión correcta, enfocados, con la perspectiva de Dios en nuestro espíritu nos motivará para ser atrevidos a perseguir el futuro.

Este puede ser un tiempo singularmente maravilloso si nos atrevemos hablarle al futuro para que se desarrolle en el presente y las promesas se han una hermosa realidad. El gran siervo Job dijo: Determinarás asimismo una cosa, y te será firme, y sobre tus caminos resplandecerá luz (Job 22.28).

3- Pensemos en estos puntos para poder lograrlo:

* No mires el pasado, pon tus ojos en el futuro. El pasado puede estar lleno de aflicción, dudas, problemas, un ambiente convulsionado, que estanca y no permitirá que liberes el potencial que esta escondido en tu interior. Cuando pones tus ojos en el futuro, tu pasado se queda sepultado y tu presente se convierte en esperanza que la promesa se cumplirá por el poder de Dios manifestado.

* Entra en acuerdo con el Espíritu Santo, alinea tu mente y tu corazón a él para que sea el te conduzca por el camino de la victoria y te enseñe lo que ha venir, el futuro, que deseamos traer al presente (Juan 14.26).

* Rodéate de personas espirituales, entra en armonía con gente que te va edificar, retírate de personas tóxicas, busca ambientes de fe, no pongas tu libertad espiritual en riesgo por un momento de placer, no tomes riesgos innecesarios, busca el contentamiento, sobre todo, se feliz, avanza con el ánimo que vas a traer el futuro al presente.

* Toma riesgos, habla con Dios sobre tu futuro, seguramente se presentarán las oportunidades que estás esperando, a veces tenemos que pasar por tiempos de resistencias de todo tipo, pero recuerda que el Señor te acompañará hasta cumplir sus promesas.

APLICACIÓN

Entra en el ámbito espiritual para buscar la unción que traiga el futuro al presente. Necesitamos la VISIÓN COMPLETA, debemos convertirnos en personas espirituales para discernir, ver, intuir, las cosas futuras como si ya estuvieran en el presente. Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente (1Corintios 2.13–14).

DECLARACIÓN DE FE

Rompo ahora mismo la fortaleza, elimino toda resistencia, anulo todo consejo del infierno para detenerme. El Señor me ha aprobado para traer el futuro al presente, hablo a las cosa que Dios me ha otorgado que se han presente en este tiempo. Alineo mi corazón al Padre y recibo el futuro ahora mismo. Amen!!

ORACIÓN

Padre hermoso, estoy sumamente emocionado por ver el futuro en el presente, esas promesas que parecen que nunca llegarán, que se hagan tangibles en el hoy, ayúdame en mi fe, necesito alinear mi corazón al tuyo, crear expectativas grandes para mi vida, tener esperanza que cada promesa se cumplirá de una manera poderosa y ver que tu mano se mueve a mi favor. Gracias Espíritu Santo por abrir una puerta dimensional donde pueda ver el futuro moviéndose al hoy, estoy listo para pelear la buena batalla de fe. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply