RELACIONES DEL PROFETA

Tema 15: RELACIONES DEL PROFETA
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Alégrate sobre ella, cielo, y vosotros, santos, apóstoles y profetas; porque Dios os ha hecho justicia en ella (Apocalipsis 18.20).

“El profeta se relaciona con todos los ministerios de manera efectiva”

PRINCIPIOS
1- ¿Cómo se relaciona la labor del profeta con el resto de los dones del Hijo?
Las buenas relaciones son sustanciales en la labor profética. Nunca ha sido el plan de Dios que los profetas caminen solos, sino en compañías de profetas, con otros ministros que han sido llamados a ejercer su llamado en el campo profético.

La unidad trae una mayor revelación trayendo seguridad y fuerza espiritual en las estrategias de Dios en cada uno de los proyectos celestiales. Debe existir una verdadera actitud de respeto, honor, tolerancia, con el fin de hacer buenos equipos de trabajo. Un profeta debe ser una persona que se desarrolla con facilidad con otros ministerios proféticos.

2- Profeta con el apóstol. El profeta camina de la mano con el apóstol, juntos ponen el fundamento en el edificio espiritual de la Iglesia de Cristo, lo que exige una total disposición de trabajo en unidad viendo el proyecto de Dios más que lo personal. Esta labor conjunta entre los dos oficios reúne las dos unciones para poner el fundamento adecuado en la Iglesia.

Regularmente el apóstol es un padre en el cuerpo de Cristo, aunque esto no limita la paternidad de los profetas en levantar compañías proféticas, extender sus brazos paternales y producir hijos, aunque es más frecuente ver los apóstoles haciendo esta función, no es una limitante para que el profeta haga un trabajo de obispado e inclusive engendre o cobije hijos en el ministerio. Esto lo vemos con claridad en la palabra de Dios. En el primer viaje apostólico de Pablo y Bernabé los vemos saliendo de esta manera. En Hechos 13.2 dice: Bernabé y Saulo. Pero en el versículo 13 el orden cambia diciendo: Pablo y sus compañeros.

3- Profeta con el evangelista. La labor de los profetas es escuchar la voz del Espíritu Santo para bajar los diseños del cielo y establecerlos en la tierra. Ya que el evangelista es un demostrador del poder de Dios y manifiesta las señales del reino, es un buen apoyo en extender el reino por medio de la predicación. Ya que los cinco oficios son llamados a edificar perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12), regularmente el evangelista participa en la formación del cuerpo de Cristo mediante conferencias donde equipan al cuerpo de Cristo para ganar almas y extender el reino. Es sano ver a los dos ministerios trabajando juntos equipando a los hijos de Dios.

4- Profeta con el pastor. Aunque muchos pastores han tenido un terrible miedo a la manifestación de los profetas locales, el permitir que desarrollen su ministerio será de gran ayuda para el crecimiento de la Iglesia local.
El pastor es quien desarrolla el trabajo pastoral, mientras que el profeta le apoya en la edificación y activación de los hijos de Dios en los dones espirituales.

Cuando el profeta tiene un ministerio en la Iglesia local, debe estar sometido a la autoridad pastoral demostrando su humildad, honrando, respetando y obedeciendo los planes pastorales. Cuando el profeta tiene un llamado al cuerpo de Cristo, se establecen lazos de unidad aunque pueda estar bajo el ministerio paternal de otra persona.

5- Profeta con el maestro. El maestro es un apoyo de un valor incalculable en el trabajo apostólico y profético en el cuerpo de Cristo. Identificamos a Antioquía como una verdadera casa apostólica en donde se encontraban entre los ministerios al maestro.

Por supuesto que la relación profeta-maestro es esencial en el trabajo de las compañías profética, ya que el maestro desarrolla una gran labor en el trabajo de enseñanza y capacitación del cuerpo de Cristo. De hecho frecuentemente encontramos las dos unciones en una sola persona como un maestro profético dando conferencias poderosas enseñando temas del campo profético.

APLICACIÓN
El don del ministerio del profeta conlleva un rol muy importante en la extensión del reino. ¿Cuál es el papel de los ministros proféticos?

  1. Activar a los hijos de Dios en los dones espirituales para que sean efectivos en sus tareas.
  2. Bajar los diseños de Dios y ponerlos en las manos de sus hijos.
  3. Ayudar a los hijos de Dios a descubrir los tesoros escondidos.
  4. Cubrir el trabajo de los hijos de Dios con la oración de la intercesión profética.

¿Cuál es la función del oficio profético? ¡Descubrir esos tesoros, ayudar a buscar esas perlas! La voz profética actuará para llamar a los tesoros y que vengan a las manos del pueblo de Dios. ¡La riqueza es el poder dado por Dios para adquirir recursos!

DECLARACIÓN DE FE
Avanzaré con poder, caminaré en fe dependiendo de la mano de nuestro Dios, no voy a retroceder a los propósitos del padre para mi vida. Estoy dispuesto a esforzarme para caminar en victoria y dar testimonio del poder que actúa en mí. Amén!

ORACIÓN
Dios bueno, Padre de gloria, voy a esforzarme para crecer a la estatura del varón perfecto, caminaré tomado de la mano de mi Señor, bajo la unción del Espíritu Santo, sé que no es tiempo de volver el rostro a ver el pasado, sino escuchar el sonido de mi futuro glorioso. Muchas gracias por acompañarme en esta gran aventura. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply