LA BATALLA EN LA MENTE

Tema 22: LA BATALLA EN LA MENTE
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño. Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él (Proverbios 12.5; 23.7).
Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él (Mateo 9.4).

“Los pensamientos determinan nuestras acciones”

PRINCIPIOS
1- Jesús habla de la mente de un muchos pasajes: Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios… Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre (Marcos 7.21-23). Corazón se traduce del griego kardía, de la raíz κάρ kár que se traduce como pensamientos o sentimientos (mente). De aquí aprendemos que dentro de nuestra mente se libra una batalla para generar buenos pensamientos.

2- El sabio explica esta batalla mental como el fruto final: Los pensamientos de los justos son rectitud; Mas los consejos de los impíos, engaño (Proverbios 12.5). Por un lado, vemos los pensamientos de las personas que han triunfado o que se les encuadra como “justos”, o los pensamientos de las personas que son malas porque no tienen control sobre ellos. Cuando vencemos esta batalla, Dios nos da grandes recompensas. Los pensamientos del diligente ciertamente tienden a la abundancia (Proverbios 21.5).

3- ¡Pensar bien debería convertirse en un buen hábito! Algunos llaman a esto “pensar positivo”, lograrlo no es sencillo, debemos formar el buen habito de controlar esos pensamientos, para que nuestras acciones sean aprobadas por la justicia de Dios. El profeta exhorta al pueblo de Dios: Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos (Isaías 59.7). ¿Por qué corrían hacer mal? ¡Por sus malos pensamientos!

4- Hay un punto importante en el mensaje de Dios por medio del profeta Isaías: ¡Los pensamientos malos son provocados por la iniquidad! La iniquidad se hereda en nuestro fluir sanguíneo por medio de nuestros ancestros. Duplicamos los malos hábitos de nuestros antepasados sin darnos cuenta. Es aquí donde entra la batalla en la mente, nosotros decidimos si la iniquidad nos vence o nosotros destruimos esos patrones de conducta que nos traen destrucción.

5- El apóstol Pablo aterriza el tema diciendo: Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús (Filipenses 4.7). La única manera de tener victoria en nuestra mente es a través de forman en nosotros la mente de Cristo y tener la capacidad de caminar en justicia divina.

CONCLUSIÓN
Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos (Isaías 55.8-9). Este es el mensaje del Señor para nosotros, él desea que sepamos, que al momento que disponemos nuestro corazón para seguir sus pensamientos, nuestra vida estará llena de prosperidad y abundancia.

DECLARACIÓN DE FE
Por el poder de la sangre de Cristo soy libre de toda contaminación en mi sangre, los malos hábitos en mi manera de pensar son destruídos, mi sangre es limpia de toda iniquidad. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios eterno y maravilloso, cuanto te voy agradecer que me ayudes a destruir toda iniquidad en mi sangre de esos malos pensamientos, por favor, quiero ser lleno de tu gloria para construir nuevos hábitos que mi impulsen a generar muchas cosas productivas para el reino de Padre. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply