Tema 01: Dones Espirituales
Capítulo 01: Conocer Para Operar
Serie: Dones Espirituales

No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Corintios 12.1).
Así también vosotros; pues que anheláis dones espirituales, procurad abundar en ellos para edificación de la iglesia (1 Corintios 14.12).

“Mejor anhelar que ignorar los dones espirituales”

PRINCIPIOS
1- Los dones espirituales regularmente son llamados charismata divina, en alusión al griego que se entiende como don. Charismata, la forma plural de charisma significa “dones de gracia.” Los charismas se definen como “donaciones conferidas divinamente a cada uno de los que creen en el Hijo de Dios, ya que es por medio de Él que el Padre envía su Espíritu que a la misma vez Él activa su Charisma; ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará́ el Espíritu Santo a los que se lo pidan? (Lucas 11.13). Estos dones de gracia son impartidos por el Espíritu Santo a fin de equipar a los hijos de Dios de acuerdo al propósito del Padre para cada uno de nosotros.

2- El apóstol Pablo anima a los discípulos de Corinto a no ignorar acerca de los dones espirituales ya que de esto depende nuestra capacidad de triunfo en las tareas y comisiones que nos son encomendadas en la tierra. Como nunca en la historia moderna de la Iglesia de Cristo estamos viendo un fluir fresco y poderoso en la operación de los dones espirituales, de esta manera podemos ver el cumplimiento de aquella hermosa profecía de Isaías hablando del Espíritu Santo: Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos (Isaías 43.3).

3- Estamos convencidos de que vivimos los últimos tiempos en la tierra, somos la generación que está experimentando la última reforma de la Iglesia: La Manifestación de los Santos. Por mucho tiempo los lideres han hecho mucho, pero los miembros poco. En esta reforma, los dones son activados a toda su capacidad a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12). Durante estos devocionales diarios vamos a conocer los dones de acuerdo a: La fuente, naturaleza y propósito.

4- Es una responsabilidad personal activarnos en los dones espirituales y operar en ellos para hacer avanzar el reino en esta tierra. Cada hijo de Dios tiene un llamado, hemos sido diseñados para cumplir un propósito específico en esta tierra. Por esto el Apóstol les escribe a sus discípulos de Corinto: No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Corintios 12.1). Ignorar es desconocer, no entender, ser ignorante. Al contrario, el mismo apóstol sugiere que anhelemos y procuremos abundar en los dones espirituales para que la iglesia se edificada (1 Corintios 14.12). Esto nos hace responsables de ser disciplinados en esta orden apostólica.

APLICACIÓN
Conocer no es suficiente, es necesario poner los dones en funcionamiento, operar en el ellos para ser productivos y eficientes en nuestro llamado. Por lo cual asimismo oramos siempre por vosotros, para que nuestro Dios os tenga por dignos de su llamamiento, y cumpla todo propósito de bondad y toda obra de fe con su poder, para que el nombre de nuestro Señor Jesucristo sea glorificado en vosotros, y vosotros en él, por la gracia de nuestro Dios y del Señor Jesucristo (2 Tesalonicenses 1.11-12). ¡Después de leer cada devocional, estoy seguro de que estarás experimentando un nuevo nivel espiritual en tu vida!

DECLARACIÓN DE FE
Hoy confieso que he sido descuidado en anhelar operar en los dones espirituales, pero a partir de este tiempo me esforzaré a buscar la presencia de mi Señor para que su Espíritu active los dones espirituales que necesito para cumplir mi destino en esta tierra. ¡¡Amen!!

ORACIÓN
Dios eterno, te suplico que me ayudes a tener la disciplina necesaria para buscar los dones espirituales con disciplina. Renuncio ahora mismo a la pereza espiritual y destruyo toda resistencia del enemigo que impida que acceda al conocimiento de los dones que el Padre tiene para mi vida. Amado Dios muchas gracias por tu amor y misericordia, anhelo serte útil en tu reino, me esforzaré a operar los dones espirituales para glorificar tu Nombre. ¡¡Amen!!

¡¡Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply