HÁBITOS QUE HONRAN

Tema 08: HÁBITOS QUE HONRAN
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros. En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor (Romanos 12.10-11).

“Los hábitos que honran desatan grandeza y dignidad a nuestras vidas”

PRINCIPIOS
1- Definimos honra de la palabra hebrea kabód, que se traduce como esplendor o copiosidad, gloria, honorable, majestad, noble, poder. Hablamos de hábitos que honran, conductas que nos van a convertir en personas honorables, con brillo, dignas, el asunto es, hasta donde estamos dispuestos a desarrollar los hábitos que honren a Dios, nos honren a nosotros mismos, y por supuesto a las personas que nos rodean.

2- Los hábitos son patrones de conducta, formas de vida, acciones que tomamos de manera recurrente. Esos hábitos pueden ser buenos o malos, acciones que ofenden o dignifican a las personas. Muchos de esos hábitos están lejos de dar el lugar correcto a Dios como nuestro Señor, de esa manera, los hábitos bendicen o maldicen las vidas, traen avance o retroceso, prosperan o empobrecen, la clave esta en la justicia divina que se asocian con nuestros hábitos.

3- Somos un pueblo santo, escogido por Dios para anunciar sus virtudes, las capacidades de Dios para hacer el bien, el amor para sus hijos, su bondad y la capacidad de arropar aquellos que están en problemas y atrapados en las tinieblas. Dar honra es hacer brillar esas virtudes, tener la capacidad de hacer, producir, tener acciones nobles que ayuden a otros a cumplir su destino. Desarrollamos disciplinas para crear hábitos que hagan brillar a Dios en nosotros. Estos hábitos mostrarán el Kabód de Dios (poder, sustancia) que muestran su majestad de manera visible al mundo.

4- Desarrollamos hábitos oír por medio de:

  • La cultura que practicamos genera hábitos. Regularmente duplicamos lo que otros hacen, para bien o para mal. La cultura se establece por las acciones que una familia o comunidad practica. ¡Para bien o para mal!
  • Las relaciones humanas generan hábitos. La cercanía con las personas nos generan patrones de conducta que se generan sin planearlos, solo por el hecho de convivir somos impartidos de la conducta de otro.
  • Los deseos internos, los anhelos del corazón, las motivaciones, nos generan acciones, patrones, hábitos que nos impulsan a lograr lo que deseamos.
  • La educación, capacitación, entrenamiento, nos generan patrones de conducta que inducen los bueno o malos hábitos que practicamos todos los días.
  • La experiencia de la vida, el crecimiento, los estándares de carácter, nos generan los patrones de conducta que practicamos todos los días.
  • Heredamos el ADN, la genética de nuestros ancestros.

CONCLUSIÓN
Es un tiempo propicio para generar nuevos hábitos que honren a Dios, a nosotros mismos y a las personas que nos rodean. Estas disciplinas que se transmiten en forma de acciones todos los días y cada momento, deben ser revisadas y pasadas por el cedazo de la justicia de Dios. Debemos asegurarnos que cada uno de nuestros hábitos están agradando a Dios y que están dando brillo a la majestad de nuestro Padre. Generar buenos hábitos es todo un desafío, siempre que estemos dispuestos, el Espíritu Santo nos ayudará a generar los patrones de conducta que nos enriquecen, prosperan y nos dan calidad de vida.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy avanzando hacia mi destino profético, voy camino a mi mejor tiempo de prosperidad, trabajaré en nuevos hábitos que honren a Dios y me traigan grandeza. ¡Amén!

ORACIÓN
Eterno y maravilloso Dios, tu favor sobre mi vida es inmenso y estoy dispuesto a caminar tomado de tu mano para ver tu gloria manifestada en todo lo que hago. Gracias por ayudarme a desarrollar los hábitos que están asociados a tu verdad y justicia. Me voy a esforzar a ir más allá de la vida común, lograré entrar en el mejor ciclo de mi vida para mostrar la virtudes de tu gloria al mundo. ¡Amén!

Con amor…. Dr. José Félix!!

Leave a reply