Tema 26: TRASLADO AL REINO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo (Colosenses 1.13).

“Somos trasladados de la potestad (poder) de las tinieblas al reino de Cristo”

PRINCIPIOS
1- Aunque Pablo se estaba dirigiendo a creyentes, muchos todavía necesitaban experimentar un cambio de mentalidad. Aunque eran hijos de Dios por la fe, todavía estaban atrapados en la “mentalidad de chiquero” y en pensar como esclavos. Esta es una verdad que necesitamos considerar detenidamente hoy. Es posible que una persona sea “salva”, pero no “convertida o trasladada al reino”. La salvación ocurre instantáneamente; es una transacción espiritual en la cual nuestros pecados son limpiados por la sangre de Jesús, porque confiamos en él por la fe.

2- El traslado al reino es un poco más complejo. El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo (Colosenses 1.13). Es como mudarse de repente de una choza destartalada a una mansión, llevamos todos nuestros viejos hábitos y mentalidad de “choza” con nosotros, y ellos van cambiando gradualmente con el correr del tiempo. Este traslado es similar a pasar del desierto a Cannán, cuarenta años dando vueltas en el desierto para luego entrar a poseer la herencia.

3- Cuando Pablo dice que deberíamos “ofrecer nuestros cuerpos como sacrificio vivo”, está diciendo que traigamos nuestros cuerpos bajo control. Dejar de beber, robar, fumar, mentir, drogarse; dejar de involucrarse en actividades sexuales ilícitas o inmorales; dejar de juguetear con la pornografía, romper toda relación tóxica; poner nuestros cuerpos bajo sujeción, mantener nuestros cuerpos y nuestras mentes en pureza. ¡Para lograr todo esto necesitamos un cambio de mentalidad!

4- Es importante que aprendamos a tener dominio propio, gobernar nuestro “ser” por completo, porque la casa legítima del Espíritu Santo. Nuestro Padre espera que pongamos nuestros cuerpos bajo sujeción y que los presentemos ante él como sacrificio vivo de los cuales pueda recibir gran gloria y honor. Imposible lograr gobernar un cuerpo nuevo con una mentalidad vieja. Es terrible darnos cuenta que el potencial que tenemos en estas vasijas de barro puede estar siendo desperdiciado porque no hemos cambiado nuestra mentalidad para ser traslados al reino.

5- Pablo dice luego que necesitamos ser “transformados por medio de la renovación de nuestra mente”. ¿Qué significa eso? Su punto central es que aunque los creyentes hayamos nacido de nuevo, todavía tenemos un problema mental. Tenemos el Espíritu Santo, pero no la mente del Espíritu Santo. Necesitamos cambiar nuestra forma de pensar. La palabra griega metamorphoo (de la cual proviene el término en castellano metamorfosis) significa literalmente “hacer un cambio completo y total”. La transformación de la cual Pablo habla aquí incluye una completa revolución de nuestro estado mental. ¡Esto es parte del traslado al reino!

APLICACIÓN
Tenemos que aprender a cambiar nuestro pensamiento, no pensar como un perdedor y un don nadie sino como un ganador y un hijo del Padre. Eso es lo que Pablo está diciéndonos a todos nosotros. Debemos aprender a pensar como reyes nuevamente, incorporar la actitud y el espíritu de reyes. Por esa razón, la ciudadanía del reino se trata de liderazgo. Se trata de realeza y de gobernar un dominio. La ciudadanía del reino se trata de reconocer nuestro lugar y nuestros derechos en Cristo como ciudadanos del reino de Dios, y de reclamar esos derechos para poder cumplir el propósito en este mundo. Se trata de tomar nuevamente lo que una vez se perdió por causa de nuestro pecado y desobediencia. Nuestra fe en el Reino está basada en reclamar y vivir en nuestro mandato de dominio.

DECLARACIÓN DE FE
He sido trasladado al reino de Cristo, ahora debo trabajar en mi mentalidad en que debo operar para tener el dominio que el Padre me ha entregado. Decido caminar en poder y gloria, manifestar el poder del cielo en la tierra y hacer señales donde mi Padre sea glorificado. Amén!!

ORACIÓN
Precioso Señor y Dios, glorioso Padre celestial, muchas gracias por permitirme conocer esta maravillosa idea para ponerme como representante del cielo en la Tierra, estoy listo para caminar tomado de tu mano y ver tu gloria, manifestar tu poder para avanzar más rápido que las tinieblas. Es más grande el que está en mí, que el que está en el mundo, tomaré autoridad para destruir toda obra maligna que se levante para detenerme. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply