ACTITUDES CORRECTAS

Tema 06: ACTITUDES CORRECTAS
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas (Mateo 7.12).

PRINCIPIOS
1- Las actitudes correctas son una puerta que bendice grandemente nuestra vida porque desarrollamos buenas relaciones con las personas que nos rodean, eso produce salud en todos sentidos, física, emocional y espiritual. Lo que damos, recibimos, como tratamos a los demás, así nos tratarán. Las actitudes incorrectas abren puertas terribles a los malos entendidos, que producen divisiones, enfrentamientos, que termina afectando nuestras emociones y sentimientos.
El sistema nervioso es muy sensible, cuando damos paso a las malas actitudes se abre puertas para que las emociones sean dañadas, y enseguida golpea el sistema nervioso para producir enfermedades mentales. Una de las formas de conocer el funcionamiento de nuestro cerebro es a través de las emociones: cada vez que sentimos ira, ansiedad, depresión y demás, es una forma en que nuestro cerebro nos habla de lo que esta sucediendo “allá arriba”, pues las emociones son, entre otras cosas, reacciones bioquímicas que ocurren en nuestro cerebro y que nos hacen sentir de determinado humor durante el día.

2- Las emociones nos acompañan a través de toda nuestra vida, y ellas dependen la mayor parte de las veces del bienestar de nuestro sistema nervioso. Hay muchas formas en las que un individuo puede reaccionar ante una situación, no todos, por ejemplo, reaccionaran con ira cuando se les pierde algo, ni todos sentirán depresión o ansiedad por la crisis; las emociones son respuestas de nuestro sistema nervioso y ellas pueden ayudarnos a crear una vida formidable o bloquearnos el paso y jalarnos constantemente hacia donde no queremos.
La forma en que actuamos en nuestras actitudes define en gran porcentaje la forma en que alimentamos nuestro sistema nervioso. El control en nuestras emociones, la forma en que tratamos a los demás, como enfrentamos las situaciones difíciles en la vida también son puertas que nos ayudan o perjudican a que nuestro sistema nervioso trabaje adecuadamente.

3- El sistema nervioso es una red compleja y altamente especializada. Organiza, explica y dirige las interacciones entre nosotros y el mundo que nos rodea. Controla:
* La vista, la audición, el gusto, el olfato y el tacto (sensaciones).
* Las funciones voluntarias e involuntarias, como el movimiento, el equilibrio y la coordinación.
* El sistema nervioso también controla las acciones de la mayoría de los otros sistemas corporales, como el flujo de sangre y la presión arterial.
* La capacidad de pensar y razonar.
* El sistema nervioso le permite estar consciente y tener pensamientos, recuerdos y lenguaje.
Cuando nuestras actitudes son correctas, estamos protegiendo la salud en nuestras emociones para que el sistema nervioso trabaje eficientemente. Esto nos dará calidad de vida.

4- La actitud es un sentimiento interior expresado en la conducta. ¡Podemos ver la actitud de una persona sin que diga una sola palabra! De todas las cosas que usamos, nuestra expresión es la más importante. Nuestro lenguaje corporal frecuentemente evidencia la actitud en que vivimos, nuestras acciones llevan impresa la actitud con que nos desarrollamos. Relaciones fuertes son el fruto de una actitud sabia y madura.
La Biblia nos enseña qué Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón (1 Samuel 16:7). Engañoso es el corazón más que todas las cosas y perverso; ¿quién lo conocerá? (Jeremías 17:9). Estas declaraciones expresan nuestra incapacidad para saber con seguridad cuáles son las emociones que hay dentro de alguien. Aunque no podemos juzgar a otros por su expresión interior, las manifestaciones exteriores son una ventana del alma. Una persona que lanza una mirada que mata, seguramente no está pensando en algo bueno.

5- Nuestras actitudes emanan de nuestro interior como un torrente, el resultado son acciones, que bendicen o maldicen, una persona con mala actitud puede ser tan contagiosa que contaminará negativamente tan solo con mostrar su rostro malhumorado, insatisfecho o frustrado. Esas actitudes incorrectas afectará directamente a nuestro sistema nervioso:
* Problemas de salud mental, como trastornos de ansiedad, depresión, psicosis.
* Enfermedad físicas como insuficiencia respiratoria, desequilibrio en el azúcar, dolores de cabeza, mareos, nauseas.
* Debilidad espiritual, como el enfriamiento, falta de temor a Dios.
Relaciones maduras con una buena actitud nos dejará muy cerca de dar al centro de nuestro éxito. Malas actitudes reflejan el grado de madures y crecimiento de las personas, las relaciones tóxicas provienen de la inmadurez que dejan las malas actitudes.

APLICACIÓN
La condición del corazón es expresada en la actitud, que, al final del camino, las relaciones se debilitan o se fortalecen desde nuestro interior. No podemos culpar a nadie por la actitud que hemos formado. Nuestra actitud define la salud mental, emocional, física, espiritual. El sistema nervioso trabaja en el mismo orden que nuestras actitudes, estas nos empujarán a tener verdadera calidad de vida por nuestra excelente salud.

OREMOS
Hermoso Padre celestial, tengo mucho ánimo de ver cosas mejores en mi vida, quiero enfrentar mi destino con determinación con buena actitud, en ningún momento dejaré que las circunstancias adversas, las relaciones humanas, problemas de la vida, provoquen que mis actitudes sean malas o negativas. Mi sistema nervioso es sano y esta listo para tener salud en todos sentidos. Ahora mismo me alejaré de toda relación tóxica y aprenderé a enfrentar las situaciones difíciles con sabiduría. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply