Tema 13: DON DE FE
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho (Marcos 11.22–23).

“El don de fe es el don que, escondido, da mucho fruto”

PRINCIPIOS
1- LA HIGUERA SE SECÓ. La ciudad de Betania fue testigo del don de fe en acción. Jesús maldijo a una higuera sin fruto. Al parecer nada sucedió de inmediato, pero al día siguiente los discípulos se asombraron de que la higuera estaba seca. ¡Los discípulos se asombraron, pero no Jesús! ¿Por qué Jesús no mostró asombro alguno? ¡Porque sabía lo que sucedería!¡Todo lo que pedimos orando vendrá! En el original griego la frase “tened fe en Dios” se traduce como: “Tened la fe de Dios”. Lo que Jesús anhela es que nuestras acciones estén enfocadas en tener los mismos resultados que Él mismo tuvo al accionar en la fe.

2- EXPRESIÓN SOBRENATURAL. El don de fe es la expresión sobrenatural a través de los hijos de Dios y puede ser operado por todos, cualquiera que anhela manifestar el poder del reino en la tierra. Aunque pareciera que este don no es común, funciona plenamente y de una manera cotidiana acercando el cielo a la tierra con las señales que producen. Algunas personas no saben que la fe de Dios está activa en sus vidas y no operan en ella por desconocimiento o falta de enseñanza. Una mujer se acercó y me pidió oración por una necesidad diciendo: No tengo fe para creer que esto sucederá, pero ayúdeme a orar. ¿Cómo estaba pidiendo oración sino tenía fe? El asunto es que la fe estaba activa por eso estaba ahí, parada frente a mí, creyendo en su interior que algo podría suceder. Historias como estas se repiten en todas las esferas de la sociedad.

3- DIFERENTES TIPOS DE FE. El Dr. Fe, del griego pistis, se traduce como convicción, confianza, creencia, dependencia, integridad y persuasión. En el marco del Nuevo Testamento, pistis es el principio divinamente implantado de confianza interior, seguridad y dependencia en Dios y en todo lo que Él dice. Como poder dinámico, la fe es el agente de acción. La manifestación de fe es la habilidad espiritual otorgada de manera espontánea a fin de liberar la energía divina para cualquier acción o necesidad concreta; se debe diferenciar de la fe que lleva a la salvación, o de la fe cristiana en sentido general desarrollada mediante un diario andar con el Espíritu.

  • En Santiago 2.17 dice: Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Aquí vemos un tipo de fe, que es una fe muerta. Una fe muerta porque no tiene obras en sí.
  • Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan (Santiago 2.18-19). Aquí hablamos de una fe intelectual.  
  • ¿Recuerdas al hombre que se había acercado a Jesús pidiendo ayuda por su hijo que se encontraba endemoniado? Su vida, al igual que la vida de su hijo, fue transformada totalmente al recibir esta palabra, y al cambiar su forma de pensar y hablar. ¡Esta es la fe activa! Esta es la clase de fe que produce resultados para una mejor vida en el reino de Dios. De esta manera podremos conquistar y señorear no solo nuestro destino, sino también nuestras circunstancias.

4- El Dr. David Yonggi Cho en su libro “La fe en Dios mueve montañas” escribe: El hombre vive y se mueve en tres dimensiones. La dimensión física o visual, la mental y la espiritual. ¿Cómo actúa la fe en el ser humano? La fe es manifestada en las personas de tres maneras:

  • La fe para salvar. Esta es la fe por medio de la cual creemos en Jesús como nuestro Señor y Salvador.
  • La fe como un fruto del Espíritu Santo. La fe es mencionada como uno de los frutos del Espíritu. La unción misma del Espíritu activa la fe como un fruto espiritual.
  • Don del Espíritu Santo. El don de fe es una fe sobrenatural para un tiempo y propósito específicos.

APLICACIÓN
Todos los hijos de Dios debemos tener acceso a todos los tipos de fe. Operar en el don de fe es una oportunidad que todos tenemos y debemos hacerlo para que muchos se beneficien del por de Dios que fluye por medio de los hijos de Dios. Dejar de hacerlo, seguramente detendrá muchas manifestaciones del reino que el Padre desea que nosotros disfrutemos como sus hijos.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para ser un instrumento del Padre para este tiempo, me esforzaré a producir maravillas en el poderoso nombre de Jesús por medio del don de fe. Amén!

ORACIÓN
Precioso Padre y buen Dios, estoy animado a ser un instrumento de tu gloria para este tiempo, iremos de gloria en gloria y de victoria en victoria. No me detendré por nada hasta ver los milagros que produce el don de fe. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply