Tema 05: PODER EN LA IDEA
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros (Efesios 3.20).

La fuente de la idea esta cargada de poder”

PRINCIPIOS
1- El ser humano obsesionado por lograr que esa idea maravillosa sea establecida, esta anhelante de encontrar el poder para tener dominio. Dios dijo: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra (Génesis 1.26). El Creador establece poder en la “criatura”, el mismo poder de la fuente, poder creativo para tener dominio sobre todo en la tierra.

2- Por más que el hombre se ha esforzado, todavía no ha encontrado la habilidad de alcanzar el dominio y poder sobre muchas cosas aquí́ en la Tierra. De hecho, a la luz de todos los males sociales incontrolables, epidemias de salud, conflictos militares y políticos, incertidumbres económicas, guerras religiosas y destrucción del medioambiente, parece que el avance del hombre fuera una evolución hacia atrás en lugar de ir hacia adelante. Por esto, dice el apóstol que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora (Romanos 8.22).

3- El espíritu humano gime por un mundo que pueda controlar, donde las circunstancias estén a merced de su voluntad. Ese es el mayor anhelo humano. Es, además, el origen y la motivación del desarrollo espiritual y la práctica religiosa. El espíritu humano está poseído por este deseo de dominar, reinar y controlar el mundo personal y el entorno. El hombre está en la búsqueda del poder de dominio absoluto. Este deseo de poder es inherente al espíritu humano. Para comprenderlo, es necesario entender el propósito original y el diseño de la humanidad, y la misión para la cual fue creada. Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra (Génesis 1.28).

4- El hombre es el acto de coronación de un Creador intencional. Existe como co-rregente de Dios en un mundo creado para él. Al examinar a la humanidad, descubriremos la belleza y el misterio del propósito de Dios para toda la creación. Parece ser que el fin de todas las cosas será descubierto en el comienzo de todas las cosas.

Imposible tratar de entender la idea del Creador sin conocerle a él primero. Conocemos a las personas y enseguida conocemos sus ideas, preceptos, acciones. Cada acción determina una intención, cuando conocemos el corazón íntimamente podremos entender los motivos de todas las cosas. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él (Colosenses 1.16).

APLICACIÓN
La motivación no es encontrar ese poder que el Creador a dado al hombre, sino encontrar al Creador que nos ha dado aliento de vida, conocerle, y saber que nuestro diseño es único y tiene un propósito divino para cumplir en esta tierra. ¿Cuántas oportunidades tendremos para alinear nuestros pensamientos con los preceptos, ideas, de la fuente de poder? ¡Aprovechemos la primera que tengamos a la mano!

DECLARACIÓN DE FE
La búsqueda incesante de mi corazón deberá ser, a partir de hoy, encontrar la fuente de esa idea maravillosa de crear al ser humano. El Creador de todas las cosas siempre estará dispuesto para tener un contacto con sus criaturas, así que me ocuparé de buscarle con todo mi corazón. Amén!

ORACIÓN
El poder creativo de mi Padre esta en mí, opera poderosamente para dar testimonio de mi Señor y salvador, haré obras de poder en su bendito nombre y lucharé cada día para mantenerme íntegro delante de su presencia. Las mejores noticias están viviendo ahora mismo, los pensamientos de mi Padre son de bien y no de mal. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!!

Leave a reply