Tema 10: PARA TENER DOMINIO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra (Génesis 1.26).

“El plan perfecto de Dios es que el ser humano domine en la Tierra”

PRINCIPIOS
1- El Creador dijo que “ellos” tengan DOMINIO sobre la Tierra. Esta declaración contiene el secreto de la transferencia de poder y autoridad de Dios al hombre, del cielo a la Tierra, y del mundo invisible al visible. Este es el fundamento de la delegación divina al hombre de la responsabilidad de administrar y gobernar la Tierra. Dios pone el poder creativo en el ser humano para ejercer dominio sobre todos los seres vivientes y la naturaleza creada.

2- La NATURALEZA de santidad e integridad de Dios no le permite violar sus propias palabras. Por lo tanto, cuando Dios le dio instrucciones a Adán y Eva, estableció las condiciones de su relación con la Tierra a través de la humanidad. Dios gobierna la Tierra a través del ser humano creado y hecho, de tal manera que todo lo que quiera hacer en este mundo lo hará por medio de nosotros. ¡Qué responsabilidad! Dios nos entrega las virtudes para tener dominio esperando que seamos responsables de cumplir con esta misión.

3- Él no dijo que “nosotros” tengamos DOMINIO sobre la Tierra por nuestra propia cuenta. Esto le hubiera otorgado al ser humano el acceso legítimo a ella sin referencia alguna de parte del Creador, sino que estableció a la humanidad como la única autoridad legal sobre la Tierra, delegada condicionalmente, con el poder “de abogados” ó legisladores para actuar en representación de Él.
El ser humano todo lo hace guiado por el Creador, quien espera que nosotros rindamos cuentas de lo que hacemos, bajo su supervisión y aprobación.

4-Tal vez esta sea la razón por la que Dios nunca ha hecho nada sobre la Tierra sin la cooperación de una entidad humana y sea también la razón de su necesidad de entrar en la raza humana como hombre. Como consecuencia, hizo a Jesús -el hombre-, Cristo -el Dios-, el legítimo gobernante sobre la Tierra. ¡Este es el poder que la humanidad tiene sobre el planeta! Usar este poder es nuestra responsabilidad.

5-Que ellos TENGAN dominio. Este es el principio más fundamental para entender la naturaleza y los deseos de Dios para el hombre. Aquí el Creador expresa clara y enfáticamente por qué creó al ser humano. No deja sombra de dudas respecto de lo que lo motivó a crearlo y de sus expectativas sobre el comportamiento de la raza. También establece la misión del hombre y la norma del éxito para su existencia. La palabra dominio echa los cimientos del concepto del REINO, al relacionarse con el propósito y plan de Dios para la especie humana.

APLICACIÓN
¡Qué responsabilidad! Dios nos entrega el dominio y las virtudes para llevar a cabo la tarea, pero también nos hace responsables de operar correctamente este poder y dar los frutos para el cual fuimos creados y puestos en un lugar estratégico en este mundo. De esta manera, todo lo que hacemos estará dirigido hacia este esfuerzo. Los frutos que demos siempre estarán conectados con la responsabilidad y la disciplina de operar en las virtudes del poder que actúa poderosamente en cada uno de los hijos de Dios. Para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí (Colosenses 1.29).

DECLARACIÓN DE FE
Desde la eternidad fui escogido para operar este gran poder que el Padre me ha delegado, necesito ser disciplinado para dar los frutos que el Padre espera de mí, por lo que, a partir de este momento, seré más responsable de cumplir con las funciones que me ha otorgado y rendir buenas cuentas de todo lo que haga. Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Dios, hoy mismo estoy delante de tu presencia para agradecerte de esta gloriosa oportunidad de tener dominio en esta tierra. Sé que me has dado todo lo necesario para ejecutar este poder y ser productivo en todo lo que haga, quiero rendir buenas cuentas de la función que me has delegado en este mundo. Ayúdame a operar correctamente estas virtudes y ser fiel en cada momento. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply