LA MENTALIDAD DEL REINO

Tema 24: LA MENTALIDAD DEL REINO
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino (Lucas 12:32).

“No tengo una mente de esclavo, tengo una mente de rey”

PRINCIPIOS
1- Dios creó a la humanidad para que tuviera dominio sobre la Tierra, pero la caída del hombre interrumpió y saboteó ese programa. Cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios, no cayeron del cielo sino del dominio. Satanás engañó a Eva prometiéndole que si ella comía del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal (el árbol que Dios había puesto fuera de los límites), sus ojos serían abiertos, y sería como Dios. El problema radica en que ella YA era como Dios. Ella y Adán fueron creados a la imagen de Dios, y su poder y autoridad en el campo terrenal reflejaba los de Dios en el plano celestial.

2- La mayor arma que alguien puede usar en contra de nosotros es la duda personal. Satanás usó esta arma en contra de Eva, haciéndola dudar de sí misma, la puerta se abrió para que dudara de Dios. La duda personal involucra sentimientos como baja autoestima, un concepto negativo de uno mismo y un escaso sentido de dignidad, valor y grandeza. ¡El Creador nos hizo con un diseño perfecto, somos como Dios! Esto incluye la forma en que pensamos, de donde provienen todas nuestras acciones, podemos convertirnos en triunfadores o perdedores en la vida, líderes o esclavos, todo depende de como cultivamos nuestra manera de pensar.

3- Hemos sido tan condicionados por nuestro pasado, cultura y entorno, que hemos perdido de vista quiénes somos realmente. En vez de tomar nuestro asiento en la mesa del Rey, nos contentamos con comer como esclavos. Nuestra actitud debería ser que, sin importar dónde nos encontremos ahora mismo o cuáles sean nuestras circunstancias actuales, Dios nos dará la capacidad de estar totalmente en control. ¡Necesitamos es una mentalidad completamente nueva!

4- Todo se limita a una mentalidad de Reino. Si queremos ser seguidores en lugar de líderes, siempre habrá una persona dispuesta a liderarnos para que nosotros sigamos con la mentalidad de seguidores. Pero si podemos descubrir esa semilla de liderazgo (gobierno, dominio) en nosotros, nada podrá detenernos de lograr una posición de dominio en nuestro entorno. ¡Este deseo de mandato está dentro de cada uno de nosotros, porque Dios lo puso allí!

APLICACIÓN
Como hijos de Dios no tenemos razón para sentirnos avergonzados de ser quienes somos o para subestimarnos. Deberíamos abrazar nuestra identidad como seres creados a la imagen de Dios. Somos corno nuestro Padre y deberíamos vivir de acuerdo a ello, reclamando nuestros derechos con valentía como ciudadanos del Reino celestial. No hay motivo para que andemos con nuestra cabeza inclinada al piso y nuestros hombros caídos. ¡Su Reino nos pertenece a nosotros!

Jesús dijo: No tengan miedo, mi rebaño pequeño, porque es la buena voluntad del Padre darles el reino (Lucas 12:32). Dios nos otorgó el dominio sobre la Tierra, una responsabilidad asombrosa así́ como también un maravilloso privilegio. No nos conduzcamos como vagabundos, sirvientes o empleados que no tienen un interés personal o alguna participación en la Tierra, sino más bien como hijos sabios que brindan una administración cuidadosa y confiable a un Reino que heredaremos como hijos de Dios.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un hijo de Dios con la mentalidad del reino de mi Padre, estoy dispuesto a convertirme en un líder mas que un seguidor, no seré esclavo porque mi Señor me ha dado la capacidad de ser un Rey. Voy a crecer para ser un buen administrador del reino que el Padre me ha dado. Amén!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, tengo la convicción de ser útil en tus manos, voy a caminar tomado de tu mano para ver cosas maravillosas. Voy a tener dominio en mi entorno, dominio propio para hace solo que es justo delante de mi Padre y cumplir con los principios y valores que el reino me impulsa. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply