Tema 23: ¿SUPERFICIAL?
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas (Mateo 1.22).

“Superficial es lo contrario a profundo, el fundamento de todas las cosas esta abajo para soportar lo que construimos”

PRINCIPIOS
1- ¿Eres una persona superficial? Se entiende a alguien que es superficial como una persona aparente, sin solidez ni sustancia; alguien que no tiene fundamento, es frívolo y vive en un mundo ilusorio. Regularmente estas personas son marcadas por el poco aprecio a echar raíces profundas, tener dignidad, grandeza, sus motivos son personales y toda su atención esta en sí misma, como en sus apariencias.

2- Jesús habló fuertemente contra los religiosos de su tiempo. En Mateo 23.13–36 Jesús envía ocho veces esta misma frase: ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! ¿Qué estaba pasando con ellos?, su vida era superficial, no tenían fundamento, estaban llenos de religión, pero vacíos de Dios. Cuando Jesús se presentó ante la sociedad causó un gran impactó: Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas (Mateo 1.22).

3- ¿Cuándo una persona es superficial? Cuando es egoísta, vive en el día con día, no va a ningún lado, solo importa las apariencias, los fariseos tenían religión, pero no eran profundos en la vida. Una persona con el hábito de ser profundo en lo que hace buscará su propósito de vida, las intensiones de su corazón serán justas y velará por el bien de las personas que le rodean. Este es un punto referencial para ser una persona que esta edificando el reino del Padre.

4- El salmista dijo: Si fueren destruidos los fundamentos, ¿qué ha de hacer el justo? (Salmos 11.3). Una persona superficial no tiene firmeza en lo que dice y hace, no existen fundamentos en su vida, cualquier cosa que quiera edificar se caerá, será deshecha, no importa que tanto talento tenga, su proyecto de vida será vano.

5- Pablo le dice a Timoteo: Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello… (2Timoteo 2.19). El fundamento de Dios nos trae firmeza, seguridad, fuerza para construir, lo superficial trae inseguridad, no hay un motivo para avanzar de manera sólida, y es aquí donde debemos generar el buen hábito de ser profundos en todo lo que hacemos, dejar de ser superficiales es poner bases firmes que nos den dignidad.

CONCLUSIÓN
El consejo el apóstol es evidentemente poderoso para todas las edades, aplicable para cada persona en todo tiempo: Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna (1Timoteo 6.18-19). ¡Atesorando para sí buen fundamento! Personas genuinas, no hipócritas, firmes no volubles, humildes no orgullosas, dispuestos a servir no a ser servidos. ¡No superficiales en las relaciones ni el trabajo que realizamos todos los días!

DECLARACIÓN DE FE
No soy una persona superficial, buscaré todos los días mantener una línea de profundidad en todo lo que haga, me aseguraré el poner fundamento en cada acción para ser justo y producir abundancia para el reino. ¡Amén!

ORACIÓN
Precioso Jesús, tu eres mi gran Maestro, me has dado la pauta para saber como dirigirme en este mundo y dejar una huella sólida, no quiero ser una persona superficial, quiero dejar buen fundamento para mis generaciones futuras. Por favor, Espíritu Santo, ayúdame a generar este buen hábito, que mi nuevos patrones de conducta dejen el fundamento correcto de acuerdo a la bendita Palabra de Dios. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply