LÍMITES EN EL DOMINIO

Tema 11: LÍMITES EN EL DOMINIO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra (Apocalipsis 5.10).

“Somos una raza de reyes para gobernar colectivamente este planeta llamado Tierra”

PRINCIPIOS
1- Sobre los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, la Tierra y todo lo que se ARRASTRA sobre el suelo. Esta declaración es crucial en tanto que define la naturaleza y los límites del gobierno de la humanidad. Es interesante observar que la entidad humana no está incluida en el contexto del dominio del hombre. Eso implica que Dios el Creador nunca tuvo la intención de que el hombre reinara sobre o dominara a los de su propia clase, sino en cambio, que lo hiciera sobre la creación y los recursos de la Tierra.

2- La primera declaración del Creador respecto del propósito del hombre en la creación está escondida en esta palabra: DOMINIO. Las palabras dominio o gobierno son sinónimos y toman su significado de la misma raíz. Los términos hebreos de donde proviene el concepto de reino son mashal, mamlahah y malhut, y el derivado griego es la palabra basileia. Las definiciones de estas palabras incluyen “regir”, “soberanía”, “reinar”, “reino”, “dominar”, “ser rey”, “gobierno real” y “regio”.

El término mamlahah también abarca el área y el pueblo que constituyen un “reino”. Es importante notar que el concepto de “rey” consideraba al regente (gobernador) como la encarnación del reino. El rey era visto como el “símbolo” del reino propiamente dicho, y personificaba la gloria del reino.

3- Recibir dominio significa ser establecido como soberano, gobernante real, amo, gobernador, responsable de reinar sobre un territorio designado, con la autoridad inherente para representar y personificar como un símbolo, el territorio, los recursos y todo lo que constituye ese reino. Con ese entendimiento, podremos apreciar la gravedad de la primera proclamación del Dios creador con respecto a la humanidad.

4- El hombre fue creado con un mandato de dominio sobre la Tierra, y la responsabilidad de representar el gobierno del Reino de Dios sobre la Tierra. El ser humano es el agente terrenal del cielo para ejercer un liderazgo e influencia. Se supone que la humanidad debe encarnar la naturaleza de Dios en la Tierra y servir como su representante en el mundo físico.

5- La proclamación del Creador en Génesis 1:26, de que el hombre tuviera dominio sobre toda la Tierra, fue dada a todo ser humano, tanto hombres como mujeres. El Señor considera a toda la humanidad como “gobernantes” o reyes en la Tierra. De hecho, este mandato además establece la intención que no gobiernen unos sobre otros, sino que ejerzan su soberanía real como un “reinado colectivo”, responsable de dominar, gobernar, regir, controlar y administrar el planeta y sus recursos.

APLICACIÓN
Toda la humanidad es creada como gobernadores y reyes, somos un reino de reyes (Apocalipsis 5.10). Jesús es llamado “Rey de reyes” en la culminación de su obra redentora, dando entendido que sus seguidores son reyes y no esclavos, él es el Rey de todos los reyes que están teniendo dominio en todo su reino en esta Tierra.

Este concepto también se repite en La Palabra de Dios a toda la nación de Israel a través de Moisés, cuando fueron liberados de la opresión del reino de Egipto bajo el mandato de Faraón. Ahora, pues, si diereis oído a mi voz, y guardareis mi pacto, vosotros seréis mi especial tesoro sobre todos los pueblos; porque mía es toda la tierra. Y vosotros me seréis un reino de sacerdotes, y gente santa. Estas son las palabras que dirás a los hijos de Israel (Éxodo 19.5–6).

DECLARACIÓN DE FE
Soy un rey en esta tierra, tengo dominio en mí mismo, mi gobierno inicia en mi propio ser y enseguida de todo lo que me rodea. Mi Creador me ha puesto por encima de todas las cosas, soy cabeza y no cola, presto y no pido prestado, Dios me ha dado la capacidad de producir abundancia y sobreabundancia, cumpliré con mi comisión en esta Tierra. Amén!

ORACIÓN
Dios eterno y maravilloso, tu poder esta sobre mí, tengo autoridad para gobernar sobre todas las cosas, el reino es tuyo y me has enviado a tener dominio sobre todas las cosas, iré de gloria en gloria y de victoria en victoria, nada de lo que enfrente podrá derrotarme, estoy y seguiré de pie operando en tu poder, mis debilidades son convertidas en virtudes para dar frutos en abundancia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply