CONFIABLES PARA EL MUNDO

Tema 13: CONFIABLES PARA EL MUNDO
Capítulo 04: PATRONES EN EL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis (2Tesalonicenses 1.5).

“Podemos ser confiables para el mundo cuando somos confiables para Dios”

PRINCIPIOS
1- La honorabilidad va tomada de la mano de la confianza que ganamos para las personas. Ser honorable es ser amable, genuino y empático sin esperar una recompensa por la forma de actuar. Se trata de una combinación poco común de virtudes, pero todos pueden serlo formado los hábitos adecuados. Podemos comenzar haciendo cosas sencillas, como presentarte en un lugar en el momento en que dijiste o preguntarle a alguien si necesita ayuda. Cuando practiques vivir honestamente en lo cotidiano y hacer saber a las personas que los vas a ayudar, empezarás a creer que ser honorable es la naturaleza correcta en que puedes vivir todos los días.

2- Las personas confiables son personas que sirven incondicionalmente a otros. No están pidiendo recompensa por lo que hacen por lo que sirven, simplemente lo hacen porque es su naturaleza. Cuando damos para recibir, estamos negociando nuestra dignidad. No necesitamos tener para dar, simplemente buscamos lo mejor que tenemos y lo ofrecemos con amor, siempre pensando en la manera de engrandecer a nuestro amado Salvador antes que a nosotros mismos.

3- La Biblia dice: Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad (2 Timoteo 2.15). ¡Esto tiene que ver con la integridad en que vivimos! Es posible que hayamos cometido un error y eso manchó nuestra confiabilidad, recuperarla es posible cuando trabajamos en ello. En su bondad, Dios nos ayudará a lograrlo.

4- Amar es entregarnos por completo a la función a la que hemos sido llamados, amamos a Dios y amamos a nuestros semejantes como lo prioritario en la vida. Enseguida podremos derramar ese amor a otros sin condiciones, como Jesús lo hizo con nosotros, así mismo podremos hacerlo para glorificar a nuestro Creador.

CONCLUSIÓN
Ganar la confianza de Dios no es un asunto sencillo, debemos dedicar tiempo y esfuerzo a escudriñar el corazón del Padre para ver nuestra asignación, enseguida trabajar incansables en lograr el propósito. Se cumplirá la Escritura: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor (Mateo 25.23).

DECLARACIÓN DE FE
Avanzaré en alcanzar mi propósito eterno para esta vida, decido esforzarme más para lograr llegar al punto donde Dios me quiere. ¡Amén!

ORACIÓN
Eterno y maravilloso Dios, me esforzaré para lograr el propósito para el que fui creado. Por favor ayúdame en mi debilidad para no quedarme en el intento. Te daré la gloria a ti de todo lo que logre, sabré usar los dones y capacidades que me impartes para lograr el propósito para el que fui diseñado. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply