Tema 05: CATEGORÍAS
Capítulo 01: CONOCER PARA OPERAR
Serie: DONES ESPIRITUALES

Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. (Romanos 12.4-5).

“Somos complementos los unos de los otros, miembros de un solo Cuerpo”

PRINCIPIOS
1- Aunque es posible clasificar los dones mencionados en distintas categorías (Ministerio de la Palabra; Servicio o asistencia; Administración u organización), no se puede derivar de los listados del apóstol una especie de jerarquía de dones, de acuerdo a la cual ciertos dones serían calificados como más necesarios o dignos que otros. Debemos hacer a un lado los cuestionamientos perversos impregnados por el diablo, tales como: “Los dones eran para la Iglesia primitiva”, “solo los apóstoles fueron usados en los dones”, “no es necesario que los dones estén activos en este tiempo”.

2- Una experiencia como hablar en lenguas o danzar, tan extraordinaria para algunos, puede ser ordinaria para una congregación donde culturalmente no tiene relevancia. Lo que es claro es que para Pablo una Iglesia sin diversidad de dones-carismas carece de sentido. El apóstol hace las listas basadas en Dios como una esencia, pero dando a conocer al ser humano como un ser tripartita. Padre, Verbo (Hijo) y Espíritu Santo. Un solo Dios se da a conocer en tres diferentes aspectos y da dones en las tres diferentes personalidades.

3- Identificamos los dones de una manera práctica de acuerdo a la declaración del apóstol: Los dones del Espíritu Santo ministran al cuerpo de Cristo por la actividad del fluir de la unción. Los dones del Hijo (ministerios) edifican el crecimiento espiritual de los hijos de Dios por el poder de la palabra. Los dones del Padre administran la Iglesia.
Ya que los dones están bien definidos, los hijos de Dios deben tener el deseo de operar en ellos de una manera constante. De acuerdo al llamado en el reino, cada uno de nosotros debemos conocer la operación de los dones para poder practicarlos. Esto es un desafío constante para cada uno de nosotros. Los dones capacitan a los hijos de Dios para perfeccionar la Iglesia de acuerdo al propósito de Dios para cada uno de nosotros en la tierra.

4- La esencia de Dios conocida en tres diferentes formas, brinda los dones de acuerdo a la naturaleza propia de cada miembro de la trinidad. Podemos hacer una lista breve del propósito de la operación de los dones:
* Para manifestar el poder y gloria de Dios en la tierra. Cuando la Iglesia opera los dones el cielo se acerca a la tierra. Podríamos decir que los hijos de Dios son la imagen visible del Dios invisible. El escritor a los Hebreos lo explica diciendo: Testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad (Hebreos 2.4).
* Para edificar y perfeccionar la Iglesia de Cristo. Cada don tiene un propósito distinto uno del otro. Cada don trabaja de una manera especial para dar el crecimiento a los hijos de Dios. Unos edifican, otros perfeccionan, otros producen carácter, y otros dan un crecimiento en la fe. La meta es que los hijos de Dios vayan a la estatura del varón perfecto que es Cristo.
* Para liberar al pueblo de Dios en tiempo de aflicción. Los dones están al servicio de los santos, de tal manera que su operación ayuda a que los tiempos de crisis se conviertan en tiempos de oportunidad para crecer en la fe.
* Para manifestar la presencia de Dios en medio de nosotros. Cuando los dones son operados, es Cristo mismo en nosotros: Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos (Mateo 18.20).

APLICACIÓN
Desde luego que operar en los dones no es un juego de niños. Tampoco es un entretenimiento para los cristianos. Operar en ellos requiere de una gran responsabilidad. De su uso daremos cuenta a nuestro Dios. En la parábola de los talentos podemos ver que Dios nos entrega los dones para operarlos y somos responsables de dar buenas cuentas.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para ser usado como un instrumento de la gloria de Dios, no me detendré hasta dar frutos grandes y poderoso para que el Reino avance y cumplir con mi destino profético en esta tierra. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Padre hermoso, muchas gracias por darme la oportunidad de estar en tu reino y servirte, quiero operar en los dones espirituales para dar frutos en abundancia y que la gloria de Dios sea visible con las personas que me rodean. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply