LIBRE DE LA DEPRESIÓN

Tema 04: LIBRE DE LA DEPRESIÓN
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío. Dios mío, mi alma está abatida en mí… (Salmos 42:5–6, 11; 43:5).

PRINCIPIOS
1- Depresión significa literalmente sentirse forzado a ocupar una posición inferior (como la huella que queda después de pisar la arena). Describe una pesadez emocional que abate el corazón. El apóstol Pablo utilizó el vocablo griego, bareo para referirse a algo que está “presionado o pesado” y describe una presión emocional muy grande, como las tribulaciones que él y Timoteo sufrieron por causa de los opositores de Cristo. Porque hermanos, no queremos que ignoréis acerca de nuestra tribulación que nos sobrevino en Asia; pues fuimos abrumados sobremanera más allá de nuestras fuerzas, de tal modo que aun perdimos la esperanza de conservar la vida (2 Corintios 1.8).
Depresión es la palabra melancolía, que significa literalmente “bilis negra”. En el segundo siglo D.C., el médico Aretaeus describía a sus pacientes melancólicos como personas “tristes, desanimadas, sin poder dormir… Adelgazan por causa de su preocupación y pérdida del sueño… En estado avanzado, se queja de miles de insignificancias y desea la muerte”.
Aun en la actualidad la melancolía se define como la “condición mental que se caracteriza por una depresión extrema, quejas físicas y a menudo por alucinaciones y desilusiones”. Job lo describe de esta manera: Porque la mañana es para todos ellos como sombra de muerte; si son conocidos, terrores de sombra de muerte los toman (Job 24:17).

2- Depresión es el término sicológico que se refiere a las características mentales, emocionales y conductuales de una persona deprimida. Las personas que están atrapadas en las ondas negras de la depresión se sienten desesperadamente solas y a menudo culpan a Dios por su situación. Has alejado de mí al amigo y al compañero, y a mis conocidos has puesto en tinieblas (Salmos 88:18).
Depresión es el estado sicológico en el cual la persona se siente presionada hacia abajo y es incapaz de experimentar gozo. Los que sufren de depresión se sienten atrapados en un manto de tristeza oscuro, de dolor, culpa y desesperanza. De día tropiezan con tinieblas, y a mediodía andan a tientas como de noche (Job 5:14).
Depresión es una condición que involucra a la persona en cuerpo (física), alma (la mente, voluntad y emociones) y el espíritu (necesidad de Dios). Este versículo describe su condición: Además de esto, todos los días de su vida comerá en tinieblas, con mucho afán y dolor y miseria (Eclesiastés 5:17).

3- La depresión abunda en este tiempo en todo tipo de personas. Es un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociados a alteraciones del comportamiento. Esto genera baja productividad en el trabajo y afecta directamente las relaciones en todos sentidos.
Salvo algunos casos de depresión asociada a enfermedades, la depresión se produce generalmente por algunos factores biológicos como cambios hormonales; factores psicosociales, como es la vida afectiva, laboral, relaciones en la familia, empatía. También debemos tomar en cuenta la misma personalidad, como son los temperamentos y algunos trastornos, como es la ansiedad.
4- Los síntomas de la depresión son:
* La tristeza, la pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar.
* La falta de vitalidad que limita el nivel de actividad y produce un cansancio exagerado, que aparece incluso después de realizar pequeños esfuerzos.
* Sentimientos de culpa o de incapacidad.
* La irritabilidad, el pesimismo ante el futuro, las ideas de muerte o de suicidio.
* La pérdida de confianza en uno mismo o en los demás.
* La disminución de la concentración y la memoria.
* La intranquilidad, los trastornos del sueño y la disminución del apetito.

5- ¿Es pecado cuando los cristianos se deprimen? Vemos a varios personajes de la Biblia que sufrieron depresión. Un gran profeta llamado Elías, se refugió en una cueva hasta que Dios lo rescató. Esta es la experiencia del gran rey David: Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. Ciertamente huiría lejos; Moraría en el desierto (Salmo 55.6-7). El enemigo siempre tratará de hacernos sentir culpables cuando nos sentimos deprimidos. Pero Dios conoce nuestra naturaleza y siempre estará listo para ayudarnos a salir de cualquier ola de muerte.
Recuerda la palabra del profeta cuando dijo: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia (Isaías 41:10).

APLICACIÓN
¿Por dónde viene la depresión?
* Por alguna pérdida importante. Cómo puede ser un ser querido, el empleo, alguna posesión, la salud, capacidades o metas personales.
* A través del temor. Cómo perder el empleo, fracasar en alguna actividad, soledad, envejecimiento, a la muerte.
* Presión (estrés) en el diario vivir. En el trabajo, deudas, cargas emocionales, problemas familiares, estudios, adicciones.

Recuerda que la palabra de Dios dice: Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros (1Pedro 5:7).

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Padre de gloria, estoy asombrado al darme cuenta que muchas veces me he deprimido sin darme cuenta, he pasado por momentos de cansancio, tristeza, que me llevan a desear la muerte. He querido huir lejos como lo dijo el rey David, no sabía que podía tener la ayuda divina para salir adelante, pero ahora se que estar pegado a tu presencia es la solución para erradicar la tristeza de mi corazón y anhelar la vida de Cristo en mi. Gracias por tanto amor… Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply