Tema 02: DIVERSIDAD
Capítulo 01: CONOCER PARA OPERAR
Serie: DONES ESPIRITUALES

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo (1 Corintios 12.4-6).

“Todos los hijos de Dios tenemos la oportunidad de operar en al menos un don espiritual”

PRINCIPIOS
1- Debemos entender la diversidad de dones que Dios pone en las manos de los creyentes para beneficio del Cuerpo de Cristo. Es nuestra responsabilidad identificar con claridad los dones que el Dios Tri-uno ha entregado a su pueblo para provecho de otros. Estamos siendo desafiados a operar en los dones espirituales que Dios nos entrega como herramientas de trabajo para desarrollar su propósito en la tierra, porque cada miembro del Cuerpo de Cristo debe fluir con conocimiento, responsabilidad y libertad en los dones que ha recibido del Padre, del Hijo y del Espíritu.

2- Conocer el significado, descripción de cada don bíblicamente y su forma de operación, nos puede proyectar a ser altamente productivos en el reino de Dios, al entender que los dones son esas herramientas espirituales que necesitamos, y para dar buenos resultados, nos hace responsables de anhelarlos, buscarlos y operar en ellos. El propósito principal de todos los dones espirituales es edificar y fortalecer a la Iglesia y al creyente en general. Deben edificar (gr. Oikodomeo) que significa: Estimular la vida espiritual, la madurez y el carácter piadoso de los creyentes.
En el uso de los dones debe haber orden y equilibrio. Al operar y hacer uso de los dones espirituales necesitamos ser buenos administradores y en la medida que somos productivos, ganaremos la confianza de Dios para convertirnos en dignos del reino. El Espíritu Santo está buscando buenos administradores del reino para derramar de su santa unción.

3- La expresión “dones espirituales” (gr. pneumatika, de pneuma, Espíritu), se refiere a la manifestación del Espíritu Santo cuando un don está operando a través de la vida de un creyente. Son dones de gracia (gr. charismata, de caris, gracia), que incluyen una motivación interna y manifiestan el poder de Dios en acción a favor de otros. La construcción literaria de esta sección es interesante. Forman una unidad tanto en estilo como en contenido. Existen tres oraciones que llegan a una conclusión conjunta. Se ocupa una triada formada por Dios, Señor y Espíritu. Tales triadas se hallan a menudo dentro del Nuevo testamento. Estos dones (charismata) son dados a los hijos de Dios y el apóstol Pablo los considera como dones irrevocables: Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios (Romanos 11.29).

4- Estos charismatas son gratuitos para todos los hijos de Dios y se deben usar a favor del mismo cuerpo de Cristo. Operar estos dones no solo es un privilegio, sino una responsabilidad muy grande. Recordemos que somos embajadores de Dios en esta tierra y administradores de su reino. El apóstol Pablo se preocupaba y se ocupaba de enseñar los dones a la Iglesia. Como padre y líder de la Iglesia en Roma, entendió que el establecimiento del reino depende de la operación de los charismas. Porque deseo veros, para comunicaros algún don espiritual, a fin de que seáis confirmados (Romanos 1.11). Así́ que estaba decidido a ir a compartir con las congregaciones para enseñar acerca de los dones espirituales.

APLICACIÓN
Somos conscientes que los dones son para operarlos para el avance del reino de Dios en este mundo. Cada uno de nosotros recibe esos dones para beneficio principalmente de otras personas, más que de nosotros mismos, sin embargo, al operarlos nos ayudan para ser personas más eficientes en todo lo que emprendemos. Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1 Pedro 4.10).

DECLARACIÓN DE FE
Soy libre para operar en los dones espirituales con responsabilidad, cedo todos mis derechos al Espíritu Santo para que trabaje en mi santidad y me entrego por completo al servicio de mi Señor y Dios. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Dios, muchas gracias por permitirme ser útil en tu reino, sé que tengo que vencer muchas deficiencias humanas para convertirme en una vasija útil en tus benditas manos, pero también sé que cuando reconozco mi debilidad, cuando soy débil, entonces, soy fuerte. Gracias por ayudarme en cada uno de mis procesos para crecer a la estatura del varón perfecto que es Cristo. Amen!!

¡¡Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply