Tema 14: RELIGIÓN O REINO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados (Colosenses 1.13-14).

“Somos traslados al reino por medio de la sangre de Jesús”

PRINCIPIOS
1- Desde el momento en que se soltó esta calamidad de la rebelión del hombre contra el gobierno de su reino celestial, la religión ha sido un intento en vano por recuperar la presencia de Dios o compensar la pérdida. Por lo tanto, la religión representa cada actividad de la humanidad en su búsqueda egoísta de Dios y del Reino, ya sea a través de la cienciología, bahaismo, islamismo, budismo, confucianismo, sintoísmo, animismo, unitarianismo, ateísmo o cualquier otra filosofía terminada en “ismo”.

2- La principal motivación es re-descubrir y recibir lo que perdió: ¡El reino de Dios! No importa qué nombre le pongamos, todas las religiones son un ejercicio inútil, ya que expresan el frustrante y vano intento por recobrar lo que se perdió. La humanidad enfrenta un dilema terrible: no importa con cuanto esfuerzo lo intentemos, nunca podremos hallar a un Dios infinito que usa los recursos humanos finitos llamados religión.

3- Afortunadamente para nosotros, Dios solucionó el problema por su cuenta, ya que era el único que podía hacerlo. En su omnisciencia -su naturaleza de conocer todas las cosas-, Dios sabía antes de que el mundo comenzara que nunca lo hallaríamos a Él sin su ayuda. Por lo cual, se lanzó en un viaje. Salió a buscarnos. Dios es el buscador, y nosotros somos los objetos de su búsqueda. En vez de permitirnos pasar nuestras vidas en continua frustración, tratando de alcanzarlo y tocarlo, él descendió para tomarnos a nosotros. Su deseo y propósito fue llevarnos de regreso a una relación con Eél y devolvernos el reino perdido.

4- La religión es simplemente la búsqueda de Dios por parte del hombre. No interesa cuán comprometida, dedicada, leal, fiel, ferviente, activa o compleja pueda llegar a ser esa búsqueda, siempre que el hombre esté todavía buscando significa que todavía no ha hallado el reino. Es como un pez fuera del agua. Este vacío no puede ser sustituido con aceite, gasolina, jugo de naranja, leche o alcohol. La religión es el sustituto del hombre para el reino, y ese es el motivo por el cual nunca podrá satisfacerlo. ¡Solamente el reino de Dios puede resolver el problema eterno del hombre!

5- La religión está diseñada para mantenernos muy ocupados como para cumplir con la misión en el reino. Tal vez esa sea la razón por la que la religión tiene tantas actividades asociadas a ella. Es trabajo arduo, y su trabajo es su recompensa.
Tal vez con este conocimiento, ahora las palabras de Jesús resulten más comprensibles para nosotros: Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece. Dichosos los que lloran, porque serán consolados. Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados (Mateo 5:3-6).

APLICACIÓN
El mensaje de Jesús es vigente para todos nosotros: Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana (Mateo 11:28-30). Estas simples han cambiado vidas por estos miles de años, lo seguirán haciendo en el futuro, porque por su gracia somos trasladados de la potestad de las tinieblas al reino de su luz admirable (Colosenses 1.13.14).

DECLARACIÓN DE FE
Avanzaré bajo el poder de la gloria de mi Señor, ahora no estoy bajo el poder de las tinieblas, he sido trasladado al reino de su luz admirable, caminaré en fe demostrando el poder que actúa poderosamente en mí. Amén!

ORACIÓN
Precioso y eterno Creador, estoy humillado ante tu presencia reconociendo que tu eres mi Señor y Dios, estoy seguro que nada me puede apartar de tu amor, estoy dispuesto aprender cada día como operar el poder de tu reino y vivir para servirte y ser útil en los planes que tienes para este mundo. Gracias por esta gloriosa oportunidad. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply