ACEPTACIÓN

Tema 17: ACEPTACIÓN
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos (Mateo 10.31).

PRINCIPIOS
1- Algunos sociólogos han descubierto que la capacidad de una persona para adaptarse a la vida depende de su sentido de aceptación. Esto significa que un niño que se siente aceptado entre la gente como normal y digno, crecerá y se hará un ciudadano útil y respetado. En cambio el que se siente rechazado posiblemente llegue a ser criminal, suicida o, por lo menos, su influencia será negativa sobre sus semejantes.
Los expertos recogieron muchos ejemplos de la vida real para sostener sus conclusiones.Pero esta idea en realidad no es nueva, es una verdad central en el Evangelio de Jesucristo.En pocas palabras, este es el mensaje que Dios quiere comunicarle al ser humano. La Palabra de Dios nos dice cómo lograr la vida abundante, cómo recuperar el equilibrio de la personalidad y concretar así el plan perfecto del Creador.
En realidad, Dios nunca menosprecia ni rechaza a nadie, por más humilde que sea su estado social, o por más vergonzosa que sea su crónica de conducta. La aceptación de Dios no significa aprobación; no depende de lo que uno ha hecho, ni cuánto tiene, ni su clasificación moral, sino de su valor como persona creada por Él.

2- La solución, cuando uno se siente rechazado, no radica en esforzarse para ganar aceptación, ni en tratar de parecer importante, ni en disciplinarse para poder respetarse y ser respetado. En lugar de eso, deben abrirse los ojos para ver la aceptación que ya tiene y siempre ha tenido delante de Dios.
Dios nos hizo a cada uno para un propósito y tenemos más valor de lo que podemos comprender. No podemos ser completos como persona hasta que haga frente a esta realidad y la ponga como base para su vida. Cuando reposamos en el hecho de que Dios nos ama y nos acepta completamente, podremos aceptarnos a nosotros mismos, y aceptar a los demás en su justo valor.
Jesús dijo: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia (Juan 10:10). Nunca podemos conformarnos con una vida mediocre, hemos sido creados para disfrutar una vida en plenitud, Jesús lo dijo de esta manara: A los que vienen a mí, no los echaré fuera.

3- Cuando logras creer que Dios te acepta tal como eres, estas listo para aceptarte a ti mismo sin importar lo que las personas piensan de ti. Nuestra felicidad depende en gran parte de nuestras actitudes. Nuestra actitud hacia nosotros mismos es quizás la más importante de todas, porque tiene un efecto tremendo y profundo en nuestra vida. La imagen que tenemos de nosotros mismos es un punto clave para vernos al espejo y aceptarnos tal como somos.
La gente que tiene una auto-imagen pobre de sí misma, frecuentemente tiene problemas para llevarse bien con los demás. Por lo general son infelices. Nuestra auto-imagen afecta incluso nuestra actitud hacia Dios mismo. Aquellos que tienen una auto-imagen incorrecta, tienden a sentir amargura y resentimiento hacia Dios. Para ellos es difícil confiar en Él y creer que Él los ama.

4- Nadie puede escoger sus padres, raza, color de piel, inteligencia, apariencia física o aptitudes. Todas estas cosas nos vienen por nacimiento y todas vienen de Dios, y la Biblia dice que todo lo que él hace es bueno. Todas nuestras habilidades y características naturales vienen de Dios. Puesto que esto es verdad, no queda lugar para el orgullo de parte nuestra. La Biblia dice: Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido? (1Corintios 4:7).
La aceptación nos trae una imagen y autoestima correcta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno (Romanos 12.3). Tratamos con dos extremos, la falta de aceptación es sentirnos rechazados por nosotros mismo y por los demás. El otro extremo es tener un concepto más alto del que debemos tener. ¡Debemos tener el balance correcto!

5- La auto-aceptación es un asunto y responsabilidad personal. Todos tenemos que trabajar en nosotros mismos para cuidar nuestra salud emocional, espiritual y física. En este caso, debemos tener un balance perfecto. Tratemos con estos puntos:
* No debemos compararnos con nadie.
* Debemos reaccionar positivamente ante nuestras debilidades y defectos en todos sentidos.
* Seamos pacientes en nuestro crecimiento, vayamos paso a paso, no debemos exigirnos más de lo que podemos dar.
* Destruyamos todo sentimientos de amargura y de rechazo.
* Seamos agradecidos con Dios por la vida que nos ha dado. La verdadera belleza del ser humano es más que algo físico.

APLICACIÓN
Dios dice en su palabra que somos hechura suya (Efesios 2:10). Eso nos deben dar la confianza que al ser creados a su imagen, nos hizo perfectos para cumplir un propósito específico y glorioso en este mundo. Trabajar en nuestra auto-aceptación es un asunto personal, decidirlo, nos corresponde a nosotros, porque él ya nos dijo que nos ama profundamente.
¡A partir de hoy debemos trabajar arduamente en nuestra vida personal! Aceptar nuestro físico, sentimientos y tener una actitud positiva de nosotros mismos es todo un desafío. Esto determinará en gran medida nuestra felicidad futura.

ORACIÓN
Precioso Jesús, estoy listo para avanzar en la conquista de mi mismo, anhelo ser transformado a tu misma imagen, quiero crecer cada día a la estatura del varón perfecto que es Cristo y ser útil en la obra del ministerio, cumpliré el propósito para el cuál fui creado y caminaré tomado de tu mano para ver la gloria que el Padre me ha prometido. Gracias Dios por darme esta gloriosa oportunidad. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply