Tema 15: HACER DISCÍPULOS
Capítulo 05: LIDERAZGO DE REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

También estos son dichos de los sabios: Hacer acepción de personas en el juicio no es bueno. El que dijere al malo: Justo eres, los pueblos lo maldecirán, y le detestarán las naciones; Mas los que lo reprendieren tendrán felicidad, y sobre ellos vendrá gran bendición (Proverbios 24:23–25).

“Tratar a las personas correctamente nos abre una puerta para generar relaciones productivas”

PRINCIPIOS
1- Prejuzgar a las personas no es una buena idea, frecuentemente veremos que la primera impresión es limitada, tomar decisiones contemplando a personas sin conocerlos no es inteligente. Nunca debemos tomar una percepción de alguien como correcta, debemos dedicar tiempo para conocer a las personas y establecer relaciones sanas y productivas. Jesús fue un experto en tratar con aquellos que le rodeaban. Según los sociólogos, tenemos alrededor de 30 personas a quien podemos influenciar o ser influenciados.

2- Jesús estaba cómodo hablando con pecadores, dialogó con los pescadores, trató con los religiosos, su relación era con ricos y pobres, hombres y mujeres, creyentes o no creyentes, hebreos o extranjeros. Siempre Jesús estableció un vínculo sano y perfecto con aquellos que se cruzaron en el camino. Algunas personas llegaron para quedarse cerca de Jesús, otros, pasaron de largo, algunos se quedaron para ser sus discípulos y otros para recibir algo especial que Jesús tenía para ellos.

3- Todos podemos disfrutar de cinco tipo de relaciones:

  • Conocidos. Aquellos que se aparecen en algún lugar del camino, pero enseguida desaparecen sin dejar una huella profunda.
  • Compañeros. Son personas que son conocidas, hay una relación que no es cercana pero pueden ser de influencia a nuestra vida.
  • Amigos. Estos son los que se acercan para crear una influencia mayor, hay empatía y nos sentimos cómodos en la relación. Sabemos que hay algunos que se convierten en íntimos para compartir aquello que es privado y solo se comparte con los que han capturado nuestra confianza.
  • Tutores y discípulos. Todos tenemos a alguien de quien recibimos, somos discípulos de tutores. Además todos tenemos a alguien a quien entrenar, discipular, entregar algo que tenemos para influenciar a otros positivamente.
  • Autoridad. Esta es la persona a quien le rendimos cuentas, tenemos siempre personas delegadas por Dios para serles fieles y leales.

APLICACIÓN
No podemos hacer acepción de personas, debemos ser agradecidos con las personas que nos edifican, pero también debemos ser leales y fieles a las personas que Dios ha puesto para guiarnos y discipularnos, por otro lado, no discriminar a nadie por quiénes son como personas. Esta es la advertencia del Señor: Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? (Santiago 2:2–4). ¡Un verdadero líder potencial no elimina a nadie de su cadena de éxito!

DECLARACIÓN DE FE
Soy un líder potencial que no discrimina a nadie, soy agradecido con los que me ayudan a crecer, y soy diligente para discipular a los que Dios ha puesto en mi camino para hacerles crecer. ¡Amén!

ORACIÓN
Precioso Jesús, gracias por mostrarme el camino al éxito sin discriminar las personas que nos rodean, ayúdame a ser agradecido con las personas que me hacen crecer y también a ser responsable para discipular a las personas que me has puesto a mi lado para depositar algo que esta en mí para bendecirles. Gracias por darme esta gloriosa oportunidad de ser discípulo y también ser un buen maestro y tutor. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply