PRACTICA EL AMOR

Tema 20: PRACTICA EL AMOR
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

El odio despierta rencillas; Pero el amor cubrirá todas las faltas. El que cubre la falta busca amistad; Mas el que la divulga, aparta al amigo (Proverbios 10.12; 17.9).

PRINCIPIOS
1- No es extraño escuchar a personas en eminencia dedicadas al sector salud decir que el amor es una columna muy importante para mantener a una persona sana, inclusive, apresurar la sanidad de ciertas enfermedades. ¡El amor es una semilla para ser sanos y mantener la sanidad! Muchas “enfermedades” emocionales provienen de la falta de amor, donde las personas se enojan, explotan en ira, dicen que aman pero no pueden perdonar.
La realidad es que no perdonamos porque no tenemos el suficiente amor para perdonar a la persona con la cual nos sentimos ofendidos. La falta de perdón y la amargura constituyen el origen de muchas enfermedades. Los médicos, científicos e investigadores han encontrado pruebas concluyentes acerca de que existe una conexión más estrecha entre la mente, el cuerpo y el espíritu de lo que se había creído. La relación entre rechazo/rebeldía/amargura y las enfermedades físicas y psicológicas no es una novedad en el ministerio de liberación.

2- La amargura, el resentimiento y la falta de perdón abren la puerta a la artritis, cáncer, trastornos autoinmunes, y muchas otras patologías. El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos (Proverbios 17.22). El corazón esta alegre porque tiene un ingrediente maravilloso que se llama “amor”, pero su ausencia en la vida de las personas promueve un espíritu triste que seca los huesos. Eso se traduce como la enfermedad de artritis, reumas, que afecta directamente a los huesos.
Eso no quiere decir que todos los que sufren esas enfermedades estén amargadas, sin embargo es importante saber que el amor nos ayuda a perdonar las faltas de las personas y llena nuestro corazón para abrigar aquellos que nos rodean aceptándoles cómo son.

3- Practicar el amor es permanecer creyendo en los demás, aceptándoles, siendo deferentes e incluyentes, de tal manera que tenemos tanto amor que toleramos a las personas, perdonamos y damos oportunidades. Debemos pedirle al Señor sabiduría para saber cómo abordar los problemas cotidianos de la vida. Necesitamos ser impartidos de los dones espirituales, palabra de conocimiento, palabra de sabiduría y discernimiento de espíritus, son regalos de Dios que nos ayudan a caminar tomados del Espíritu Santo y llenarnos de amor, no permitir que cargas emocionales roben el amor y abramos puertas a la amargura.

4- ¿Cuáles son las señales que muestran en una persona que no practica el amor?

  • Pensamientos de venganza para con los que se siente ofendido.
  • Se alegra si algo malo le sucede a la persona que le ofendió.
  • Siente dolor en el corazón al acordarse de esa persona.
  • Cuando habla a todo el mundo de lo que le hicieron.
  • Tiene síntomas fisiológicos-malestar al ver o recordar al ofensor.
  • Minimizar a los demás.
  • No tolerar las faltas de los que hacen algo incorrecto.

5- ¿Qué hace una persona que está ofendida y no tiene amor para perdonar?

  • Levanta muros de protección en su corazón.
  • No confía en nadie.
  • Pierde a sus amigos.
  • Usa expresiones tales como: “todos los hombres o las mujeres son malos o iguales”
  • “No me involucro en ninguna actividad”.
  • “Nunca me someto a nadie porque mi padre me trató mal”.
  • “El matrimonio es una mentira”.
  • “Todos los líderes son unos sinvergüenzas”.
  • “Yo nunca confiaré en nadie”.
  • Tendencia a juzgar a todo el mundo.

APLICACIÓN
La ira, el resentimiento y la amargura, son como cánceres que corroen nuestra alma y roban nuestra energía. Cada vez existen más pruebas de que perdonar a quienes nos han lastimado u ofendido produce efectos curativos muy profundos, no solo en lo emocional sino en lo físico, el perdón es un poderoso antídoto contra la ira y reduce el estrés. ¡Es necesario el amor para poder lograrlo!
También es importante perdonarnos a nosotros mismos nuestras fallas, errores y deficiencias. Investigadores de la Universidad de Winsconsin – Madison, y de la Universidad Rockefeller en Nueva York, en un estudio realizado comprobaron que la falta de perdón, afecta la salud y puede causar las siguientes enfermedades: Dolor crónico de espalda, pérdida de la memoria, aumenta la presión arterial y aparición de males cardíacos, jaquecas, insomnio, neurosis, problemas de úlceras, problemas.

ORACIÓN
Precioso Dios, muchas gracias por tanto amor derramado hacía mí. Estoy aprendiendo amar sin condiciones, se que esto me ayudará a ser una persona sana y caminar tomado de la mano de seres queridos sin ver sus defectos, amando y siendo una persona amorosa para todos los que me rodean. Muchas gracias por permitirme aprender y crecer con la ayuda del maravilloso Espíritu Santo. Estoy listo para seguir avanzando siguiendo las pisadas de mi Señor Jesús. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

QUE NO SE APAGUE EL FUEGO

Tema 19: QUE NO SE APAGUE EL FUEGO
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos (2 Timoteo 1.6).

PRINCIPIOS
1- El Espíritu Santo, es el regalo más glorioso que el Padre pone en nuestro interior como decidimos entregar nuestras vidas en las manos de Jesús. Es ese fuego que nos quema por dentro, nos purifica y permite que permanezcamos unidos al Padre cada día. Cuando dejamos de tener ese contacto con nuestro Dios ese fuego interior se convierte solamente en cenizas, como un leño humeante, el fuego se extingue y solo queda el olor a lo que un día fue un fuego ardiente.
El gran secreto en la vida cristiana es mantener el fuego encendido. Esto viene por medio de la llenura del Espíritu en nosotros cuando tenemos una relación íntima con nuestro amado Salvador. Es una gran responsabilidad de mantener esa llama encendida cuando cuidamos que el templo de Dios sea irreprensible. ¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es (1 Corintios 3:16–17).

2- Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos (2 Timoteo 1:6). Con esto, es como si el apóstol Pablo dijera: “¡Oye, Timoteo, ¡tu responsabilidad es la de avivar el fuego!”. Para eso, lo primero que tienes que hacer, no es ponerle más fuego, sino sacar las cenizas y luego ir a buscar esos leños que te hagan vivir lleno del poder de lo alto y dar frutos en abundancia.
Pablo le decía a Timoteo que avivara el fuego. Avivar denota mantener encendida una llama a plenitud y en griego es la palabra anazopureo (de ana, que significa «arriba» o «de nuevo», zoos que quiere decir «vivo» y pur que es expresión para «fuego»). Es decir, debemos mantener «allá arriba» el fuego. Esto nos muestra cómo podemos quedar extinguidos por nuestro propio descuido.

3- La pregunta es: ¿Cómo está ese fuego en tu vida? ¿Sabes que la frialdad espiritual puede provocar una caída irreversible en tu vida? ¡Desde luego que deberíamos de hacer algo al respecto! Cuando uno tiene hambre de Dios, no hay obstáculos, sino posibilidades. A veces corremos por la vida llevados por los vientos de las circunstancias, en vez de cuidar el don de Dios, de avivarlo, de ponerle leña. Nos pasamos la vida buscando cosas supremas en circunstancias y situaciones terrenales, pero el andar por el Espíritu nos dará no solo una vida abundante, sino también tener más cosas que nos sirvan para nuestro diario vivir.

4- En Gálatas 5:16–23 tenemos una disertación muy poderosa para mantener la llama encendida. Tomemos en cuenta estas frases:

  • Andad en el Espíritu. Esto habla de tener una relación íntima con Dios de manera permanente.
  • No satisfagáis los deseos de la carne. Los deseos de la carne son las cosas que uno vive en lo terrenal.
  • El deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne.
  • Y manifiestas son las obras de la carne. Es claro que las obras de la carne son visibles y tangibles.
  • Acerca de las cuales os amonesto. Al señalar las obras de la carne, el apóstol Pablo nos alienta, nos exhorta, a un esfuerzo más digno.
  • Como ya os lo he dicho antes. Pablo repite una vez más lo mismo, dando por sentado la importancia de mantener la llama encendida.
  • Mas el fruto del Espíritu. La llama producirá acciones claras y precisas que honran a Dios en la forma de vivir.

5- Algunos pasan por Gálatas 5 leyendo acerca del fruto del Espíritu y pensando que va a venir Dios y los va a atiborrar con este fruto. Otros pasan sabiendo que no es así y que es una utopía, que jamás llegarán a tener amor, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza.
Sin embargo, sabemos que esto es posible, pero que hay que elegir sacar las cenizas y avivar el fuego. Tal vez fuera un fuego poderoso ayer, sí, pero hoy son cenizas y esas cenizas van a matar el fuego, el don que Dios puso en tu vida. ¡Avivar el fuego es la respuesta!

APLICACIÓN
Elegir encender esa llama es lo mejor que podemos hacer. Tomar el desafío de ir a otro nivel de gloria no producirá una vida poderosa que impactará a muchas personas a tu alrededor. La invitación viene directamente del cielo. Busca con pasión la presencia del Espíritu Santo en tu vida, se lleno, mueve tu vida a tener un contacto poderoso con tu Creador. ¡Él te sorprenderá!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, este mensaje me ha desafiado profundamente, se que ha venido del cielo para empujarme a buscar ir a otro nivel de gloria. Estoy listo para obedecer tus instrucciones y ocuparme con temor y temblor de tu presencia, buscaré la santidad en todo momento y que cada día camine tomado de tu mano para dar testimonio de tu incondicional amor. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

CONTROLA LA LENGUA

Tema 18: CONTROLA LA LENGUA
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca (Mateo 12.34).
El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca (Lucas 6.45).

PRINCIPIOS
1- ¡De la abundancia del corazón habla la boca! En la Biblia, regularmente hablamos del corazón como la fuente de pensamientos. Por eso en algunos pasajes corazón y mente se unen como uno solo. La fuente de las palabras que salen de nuestra boca son nuestros pensamientos. Como son nuestros pensamientos, así son las palabras que salen de nuestra boca. Todo se genera en nuestra mente, primero se generan una serie de pensamientos que son analizados en nuestra mente, enseguida se unen para formar ideas, las cuales serán expresadas con palabras a través de nuestra boca, siendo la lengua quien tiene el control para expresarlas.
El apóstol Santiago hace una exposición impresionante sobre el control de la lengua (3.1–12), reflejando con esto la responsabilidad que tenemos de controlar lo que hablamos.

2- Santiago comienza con la observación general de que todos fallamos; luego, re-formula esta idea para crear un corolario – si alguien nunca falla, entonces es perfecto o está completo. En la segunda mitad del versículo 2, entra en detalles de lo que quiere decir por ‘perfecto’. Alguien perfecto es capaz de mantener todo su cuerpo bajo control y aquí viene el cambio de enfoque desde el cuerpo humano en su totalidad a la parte que es más difícil de controlar, dando por sentada la responsabilidad que todos tenemos en relación al uso que hacemos de nuestra lengua.
Las ilustraciones del caballo y los barcos que Santiago entrega en los versículos 3–4 comparten un elemento en común: el controlar una pequeña parte, hace posible controlar efectivamente el todo. Una pequeña pieza permite al jinete controlar las acciones del caballo, y lo mismo se aplica al timón de un barco, el cual es diminuto en comparación con el barco entero.
Así es la lengua en nuestro cuerpo, ese pequeño órgano debe ser controlado para que no exprese cosas que afectan nuestro cuerpo y las relaciones con las personas. ¿Sabes que lo que hablamos puede afectar nuestra salud emocional, física, y por supuesto, también nuestra salud espiritual? La ¡Escritura nos enseña qué por medio de la lengua desatamos vida o muerte!

3- Santiago dice: “Todos fallamos mucho”. ¡Si la lengua realmente dirige al resto del cuerpo, entonces deberíamos enfocarnos en controlarla! Santiago personifica a la lengua, haciendo ver cómo si ella por sí sola pudiera dirigir nuestro hablar – no nuestro cerebro, pensamientos, emociones o corazón.
Usa el énfasis por contraste en griego para destacar qué un gran bosque puede incendiarse con una pequeña chispa. Su pensamiento acerca del poder de la lengua hace eco de lo que enseña el sabio: Hay hombres cuyas palabras son como golpes de espada; Mas la lengua de los sabios es medicina (Proverbios 12:18). En lugar de debatir trivialidades sobre si la lengua habla de manera espontánea o no, haríamos mejor en prestar atención a las importantes lecciones acerca de los efectos de nuestro hablar.

4- Santiago hace uso de ejemplos tangibles de nuestro mundo para reforzar su planteamiento acerca del potencial destructivo de la lengua. De la misma forma que el freno de un caballo o el timón de un barco puede dirigir el curso de algo mucho más grande, la lengua puede dirigir nuestro cuerpo entero. Y de la misma forma que una pequeña chispa puede reducir a cenizas todo un bosque, la lengua puede producir una destrucción masiva. Es por esto que el salmista de Dios nos ilustra: Mi boca hablará sabiduría, y el pensamiento de mi corazón inteligencia (Salmo 49.3).
El sabio Salomón conociendo el peligro tan fuerte que representa la lengua sin control sugiere un consejo muy importante: El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias (Proverbios 21.23). ¡Guardar es tener control, dominio propio!

5- En el versículo 6, Santiago lleva su ilustración del bosque al nivel siguiente, al declarar que la lengua misma es un fuego, un ‘mundo de maldad’, una fuerza destructiva e inmoral que puede causar los mismos estragos que un bosque incendiado. El resto del versículo profundiza en los efectos de la lengua –contamina e incendia. La última mención a «prende a su vez fuego» al final del versículo, describe al mismo infierno como la fuente del fuego producido por la lengua.
Esta declaración describe ahora con mayor precisión a la lengua, pasando de una llama simple a una herramienta más siniestra. ¡No debemos subestimar el potencial destructivo de este pequeño órgano del cuerpo!

APLICACIÓN
Santiago respalda su planteamiento acerca de la lengua con un ejemplo tomado de la naturaleza a partir del versículo 7. Hay una gran variedad de fieras que han sido domadas por el ser humano, aparentemente en base al poder de la lengua, donde la capacidad humana de hablar es anunciada como uno de los rasgos distintivos que nos separan del reino animal. Las órdenes verbales desempeñan un papel fundamental en la doma y dirección de los animales. Se requiere una habilidad impresionante para domar un león o algún otro animal más poderoso que nosotros. ¡Qué increíble poder tenemos como seres humanos! ¿Hay algo que no podamos domar?, dice Santiago, señalando a la lengua misma como una fuerza indomable. ¡Tenemos mucho trabajo que hacer con nuestra lengua!

ORACIÓN
Amado Dios, precioso Jesús, muchas gracias por dirigirme en este poderoso estudio para domar mi lengua. Reconozco que el poder de mis palabras puede provocar muchas bendiciones pero también muchos problemas. Tengo que ser sabio para articular mis ideas, pero también tengo que ser determinante para controlar lo que hablo. Por ayúdame, diré como el salmista: ¡Pon guardas en mi boca para no pecar contra ti ni contra nadie! Amen!!
Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 17: ACEPTACIÓN
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos (Mateo 10.31).

PRINCIPIOS
1- Algunos sociólogos han descubierto que la capacidad de una persona para adaptarse a la vida depende de su sentido de aceptación. Esto significa que un niño que se siente aceptado entre la gente como normal y digno, crecerá y se hará un ciudadano útil y respetado. En cambio el que se siente rechazado posiblemente llegue a ser criminal, suicida o, por lo menos, su influencia será negativa sobre sus semejantes.
Los expertos recogieron muchos ejemplos de la vida real para sostener sus conclusiones.Pero esta idea en realidad no es nueva, es una verdad central en el Evangelio de Jesucristo.En pocas palabras, este es el mensaje que Dios quiere comunicarle al ser humano. La Palabra de Dios nos dice cómo lograr la vida abundante, cómo recuperar el equilibrio de la personalidad y concretar así el plan perfecto del Creador.
En realidad, Dios nunca menosprecia ni rechaza a nadie, por más humilde que sea su estado social, o por más vergonzosa que sea su crónica de conducta. La aceptación de Dios no significa aprobación; no depende de lo que uno ha hecho, ni cuánto tiene, ni su clasificación moral, sino de su valor como persona creada por Él.

2- La solución, cuando uno se siente rechazado, no radica en esforzarse para ganar aceptación, ni en tratar de parecer importante, ni en disciplinarse para poder respetarse y ser respetado. En lugar de eso, deben abrirse los ojos para ver la aceptación que ya tiene y siempre ha tenido delante de Dios.
Dios nos hizo a cada uno para un propósito y tenemos más valor de lo que podemos comprender. No podemos ser completos como persona hasta que haga frente a esta realidad y la ponga como base para su vida. Cuando reposamos en el hecho de que Dios nos ama y nos acepta completamente, podremos aceptarnos a nosotros mismos, y aceptar a los demás en su justo valor.
Jesús dijo: Yo he venido para que tengan vida y para que la tengan en abundancia (Juan 10:10). Nunca podemos conformarnos con una vida mediocre, hemos sido creados para disfrutar una vida en plenitud, Jesús lo dijo de esta manara: A los que vienen a mí, no los echaré fuera.

3- Cuando logras creer que Dios te acepta tal como eres, estas listo para aceptarte a ti mismo sin importar lo que las personas piensan de ti. Nuestra felicidad depende en gran parte de nuestras actitudes. Nuestra actitud hacia nosotros mismos es quizás la más importante de todas, porque tiene un efecto tremendo y profundo en nuestra vida. La imagen que tenemos de nosotros mismos es un punto clave para vernos al espejo y aceptarnos tal como somos.
La gente que tiene una auto-imagen pobre de sí misma, frecuentemente tiene problemas para llevarse bien con los demás. Por lo general son infelices. Nuestra auto-imagen afecta incluso nuestra actitud hacia Dios mismo. Aquellos que tienen una auto-imagen incorrecta, tienden a sentir amargura y resentimiento hacia Dios. Para ellos es difícil confiar en Él y creer que Él los ama.

4- Nadie puede escoger sus padres, raza, color de piel, inteligencia, apariencia física o aptitudes. Todas estas cosas nos vienen por nacimiento y todas vienen de Dios, y la Biblia dice que todo lo que él hace es bueno. Todas nuestras habilidades y características naturales vienen de Dios. Puesto que esto es verdad, no queda lugar para el orgullo de parte nuestra. La Biblia dice: Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido? (1Corintios 4:7).
La aceptación nos trae una imagen y autoestima correcta. Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno (Romanos 12.3). Tratamos con dos extremos, la falta de aceptación es sentirnos rechazados por nosotros mismo y por los demás. El otro extremo es tener un concepto más alto del que debemos tener. ¡Debemos tener el balance correcto!

5- La auto-aceptación es un asunto y responsabilidad personal. Todos tenemos que trabajar en nosotros mismos para cuidar nuestra salud emocional, espiritual y física. En este caso, debemos tener un balance perfecto. Tratemos con estos puntos:
* No debemos compararnos con nadie.
* Debemos reaccionar positivamente ante nuestras debilidades y defectos en todos sentidos.
* Seamos pacientes en nuestro crecimiento, vayamos paso a paso, no debemos exigirnos más de lo que podemos dar.
* Destruyamos todo sentimientos de amargura y de rechazo.
* Seamos agradecidos con Dios por la vida que nos ha dado. La verdadera belleza del ser humano es más que algo físico.

APLICACIÓN
Dios dice en su palabra que somos hechura suya (Efesios 2:10). Eso nos deben dar la confianza que al ser creados a su imagen, nos hizo perfectos para cumplir un propósito específico y glorioso en este mundo. Trabajar en nuestra auto-aceptación es un asunto personal, decidirlo, nos corresponde a nosotros, porque él ya nos dijo que nos ama profundamente.
¡A partir de hoy debemos trabajar arduamente en nuestra vida personal! Aceptar nuestro físico, sentimientos y tener una actitud positiva de nosotros mismos es todo un desafío. Esto determinará en gran medida nuestra felicidad futura.

ORACIÓN
Precioso Jesús, estoy listo para avanzar en la conquista de mi mismo, anhelo ser transformado a tu misma imagen, quiero crecer cada día a la estatura del varón perfecto que es Cristo y ser útil en la obra del ministerio, cumpliré el propósito para el cuál fui creado y caminaré tomado de tu mano para ver la gloria que el Padre me ha prometido. Gracias Dios por darme esta gloriosa oportunidad. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

VENCE LA MELANCOLÍA

Tema 16: VENCE LA MELANCOLÍA
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte (2 Corintios 7.10).

PRINCIPIOS
1- El diccionario define la melancolía como el estado anímico permanente, vago y sosegado, de tristeza y desinterés, que surge por causas físicas o morales, por lo general de leve importancia, que hace que el sujeto que la padece no se encuentre a gusto ni disfrute de la vida. Los especialistas consideran que la melancolía, al igual que la tristeza y otras emociones, pasa a ser patológica cuando altera el normal pensamiento del individuo y dificulta su desempeño social.
Se considera normal que alguien se sienta melancólica una tarde y se quede en su casa mirando fotografías viejas; en cambio, si esa conducta se repite a lo largo de varios días y la persona abandona su vida social y sus obligaciones, la melancolía pasa a ser un tipo de depresión que requiere de tratamiento.

2- Independientemente del tipo de temperamento que Dios nos ha dado, la melancolía es un estado que todos podemos experimentar. De hecho, estar abatido, desanimado, decepcionado, triste y nostálgico es una experiencia afectiva normal que no implica que estés atravesando un estado patológico. El problema aparece cuando ese estado dura demasiado o se le suman otros síntomas para crear un estado de tristeza avanzada o depresión que puede generar enfermedades complicadas y que necesitan el tratamiento de especialistas.
Aunque a lo largo de los años la melancolía se ha relacionado con la depresión y los sentimientos negativos, lo cierto es que este estado también puede traer diferentes ventajas para nuestra vida cotidiana. Por ejemplo, cuando una persona esta nostálgico le hace mas sensible a las necesites propias y de las personas que le rodean. Cuando el profeta Elías salió huyendo de Jezabel, en una conversación privada con Dios le dice: “Sólo yo he quedado”. Con esto refleja su situación emocional vulnerable, para lo cual se fue a refugiar en una cueva.

3- No siempre podemos trazar la melancolía como mala o extrema. El corazón alegre (con santa, sana y sabia alegría) contribuye a la salud de la persona (Proverbios 14:30; 17:22), pues se siente dichosa, y eso se refleja en el rostro, el cual, aun cuando no sea naturalmente bello, aparece radiante y agradable a los que lo contemplan. En cambio, la melancolía insana es un gran enemigo del hombre: la tristeza del mundo produce muerte (2 Corintios 7:10).
Esa tristeza extrema que no se maneja inteligentemente, traerá pensamientos anormales, incluso que reflejan muerte. La persona se vuelve auto-castigadora, masoquista, toma sus energías negativas y las usa contra sí mismo. Se considera un objeto de autodestrucción en forma cotidiana. Vuelve su vista al pasado y usa sus pensamientos para castigarse así mismo pensando que su vida no es útil para nadie, de aquí los pensamientos suicidas o los deseos de “tirar la toalla”, huir cobardemente de sus responsabilidades y convertirse en un depredador de sí mismo.

4- En el Salmo 77 vemos el estado melancólico del gran David. En algunas frases podemos encontrar las emociones expresadas:
* Al Señor busqué en el día de mi angustia.
* Me acordaba de Dios, y me conmovía; Me quejaba, y desmayaba mi espíritu.
* No me dejabas pegar los ojos; Estaba yo quebrantado, y no hablaba.
* Dije: Enfermedad mía es esta.

Siendo David un gran guerrero, también era un ser humano melancólico que tenía que ir delante de Dios para expresar sus sentimientos y ser libre. Nosotros no somos la excepción, también estamos propensos a sentirnos tristes, deprimidos, sin deseos de seguir adelante en nuestro propósito de vida. Pero debemos saber que Dios sigue estando con nosotros para animarnos hasta llegar a la meta.

5- Las causas de la melancolía son variadas, de hecho, no hay una raíz única, una persona que esta llegando a su etapa de vejez, podrá sentir melancolía porque se siente solo. Alguien con estrés, exceso de trabajo, podrá sentirse en tristeza extrema por no llegar a las metas. Hay personas que tienden a entrar en momentos de melancolía simplemente porque se sienten vulnerables en la vida o por una autoestima baja que no se ha podido superar.
Lo cierto es que todos estamos propensos a sumergirnos en esos momentos donde la tristeza nos gana y vienen esos pensamientos de temor, culpa, donde la frustración se hace presente para empujarnos hacia niveles de pisar los terrenos de la depresión.

APLICACIÓN
¿Cómo nos deshacemos de la melancolía? En realidad no es la idea de sacar una raíz, sino de controlar esos momentos dónde esas emociones nos empujen a los terrenos de la tristeza extrema y de la depresión. Encontrar los motivos de la melancolía nos puede ayudar a tener dominio propio. Cada una de esas áreas que nos hacen vulnerables tiene una respuesta en la Biblia.
Si estamos tristes porque nos faltan recursos debemos recordar que Dios es nuestro proveedor.
Si la melancolía viene por momentos vulnerables en la familia, sabemos que Dios es restaurador.
En el momento que viene la enfermedad, debemos saber que el Señor es nuestro sanador.
Cada asunto que provoca la melancolía tiene una respuesta en la bendita palabra de Dios.

ORACIÓN
Maravilloso Dios y Padre de gloria, estoy tan agradecido por tu inmenso amor, estoy seguro que podré manejar la melancolía a través del poder de tu Palabra. Caminaré seguro tomado de tu mano siguiendo los pasos de mi gran Maestro. Suplico en el poderoso nombre de Jesús que me impartas poder de lo alto para avanzar hacia mi destino profético y cumplir con la comisión para lo cual fui creado. Me esforzaré a ser mejor cada día para tu gloria. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 15: ORGULLO VS HUMILDAD
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos (Mateo 18:4).

PRINCIPIOS
1- La palabra orgullo tiene dos significados: El espíritu de soberbia que se siente superior (una característica negativa). El espíritu de satisfacción placentera de valor adecuado (una característica positiva).
En griego, la palabra huperephanos significa “arrogante, soberbio o con actitud de superioridad” (huper significa “sobre”, phainomai significa “aparecer”). En el Nuevo Testamento, la palabra orgullo casi siempre tiene una connotación negativa, pues comunica altivez, desdén y soberbia. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos (2Timoteo 3:2).

2- La palabra humildad tiene dos significados: Un espíritu de respeto, deferencia y mansedumbre (una característica positiva). Un espíritu de insignificancia, de subordinación y de inferioridad (una característica negativa). En griego, la palabra tapeinos significa “humilde de espíritu o manso”. En el Nuevo Testamento la humildad casi siempre tiene una connotación positiva, pues comunica bajeza (en el buen sentido) o humildad de mente. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos (Mateo 18:4).
Por lo general la persona orgullosa no reconoce sus debilidades, al contrario, se mofa de ser grande y fuerte, aunque cualquier puede ver la falta de virtudes por su orgullo manifestado, él nunca mostrará una cara que le haga sentir débil. Al contrario, la persona humilde muestra sus debilidades sin el menor problema de sentirse humillado o menos que los demás. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte (2Corintios 12:10).

3- Regularmente las personas orgullosas buscan brillar, levantan su autoestima en base a la vanagloria y logros personales. Esto les hace sentir fuertes e importantes. Mientras que las personas humildes hacen todo buscando el beneficio de los demás sin importar cuanto puedan beneficiarse, crecer o ser más grandes. Alábete el extraño, y no tu propia boca; el ajeno, y no los labios tuyos (Proverbios 27:2).
Cuando algo incómodo sucede, la persona orgullosa de inmediato busca defenderse, justifica sus faltas con agresiones y violencia de todo tipo. Los humildes están dispuestos a dejar pasar la ofensa y fácilmente perdonan, sus relaciones son firmes y duraderas. La cordura del hombre detiene su furor, y su honra es pasar por alto la ofensa (Proverbios 19:11).

4- Las personas orgullosas siempre estarán buscando la racionalización, usan el conocimiento adquirido para traer prosperidad. Su filosofía es “tener para ser”. El orgulloso dice: “Cuando más tengo, soy más poderoso”. La perspectiva del mundo es muy diferente a la de Dios. La filosofía del humilde es: “primero soy y luego tengo”, anteponiendo el reino y su justicia antes que las “bondades” que el mundo ofrece.
La sabiduría del orgulloso es el conocimiento aprendido y las normas humanas, no importa el costo de crecer, ni tampoco cuántas personas salgan heridas, para él, lo prioritario es empujar por encima de cualquier cosa hasta llegar a ser más que los demás. Para el humilde la regla de oro es la más importante: El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia (Proverbios 9:10).

5- El orgulloso es independiente, regularmente, es terco y obstinado, solo mira para si mismo y el consejo de las personas sabias no es tan importante. Para el humilde el valor que representa la palabra de Dios es prioridad: El camino del necio es derecho en su opinión; mas el que obedece al consejo es sabio (Proverbios 12:15). Por lo general las personas humildes siempre buscan rodearse de personas sabias que puedan escuchar la voz del Padre, y bajar los diseños divinos para certificar que la senda en la que caminan es la correcta según el plan de Dios.
El orgulloso se preocupa mucho por su imagen y por la aprobación de las personas que le rodean. Cuando ejercen poder sobre los demás les hace sentir mucho más fuertes. Por eso, muchas personas orgullosas buscan cargos de alto nivel para tener poder sobre las personas y asegurar una posición que les de brillo. En cambio el humilde siempre busca la aprobación del cielo. Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo (Gálatas 1:10).

APLICACIÓN
Las personas orgullosas regularmente perciben la humildad como una debilidad. Cuando sienten que están cediendo derechos a los demás les hace sentir que están perdiendo poder y autoridad. Entonces ejercen un mayor control para demostrar que son fuertes. En cambio el humilde toma la humildad como una fortaleza. Servir es un privilegio, levantar a otros es una virtud única, hacer que otros sean más grandes y estén en una mejor posición es su desafío mas alto. Así que, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos (Mateo 18:4).
El orgullo viene de perseguir los valores del mundo. Seguir conceptos de éxito como: Tener altos logros, aceptación, tener bienes y riqueza, desarrollar dones y habilidades, adquirir reconocimientos y que su luz brille en medio de la sociedad. He aquí el hombre que no puso a Dios por su fortaleza, sino que confió en la multitud de sus riquezas, y se mantuvo en su maldad (Salmos 52:7).
En cambio la humildad siempre buscará sacar lo mejor de las personas para servir a los demás con sus bondades, desarrolla capacidades no para engrandecerse así mismo, sino para ser útil a un fin. Dios siempre premiará aquellos que son incondicionales para servir a otros y engrandecer su reino en esta tierra. Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes (Santiago 4:6).

ORACIÓN
Precioso Señor y Dios mío, estoy tan emocionado de vencer el orgullo con la humildad, por favor ayúdame a ser una persona humilde que valora tu presencia y siempre estará listo para servir a las personas que me rodean. Quiero ser un servidor incondicional de tu reino sirviendo con pasión a los demás sin esperar nada a cambio. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

SE LIBRE DE LOS CELOS

Tema 14: SE LIBRE DE LOS CELOS
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa (Santiago3.16).

PRINCIPIOS
1- Los celos nacen del amor y son una emoción natural, pero, ¿son egoístas o piadosos? Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo (2Corintios 11:2). El apóstol Santiago dice que el Espíritu nos anhela celosamente (Santiago 4.15), dando por entendido que en este sentido el celo no es tomado como algo destructivo, sino que nace del amor profundo que se puede tener por algo o alguien.
Dios mismo nos motiva a ese amor profundo y extremo: Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas (Deuteronomio 6:5). Cuando hablamos de ese celo correcto y agradables es cuando amamos con la profundidad que Dios nos demanda, sabiendo que nuestro Padre nos cela con amor.

2- El lado contrario son los celos que NO provienen de un amor profundo y sano, sino de la naturaleza humana. Los celos son algo propio de la naturaleza caída, es normal hasta cierto punto sentir celos en determinadas situaciones. Pero los celos no son normales cuando se vuelven recurrentes, obsesivos o controladores y enfermizos. Las personas celosas cuidan detenidamente todos los detalles de lo que hace o dice la parte celada: controla, persigue, desconfía y pregunta con detalle, porque siente miedo a perder la persona que cela.
Aunque los celos no son una emoción en sí mismos, si producen emociones que quitan la paz y destruyen las relaciones. Vayamos al escenario del sacrificio que presentaron los hermanos Caín y Abel. En Génesis 4.4-5 vemos que la Biblia nos dice que Caín se enojó mucho porque Dios aprobó el sacrificio de su hermano, pero no se agradó del de él. ¡Notemos que la Biblia no habla de celos, sino de enojo! Los celos provocaron el enojo de Caín al punto de llevarlo a un nivel de violencia hasta matar a su hermano.

3- Cuando el adolescente David fue a la guerra fue tan exitoso que las mujeres cataban alabándole aún más que al propio rey Saúl. Esto desató celos terribles del rey contra el joven David, al punto de intentar matarlo. David no le había hecho nada a Saúl, nunca se levantó en su contra, al contrario, le demostró lealtad, sin embargo los celos le llevaron a odiarlo de una manera dramática.
Los celos afectan las relaciones de manera terrible en los matrimonios, hermanos, compañeros, traen división, y provoca emociones tan fuertes como el afectar a otros con violencia. Los celos rompieron, provocaron que los hermanos de José intentaran matarlo, en la Biblia encontraremos muchas historias de los celos destructivos de los cuales debemos ser libres: ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? 2. Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís (Santiago 4.1-2).

4- La base de los celos es la envidia. En la raíz hebrea marca la envidia y los celos como lo mismo. Esto quiere decir que cuando se abre una puerta, un espíritu malo puede provocar tanto celos como envidia. Entender los celos de manera correcta y edificarlos en nuestra vida de manera rápida nos permitirá atacar el problema de manera veraz y efectiva. Entendemos celos como:
* Temor a perder el amor o el afecto de una persona.
* Enojo por lo que otra persona tiene y nosotros no.
* Ansiedad por mantener lo que se tiene. Miedo a perderlo.
Los celos son terribles, descubrirlos no es sencillo porque permanecen en oculto. El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos (Proverbios 14.30).

5- Los celos pueden traer no solo enfermedades físicas, emocionales, mentales, sino destruir por completo las vidas. Sólo los tontos y necios se mueren de celos y envidia. Algunos llegan a prosperar, pero su casa está maldita (Job 5.2-3; TLA). ¡Pero su casa esta maldita! Esto es terrible cuando no se ataca de manera directa para destruir los celos. Cualquier persona puede estar infectada de celos sin darse cuenta. En un de repente los celos brotan con emociones terribles, como el enojo, violencia, tanto que la vida misma queda en peligro a causa de los celos.
Estos celos malignos surgen de la inseguridad y del temor egoísta. Por eso son tan dañinos. Claro que en el matrimonio hay un sentido de pertenencia entre marido y mujer, por eso a nadie le gusta pensar que su cónyuge tiene otra pareja, porque la relación matrimonial no se comparte con nadie más que con la esposa o el esposo; ese es un celo natural que viene de Dios, quien no comparte con nadie Su gloria y Su Iglesia. De esa forma se espera que no compartas a tu pareja con nadie, pero es una pertenencia basada en amor, no en control. Lo que significa que debes amar, no controlar cada paso que da la persona u hostigarla, cansarla con una actitud de inseguridad.

APLICACIÓN
Dios puede ayudarte a erradicar los celos, hay algo nuevo y fresco para ti y para tu familia, pero debemos identificar las áreas débiles que dan lugar al diablo. La clave es actuar con responsabilidad, saber en qué áreas estamos siendo tentados con celos o envidia. ¿Celamos injustamente a nuestra pareja? ¿Tenemos envidia de alguien que tenga más que nosotros? ¿Tenemos celos enfermizos por lo que poseemos? ¿Hay en nuestro corazón envidia por poseer algo que no alcanzamos?
Escudriñar nuestro corazón es el primer paso, el segundo, será erradicar todo pensamiento maligno, y porque no decirlo, si fuese necesario, destruir todo ataque demoniaco o reprender algún espíritu de tormento que haya entrado a nuestra vida.
El otro punto necesario es tener contentamiento con lo que tenemos y agradecer a Dios por todo lo que de su mano recibimos. Si algo necesitamos, lo pedimos con fe sabiendo que nuestro Padre es generoso con sus hijos.

ORACIÓN
Precioso Dios, muchas gracias por tu amor incondicional, ahora entiendo que los celos son correctos cuando amamos como Dios nos ama, pero también entiendo que los celos enfermizos pueden traer destrucción a mi vida. Por favor ayúdame a identificar cuándo tenga esos celos malignos o envidia, quiero ser libre y servirte con todo mi corazón. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

LIBERANDO LA CULPA

Tema 13: LIBERANDO LA CULPA
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

…el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche (Apocalipsis 12:10).

PRINCIPIOS
1- La culpabilidad puede ser una compañera enviada por Dios que le habla al oído con la verdad y lo motiva a arrepentirse y a ser libre, pero la falsa culpa es un enemigo cruel que se encuentran dentro de nosotros y que no nos hace más piadosos, sino que nos hace sentir una tristeza superficial que produce depresión, angustia, impotencia y frustración. Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte (2Corintios 7:10).
Según la palabra hebrea asham, existen tres dimensiones de la verdadera culpa:

  • Culpa significa haber fallado, merece un castigo y demanda un sacrificio.
  • La culpa verdadera es un pecado cometido contra Dios.
  • Cuando pecamos nos sentimos culpables, y debemos pagar una penalidad por nuestra falta con objeto de restaurar nuestro compañerismo con Dios.
    Después que David adulteró con Betsabé, clamó a Dios diciendo: Contra ti, contra ti solo he pecado, y he hecho lo malo delante de tus ojos (Salmos 51:4).

2- La culpabilidad verdadera es resultado del pecado. En el principio, Dios creó al hombre y la mujer a su imagen. Esto significa que fuimos diseñados para reflejar el carácter divino en todo lo que hacemos. Por tanto, la culpa resulta de cualquier acto que cometemos contra lo que es Dios. Esos actos son una afrenta para el Señor y él los considera pecados. David confesó: Yo he pecado gravemente por haber hecho esto; mas ahora, oh Jehová, te ruego que quites el pecado de tu siervo, porque yo he hecho muy neciamente (2Samuel 24:10).
La culpabilidad es la condición en que estamos cuando pecamos. La culpa es un hecho, no un sentimiento. Todos somos culpables porque hemos fallado. La Biblia hace hincapié en que todos somos responsables de nuestro comportamiento y en última instancia, daremos cuentas a Dios. Esto se aplica a la vida cotidiana.

3- La culpa falsa se basa en sentimientos que nos condenan porque no hemos cumplido con las expectativas que teníamos o que otros tenían de nosotros.

  • La culpa falsa surge cuando usted se condena a sí mismo aunque no haya hecho nada malo o cuando se sigue culpando aun después de haber confesado y abandonado su pecado.
  • La culpa falsa lo mantiene esclavizado bajo tres armas poderosas la VERGÜENZA, el TEMOR y el ENOJO.
    Es irónico que la confesión no resuelva la culpa falsa. Apocalipsis 12:10 dice que Satanás es “el acusador de nuestros hermanos”. A él le encanta poner sobre los creyentes el peso de la culpa falsa y la auto condena. Algunas de sus estrategias favoritas son: Traer a memoria el pasado, recordarnos nuestros fracasos, y convencernos de que Dios no puede perdonarnos ni aceptarnos… el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche (Apocalipsis 12:10).

4- La culpa y la vergüenza no son lo mismo. La vergüenza es una emoción dolorosa provocada por un sentido de culpabilidad muy fuerte. La vergüenza se experimenta cuando la culpabilidad nos empuja a sentirnos que somos malos. La vergüenza no se basa en lo que hacemos sino en lo que somos. Esto provoca el sentirnos devaluados en lo que somos, un constante temor a ser abandonados y rechazados. Las cicatrices provocadas por la vergüenza son terribles y pueden durar toda la vida. Si fuere malo, ¡ay de mí! Y si fuere justo, no levantaré mi cabeza (Job 10:15).
La vergüenza y el temor son parientes cercanos y se originan cuando se recibe una disciplina muy rígida y se muestran actitudes degradantes. El miedo surge sin ser notado como producto de la culpa falsa. Siempre que la vergüenza nos amenaza también experimentamos el miedo por no ser dignos, al rechazo, al castigo, a la soledad. Sin embargo sabemos que la Escritura dice: Dios es amor… En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor (1 Juan 4:16-18).

5- ¿Qué tiene que ver el enojo con la culpa? El enojo es la forma normal en que combatimos los sentimientos de culpa. Ésta última se pone en contacto con nuestra antena emocional y nos envía mensajes de vergüenza. Cuando la avergüenza viene por algo malo que se hizo, aflora la temida amenaza de rechazo, y el enojo se convierte en el arma más cercana para atacar a las personas que descubren la falta, o lo que se siente como peligro.
El papel que juega el enojo para desbaratar las relaciones es aún menos evidente. Puesto que la ira es una emoción amenazante y peligrosa, a menudo tratamos de esconderla manteniendo el control de las cosas. La necesidad de controlar lo que nos rodea provocada por el enojo escondido es donde la culpa falsa surge como el enemigo más manipulador y engañoso para convertirnos en destructores.

APLICACIÓN
¿Cómo nos deshacemos de la culpa falsa? En primer lugar, debemos trabajar en nuestra conciencia, liberarla de toda contaminación para discernir lo que es correcto y trabajar de la mano del Espíritu Santo en practicar la verdad como un principio de vida en el diario vivir.
En segundo lugar, la culpa viene cuando no cumplimos con nuestras expectativas, entonces, debemos trabajar en planes reales y que podamos cumplir, evaluar nuestro desarrollo desde el perfil de nuestra competencia real.
En tercer lugar, una raíz de la culpa falsa son los sentimientos inexactos que han tomado el control de nuestros procesos de pensamiento. Esos patrones de pensamiento y en última instancia nuestro sistema principal de convicciones, dañan nuestro concepto de Dios. La respuesta es afianzar fuertemente los principios y valores del reino de Dios para caminar en su justicia de manera permanente.

ORACIÓN
Señor amado, hoy estoy clamando por mi liberación de la culpa, se que debo cambiar mi perspectiva de la vida y la forma como enfrento mi futuro. Necesito de tu ayuda para lograr avanzar en un mundo imperfecto que siempre estará para desviarme de mis principios y valores, pero estoy dispuesto a a crecer y avanzar tomado de tu mano poderosa. Gracias por permitirme ver tu gloria manifestada en mi vida. Caminaré firme hacia mi destino sabiendo tu estás conmigo. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

DESTRUYE LA FRUSTRACIÓN

Tema 12: DESTRUYE LA FRUSTRACIÓN
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

Hoy también hablaré con amargura; Porque es más grave mi llaga que mi gemido (Job 23.2).

PRINCIPIOS
1- Superar la frustración no siempre es fácil. Es un sentimiento que aparece en nuestras vidas cuando no conseguimos realizar nuestros proyectos, sueños y deseos. Todos la conocemos, en algún momento hemos caminado con ella, aun así es una incómoda compañera de viaje, ya que no te permite volver a soñar, ni a imaginar nuevos proyectos. Los sentimientos que la acompañan van relacionados con el momento personal que vivamos, aumentando así los sentimientos de ineficacia, de bajo auto-concepto personal, de complejos, falta de motivación e ilusiones, de fracasos.
¡La frustración es un estado emocional impresionante, porque tiende a sacar lo peor de quien está frustrado! Cuando nos acompaña el sentimiento de frustración, en el camino aparece el miedo al fracaso: ¿Y si no lo consigo de nuevo?; ¡Será mejor que ni lo vuelva a intentar!; ¡Aunque lo intente, fracasaré otra vez! Cuando logremos deshacernos de este sentimiento, volveremos de nuevo a desear, proyectar y emprender de nuevo, la búsqueda de nuestros sueños. 

2- La frustración te hace sentir mal y los mecanismos de defensa son dañinos, a veces son reacciones inconscientes como los gritos, agresiones verbales y físicas, tirar objetos, recordar el pasado. Las emociones son el termómetro que te informa en que nivel de frustración te encuentras, y debemos discernir muy bien lo que debes hacer para lograr avanzar hacia una vida sana. La frustración no solo trae agitación en nuestras emociones sino que produce enfermedades físicas como migrañas, insomnio, alteraciones nerviosas.
La tolerancia está relacionada con el tiempo que tardas en reaccionar a la presión, al estrés que experimentas cuando las cosas no salen como deseas. El nivel de frustración esta asociado con el tiempo en que tardamos de manejar la frustración. Debemos ser creativos para hacer frente a los desafíos, comenzar con metas pequeñas y avanzar hacia metas mayores. Me gustó esta definición de un escritor: Frustración es un sentimiento de tristeza, decepción y rabia ante la imposibilidad de satisfacer un deseo o una necesidad.

3- ¿Cómo nos damos cuenta que la frustración esta tocando a nuestra puerta?

  • Cuando tu dinero no rinde, cuando las cuentas te ahogan, cuando las deudas te tienen acorralado y haces todo lo posible para salir de ellas pero sin lograrlo, entonces la frustración esta tocando a la puerta de nuestra vida.
  • Cuando la enfermedad golpea tu vida y los médicos no saben que hacer, haz probado todos los medicamentos, los exámenes no dan buenos resultados y los tratamiento no funcionan. Entonces el sentimiento ha llegado a instalarse en tu interior.
  • Cuando sabes que ese hábito nocivo te está matando pero igual lo sigues practicando, te enojas contigo mismo porque sabes que debes dejarlo pero ahí vas de nuevo, lo vuelves a hacer vez tras vez; entonces la frustración te atrapa.
  • Cuando te esfuerzas por sacar adelante tu negocio, trabajo o proyecto pero las cosas no se dan, oras, declaras, ayunas y haces todas las estrategias comerciales que debes hacer pero aún así no pasa nada, entonces la frustración hace su aparición.

4- Regularmente la frustración es un proceso por el cual todos pasamos. Todos estamos propensos a ser atrapados por la frustración. Observa el proceso de Job:

  • La historia de Job es bien conocida. Él lo perdió todo, hijos, salud física, salud emocional, posesiones materiales y estatus social. El proceso inicia cuando Job tomó su situación con increíble entereza: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito (Job 1:21).
  • Al pasar el tiempo su estado anímico cambió drásticamente sumiéndose en una depresión peligrosa al punto de creer que Dios mismo lo había sentenciado: Pero ahora tú me has fatigado… Su furor me despedazó, y me ha sido contrario; Crujió sus dientes contra mí; Contra mí aguzó sus ojos mi enemigo (Job 16:7-9).
  • La frustración a tomado lugar en el corazón de Job: Pasaron mis días, fueron arrancados mis pensamientos, los designios de mi corazón (Job 17:11).
  • Ahora la frustración atrae a un compañero terrible: ¡La impotencia! Cercó de vallado mi camino, y no pasaré; Y sobre mis veredas puso tinieblas (Job 19:8).
  • Esa impotencia producirá un espíritu amargo que atrae la muerte en todos sentidos: Hoy también hablaré con amargura; Porque es más grave mi llaga que mi gemido (Job 23.2).

APLICACIÓN
¿Cómo enfrento la frustración?

  • Toma en cuenta que los tiempos buenos y malos nos ayudan para bien. Por eso, cuando vengan los buenos tiempos, disfrútalos; pero cuando lleguen los tiempos malos ponte a pensar que todo viene de Dios, y que nunca sabemos lo que nos espera (Eclesiastés 7.14).
  • No permitas que la frustración se instale en tu casa. Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia (Efesios 4.31).
  • Aprende de la frustración, es posible que Dios te este enseñando algo. Y sabemos que a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien (Romanos 8:28).
  • Toma las cosas con un espíritu positivo. No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres (Proverbios 17:22).
  • Alaba a Dios en todo tiempo, la alabanza nos libera. Siete veces al día te alabo, a causa de tus justas ordenanzas (Salmos 119:164). En vez de quejarte, alaba; en vez de deprimirte declárate victorioso; en vez de enojarte di: ¡todo lo puedo en Cristo que me fortalece! (Filipenses 4:13).
  • Espera lo mejor de Dios para tu vida. Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis (Jeremías 29.11).

ORACIÓN
Eterno y poderoso Padre de gloria, acepto que muchas veces me he frustrado con sentimientos de derrota que me han llevado a momentos de depresión, se también que no tengo más opciones que acudir a tu presencia para ser liberado de toda presión y saber que tus pensamientos son de paz y no de mal, se que debo esperar lo mejor de ti. Gracias por darme la oportunidad de ver tu mano poderosa a mi favor. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply

Tema 11: CONTROLA LA IRA
Capítulo 6: SALUD INTEGRAL
Serie: SABIDURÍA PARA VIVIR

El que fácilmente se enoja hará locuras (Proverbios 14:17).

PRINCIPIOS
1- Un día en que Caín y Abel estaban juntos en el campo, Caín se levantó contra su hermano y lo asesinó. Así, el primer hombre nacido en este mundo se hizo asesino porque no controló su ira. Igual a Caín, todos los seres humanos tenemos al “león” de la ira dentro de nosotros. Debemos controlarlo, o él nos controlará a nosotros. Dios no ha dicho qué nunca debemos enojarnos, pero nos ha advertido del peligro de la ira descontrolada. La Biblia dice: Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo (Efesios 4:26).
La ira es la mas violenta de las emociones humanas. Debido a que involucra sentimientos tan fuertes, la ira está muy cerca del pecado. Todos estamos propensos a pecar a causa de no controlar los impulsos emocionales que provocan las explosiones de enojo que terminan en acciones violentas.

2- La ira no siempre es pecado. Hay un tipo de ira que la Biblia aprueba a menudo, llamada “justa indignación”. En Marcos 3.5 vemos que Jesús miró a los presentes con enojo cuándo sanó al hombre de la mano seca. En Efesios 4.5, el apóstol Pablo sugiere que los creyentes podemos airarnos. En el Nuevo Testamento se usan dos palabras griegas para la palabra “ira”,
una significa “pasión, energía”, y la otra significa “agitado, hirviendo”. Bíblicamente, la ira es una energía dada por Dios con la intención de ayudarnos a resolver problemas. Ejemplos de ira bíblica incluyen la confrontación de Pablo con Pedro, por su mal ejemplo (Gálatas 2.11-14). Vemos a nuestro Señor Jesús airado por la manera en que algunos judíos habían corrompido la adoración en el templo de Dios en Jerusalén (Juan 2.13-18). Nótese que ninguno de estos ejemplos de ira involucró la auto-defensa, sino la defensa de otros, o de un principio. 

3- La ira se vuelve pecado cuando:

  • Es motivada por el egoísmo: Porque en la ira del hombre no obra la justicia de Dios (Santiago 1.20).
  • El objetivo de Dios es distorsionado: No seáis tropiezo ni a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios (1 Corintios 10.32).
  • Cuando se deja que la ira persista: Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo (Efesios 4.26-27).
  • Efesios 4.15,29 dice que debemos hablar la verdad en amor y usar nuestras palabras para edificar a otros, y no permitir que salgan de nuestra boca palabras corrompidas o destructivas.
  • La ira se vuelve pecado cuando se le permite desbordarse sin restricción, dando como resultado un escenario en el que todos a su alrededor resultan lastimados: El necio da rienda suelta a toda su ira (Proverbios 29.11).
  • La ira también se vuelve pecado cuando se rehúsa a ser tranquilizado, guarda rencor, o lo guarda todo en su interior: El que fácilmente se enoja hará locuras (Proverbios 14:17).
  • Esto puede causar depresión e irritabilidad por cosas pequeñas, con frecuencia con cosas sin relación alguna con el problema de fondo. 

4- Hay tres cosas que podemos hacer con nuestra ira. En primer lugar, podemos expresarla. La Biblia no dice que nunca nos enojaremos o expresaremos la ira, la realidad es que podemos expresar la ira pero no permitir que sea la puerta al pecado. Cuando nos enojamos tanto que deseamos arremeter contra alguien y herirlo, estamos cometiendo un gran pecado. No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios (Eclesiastés 7:9).
En segundo lugar, podemos suprimirla o guardarla dentro. Hay personas que se enojan y expresan su furia abiertamente. Otras, tienen los mismos sentimientos de ira, pero logran guardarlos dentro de sí. Cuando retenemos la ira, hay emociones que serán heridas, tanto que se convierten en amargura del alma.
En tercer lugar, podemos confesarla con Dios y con las personas. Desahogarnos sin pecar, expresar nuestro malestar antes de que la ira nos controle para provocar explosiones violentas. Dios nos ayuda a controlar lo que hablamos o expresamos a través de las expresiones corporales.
La realidad es que la mayoría de las ocaciones lo que nos molesta no es para tanto, no es tan importante como pensamos. El Espíritu Santo nos traerá sabiduría para detener nuestros impulsos violentos.

APLICACIÓN
No importa cuántas veces pierdas el control, debes arreglar las cosas con los demás cada vez que te sientas ofendido o con ganas de contestar al que te incomodó. Esto te ayudará a ser humilde y a ver el daño que haces con tu mal genio. Llamamos prudencia al hecho de adelantarnos a las consecuencias de nuestros actos. La ira puede provocar la ruptura de relaciones, agresiones a personas que nos aman, tomar malas decisiones. Cuando estamos molestos, lo mejor es calmarnos y esperar la tranquilidad para tratar con las incomodidades.
La realidad es que la ira es una puerta a enfermedades mentales a través de las emociones dañadas, pero también a enfermedades físicas como es la migraña, malestares gastrointestinales. El mal genio produce malas relaciones y rupturas con las personas que más amas. Lo mejor es caminar con sabiduría en todas las acciones que emprendemos.

ORACIÓN
Maravilloso Señor y Creador mío, estoy dispuesto a luchar para que el hombre viejo sea renovado para caminar en la sabiduría que el Espíritu me imparte. Reconozco que muchas veces soy egoísta y manejo el enojo de una manera incorrecta, definitivamente no quiero hacer daño a las personas que me rodean ni tampoco echarle la culpa a nadie a causa de mi debilidad al manejar la ira. Por favor ayúdame a crecer y ser sabio para manejar el enojo de manera sabia. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply