VIRTUDES DEL PASTOR II

Tema 29: VIRTUDES DEL PASTOR II
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Jehová es mi pastor; nada me faltará (Salmos 23.2).

“La virtud del pastor se asemeja a la descripción del Salmo 23”

PRINCIPIOS
1- ¿Qué vemos en el TRABAJO de un pastor? Algunos aspectos de su trabajo de una manera más detallada los encontramos en el Salmo 23. El pastor David dejo escrito este salmo cuando se encontraba pastoreando las ovejas de su padre en el desierto, donde él mismo se consideraba como una oveja ante su Padre celestial. En cada versículo encontramos una pasión desbordante de David al considerarse la oveja de Dios.

2- El buen pastor VELA por el CUIDADO de sus ovejas. Esta es una de las labores más importantes del pastor: El cuidado integral de las ovejas que Dios pone en sus manos para guardarlas y cuidarlas. Jesús nos dio el ejemplo en este sentido: Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese (Juan 17.12). Lo que hizo Jesús con sus discípulos, los pastores deben hacer con sus ovejas.

3- Tiene una RELACIÓN ÍNTIMA con sus ovejas. Jesús tomó doce discípulos y estuvo con ellos de una manera íntima. El buen pastor sigue el mismo ejemplo con sus ovejas. Es muy importante entender el siguiente pasaje que Jesús declara. Recordemos que Jesús es el mejor ejemplo que todo pastor debe seguir. En Juan 10.7–18, el Señor hace una serie de declaraciones que nos abren el panorama sobre la función de un buen pastor:
* Declara que él es la puerta para que el creyente entre en el reino de Dios.
* Hay pastores que se convirtieron en ladrones y salteadores, pero las ovejas no les siguen.
* Mientras que esos pastores que son llamados ladrones: hurtan, matan y destruyen, el buen pastor, al igual que Jesús, trae vida en abundancia.
* El pastor debe dar su vida por las ovejas, pero el pastor asalariado, que por supuesto no tiene o no honra su llamado, deja las ovejas en manos de los depredadores.
* Como Jesús, el buen pastor conoce sus ovejas, sabe lo que les sucede, está cerca de ellas, tiene un interés genuino y toma la responsabilidad de cuidarlas.
* El pastor sabe que las ovejas que tiene en su redil no son las únicas, se preocupa y ocupa en buscarlas y traerlas al reino de Dios.

4- INFUNDEN ALIENTO, animan, motivan a sus ovejas. El buen pastor siempre estará motivando y animando a sus ovejas. David ilustra la vara como una forma de hacer que la oveja camine por el camino correcto, el buen pastor usará la sabiduría divina para que las ovejas permanezcan y crezcan en el reino de Dios. El salmista David refleja la labor del pastor con el uso de la vara y del cayado. La vara era usada para ahuyentar los depredadores que amenazantes esperaban una oportunidad para causar daño a las ovejas.

5- El buen pastor se ocupa en preparar la BUENA COMIDA para sus ovejas. El pastor está pendiente de dar a sus ovejas la mejor comida. Busca la revelación de Dios para preparar los mejores mensajes y que crezcan con una doctrina sana. El buen pastor suple toda necesidad espiritual de la Iglesia, provee de la gracia de Dios en cada situación que se presenta. Protege a las ovejas de toda artimaña del enemigo en su contra, aconseja y da dirección. Guarda la paz de su casa y unge sus ovejas, para que el enemigo no las toque.

6- El buen pastor manifiesta la COMPASIÓN del Padre para sus hijos. Esta es una de las responsabilidades más importantes del oficio del pastor. Un buen pastor debe de manifestar la compasión con sus ovejas. Regularmente la mayoría de las personas que vienen a los pies de Cristo, lo hacen debido a necesidades apremiantes que son suplidas por el poder de Dios. El pastor debe sentir el dolor que siente Dios por las ovejas perdidas. Cuando el pastor siente esa compasión, hará lo necesario para amar, proteger y ayudar a los desamparados mediante modelos y proyectos que manifiesten el amor de Dios por los necesitados.

APLICACIÓN
La labor de un pastor es de gran honra, por eso el Señor exhorta a los creyentes a la obediencia y sujeción a ellos, quienes velan por nuestras almas y nos guardan de muchas acechanzas del enemigo con su sabio consejo y prudentes palabras.

Hay pastores que se han nombrado a sí mismos y no ejercen un ministerio legítimo, llamados y ungidos por Jesús para ejercer esta gran labor, la Biblia habla de ellos como los asalariados, no aman las ovejas, las usan solamente. Un pastor puede fluir en los dones proféticos de una manera poderosa, llevando a sus ovejas al conocimiento del corazón de Dios de una manera clara. Cuando el pastor puede escuchar los latidos del corazón de Dios, sabe exactamente lo que sus ovejas necesitan, de esta manera entregarán un alimento balanceado que traiga una buena consolidación y crecimiento.

Cuando las ovejas tienen un buen pastor no hacen esfuerzo para sujetarse a su liderazgo. La oveja que respeta y honra a su pastor se dará cuenta que tiene una gran responsabilidad al velar por su alma, incluso, dará cuentas a Dios por ella, así que aprecia la labor de su buen pastor honrándolo y sometiéndose a él en amor.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a crecer a la estatura del varón perfecto, a pelear la buena batalla de fe para avanzar en el reino de mi Padre. No voy a escatimar esfuerzo ni inversión alguna para ser tomado en cuenta en los planes de mi padre. Amen!!

ORACIÓN
Dios maravilloso, buen Padre celestial, muchas gracias por permitirme conocer estas verdades de tu reino. Me comprometo a buscar tu presencia, anhelo que tu Espíritu me impulse a desarrollar los dones que has puesto en mi vida. Tal vez no sea llamado al oficio del pastor, pero si puedo ser apoyo para que otros lo desarrollen con eficiencia. Gracias por tu amor y misericordia al llamarme a servirte en tu reino. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply