RELACIONES DEL EVANGELISTA

Tema 22: RELACIONES DEL EVANGELISTA
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Al otro día, saliendo Pablo y los que con él estábamos, fuimos a Cesarea; y entrando en casa de Felipe el evangelista, que era uno de los siete, posamos con él. Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban (Hechos 21.8-9).

“Los cinco oficios tienen que tener relaciones muy íntimas y de buen entendimiento”

PRINCIPIOS
1- Evangelista con otros evangelistas. Así como los ministerios proféticos se unen en compañías proféticas, los evangelistas deben de mantener la unidad con otros ministerios con la misma unción. Aunque hoy día no es frecuente ver evangelistas unidos para hacer un trabajo de alcance, el hacerlo, puede dejar frutos grandes a favor del reino de Dios.
Una actitud de cooperación, de respeto, honor, con otros ministerios es vital para mantener la unidad y un buen ambiente en el cuerpo de Cristo. Hemos visto grandes ministerios evangelísticos que unen a evangelistas de la Iglesia local para alcanzar las multitudes para Cristo. Un ejemplo claro es la labor de Bill Graham cuando realiza las grandes campañas uniendo en un mismo esfuerzo al cuerpo de Cristo trabajando con los evangelistas de las iglesias locales.

2- Evangelista con el apóstol. Aunque el evangelista puede y normalmente realiza eventos de alcance haciendo esfuerzos individuales, al trabajar de la mano de un apóstol dejará mejores resultados. Lo normal es ver a un evangelista bajo la paternidad de un apóstol o de un pastor.
De hecho, los mejores resultados del esfuerzo serían mayores desarrollando planes en una casa apostólica, donde el evangelista deja sus frutos en las manos de los pastores.

3- Evangelista con el profeta. Los diseños de Dios son perfectos y exige la unidad en sus miembros para que los frutos sean mejores. La unidad entre estas dos unciones permitirá hacer mayores proyectos de alcance y edificar al cuerpo de Cristo de una manera conjunta.
Ya que los cinco oficios son llamados a edificar perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12).
Regularmente el evangelista participa en la formación del cuerpo de Cristo mediante conferencias dónde equipan a este para ganar almas y extender el reino. Es sano ver a los dos ministerios trabajando juntos equipando a los hijos de Dios.

4- Evangelista con el pastor. Esta será una mancuerna perfecta para cuidar de la cosecha que el evangelista levanta. Los eventos evangelísticos sin el esfuerzo pastoral pueden quedar reducidos a nada sin la ayuda del pastor. Lo más frecuente es ver al evangelista dejando el fruto de su trabajo en manos de un buen pastor.

5- Evangelista con el maestro. El evangelista frecuentemente hace un trabajo de maestro en el cuerpo de Cristo edificando a los hijos de Dios y equipándolos mediante la imposición de manos. Aunque suena raro ver a estas dos unciones trabajando juntas, actualmente los seminarios y congresos son un buen lugar y momento para verlos hacer un trabajo unido.

APLICACIÓN
Dios está levantando una generación atrevida, audaz y valiente, decidida a desafiar lo imposible. Esta generación de comunicadores del evangelio transmitirá buenas noticias desde todos los frentes haciendo uso de las mejores opciones para extender el reino hasta los confines de esta tierra. La palabra evangelio quiere decir buenas nuevas. Un evangelista es una persona ungida por Dios para llevar buenas noticias al mundo en todos los niveles. Hay un valor grande en la transmisión de buenas noticias para impregnar en la sociedad la cultura de Cristo que trae paz al mundo.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un proclamador del evangelio del reino, el Señor me ha impartido poder por su Espíritu, estoy caminando bajo un manto de gloria que me permite hacer milagros y maravillas en el poderoso nombre de Jesús. Daré buenos frutos para el reino y la gloria de Dios será vista a través de mi vida. Amén!

ORACIÓN
Dios mío y Padre de gloria, muchas gracias por permitirme fluir de manera poderosa en el poder de tu reino, estoy listo para obedecer el llamado que me has hecho para manifestar el reino en este mundo. Muchas gracias porque estoy consciente que nada me puede detener, llevaré tu gloria y estableceré tu reino porque tú me has enviado. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!!

Leave a reply