VIRTUDES DEL EVANGELISTA II

Tema 20: VIRTUDES DEL EVANGELISTA II
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Por lo cual te aconsejo que avives el fuego del don de Dios que está en ti por la imposición de mis manos (2 Timoteo 1.6). Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio (2 Timoteo 4.5).

“Las virtudes del evangelista le permiten hacer milagros y maravillas”

PRINCIPIOS
1- COLABORAN con los otros ministerios para AVIVAR la Iglesia y fortalecerla. El evangelista entiende que participa en una tarea corporativa y no individual. El trabajo individualista sin atender el llamado de unidad no dará grandes resultados porque el orgullo es más grande pretendiendo ganar solo las batallas. ¡No es el plan de Dios! El trabajo es en conjunto y la gloria es para Cristo. Nosotros somos colaboradores en una corporación donde todos los miembros trabajan para un fin común. Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía (Hechos 8.6).

2- MINISTRAN la gloria de Dios con grandes SEÑALES. Felipe el evangelista llegó a Samaria donde causó un impacto muy fuerte. En ese lugar se desarrolló una actividad evangelística con señales prodigios y milagros. ¡El gozo que había en aquella ciudad era grande! La estela que deja un evangelista es de gran alegría por las señales que hace al operar en los dones espirituales. Cuando un verdadero evangelista toca una zona, el infierno se va a estremecer porque la autoridad para echar fuera demonios se va a manifestar poderosamente. Así que había gran gozo en aquella ciudad (Hechos 8.8).

Los milagros, las sanidades y la liberación de personas poseídas y atormentadas por demonios respaldan su obra de ganar almas. Es más fácil que una persona crea en Dios al ver señales y maravillas que cuando se predica un evangelio sin señales.

3- Se PREOCUPAN que las almas nuevas se conviertan en DISCÍPULOS y no solo en creyentes. La fase final del trabajo del evangelista es entregar las almas al cuerpo pastoral para que se conviertan de creyentes en discípulos. Esta labor de crear convicción en el corazón del creyente esta compartida con el resto de los miembros del Cuerpo. El evangelista no debe y no puede trabajar solo. Cuando los apóstoles escucharon lo que estaba sucediendo por medio de Felipe, ordenaron que alguien fuera para ayudarle (Hechos 8.14).

4- Promueven el bautismo del Espíritu Santo y la activación de los dones. Ya que el evangelista es usado por Dios en la edificación del cuerpo de Cristo, se ocupa en que reciban el bautismo en el Espíritu Santo y en la activación de los dones espirituales. Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan; los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo (Hechos 8.14-15).

5- VAN a donde el Señor les quiera llevar, no consideran las DISTANCIAS. Por supuesto que hay evangelistas en la Iglesia local, sin embargo hay aquellos que las distancias y el trabajo arduo no les asusta sino les desafía. El evangelista organiza eventos especiales de alcance como brigadas médicas, campañas de acción social en zonas pobres, eventos en universidades, de tal manera que operan en los dones de una manera creativa y esforzada.

6- NO son PREDICADORES AMBULANTES, dejan huella, no hay límites. Donde quiera que el Señor envía a un ministro suyo con el llamado de evangelista, éste dejará a su paso grande bendición, la gente se regocija, se llena de gozo por la obra que Dios hace a través de ellos, hogares que se encontraban en tinieblas y gran tribulación, se llenan de alegría se deja ver la manifestación de señales, prodigios y maravillas.

APLICACIÓN
Como podemos ver, estas virtudes hacen del evangelista un estratega para ganar y discipular las personas nacidas de nuevo. Es mucho más que un predicador itinerante, es un ganador de almas, es un instrumento de Dios para hacer milagros y maravillas, manifiesta el poder del reino de manera gloriosa atrayendo a las multitudes a los pies de Cristo.

DECLARACIÓN DE FE
Mi Dios me ha ungido para llevar las buenas nuevas a todo lugar, por tanto me dispongo a ir a donde el Señor me envíe para manifestar el poder de su reino. Pagaré el precio que sea necesario para dar los frutos que el Padre esta esperando de mi. Amén!

ORACIÓN
Precioso Jesús, muchas gracias por darme la oportunidad de servirte y ser útil en tu reino, se que debo esforzarme y caminar en integridad para dar frutos en abundancia que glorifiquen el reino de mi Padre. Gracias Espíritu Santo por enseñarme e impartirme de poder de lo alto en esta temporada de gracia sobre mi vida. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply