Tema 30: ORACIÓN
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús (1 Tesalonicenses 5.16–18).

“Orar es estar en comunión con nuestro Padre, esto nos impulsa a ser constantes y estar plenos en él”

PRINCIPIOS
1- Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos (Lucas 11:1). Esta fue una excelente petición de los discípulos. Ellos vieron a Jesús orando al Padre, querían seguir su ejemplo porque veían el resultado en las acciones del Señor. Nosotros debemos crear este buen hábito de orar cada día para establecer una intimidad constante con nuestro Creador.

2- ¿Qué sucede cuando oramos? Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros (1 Pedro 5.6-7). Al estar orando podemos poner toda nuestra ansiedad que viene por las necesidades, problemas, proyectos, de tal manera que descansamos en su gracia divina sobre nosotros, sabiendo que es poderoso para ayudar a salir adelante en todas las cosas.

3- No solo es orar por orar, debemos ser inteligentes en la oración, aprendemos del apóstol: ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento (1 Corintios 14.15). Orar con entendimiento es ser intencionales, hacerlo bajo un plan de acción, con propósito, articular las frases de manera correcta, saber esperar en lo que creemos.

4- El buen hábito de orar implica tener disciplina y perseverancia, Pablo dice que oremos sin cesar, eso quiere decir que deberíamos tener un plan y un método de como hacerlo para obtener mejores resultados. Jesús oraba en todo tiempo y en todo lugar, a veces de madrugada, o toda la noche, oraba en la intimidad o acompañado, oraba de pie o de rodillas, estaba completamente entregado a la disciplina de la oración. ¡Por esto los discípulos le pidieron que les enseñara a orar!

5- ¿Cuáles son los enemigos de la oración? Piensa en estos puntos:

  • Orar por razones incorrectas. Santiago 4:3 2.
  • Orar mientras se practica un pecado. Salmo 66:18
  • Orar cuando ha mantenido su biblia cerrada. Proverbios 28:9
  • Orar creyendo que Dios no responderá. Santiago 1:6-7
  • Orar sin que Dios sea prioridad. Ezequiel 14:3
  • Orar con hipocresía. Mateo 6:5
  • Orar sin haber perdonado: Marcos 11:25 Mateo 5:23-26
  • Orar mientras hay un conflicto en su matrimonio. 1Pedro 3:1-7
  • Orar sin ser miembros de la familia de Dios. Efesios 2:12

CONCLUSIÓN
¿Cómo hacer de la oración nuestro hábito? En primer lugar debemos decidir orar; no espere hasta que sienta deseos de hacerlo. Enseguida, hacer de la oración una parte de nuestra vida diaria. Es muy sano mientras oramos meditar en la palabra de Dios, por eso es bueno tener una Biblia a la mano. Crear el buen hábito de orar nos llevará a no tomar decisiones sin antes haber orado. Nos preocupamos por estar alineados al corazón de Dios, viviendo en santidad y pureza delante de él. No podemos rendirnos, seguiremos orando hasta que tengamos una respuesta de parte de nuestro Padre.

DECLARACIÓN DE FE
Decido por mi propia voluntad practicar el buen hábito de la oración, me voy a esforzar a hacerlo sin cesar, todos los días y en todo tiempo. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, estoy listo para ver tu gloria manifestada en mi vida, voy a esforzarme para tener una intimidad de todos los días con mi Señor. Espíritu Santo por favor ayúdame a aprender a orar, quiero formar mi corazón para ser manso y humilde, depender totalmente de la gracia de mi Padre y hacer las cosas de acuerdo a su perfecta voluntad. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply