DE RELACIÓN A COMUNIÓN

Tema 02: DE RELACIÓN A COMUNIÓN
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual (1 Corintios 2.12-13).

“La relación nos hace hijos, la comunión asegura la conquista de mis sueños”

PRINCIPIOS
1- La relación es muy diferente a la comunión, la relación une las personas por un interés común, la comunión desata un deseo profundo de estar unidos, hay compromisos, hay un enlace en el espíritu y se crear un vínculo de amor. Jesús dijo que él vino para que tengamos vida en abundancia, del griego perisos, que se traduce como “encima de lo común”. Dios no quiere que estemos sobreviviendo sino que vivamos una vida abundante.

2- La relación que Jesús vino a establecer con nosotros es de “hijos”, por eso nuestro espíritu clama: Abba Padre. Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre! (Gálatas 4.6). La relación nos asegura el reino de Dios, pero la comunión nos impulsa para alcanzar nuestro propósito eterno. El Señor dijo en Juan 14.26 que el Espíritu nos enseñará todas las cosas.

3- Necesitamos la intimidad para conocer “todas las cosas”, es aquí, en los momentos donde estamos con él que tenemos acceso a la información que necesitamos, el equipamiento necesario, la activación de dones espirituales, el aliento para seguir avanzando en la construcción de nuestros sueños. El Salmista reconoció la necesidad de tener esa intimidad con nuestro Creador: He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo, y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría (Salmos 51.6).

4- Cuando buscamos esa intimidad, la relación se hace más fuerte, entonces tenemos relación e intimidad para encontrar la protección y la sabiduría. Esto es glorioso, nos dejamos tomar por la mano del Señor y caminamos juntos, unidos, entrelazados, esta relación con nuestro Creador nos da seguridad, tenemos su ADN sobrenatural para ser guerreros conquistadores, pero también en la intimidad logramos ser fortalecidos, entrenados, nos sentimos amados y desafiados.

APLICACIÓN
¿Cómo entramos a esa relación? ¡Por medio del nuevo nacimiento al confesar a Cristo como nuestro Señor y Salvador! ¿Cómo mantenemos esa relación? ¡Apartándonos del pecado y santificando nuestras vidas cada día!

¿Cómo entramos en esa intimidad? Pensemos en lo siguiente: Primero, la oración es el vínculo necesario para encontrar esa cercanía con nuestro Amado. Segundo, la fe que perdura sobrepasa cualquier incidente que nos quiera detener en nuestra conquista. Tercero, la diligencia y perseverancia para estar continuamente en la presencia de nuestro Rey nos asegura esta maravillosa intimidad.

Recordemos que este es un patrón de conducta, debemos afinar nuestra relación con nuestro Creador y la intimidad con nuestro amado Espíritu Santo para asegurar que construyamos los sueños del Padre para nuestras vidas.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para avanzar tomado de la mano de mi Señor, el Espíritu Santo me enseña y me imparte todo lo que necesito para ver la gloria de Dios en mi vida. ¡Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Dios, estoy asombrado de la gracia que mi Padre ha determinado entregarme para este tiempo, estoy determinado a pelear la buena batalla de fe, viviré para ti y para el reino cada segundo de mi vida. Voy a construir esos sueños que has puesto en mi interior, voy a expresar el reino que esta en mi interior con acciones sobrenaturales. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply