HÁBITOS QUE BENDICEN

Tema 09: HÁBITOS QUE BENDICEN
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Mas la que cayó en buena tierra, éstos son los que con corazón bueno y recto retienen la palabra oída, y dan fruto con perseverancia (Lucas 8.15).

“Los buenos hábitos nos impulsan a dar fruto con perseverancia”

PRINCIPIOS
1- Patrones de conducta pueden bendecir nuestras vidas cuando construimos los hábitos que exaltan la grandeza de Dios por medio de nuestras vidas. Estos hábitos vienen de la mente, los pensamientos que se arraigan producen acciones repetitivas que son conductas del día con día. Aprende algo simple de los hábitos:

  • Los hábitos es tu mejor ayuda en tu vida o tu más pesada carga.
  • Te pueden impulsar a la bendición o mandarte al fracaso de la maldición.
  • La mente coordina las acciones del cuerpo, tras algunas acciones iguales, se ejecutan automáticamente.
  • Los hábitos engrandecen o empobrecen.
  • ¡Tu cuerpo se convierte en sirviente de tu mente!

2- Como dato de gran importancia te diré que un informe de la Universidad de Duke de 2006 reveló que más del 40% de las acciones que los seres humanos realizan a diario no son decisiones, sino hábitos. Esto es tan peligroso como de gran beneficio cuando los hábitos bendicen nuestra vida. El gran Aristóteles dijo: Las conductas que ocurren inconscientemente son la evidencia de nuestra verdadera identidad.

3- Los hábitos que producen cadenas de acciones, son de mucha bendición o de mucho retroceso, ya que motiva, ayuda a cambiar y/o crear otros hábitos. Digamos que influye en cómo trabajas, vives, comes, actúas, piensas, desatando cadenas de acciones. Pensemos en el mal hábito de la ira, gritar, controlar, intimidar, esto desata otras acciones en cadena, malas relaciones, confrontación, venganza, temor, entre otras cosas que arruinan la vida. Al igual, un buen hábito puede desencadenar una cadena de hábitos que bendicen. El dar es un buen hábito que desata una cadena de buenas acciones, generosidad, confianza, amistad.

4- Desarrollar hábitos que bendicen no se logra de un día a otro, necesitamos trabajar en tres líneas inmediatas:

  • Destruir los malos hábitos que drenan nuestra energía.
  • Corregir los hábitos que nos limitan.
  • Descubrir nuevos buenos hábitos que nos impulsen a una mayor prosperidad.

CONCLUSIÓN
Hábitos que bendicen están a nuestro alcance, para construir sueños necesitamos hábitos que potencialicen nuestros dones y habilidades. Somos arquitectos de nuestro propio destino, hacer lo correcto es parte de nuestro carácter maduro, hacer lo malo siempre esta a nuestro alcance, nosotros decidimos a dónde encausamos nuestra energía. El potencial en nosotros esta esperando emerger, los patrones de conducta son el cable que los dirige para que nuestro cuerpo accione y produzca. ¡Si nosotros estamos listos, nuestro Padre esta listo! Iremos tan lejos como nuestros hábitos nos empujen.

DECLARACIÓN DE FE
Quiero construir los sueños de Dios para mi vida, estoy listo para destruir los malos hábitos, corregir los que están equivocados y desarrollar los nuevos que me traigan prosperidad. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, Padre eterno, es el momento de crecer y avanzar en mi destino profético, estoy dispuesto a trabajar duro en mis patrones de conducta para alcanzar altos estándares en la construcciones de los sueños que has puesto en mi espíritu. Avanzaré con mucho ánimo y disciplina, por favor ayúdame con tu gracia a no quedarme a mitad del camino. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply