CONQUISTA DIGNIDAD

Tema 14: CONQUISTA DIGNIDAD
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados, con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor (Efesios 4.1-2).

“La dignidad se conquista con esfuerzo y dedicación”

PRINCIPIOS
1- Ser una persona digna es todo un desafío, necesitamos trabajar en convertirnos en confiables para Dios y para las personas que están a nuestro alrededor. Necesitamos convertirnos en guerreros conquistadores. Una de las partes importantes es ser transparentes. No escondemos lo que somos, no tenemos máscaras, permitimos que las personas veamos nuestras virtudes y también nuestras debilidades. Somos vulnerables con los demás y no tenemos miedo que alguien descubra alguna imperfección en nosotros.

2- En segundo lugar es muy importante decir y hacer, prometer y cumplir, caminar en verdad y no encubrir las cosas dejando en oculto lo que no queremos que otros vean. La exhortación de la Escritura dice que nuestro si, debe de convertirse en un si, y nuestro no, debe ser un no. Esto nos da la capacidad de ser personas que andamos en la verdad y que la mentira no esta en nuestro corazón.

3- Definir y practicar los valores en los que deseamos caminar es todo un desafío. La sangre de Cristo nos limpia de todo pecado, el Espíritu Santo nos santifica, nos impulsa a toda justicia y a la práctica de la verdad. Pero nosotros decidimos lo que queremos hacer de los valores del reino. La Biblia dice que no debemos mentir, pero nosotros decidimos no envolvernos en la mentira. Esto nos hace personas confiables en los valores que decimos que practicamos, porque lo hacemos.

4- Dar más que recibir es un punto crucial en conquistar dignidad. La mayoría de las personas estira la mano para recibir pero pocos la estiran para dar. Es un punto esencial en el caminar en justicia, somos confiables porque siempre estamos dando, la Biblia dice: El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado (Proverbios 11.25). Vivir para dar es un principio de vida que nos permitirá siempre tener la mano abierta para las personas que nos necesitan.

CONCLUSIÓN
La Biblia dice: Mas el que se gloría, gloríese en el Señor; porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba (2Corintios 10.17–18). ¡Aquel a quien Dios alaba! Que promesa mas hermosa, cuando somos verdaderos guerreros conquistadores y practicantes de justicia, cuando caminamos en principios y valores del reino, seremos personas que Dios alabe.

DECLARACIÓN DE FE
Decido caminar tomado de la mano de mi Señor y Dios, quiero ser una persona digna sin importar el costo que me lleve a lograrlo. ¡Amén!

ORACIÓN
Glorioso y maravilloso Padre celestial, por favor ayúdame a lograr establecerme en mi lugar de asignación, a cumplir con mi propósito eterno y ver tu mano poderosa a mi favor. Quiero dar frutos en abundancia y ser una persona digna de tu reino. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply