UNA IDEA EN UNA SOCIEDAD FRÁGIL

Tema 04: UNA IDEA EN UNA SOCIEDAD FRÁGIL
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos; como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios. Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey. (1 Pedro 2.15–17).

“Fundamentos fuertes levantan edificios sólidos con grandeza”

PRINCIPIOS
1- El ser humano tiene motivadores básicos en la vida que determinan su “modus vivendis”, su manera de vivir y caminar en este mundo. ¡Uno de ellos se llama “libertad”! Este motivador nos impulsa, motiva, desafía, a lograr la expresión total de nuestro ser. Algunos han ligado la libertad con el humanismo, has lo que quieres, lo que te gusta, lo que te satisface, esto produce un pobre nivel moral, pero no importa, la clave es la libertad que nos traer el “sentirnos bien”. La búsqueda de la libertad personal es el motivador más fuerte en la conciencia del ser humano.

2- El sueño de libertad conlleva maximizar nuestro potencial como ideal, ser más teniendo más, ser grande y digno basados en nuestras conquistas humanas. Esto es aceptado como la norma principal de una sociedad “libre”. El gran apóstol Pedro escribe que seamos libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo (1Pedro 2.16). La norma de la libertad debería estar asociada con los principios (preceptos) que el Creador ha determinado para que nuestra felicidad sea pura, total, no ficticia.

3- Vivimos en una sociedad que se ha equivocado en esa búsqueda de la libertad, sus valores han sido devaluados para traer un bajo nivel moral, plagada por las inconsistencias de la desigualdad, el racismo, prejuicio, injusticia, corrupción, envidia, abuso, una clara disparidad entre “lo que tenemos” y “lo que no tenemos”. Al final, la humanidad ha quedado atrapada por su propia búsqueda de libertad en un frágil esquema moral que estanca, en lugar de prosperar.

Vivir en este mundo tan frágil y tan libre nos hace vulnerables y nos invita a ser parte de una sociedad corrompida. Por eso el apóstol nos invita: Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca (1Pedro 2.21-22).

4- La invitación apostólica es que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos. ¡Cuán difícil es caminar en donde no hay fundamento sólido! Cuán difícil es “nadar en el pantano”, el ideal en este mundo es hacer lo mejor que podamos, emparejando nuestra vida a los débiles sistemas morales de una sociedad tan frágil que se parte en la más mínima opresión, sin un futuro cierto que traiga una luz de prosperidad seria, fuerte, sólida, que nos permita esa grandeza sustentable y una dignidad verdadera.

APLICACIÓN
He tenido el privilegio de viajar por muchas naciones y he podido conocer razas, culturas, gente en la política, empresarios, artistas, gente común y gente sentada en sillas de autoridad, y me doy cuenta que la búsqueda del ser humano sigue siendo la misma, de hecho, sin importar, nación, creencia, estatus social, expresión de fe, todo ser viviente sigue buscando con anhelo a un ser soberano creador de todas cosas, que nos ha dejado preceptos, ideas, formas de vida que nos traiga felicidad y sustento para cumplir con ese diseño que esta en nuestra interior y clama por salir al cumplimiento de su comisión en la sociedad donde nos desarrollamos.

La religión es el intento del hombre por responder a su deseo de hallar algún tipo de relación significativa, y posiblemente íntima, con un ese ser supremo, mientras intenta encontrarle algún sentido razonable a la vida. El gran Pablo se encontró con esta misma inquietud cuando pasó por Atenas: Porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio (Hechos 17.23).

DECLARACIÓN DE FE
Queriendo ser fuerte soy demasiado débil; queriendo ser sabio, me doy cuenta que soy ignorante; suponiendo que sé mucho, me doy cuenta de cuantos vacíos tengo en la vida; pero una cosa sé, que la sabiduría de mi Creador me ayudará a lograr la luz para lograr la grandeza para la cual fui creado. Amén!

ORACIÓN
El Dios que muchas personas están tratando de conocer es el que esta en mi corazón, a quien cada día busco desesperadamente para estar en su hermosa presencia. Él es mi fuente, sé que estoy peleando la buena batalla de fe para lograr conquistar mi destino y vivir en la grandeza que el Padre ha determinado para mí y ser una persona digna en esta tierra. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply