Tema 31: VIDA DE PROPÓSITO
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lucas 19.10).

“Muchas personas fracasan por la falta de propósito que por la falta de talentos y capacidades”

PRINCIPIOS
1- Nuestro Señor Jesús nos enseña a caminar día con día en una vida de propósito, esto es lo que hace la gran diferencia para tener éxito en todo lo que proyectamos. Jesús ordenaba sus actividades de acuerdo a su propósito. Ordenar nuestras actividades alineadas al propósito es todo un desafío, es aquí donde entra el desarrollar el buen hábito de vivir con propósito. En Mateo 20.17–19 tenemos el diálogo de Jesús con sus discípulos anunciando el siguiente paso en su agenda, esto nos indica cómo Jesús caminaba paso a paso en su propósito para terminar su carrera de acuerdo a lo que el Padre había diseñado.

2- Jesús estaba derramando su corazón en el monte del Getsemaní. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra (Lucas 22.44). Su pasión estaba al límite porque era el momento de pasar por los momentos más difíciles en su agenda. A pesar del sufrimiento no se movió de su propósito, sabía que había que pagar un precio alto por cumplir su compromiso con el Padre. Debemos preguntarnos: ¿Qué propósito orienta nuestras actividades diarias? ¿Cuál es nuestra verdadera pasión? ¿Hacía dónde estamos dirigiendo nuestra vida?

3- Jesús enfocó su vida hacia el reino de manera total: Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas (Mateo 6.33). Cada paso, cada reunión, cada actividad, su propósito fue cubierto hasta el punto de decir desde la cruz: ¡Consumado es! (Juan 19.30). Fue en ese momento que Jesús estaba poniendo un punto final a su trabajo en la Tierra. Algunos días después, Jesús resucitó de entre los muertos, dando concluido de esa manera su propósito de manera extraordinaria.

4- Conquistar este buen hábito dando ejemplo de la pasión de servir a los demás de manera incondicional (Marcos 10.45), Jesús fue el máximo modelo de siervo, su actitud, su trabajo, nos deja una huella profunda para desarrollar este hermoso hábito de vivir con propósito. Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz (Juan 18.37). ¡Yo para eso he nacido, y para esto he venido al mundo!

CONCLUSIÓN
¿Para qué he nacido? ¿Para qué has venido a este mundo? Jesús nos da el ejemplo de vivir con propósito, nosotros debemos decidir poder iniciar un proceso de desarrollar este buen hábito. ¿Cómo lo podemos hacer? En primer lugar, debemos decidir iniciar a vivir con propósito, para esto, es necesario definir dar respuesta a estas preguntas. En segundo lugar, enfocar nuestras vidas a lograr desarrollar cada actividad a fin de cumplir con nuestro diseño divino. En tercer lugar, tener una actitud positiva para enfrentar cada desafío con determinación.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un guerrero en este mundo, he sido diseñado para ser mas que un vencedor, estoy tomando el desafío de caminar en este hábito de vivir con propósito cada día de mi vida. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, buen Padre celestial, estoy avanzando en mi destino profético gracias a tu amor y misericordia, gracias por impartirme de tu fortaleza y vida para lograr vivir cada día persiguiendo mi destino profético en esta Tierra. Camino en victoria por tu fuerza y poder derramado en mi vida. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply