VIRTUDES DEL PASTOR I

Tema 28: VIRTUDES DEL PASTOR I
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Saludad a todos vuestros pastores, y a todos los santos. Los de Italia os saludan (Hebreos 13.24).

“Grande es la labor del Pastor para ser un instrumento en las manos de Dios”

PRINCIPIOS
1- El término pastor también se usa como anciano (gr. presbíteros) indica la madurez espiritual y la dignidad que exige el cargo. En Hechos 20.17-38 vemos al apóstol Pablo despidiéndose de sus discípulos en la ciudad de Mileto, llama a los ancianos (pastores) para darles instrucciones y recordarles de sus responsabilidades que Dios pone en sus manos como administradores de la obra que se había levantado en esa ciudad. Así que un anciano hace las veces de un pastor y realiza las labores de acuerdo a su oficio, por lo que el nombre no cambia la responsabilidad.

2- También se les llama obispos (gr. episkopos) indica tarea de supervisión de la Iglesia como administrador de la casa de Dios. Bajo las características que podemos observar, anotamos lo que podemos considerar como virtudes del oficio del pastor. Esta es una lista muy concreta que solo ilustra el oficio, la formación completa del oficio requiere de una universidad, instituto o un medio educativo sistemático.

En las características que el apóstol Pablo enumera a su hijo Tito encontramos que el oficio de pastor es reconocido como:
* El que cuida el rebaño (las ovejas que Dios trae a su redil).
* El que pone su vida por ellas, que el lobo no las arrebate.
* El que las pastorea y lleva a buenos pastos (provee el alimento de la palabra de Dios a ellas).
* El que no abandona jamás a ninguna oveja, provee sus cuidados.
* El que cura y venda las heridas de las ovejas.
* El que vela por el alma de ellas, con toda oración, ruego y suplicas.
* El que ministra sus vidas y exhorta a la obediencia a la palabra.

3- Esta labor tan cercana a la gente exige al pastor a ser formado como una persona que maneja virtudes sumamente delicadas como la comunicación, afabilidad, empatía, frecuentemente veremos al pastor restaurando personas heridas, dando dirección para emprender un negocio, haciendo liberación de demonios, acciones simples y otras complejas, pero siempre cercanos a las personas para servirles y apoyarles en su desarrollo y crecimiento cristiano.
El llamado a operar el don del pastor es sumamente delicado, no solo por el compromiso y responsabilidad que tiene con las personas que el Padre le añade para que tenga cuidado de ellas, sino por la carga misma del llamado.

4- El pastor siempre tratará con las cargas de otras personas, pero sobre todo con la responsabilidad de su propia familia que es su principal “congregación” a la que tiene que pastorear. El apóstol Pablo le da esta instrucción a su hijo espiritual Timoteo acerca del pastor: Que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?) (1 Timoteo 3.4–5). Esto es muy importante, el fruto del buen pastor empezará por su casa, en la manera en que sus hijos avanzarán en la vida obedeciendo a Dios y cumpliendo así mismo su llamado.

APLICACIÓN
Tratar de tomar el llamado de pastor porque nos gusta o porque es una forma de vida, no es lo más sano, es un llamado directamente del cielo para hacerlo. Dios capacita, entrega el don con las capacidades necesarias, las habilidades necesarias que le llevarán a ser un “buen pastor”. También, el pastor tendrá que buscar afinar sus capacidades humanas para hacer un buen trabajo de liderazgo y cumplir de manera eficiente su llamado.

DECLARACIÓN DE FE
Sé que el Padre me ha entregado dones y capacidades espirituales para operar el poder de su reino donde quiera que me encuentre. Buscaré servir de manera eficiente y dar frutos que glorifiquen a mi Padre. Amén!!

ORACIÓN
Gracias amado Padre por darme la oportunidad de colaborar contigo en el avance de tu reino en este mundo. Quiero ser un buen administrador de los dones que me has otorgado, ayúdame a rendir buenas cuentas de todo lo que tengo que hacer al cumplir mi propósito en este mundo. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply