GENERANDO BUENOS HÁBITOS

Tema 10: GENERANDO BUENOS HÁBITOS
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré (Hebreos 13.5).

“Construir nuevos hábitos es una decisión personal”

PRINCIPIOS
1- Introducir nuevos y buenos hábitos, rutinas en la vida que nos hagan personas prósperas es posible, además que esto puede ser totalmente permanente. Los hábitos, buenos o malos, no nacen espontáneamente, se aprenden con el tiempo. Un hábito se forma como resultado de una acción que repites frecuentemente y que se ve reforzada por una consecuencia. Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré (Hebreos 13.5).

2- ¿Qué es una costumbre? Son acciones repetitivas, una serie de hábitos que vienen por medio de un proceso de aprendizaje que consta de:
Un estímulo que activa y promueve el inicio de una conducta.
La acción o actividad llevada a cabo.
La recompensa, el beneficio obtenido después de realizar la acción


3- Para que el hábito se cree debemos de repetir el suficiente número de veces el nuevo patrón de conducta para que el cerebro cree las conexiones neuronales implicadas en la realización del hábito que queremos fomentar. ¡El factor clave es la repetición! El cerebro identifica esas acciones repetitivas que se van a transformar en un hábito, se convierten en acciones que se ejecutarán de forma prácticamente automática, sin requerir excesiva atención o esfuerzo por tu parte.


4- Algunos dicen que necesitamos dos meses para que el hábito se arraigue, por lo que requerimos algunas acciones importantes:
Definir el hábito que queremos cambiar y cuál es el nuevo hábito que deseamos desarrollar. Algunas veces es un hábito que no existe.
Desarrollar disciplina, fomentar la autoconfianza, poner columnas espirituales fuertes que nos ayuden a practicar el nuevo hábito de manera sencilla.
Encuentra los motivadores que te animen a seguir adelante con tu nuevo hábito. Los satisfactores, la recompensa llegará y seguramente te sentirás la satisfacción de lograrlo.
Acostúmbrate a vivir con el nuevo hábito, disfrútalo con las personas que te rodean.

CONCLUSIÓN
Jeremías el profeta dijo que las las costumbres de los pueblos son vanidad (Jeremías 10.3). Esto es una realidad, el problema mayor es que nosotros las hacemos nuestras por herencia, o por ser parte de una sociedad. Cambiar esas costumbres por hábitos buenos no es nada difícil cuando anhelamos verdaderos cambios en nuestra manera de vivir. Nos toca a nosotros, de manera personal, definir el monto de inversión que estamos dispuestos a poner para que tengamos buenos hábitos que glorifiquen a Dios y nos den grandeza y dignidad.

DECLARACIÓN DE FE
Dios me ha puesto para este tiempo para avanzar en la conquista de mis sueños, tomaré los hábitos que sean necesarios para dar un buen testimonio de mi Dios y construir lo que mi Padre me ha dado por herencia. ¡Amén!

ORACIÓN
Precioso Dios y Señor mío, estoy emocionado en ser una mejor persona, avanzar, no es una opción, es una decisión, estoy determinado a caminar tomado de la mano de mi Señor para alcanzar los más altos niveles de gloria que jamás me pudiera imaginar. Trabajaré duro para lograrlo, iré de gloria en gloria y de victoria en victoria. ¡Amén!

Con amor…Dr. José Félix!!

Leave a reply