Tema 09: A SU IMAGEN
Capítulo 01: MARAVILLOSA IDEA
Serie: EL REINO DE DIOS

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó (Génesis 1.27).

“La imagen es la naturaleza misma de Dios en nosotros”

PRINCIPIOS
1- El hombre fue hecho a la IMAGEN de Dios. La palabra imagen aquí no se refiere a la semejanza física, sino que se traduce de las palabras hebreas tselem y demut, que significan naturaleza esencial, copia, características y esencia. En esta palabra se centra el poder que actúa en nosotros (Efesios 3.20), para producir todas las cosas de manera sobrenatural, principalmente la forma como conducimos nuestra vida en conducta, comportamiento, duplicando las virtudes del Creador en la manera en que vivimos.

2- Esto denota que el hombre, como ser espiritual, es una expresión de la naturaleza moral y espiritual de Dios, sus atributos lo hacen “semejante a Dios”, ubicando a Dios por encima de toda creación terrenal. No hay otro ser creado por Dios, ni en el cielo, ni en la tierra, como el ser humano. Solo nosotros poseemos las virtudes de Dios para ser y actuar como él mismo. Por eso Jesús dijo: El que me ha visto a mí, ha visto al Padre (Juan 14.9), dejando por sentado que él era la imagen visible del Dios invisible.

3- En esencia, el hombre fue creado por Dios, en la categoría de Dios, y le fue dada la responsabilidad de ejercitar esa cualidad de su agente en la tierra. Pablo dice que somos colaboradores de Dios (2 Corintios 6.1), actuamos como él mismo lo haría en esta tierra. Nuestras acciones deberían estar guiadas en esa línea, dando por entendido que todo lo que hacemos le representa en esta tierra. Por esto la Escritura dice que somos sus embajadores (2 Corintios 5.20), haciendo la función de ser como él en esta tierra.

4- ¡Dios CREÓ al hombre! Esta palabra hombre es importante, ya que no se refiere al género como si fuera varón, sino que es el nombre dado por el Creador a las especies de espíritus que procedieron del suyo. Básicamente, el término hombre gramaticalmente es plural, y ese fue el nombre dado a las especies con espíritu. Todo ser de la misma especie que Adán sería de la sustancia, esencia, del Creador, esto no solo lo haría diferente a toda la creación, sino en las virtudes que posee. Es por esto que Dios lo pone sobre todo ser creado en el cielo, la tierra y debajo de la tierra.

5- También es importante observar que los espíritus no tienen género, y por eso el término hombre no es ni femenino ni masculino, sino que se refiere puramente al espíritu. No hay diferencia en hombre o mujer, entendiendo que ambos poseen las mismas virtudes y características del Creador para ser como él y producir abundantemente cómo es su plan para cada uno de nosotros.

APLICACIÓN
Si tan solo pudiésemos entender un poquito de la intención del Creador con nosotros, nos daríamos cuenta del gran potencial que existe dentro de nosotros que no estamos usando en absoluto. Esto nos llevaría a ser personas sumamente poderosas, extraordinarias, fuera de todo contexto humano, para comportarnos moralmente como Dios y operar en su poder de manera tan grande como nuestra mente no lo puede imaginar. ¡De poder en poder!

El gran apóstol Pablo dice: Somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor (2 Corintios 3.18). El plan maestro de Dios es que su Espíritu trabaja en nuestro interior hasta que toda su gloria sea restaurada en nuestra vida. ¡Poderoso y glorioso será el momento de manifestar esa gloria!

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a ser tratado por el Espíritu Santo para restaurar esa gloria en mi interior, estoy listo para ser impulsado a operar su poder y dar testimonio como su colaborador que su grandeza esta en mí para bendecir a muchas personas. Amén!

ORACIÓN
Precioso y maravilloso Padre celestial, cuan poderosa información cae a mi espíritu, por favor ayúdame a restaurar esa gloria en mi en este tiempo. Quiero cumplir esa comisión que el Padre me ha dado para ser un embajador productivo en este mundo. Me esforzaré a ser de gran testimonio para todas las personas que me rodean. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply