Tema 21: PODER EN MI BOCA
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado (Mateo 12.37).

“Mis palabras me justifican o me condenan, me bendicen o me maldicen”

PRINCIPIOS
1- Proverbios 18:21 es un versículo muy famoso: Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto. En general, este versículo nos dice que nuestras palabras importan mucho. Nuestras palabras de vida estimulan e impulsan la bondad y la rectitud. Las de muerte, son aquellas que denigran y fomentan más pecado. El salmista escribió: Porque en la boca de ellos no hay sinceridad; Sus entrañas son maldad, sepulcro abierto es su garganta, con su lengua hablan lisonjas (Salmos 5.9). ¡Sabemos que la lengua esta conectada a la mente y al corazón!

2- Cuando decimos que hay poder en mi boca no estamos hablando de la “declaración positiva” que ha veces creemos que todo lo que hablamos se hará de acuerdo a nuestras palabras. Lo que si estamos seguros que lo que hablamos es para “bien-decir” o “mal-decir”, esto crea un ambiente de poder creativo a nuestro alrededor o un ambiente tóxico que trae retroceso en lo que queremos lograr en la vida.

3- Según la declaración del evangelista Mateo, mis palabras me justifican o me condenan, me bendicen o me maldicen. Eso es tener el poder en mi boca, yo decido lo que quiero declarar con mis palabras, soy arquitecto de mi destino, mi lengua es un instrumento poderoso para atraer la bendición y el cumplimiento de las promesas de mi padre o también esta el poder que le delego al maligno para destruirme.

4- Veamos esta poderosa declaración del apóstol a sus discípulos de Roma: ¿Qué afirma entonces? La palabra está cerca de ti; la tienes en la boca y en el corazón. Ésta es la palabra de fe que predicamos: que si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo (Romanos 10:8-13; NVI). ¡Tengo que tener fe, pero la fe debe ser declarada con tu boca para que surta efectos en lo espiritual!

CONCLUSIÓN
El poder sobrenatural que esta en nuestra boca es muy impresionante, pero debemos entender que es para nuestro beneficio o para nuestra destrucción. La boca declara lo que el corazón cree, la fe se expresa con nuestras palabras. La atmósfera en que nos movemos y habitamos es totalmente influenciada por las palabras que declaramos, eso es el poder que actúa en nosotros por medio de nuestras palabras.

DECLARACIÓN DE FE
El poder actúa en mi boca por las intenciones de mi corazón, mi mente es educada para hablar palabras que traen bendición y no maldición. ¡Amén!

ORACIÓN
Señor y Dios, como estoy emocionado de saber que ese poder que actúa en mí, me puede bendecir tanto que me puede llevar a niveles poderosos de gloria. Gracias por este conocimiento que estaré aplicando diligentemente para crear nuevos hábitos en mi forma de hablar. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply